Saltar a: navegación, buscar

Marcos Ramírez

Marcos
Información sobre la plantilla
NombreMarcos Ramírez
Nacimiento29 de enero de 1942
Bayamo
Fallecimiento11 de mayo de 1961
Baracoa


Nació en Bayamo el 29 de enero de 1942, hijo de Antonio Ramírez, natural de Manzanillo y Hermania Rodríguez Tamayo, oriunda de Cauto Embarcadero.

Biografía

Su humilde familia estaba integrada por 9 hijos: 4 hembras y 5 varones, las condiciones de vida lo obligaron a trabajar desde muy temprana edad para contribuir al sustento de la familia, la primera ocupación fue de mensajero en la antigua farmacia Revuelta, hoy farmacia Piloto de Bayamo, el mismo tenía gran sentido de la responsabilidad en el cumplimiento riguroso del deber, cualidades por la cual fue ascendido posteriormente a la plaza de viajante de farmacia.

Esta nueva condición laboral le permitió viajar a Bayamo, Manzanillo y Santiago de Cuba y a la vez conocer más de cerca la realidad social del pueblo.

Labor revolucionaria

La patria se desangraba entre las garras del tirano Batista y Marcos Ramírez, aunque no era miembro del Movimiento 26 de Julio, entregó a los rebeldes y mensajeros de esta organización medicinas de todo tipo para la causa insurreccional. Tras el enero victorioso de 1959 ahora dueño de su destino se aprestó a defender la Revolución, Marcos Ramírez fue uno de los primeros en incorporarse a las Milicias Nacionales Revolucionarias al producirse el ataque a los aeropuertos cubanos, preludio de la invasión mercenaria a Playa Girón, formó parte del 4to Batallón de combate.A partir de este momento sería el sanitario del Batallón.

El 14 de abril de 1961 el Batallón cumple entre otras funciones, custodiar y preservar de un posible desembarco enemigo. La compañía de mando en la que Marcos Ramírez desempeñaba su labor como sanitario fue ubicada en las alturas de Sagua Baracoa cerca del poblado de Imías en lo más oriental del país, cuidó a los enfermos y le infundió ánimo. Respetuoso y amable con todos, llegó a ser para muchos Marquitos.

Muerte

El día 11 de mayo de dio la orden de regreso a la ciudad natal. Mientras esperaban los vehículos y para mitigar la ansiedad del retorno, unos compañeros se sentaron en el tronco de un árbol caído y otros seleccionaron semillas para confeccionar collares.

Marcos Ramírez intranquilo como siempre se sentó junto a sus compañeros y comenzó a jugar con el arma que estaba aún cargada, luego la dejó al lado de un amigo y se fue a conversar con algunos compañeros.

El amigo de Marcos tomó el fusil una PPH un arma que exige cuidados extremos para su manipulación , realizó un movimiento involuntario, pero lo suficientemente brusco para que el fusil se disparara, la bala alcanzó el cuerpo de Marcos , normalmente herido cayó el suelo, de sus labios salieron estas palabras "me han matado" su compañero lo abrazó y entre sollozos le prestó los primeros auxilios, lo montaron en un vehículo para trasladarlo al poblado de Imías, fue atendido por los doctores Fernández y Elías Martínez, la profundidad de la herida y la pérdida de sangre impidieron la gestión médica, la casualidad privó de la vida a Marcos Ramírez , con sólo 19 años.

En Bayamo le rindieron honores póstumos, el cadáver velado en la casa de los padres, en Cisneros # 4 e/M.Corona y M. Ramírez, su cuerpo descansa en el Panteón de los Mártires de la Necrópolis Bayamesa.

Fuente

Biblioteca Provincial “1868”