Saltar a: navegación, buscar

Nueva Bermeja

La Nueva Bermeja
Información sobre la plantilla
Ubicación Geográfica:Colón, Matanzas. Cuba
Error al crear miniatura: Falta archivo

La hacienda La Bermeja, creada en el Siglo XVIII con una extensión aproximada de 8700 ha, fue el lugar escogido para fundar el pueblo con el nombre de “La Nueva Bermeja”.

Historia de su fundación

En el año 1776 el vizcaíno Don Martín Zozaya fundó un vínculo constituido por tres haciendas: La Bermeja, El Mulato y La Soledad, esta última situada en el hoy municipio de Jovellanos. Adquirió estas tierras a través de su apoderado, Don Francisco del Corral y Sotomayor, quien compró La Bermeja el 22 de agosto del referido año a Doña Serafina Gelabert, que la había heredado de su tío el Presbítero Don Alonso García de Palacios.

La hacienda, de tres leguas y media, costó 16 mil pesos fuertes.
Pocos años después, y como resultado de las demandas de los hacendados criollos, encabezados por su vocero Francisco de Arango y Parreño, tendientes a eliminar los obstáculos que frenaban el desarrollo de la producción azucarera, una Real Cédula autorizó la desvinculación de las tierras y la elevación de sus precios. Casi todas las grandes haciendas de Matanzas, La Habana y Pinar del Río fueron vendidas a los dueños de ingenios con gran beneficio para sus vendedores, que al parcelarlas en caballerías, multiplicaban su valor.

A partir de 1815 Don Martín José Zozaya, inició la demolición de La Bermeja, distribuyéndola en lotes de distintas dimensiones con un interés de un 5% anual, asegurando de esa manera una jugosa y respetable renta.

Rápidamente empezaron a fomentarse en este territorio colonias e ingenios en tal cantidad que, algunos años después y al incorporárseles otras tierras limítrofes, convirtió la jurisdicción de Colón en la más rica y de más numerosos ingenios en Cuba.

Hacia el año 1830 no existían casas, ni bohíos en la zona de la hacienda La Bermeja donde habría de surgir el primitivo pueblo, pero en sus alrededores, y especialmente en la parte norte, a ambos lados del camino de Banaguises, estaban radicadas muchas familias en pequeñas sitierías, varias de las cuales formaron parte de la población inicial de Colón. Tanto estas familias como los dueños de ingenios y otras posesiones, estaban interesados en que se fomentara un centro urbano, evitándose de esa manera, el tener que concurrir a Palmillas, Roque y Guamutas para gestiones administrativas, comerciales y religiosas; estas últimas muy importantes en aquella época en que el control de los nacimientos, defunciones y matrimonios formaba parte de la actividad oficial de la Iglesia.

Es entonces que el 8 de agosto de 1836, Don Martín José Zozaya, por escritura pública ante notario y representado por su apoderado general Don José Domingo Olarzola, dona a sus colonos una caballería de tierra con el único objetivo de poblarla.
Serían los terrenos ubicados al sur del camino real de la isla, en el centro-este de la actual provincia de Matanzas y a unos 200 Km. de La Habana, que comienzan a poblarse sin orden urbanístico alguno hasta 1841.

La fecha de la firma de esta escritura se considera oficialmente como la de la fundación del pueblo, al que se le designó el nombre de “La Nueva Bermeja” para diferenciarlo de otro que existía en la provincia, conocido por Vieja Bermeja.

Tomas Arcebo, designado por Zozaya para la firma de la escritura de cesión, comenzó a entregar los solares de manera informal, mientras se edificaba la ermita, inaugurada con la primera misa el 1 de enero de 1837, y se construía el cementerio, donde se efectuó el primer enterramiento el 15 de febrero de 1838. Pero en vista a que las casas levantadas en los solares entregados irregularmente por Arcebo entre los años 1836 y 1840, no seguían una correcta alineación, Don José Germán Cabrera, capitán del partido de PaImillas, y a cuyo territorio pertenecía La Nueva Bermeja, encarga que se hiciera un plano de la caballería de tierra donada, respetando lo ya entregado.

El 9 de marzo de 1841 el agrimensor público Agustín Pouble y a solicitud de Don Manuel de Arriaza, Administrador de Rentas Reales de Guamutas, presenta el primer plano de distribución de solares en la caballería de tierras donadas por Zozaya; el 21 de marzo del propio año fue creada una junta integrada por: Don Tomás Arcebo, autorizado por el donante para representarlo, Don Manuel de Arriaza el capitán pedáneo de Palmillas, Don José Germán Cabrera y los colonos Don José de Armas y Don Enrique de Soto que al día siguiente procedieron a otorgar los solares a los colonos según el plano indicado.

La caballería de tierra entregada por Zozaya fue dividida en 124 solares, más los espacios correspondientes a la Plaza de Armas, la Iglesia y el Cementerio.
Fueron 30 las personas que conformaron el grupo fundacional, 27 de ellos eran propietarios de cuatro solares y de uno Martín Zozaya, José Germán Cabrera y Manuel de Arriaza, y el resto dos se utilizaron para el cementerio que funcionaba desde 1838, uno para el cura párroco y uno para el médico de dotación; lo que llevó en el reparto inicial a un total de 115 solares, los restantes nueve no fueron repartidos en el acto.


Padres fundadores

José de Armas.
Ramón de la Cova
Roque de Torres
Enrique de Sotolongo
Ignacio Sedano
Francisco de Lima
Pedro Amador
Bernardo Navarro
Faustino Cabrera
Juan Bacalao
Los herederos de D. Antonio Hernández
José Díaz
Juan Martínez
F. García por los herederos de D. A. Grillo
Andrea Perdomo
Juan Pujol
Francisco Hernández García
Tomás Arcebo
Antonio de Lima ó sus herederos
José Oquendo
Manuel Mariano Sánchez
Josefa Ríos
Manuel Olivera
Vicente Sánchez
José María Rodríguez
Mariano Hernández
Lorenzo Hernández

Posterior urbanización

El espacio ocupado originalmente tenía doce manzanas, ubicadas entre siete calles de este a oeste y tres calles de norte a sur.
Las consecuentes inundaciones provocadas por las lluvias en un terreno bajo y pantanoso llevaron a un crecimiento posterior del pueblo hacia el norte por lo que en la actualidad del pueblo original solo quedan cuatro manzanas ubicadas entre las calles Concha y Santa Teresa, esta última ha recibido indistintamente los nombres de Comercio y Carlos Rojas, nombre con el se conoce hoy.

De La Nueva Bermeja a Colón

El crecimiento urbano fue proporcional a la economía azucarera de la región por lo que en 1855 por Real Cédula se creó en esta cabecera el Partido Judicial de Colón. El 18 de agosto de 1856 comienza a funcionar el Juzgado o Alcaldía Mayor, abarcando un territorio compuesto por Bemba actual Jovellanos, Caimito de la Hanábana, Macagua, Macuriges (Pedro Betancourt), Palmillas y Roque. En lo adelante desaparece de los documentos oficiales el nombre de “La Nueva Bermeja”, y el poblado comenzó a independizarse de Cárdenas para conocerce a continuación  por el que habían designado al nuevo partido judicial: Colón.

Fuentes

  • La Rosa Cabrera, José. Florecimiento de un territorio (1840 – 1868) En: Apuntes para la historia de Colón. Fondos del Museo Municipal de Colón.
  • Memorias de la sociedad patriótica de La Habana. 1843.
  • Villanueva, Pelayo. Historia de Colón. 3 Tomos. Imprenta de Manguito 1934.