Saltar a: navegación, buscar

Mary Wollstonecraft

Mary Wollstonecraft
Información  sobre la plantilla
Wollstonecraft,Mary.jpg
Imagen: pintura de John Opie (1797)
Nacimiento27 de abril de 1759
Spitalfields, Londres, Bandera de Inglaterra Inglaterra
Defunción10 de septiembre de 1797[1]
OcupaciónEscritora feminista
GéneroNovela, ensayo
Obras notablesDefensa de los derechos de la mujer, (Vindication of the rights of women), 1796
DescendenciaFanny Imlay y Mary Shelley, notable escritora y autora de la novela gótica, Frankenstein
InfluyóEn el pensamiento feminista

Mary Wollstonecraft. Escritora y feminista británica de fines del siglo XVIII, dotada de una gran inteligencia. Según el pensamiento de algunos autores, de todos los paladines de los derechos de la mujer, Mary fue la única que partiendo de los deberes de la maternidad, exigió la igualdad de los derechos de la mujer.

Datos biográficos

Nace el 27 de abril de 1759 en Spitalfields, Londres, Inglaterra y provenía de una familia de clase media, donde el padre era un tejedor que poseía una pequeña fortuna que había heredado. En su infancia, sufrió los abusos del padre sobre el resto de los miembros de la pequeña familia, que con excepción de él, todas eran mujeres, y quien derrochó además, con sus continuadas borracheras la no muy acaudalada fortuna que poseía. Estos problemas de carácter provocaron además, cambios reiterados de domicilios, hasta que se logran instalar de una manera más estable en Hoxton, Londres.

Las inestabilidades de la familia, impidieron que Mary lograra un nivel de enseñanza adecuada, algo que con el paso del tiempo, ella, con su empeño, se encargaría de erradicar, y sería este tema, uno de los objetivos más claros en su lucha por los derechos de la mujer. Ya en su juventud, tratando de liberarse del yugo de su padre, comienza a trabajar como costurera y luego como dama de compañía, aunque tenía preferencia por el magistrado, profesión que más tarde pudo desarrollar por un tiempo. Por mediación de su amiga Fanny Blood, conoce a los señores Clare, quienes ayudaron a Mary a desarrollar su vocación cultural y la literatura, además de que les sirvieron para que la joven comenzara sus relaciones sociales en determinados medios.

Aunque desde los veinte años se había separado de su familia, tuvo que volver a ella, abandonando temporalmente sus proyectos por dos ocasiones, la primera, para ocuparse de su madre durante un tiempo, hasta su fallecimiento en 1782; luego, producto al mal momento que estaba pasando la hermana en su matrimonio, quien al final decide dejar a su esposo en 1784, y se marcha con su hija, pequeña que un tiempo después fallece y esto provoca un conflicto temporal entre las hermanas, Elizabeth culpaba a Mary por la muerte de su hija debido a que su posición era, que debía de olvidarse de las leyes y la sociedad y no seguir al lado de un esposo que le estaba provocando una fuerte depresión postparto; al huir Elizabeth tuvo que enfrentarse a los desprecios de la sociedad y a una vida de trabajo duro.

Pensamiento y proyectos educativos

Mary defendía firmemente la idea de que la mujer no se desarrollaba más intelectualmente porque se les limitaba y prohibía el acceso a los estudios. En su formación influyeron las publicaciones de Catherina Macualay, autora de Cartas sobre la educación. Pero también personalidades como el barón d’Holbach, Voltaire, Diderot y Rousseau, aunque entre estos, no existía el pensamiento de la necesidad de los cambios en el tema de los derechos de la mujer al estudio, tal como lo tenían los hombres. Lo que se muestra al expresar el último de ellos en un artículo en el Emilio o la educación:
La educación de las mujeres deberá estar siempre en función de la de los hombres. Agradarnos, sernos útiles, hacer que las amemos y las estimemos, educarnos cuando somos pequeños, cuidarnos cuando crecemos; aconsejarnos, consolarnos, hacer nuestra vida fácil y agradable[2]
a lo que Mary no dejó de responder:
¡Qué desatino! ¡Cuándo surgirá el hombre que tenga la suficiente fuerza mental como para disipar de un soplo los vapores que el orgullo y la sensualidad han esparcido sobre el individuo![3]

El fruto de sus proyectos comienza por fin a tener lugar, cuando logra iniciar la construcción de una escuela, con la ayuda de Fanny y de Elizabeth, en un pequeño barrio en Islington, Londres, lo que terminó siendo un fracaso, debido a que las personas no estaban adaptadas a ver una escuela dirigida por mujeres y que además aplicaran nuevos métodos de enseñanzas. Ésto no desalentó a Mary, quien en su segundo intento, logró acercarse un poco más a sus aspiraciones, pero en esta ocasión en una escuelita en Newington Green; pero, por encontrarse Fanny en un estado delicado, producto de un parto con riesgos serios debido a que estaba padeciendo de tuberculosis, se tuvo que alejar de la escuela para ayudar a su amiga y al retornar, su proyecto en la escuela se encontraba en un estado de precariedad tan elevada que ya no pudo mantenerla.

Vida amorosa

En el club de St. Paul’s Chaurcyard conoce a Henry Fuseli, con quien luego tendría una relación. Conoce en París a Gilbert Imley, con quien mantiene una relación y de ella nace una hija ilegítima, Mary le había propuesto a Gilbert vivir juntos, pero esto no era algo que al hombre le interesara, así que terminó alejándose de ella. La niña nace en Le Havre en 1794, Fanny Imlay; un año después Gilbert le pide a Mary le acompañe a un viaje a Suecia, pero esto no restaura la relación, sólo deja más claro que para él, la escritora es simplemente una aventura, por lo que regresa junto a su hija a Londres, donde para la sociedad ella era una prostituta.

Muerte

Muere varios días después de dar a luz a su segunda hija, Mary Wollstonecraf Godwin, producto de septicemia el 10 de septiembre de 1797. Aunque el parto al inicio parecía normal, la placenta se rompió y se infectó durante el nacimiento, algo común en el siglo XVIII. Años más tarde, su hija seguiría sus pasos como escritora, y se le conocería como Mary Shelley, autora de la novela gótica, Frankenstein.

Obras

Vindication of the rights of women

Su libro, Defensa de los derechos de la mujer, (Vindication of the rights of women), publicado en 1796 causó gran impacto y se considera convencionalmente el origen del movimiento feminista. En él despierta los recuerdos de las grandes figuras de la Revolución Francesa y refleja con sus argumentos su firme defensa a una mejora de la educación de la mujer y el reconocimiento de sus derechos al poner de relieve la importancia espiritual de la maternidad de la mujer.

Únicamente una mujer libre y consciente puede ser una buena madre que inculque a sus hijos sus derechos como ciudadanos y un auténtico amor a la libertad.[4]

Su primer libro le dio tal notoriedad que le abrió el camino para conocer nuevas personas que se convertirían en una nueva vía para divulgar con mayor sistematicidad su pensamiento renovador, como lo fue el editor liberal Joseph Johnson, quien le ofreció a Mary, un puesto en su revista mensual The Analytical Review. En este espacio la escritora pudo publicar artículos de crítica y ensayos, además de una serie de novelas. En 1788 publica una autobiografía. En ese mismo año publica otro libro: Historias originales.

Títulos

  • Reflexiones sobre la educación de las hijas (1787)
  • Historias originales (1788)
  • Mary (1788)
  • Vindicación de los derechos del hombre (1790)
  • Reivindicación de los derechos de la mujer (1792)
  • Cartas escritas en Suecia (1796)
  • María (1798)

Citas y referencias

  1. A Vindication of the Rights of Woman (a feminist literature classic). Biblioteca Nacional de Francia.
  2. Gutiérrez, p.6
  3. Gutiérrez, p.7
  4. Kollontai, p.52

Fuentes

  • Kollontai, Alexandra. La mujer en el desarrollo social. Editorial Guadarrama, Barcelona 1976. pp. 47-69.
  • Gutiérrez Álvarez, Pepe. Las subversivas. Revolucionarias en los tiempos del movimiento obrero clásico. 1986. pp. 4-10.
  • En defensa de sus derechos, Mary Wollstonecraft (1759-1797). Grandes mujeres en la historia, 16 de mayo de 2011. Consultado: 26 de mayo de 2014.
  • Mary Wollstonecraft. Blog: Mujeres que han dejado su impronta en la historia. Consultado: 28 de mayo de 2014.