Saltar a: navegación, buscar

Ramón Espígul

Ramón Espígul
Información sobre la plantilla
Espigul1.jpeg
Nacimientoseptiembre de 1893
Fallecimiento1952
La Habana, Bandera de Cuba Cuba
NacionalidadCubana
Otros nombresEl rel del chiflido
OcupaciónActor, director, escritor, compositor
CónyugeDolores González
Obras destacadasEl Espiritista

Ramón Espígul. Fue un director, compositor y actor teatral cubano, conocido popularmente como, El Rey del chiflido, al poseer un silvido de flauta perfecto, siendo además uno de los interpretes del "negrito" en la escena teatral cubana.

Síntesis briográfica

Nació en septiembre de 1893 en La Habana, ubicada en la región occidental de Cuba, era el menor de tres hermanos, a los 14 años estrenó los primeros pantalones largos, para ayudar a la familia, como era de rigor, comenzó a trabajar, como ayudante, en la Aduana de La Habana.

En esa época presenciaba en la incursiones nocturnas teatro vernáculo, siendo un asiduo al Teatro Alhambra, allí llegó a conocer a Raúl del Monte y a Feliú, los negritos de moda. En 1908 decide, junto a una actriz, a interpretar duetos en sitios frecuentados noctámbulos. En 1909 el compositor Luis Casas Romero, director de la orquesta del teatro Payret, lo presenta en dicho escenario chiflando la criolla Carmela, recién compuesta.

En 1910 comienza a presentarse en diferentes cines y teatros de barrios, en La Habana y los alrededores, entre ellos el cine Fedora, ubicado en la calle Belascoaín, allí conoce a la que sería la compañera de toda la vida, Dolores González. En ese propio año, Raúl del Monte, lo incorpora en la compañía, lo presenta por toda la isla y viajan a Puerto Rico y Santo Domingo.

En 1929, realiza una gira por toda la isla, las presentaciones en Camagüey ejemplifican no solo la sustancia del repertorio, también lo prolongada de las actuaciones en las provincias orientales. Debuta el 11 de febrero y efectúa funciones hasta el 3 de marzo. Aparece nuevamente en octubre –era el regreso a La Habana— y del día 3 al l7 pone en escena 8 obras.

Otras obras fueron, ¡Oh, El Cine!, El chévere Cantúa, El faino, Lo nuestro o El día de Cuba, zarzuela, con música de Rodrigo Prats, La pobre Pura; La llegada del viejo, humorada música H. Monteagudo, El Espiritista, Ramón Espígul; La mulata, Agustín Rodríguez; Un drama en La Vigia, Luis Ávila; El día de Cuba, Camagüey al día; de Ruper Fernández, y de Pepito Martínez Arcilla.

En 1912, aun no era conocido en La Habana a pesar de haber recorrido la isla de punta a cabo, posteriormente sustituye al ya famoso Acebal en el Alhambra, cuando la Compañía de Regino se presentaba en el teatro Payret, o cuando emprendían giras por el interior.

Vocación

Desde pequeño sintió inclinación por la música y el teatro, chiflaba las canciones a la perfección, apoyándose melódicamente, en una tarjetica sujeta entre los dedos, que se llevaba a los labios. Un día comenzó a chiflar una melodía de moda y logró la ejecución íntegra sin apoyo, sin tarjetica, desde ese momento se dio cuenta que aunque era difícil había vencido: no necesitaba apoyatura para los silbidos musicales.

Desde desde joven, se destacó chiflando con toda perfección, como si ejecutara en un instrumento cualquier melodía; en innumerables ocasiones hacia gala de esta destreza y armonía musical en los mosaicos, debuta como actor en el quinteto La Japonesita, desde los inicios al frente de la compañía teatral, fue adicto a ofrecer funciones enlazadas de sainetes cortos unitarios, que él denominaba "mosaicos", eran pequeñas obritas, intercaladas con variedades musicales. El procedimiento provenía de los llamados "quintetos", compuestos por cinco actores (podían ser también "sextetos"), que acostumbraban utilizar esta fórmula rápida, de escasa decoración— podía resolverse hasta con una cortina o americana y bajo costo.

Elenco

El elenco de la compañía de Espígul contó con dos actores que permanecieron con bastante regularidad en el elenco, Luis Ávila, intérprete de un festivo y simpático gallego y Armando Bronca, pseudónimo del matancero Eduardo González Govín, popular también teatralmente cono Cacharrito. Era actor y libretista, un sainetero de primera línea —los sainetes fueron éxitos en el Alhambra-, insustituible en el repertorio de Espígul. Debutó en Regla, como negrito en la compañía de Miguel Llorens, luego trabajó junto a todos los consagrados del género: Agustín Rodríguez, Arquímedes Pous, Bolito, Rafael Arango. Es el autor de la letra de la famosa canción, música de Eliseo Grenet, Las perlas de tu boca.

Otros que formaron parte del elenco, indistintamente, fueron, Blanquita Trías (primera tiple, mulata), Heliodoro Martínez, Consuelo Novoa (veterana del Alhambra), Feliciano Rodríguez, Antonio Valdivia (que anuncian como camagüeyano, esposo de Alicia Rico), Srta. Llano, G. Tremble, Gilberto Delfino (tanguista y actor), Blanca Sánchez (hija de Eloísa Trías), Luz Gil, Sol Pinelli (hermana del popular animador y actor de la radio y la televisión, Germán Pinelli. Se dedicó posteriormente a la dirección radial), Hortensia Valerón (veterana del Alhambra), Eloísa Trías (veterana del Alhambra), Alicia Rico y Candita Quintana, que realizó con él sus primeras salidas escénicas, a los 14 años, debutando en el cine Valentino.

Rodrigo Prats, a los 16 años, dirigió la orquesta de la compañía, antes de incorporarse como violinista con Arquímedes Pous. Varios maestros concertadores y arreglistas desfilaron, a través de los años junto a Espígul, entre ellos, Miguel de la Torriente.

Obra El Espiritista

Entre las obras que llevaba en el estaba El Espiritista (1918), texto que conservaba desde los inicios en La Japonesita, no carente de comicidad, cumplía el cometido. La primera puesta en escena fue en Cárdenas, luego anunció nuevamente en carteleras porque algo novedoso se le ocurrió. Francisco Soto, "Sotico", el veterano negrito, formaba parte de la agrupación, tenía a cargo el papel de El Espiritista (el personaje era un fondero, después pasó a ser El Espiritista) – un "bruja"-, mientras que Espígul le dada vida al negrito. El elenco pensó que era una noche más de infortunios, por eso no los motivó la reposición del sainete. La sorpresa ocurrió en la función. Sotico se enteró momentos antes de salir a la escena. Espígul le dijo: “Yo te voy a contestar chiflando”.

El Ten Cents

Supo copiar el Theatrical, castellanizando el nombre: El Ten Cents Teatra, después de todo, no estaban muy alejadas estas variedades de los ya populares y clásicos "mosaicos". Entre figuras de canto y bailes, introducía los sainetes y en algunas funciones de mayor extensión, se alternaba también con películas, los precios eran de 20 centavos lunetas y 10 galerías.

En 1929 Espígul estructuraba el espectáculo con el siguiente formato: siete de la noche, El Ten Cents Teatra, al concluir, Inter.- time, con proyecciones cinematográficas, a las 9 y media la Tanda Elegante, con los célebres Mosaicos Espígul.

Grabaciones

Entre los artistas con los que grabó, se encuentran: Hortensia Valerón, Lola Mayorga, Blanca Sánchez, Srta. Gutiérrez, con Lola Espígul, que era un pseudónimo con el que él bautizó a la esposa, Dolores González, que solo lo secundó en estas grabaciones realizadas por la Victor Talking Machina Company, en Nueva Jersey, Estados Unidos.

La primera grabación se realizó el 29 de junio de 1914, el título era Política y mondongo, entre estas se destacan los títulos, El mantecadero, Vendedor de aguacates, El vendedor de viandas, El jabonero, El componedor de bateas, El botellero y El caramelero.

En Camagüey

Debutó en Camagüey –ciudad de los grandes éxitos— en 1920, inaugurando el teatro Social, situado al final de la calle Florentino Romero (Santa Rosa), colindante ya con la barriada del reparto La Vigia, que en los inicios fue poblándose preferentemente por obreros ferroviarios. Contaba con un escenario de pequeñas proporciones, y fue llamado así, por el auge de la revista Social, de Conrado Masaguer. Desde el debut, puso en escena El Espiritista, que constituyó la tarjeta de presentación, desde las primeras presentaciones conquistó el público de esta extensa barriada, extendiéndose paulatinamente con las giras, la popularidad, a toda la ciudad y luego a los municipios.

Se presentó en todos los teatros camagüeyanos — Principal, Avellaneda, Guerrero -, la última gira se efectuó en los años 1943 y 1944. En el primero de ellos, lo acompañó como gallego Sindo Triana y en el segundo, Luis Ávila, actuó en el teatro Principal con las obras El verdugo de cebolla, El segundo frente y, desde luego, El Espiritista.

Retiro

Se retiró con 51 años de edad y 36 años de actuaciones.

Muerte

Falleció en La Habana en el año 1952 y el acompañamiento de los restos a la necrópolis de Colón constituyó un acontecimiento en la historia teatral del país.

Opiniones

Enrique Arredondo, en una oportunidad expresó en 1978; "En los primeros años no me fue tan bien, después sí. Cuando yo comencé a venir aquí, los camagüeyanos tenían una gran adoración por el actor cómico, que hacía "negritos", Ramón Espígul. Para mi fue muy duro en los primeros años conquistar a Camagüey, estaban muy encariñados con Espígul, pero cuando el público llegó a simpatizar conmigo, que me hice sólido, ya yo no tuve más problemas aquí. El público camagüeyano era legal, no quería hacer una trastada a Ramón Espígul, que fue un "negrito" de gran calidad.

Homenajes

En 1947 Enrique Arredondo ofreció un homenaje a Espígul por toda la isla, que en Camagüey fue apoteósico, abarrotando el teatro Guerrero. Se puso en escena El Espiritista, con el siguiente reparto,: Picadillo: Ramón Espígul; Espiritista: Enrique Arredondo (también de negrito); Cheché: Regia Vera; Pisabonito: Américo Castellanos; Juana: Carmita Arredondo; Dulce María: Fabiola del Mar; Alberto: José Gonzalo.

En enero de 1981, Camagüey disfrutó de El Espiritista y pudieron reír con la obra nuevas generaciones, Ramoncito Espígul, hijo – otro de los negritos de los sainetes criollos -, un artífice del chiflido como el padre, puso en escena la obra con un reparto estelar de esos tiempos. Ramoncito como Picadillo; Julito Martínez: El Espiritista; Aurora Basnuevo: Cheché; Juan Carlos Romero: Pisabonito; Alberto: Bernardo Menéndez; Dulce María: Mary Díaz; Juana: Caridad Hernández.

La Guantanamera de Espígul

Voz y Coro: Guantanamera, guajira guantanamera Guantanamera, guajira guantanamera Guía: «El canto será mi muerte, tal vez la felicidad y yo de conformidad, espero cualquier suerte. Así que mi cuerpo inerte, lo llevan al Campo Santo. Allí no yo quiero llanto, quiero para mí ventura.» Coro: «Siendo tan larga mi vista, yo vi. una cosa extraña a un gato pelando caña, a un ratón motorista. A una vieja oculista, de dependiente un ternero. A un conejo cocinero, que a lo lejos se reía.» Coro: «Me paso la vida entera, cantándole a las muchachas y ojalá que yo pudiera, nombrar en esta guaracha el nombre de una montuna, de las doce que yo tengo. Que aunque yo no las mantengo, no me dejan ver ninguna.» Coro y final.

Fuente