Saltar a: navegación, buscar

Estado de Rayastán (India)

(Redirigido desde «Rajastán»)
Rājasthān
Información sobre la plantilla
Estado de la India
<span/>
Bandera de Rayastán
Bandera
Error al crear miniatura: Falta archivo

Escudo
Ubicación de Rayastán
CapitalYaipur
Idioma oficialidioma rayastaní
EntidadEstado
 • PaísBandera de la India India
Superficie 
 • Total342 239 km² km²

Rayastán es un estado de la República de la India. La capital del estado es la ciudad de Jaipur. En Rayastán se encuentra el desierto de Thar en la zona oeste así como el río Ghaggar. Una de la cordilleras más pequeñas del mundo, las montañas Aravalli, contienen la única estación de montaña del estado, monte Abu y es conocida por sus Templos Dilwara.

Breve descripción

La capital ―Yaipur, la Ciudad Rosa― puede provocar amor a primera vista o arcadas de tanto backpacker, vendedores, timadores y pesados que abundan por la ciudad. La cosa va a gustos y apetencias.

En el noroeste del Rayastán, en la tierra de los tradicionales majarases, donde sólo un oasis puede aplacar la sed y la dura vida de un desierto de dunas y vegetación seca, se hallan Yaisalmer y Bikaner. Protegidas por sus imponentes fortificaciones, rodeadas de desmoronadas y bellas havelis y poco frecuentadas por turistas. Sin duda es una buena opción para escapar de las manadas de turistas que se desplazan por el Rayastán y conocer la zona en su más puro estado.

Un rabari varón en el día de su casamiento con todas las joyas de plata de su tribu.

Se pueden realizar safaris en camello por el desierto, guiados por un pastor rabari de dromedarios. En la zona ya tienen años de experiencia en este tipo de turismo y están realmente preparados. Buenas tiendas donde dormir al cobijo de una duna y una puesta de sol, una buena organización y unos chefs increíbles cocinando thalis, curries, chapatis, y todas esas delicias de la India en medio del mágico desierto donde hallarás el auténtico Rayastán, lejos de manadas y autocares en fila india.

Geografía

Rayastán es el mayor de los estados del noroeste de la India. Limita con Pakistán al oeste, Guyarat al sudoeste, Madhia Pradesh al sudeste, Uttar Pradesh y Jariana al nordeste y Panyab al norte. Ocupa un área total de 342.239 km².

Al este del estado se encuentran dos reservas nacionales de tigres: Ranthambore y Sariska.

Además de la capital, otras ciudades importantes del estado son Jodhpur, Udaipur, Kota, Ajmer, Bikaner, Bhilwara y Alwar. Rayastán está dividido en 33 distritos.

El clima es bastante seco excepto en la estación de los monzones que suele ser en los meses de julio y agosto.

Idioma rayastaní

Lo mejor de Rayastán

La lengua oficial de Rayastán es el rayastaní, y el hindi se habla mayoritariamente. También se puede escuchar el sindhi, el guyaratí y el panyabi.

El 89 % de la población profesan la religión hinduista y el 8,5 % la musulmana. También se encuentran sijes (1,5 %) y yainistas (1,2 %). Hay que destacar la población que se denomina sindhis, que es la gente procedente de la provincia Sindh, en la actual Pakistán, que se asentó en Rayastán después de la separación de los dos países.

En Rayastán podemos encontrar el desierto de Thar, el río Ghaggar, las montañas Aravalli (una de las montañas más antiguas del mundo), con el Mount Abu y sus conocidos templos Dilwara. Además de las reservas nacionales de tigres Ranthambore y Sariska. Además de su capital tiene también ciudades tan importantes como Jodpur, Udaipur, Kota, Ajmer o Bikaner entre otras.

Historia

Rayastán tiene una historia rica y colorida haciendo de él uno de los destinos turísticos más populares en la India. Hay muchos grupos con largas tradiciones históricas como rajputs, nath, jats, bhils, abhirs, gujars, mīnas y algunas otras tribus ―como los rabaris― hecho una gran contribución en la construcción del estado de Rayastán. Todas estas tribus sufrido grandes dificultades para proteger su cultura y la tierra. Millones de ellos fueron martirizados por esta tierra.

Rayastán incluye la mayoría de rashputs, compuesto por una serie de reinos de Rashput y Jat y un reino musulmán. Los yats fueron gobernantes en Bharatpur y Dholpur. Un nawab (reyezuelo) musulmán gobernó Tonk.

Algunos de los principales estados rashput fueron Jodhpur, Bikaner, Udaipur y Jaipur. Las familias rashput saltaron a la fama en el siglo VI. Los rashputs resistieron las incursiones musulmanas en la India, aunque una serie de reinos rashput eventualmente se convirtió en subordinado al sultanato de Delhi y del Imperio mogol durante los picos de la expansión de esos imperios.

Los reinos independientes de Rayastán crearon un rico patrimonio arquitectónico y cultural, visto hoy en sus numerosos fuertes y palacios (Mahals y Havelis), los cuales son enriquecidos por las características de los hindúes, musulmanes y Jain arquitectura.

Templo de Jaisalmer

Con la decadencia del imperio mogol en el siglo XVIII, Rashput sufrió continuos ataques por parte de los marathas que llegaron a capturar Ajmer. A principios del siglo XIX, los reyes rashput firmaron tratados con los británicos en los que aceptaban la soberanía del imperio europeo a cambio de una autonomía local y protección frente a los marathas.

Ajmer se convirtió en una provincia de la India británica mientras que el resto de los estados rashput quedaron organizados en la Agencia Rashputana.

Economía

Rayastán tiene una economía que depende principalmente de la agricultura y el pastoreo. En grandes áreas se cultiva trigo y cebada, así como legumbres, caña de azúcar, semillas oleaginosas, algodón o tabaco, estos últimos como cultivos comerciales.

Rayastán es el mayor productor de la India de aceite comestible. Además es uno de los más importantes productores de lana. Hay dos estaciones principales en el cultivo. Utilizan pozos y tanques para el regadío, además de disponer del canal Indira Gandhi que provee de agua a toda la zona noroeste de Rayastán.

La industrialización empezó muy despacio en 1960. Su poca industria se basa principalmente en los minerales, la agricultura y los textiles. Es el segundo productor en la India de fibra de poliéster.

Debido a su belleza y a su historia, el turismo está floreciendo mucho en esta zona. Los palacios de Jaipur, los lagos de Udaipur, los fuertes del desierto en Jodhpur, Bikaner o Jaisalmer son los destinos preferidos por la mayoría de los turistas, tanto indios como extranjeros.

Muchos de los viejos palacios que se estaban perdiendo, se han rehabilitado y se han convertido en hoteles. El turismo ha aportado muchos puestos de trabajo en este estado.

Cultura

Rayastán ofrece una cultura muy rica llena de arte y de antiguas tradiciones, que nos invita a observar formas de vida que nos llegan de la antigüedad. Está muy desarrollada la música y la danza clásica al estilo de su tradición. El baile Ghoomar de Udaipur, o el baile Kalbeliya de Jaisalmer son muy reconocidos internacionalmente. Sus canciones folklóricas normalmente son baladas que nos relatan hechos heroicos o historias de amor, que son conocidas por la mayoría de la población.

Rayastán es conocido como un estado lleno de color. Su artesanía, sus muebles de madera, sus alfombras o su alfarería nos ofrecen multitud de signos de toda su cultura. Se dice que Rayastán es el paraíso para los compradores, con buenos artículos a precios muy bajos. Se pueden encontrar las mejores telas que harán las delicias del mejor experto. Se utilizan telas muy coloridas, dando preferencia al azul, el amarillo y el naranja.

Rayastán está lleno de fuertes, templos esculpidos y muy decorados, palacios en lagos y gran cantidad de patrimonio cultural que atrae a gran cantidad de turistas. Los numerosos festivales religiosos también son muy conocidos, así como aquellos que se realizan en el desierto. En ellos no falta el color, la música ni la danza.

Una combinación de geografía, historia y estilo de vida de las personas que la cultura de Rayastán, una única y muy distinta de las demás. La cultura única de Rayastán ha evolucionado como resultado de la combinación de varios factores, pero la geografía de la tierra del desierto sin duda ha jugado el papel dominante en la evolución de la cultura de Rayastáni. Trajes coloridos, multitud de fiestas y ferias de aliviar la monotonía de las condiciones de vida difíciles. También conocida como la tierra de rashputs, los fuertes, palacios y havelis de Rayastán atraer a un gran número de personas de diferentes partes. Mientras viaja a la tierra de colores de los rashputs, se llega a explorar la música, bailes, ferias, festivales, estilo de vida y muchas otras facetas inexploradas de la tierra del desierto.

Rayastán es culturalmente rica y tiene tradiciones artísticas y culturales, que reflejan la antigua forma de vida indígena. No es la cultura popular rica y variada de los pueblos a la vez fascinante y cautivadora. Muy cultivado la música clásica y la danza con su propio estilo es parte de la tradición cultural de Rayastán. La música es de inocencia sin complicaciones y las canciones describen las relaciones del día a día y las tareas, más a menudo se centran en ir a buscar agua de pozos o estanques.

El baile de la danza Ghoomar Udaipur y Kalbeliya de Jaisalmer han ganado el reconocimiento internacional. La música folclórica es una parte vital de la cultura de Rayastán. Kathputali, Bhopa, Chang, Teratali, Ghindar, Kachchhighori, Tejaji, etc son los ejemplos de la cultura tradicional rayastaní. Las canciones populares son comúnmente baladas que relacionan hechos heroicos e historias de amor y canciones religiosas o devocional conocida como bhajans y banis (a menudo acompañada de instrumentos musicales como dholak, sitar, sarangi etc) también se canta.

Fuentes