Saltar a: navegación, buscar

Numismática

Numismática
Información sobre la plantilla
G-emision-de-1915-en-oro-plata-y-cobre-niquel-4-2200.jpg
Concepto:Ciencia que estudia el conocimiento de las monedas.

Numismática. Ciencia que estudia el conocimiento de las monedas y medallas, especialmente de las antiguas. Se le considera una de las fuentes auxiliares de la historia.

Numismática

Numismática es la ciencia o arte que estudia las monedas y es un auxiliar de la investigación arqueológica e histórica. Tiene cuatro principales divisiones:

  1. Monedística: estudia las monedas comúnmente dichas.
  2. Billetística: estudia el papel moneda.
  3. Medallística: estudia las medallas conmemorativas, religiosas y militares
  4. Teserología: atiende las monedas emitidas por particulares.

En la actualidad se incluye el coleccionismo de bonos y acciones, cheques, vales e incluso billetes de lotería y quizá en un futuro tarjetas de crédito.

Exposición

La humanidad comenzó a intercambiar (trueque) excedentes de sus productos desde tiempos inmemoriales hasta que vio la necesidad de inventar un objeto que sirviera como patrón de cambio que siempre tuviera el mismo valor, lo que facilitó los intercambios mercantiles, así usó la semilla de cacao (chocolate) en México bajo el imperio azteca, ciertos caracoles llamados "cauri" en Oceanía (cuyo dibujo aparece en las monedas actuales de algunos países), pulseras de cobre o "esclavas" que servían para comprar lo que su nombre indica, dados o fichas de porcelana en Oriente o figuritas de metal en miniatura con forma de animales y objetos de uso común, como en China. Fue en este país donde se usó por primera vez el papel en substitución de los pesados metales, en el año 960 d.n.e.

La moneda más antigua como la conocemos hoy —una rueda o disco plano de metal con dibujos, símbolos, letras y números impresos o estampados en relieve— se labró o acuñó con carácter oficial en Asia Menor (en Lidia, hoy Turquía), conocida como "As", aproximadamente en el año 600 a.n.e. El uso de la moneda como objeto de cambio con valor intrínseco pasó a Grecia y de allí a Roma, donde se hizo todo un sistema monetario, de donde lo adoptaron otros pueblos y hoy es de uso mundial.

Iberia o España comenzó a acuñar moneda desde la época romana y de allí este sistema fue traído a América, siendo en la Nueva España (México) donde se estableció la primera Casa de Moneda en el nuevo mundo en el año de 1536.

Etimología

El nombre moneda proviene del latínmoneta”, apodo con que se nombraba a la Diosa Juno, cuyo templo en Roma era usado para acuñar las monedas. Moneda es sinónimo de dinero.

Historia

La evolución de la numismática podría englobarse en dos grandes tipos de épocas:

  1. Monedas no metálicas:
    Se producía un intercambio "natural" entre mercancías y productos codiciados para el uso y el consumo. Los pueblos típicamente artesanos y marinos emplearon igualmente, como moneda, sus productos comunes de más valor y , a veces, productos que nos parecen inverosímiles, tales como las conchas y los dientes de cetáceo, las telas, etc.
  2. Monedas metálicas:
    En un principio los utensilios de metal y los lingotes de oro constituyeron la "moneda" que sustituyó a los productos de cambio en las transacciones comerciales. El peso, probablemente, determinó la constitución de la primera escala de valores completa. Un paso decisivo fue la impresión o grabado de un sello oficial que garantiza y certifica el peso fijo del lingote.

Arte y moneda

La relación entre el arte y numismática existe, en primer lugar, debido a que la producción de monedas y billetes está asociada a procesos de grabado, una técnica que se trabaja sobre diferentes soportes y permite la trascripción de motivos y su reproducción serial. Así, la producción y composición de las imágenes de los billetes requiere del trabajo de los artistas en sus diferentes fases.

Para la fabricación de las monedas es necesaria la apertura de los cuños o sellos, actividad para la cual las casas de moneda (denominadas "cecas") acudieron siempre a talladores de oficio.

Errores

El coleccionismo numismático suele hacer hincapié en los errores y las monedas antiguas no son ajenas a ellos, más bien al contrario, sus técnicas de acuñación (puramente artesanales) propiciaron gran cantidad y variedad de errores, y asimismo, originaron abundantes defectos. Por ello, el número de piezas defectuosas que han sobrevivido es elevado, resultando de gran utilidad para conocer mejor los distintos momentos del proceso de acuñación. La lentitud de algún operario y la interrupción del proceso de acuñación son los factores que más errores ocasionaron.

Véase

Referencia

Fuentes