Saltar a: navegación, buscar

Roberto Micheletti

Roberto Micheletti
Información sobre la plantilla
R Micheletti.jpg
Político hondureño
Presidente del Congreso Nacional de Honduras
Noviembre de 2005 - 28 de junio de 2009
Datos Personales
NombreRoberto Micheletti Bain
Nacimiento13 de agosto de 1943
El Progreso, Bandera de la República de Honduras Honduras
OcupaciónPolítico
PadreHumberto Micheletti Brown
MadreDonatilla Baín Moya

Roberto Micheletti Bain. Político hondureño, presidente del Congreso Nacional de Honduras y designado de manera interina como presidente de Honduras por el Congreso, luego del golpe de estado del 28 de junio de 2009 en Honduras.

Síntesis biográfica

Nació el 13 de agosto de 1943 en El Progreso, Honduras, siendo el penúltimo de un total de nueve hermanos: Alfredo, Emma, Humberto, Margarita, Marco Polo, María Helena, Iván y Aldo Micheletti. Sus padres fueron Donatilla Baín Moya y Humberto Micheletti Brown. Es político y empresario hondureño, miembro del Partido Liberal de Honduras.

Trayectoria política

Fue nombrado presidente del Congreso Nacional de Honduras tras las elecciones de noviembre de 2005, cargo que ejerció hasta el golpe de estado contra el presidente Manuel Zelaya el 28 de junio de 2009.

Primarias presidenciales en 2008

En 2008 intentó conseguir la nominación del partido para presentarse como candidato a la presidencia de la república en las elecciones presidenciales de Honduras de 2009, pero fue derrotado por el vicepresidente Elvin Ernesto Santos. presidencia de la república.

Tras la destitución y expulsión del presidente electo Manuel Zelaya, fue nombrado presidente por el Congreso. Su nombramiento estuvo respaldado por el Congreso, la Corte Suprema y grupos de poder hondureños.

La comunidad internacional, por su parte, considera a Manuel Zelaya como el "presidente constitucional y debidamente electo de Honduras", y a Micheletti un mandatario de facto ascendido por medio de un golpe de estado.

Poco a poco la comunidad Internacional lo fue considerando como presidente de Honduras y decidió que fuera el congreso de Honduras quien tomase la decisión de decidir la reintegración de Zelaya al poder; pero después de tantas reuniones no se logro nada y quedo Micheletti en el poder hasta que el nuevo presidente Porfirio Lobo Sosa tome las riendas del país.

El gobierno de Micheletti declaró tener acercamientos diplomáticos recíprocos con unos pocos países como Israel, Panamá y Taiwán, aunque se vio obligado a reconocer que no poseía pronunciación oficial que permitiese certificar tales acercamientos.

En su primera alocución al asumir la presidencia, negó haber alcanzado dicho cargo "bajo la ignominia de un golpe de estado", calificando de "proceso de transición absolutamente legal" el proceso por el cual alcanzó la presidencia, afirmando que el ejército había cumplido "con la función que le ordenó la Corte Suprema de Justicia a través de los juzgados, la fiscalía y el mayor sentimiento del pueblo hondureño". Aseguró que abandonaría el cargo tras las elecciones, el 27 de enero de 2010.

La comunidad internacional no lo reconoció como presidente de Honduras. Los representantes de diferentes países y organizaciones internacionales se mostraron de forma unánime a favor del "respeto a las normas democráticas" y en contra de la intervención militar del 28 de junio.

El 30 de junio de 2009, y en medio del aislamiento internacional y de disturbios en las calles, juró a sus primeros ministros. Enrique Ortez fue nombrado canciller en sustitución de Patricia Rodas, expulsada a México por miembros de las Fuerzas Armadas. El cargo de vicecanciller fue ocupado por Martha Lorena Alvarado; como ministra de finanzas juró Gabriela Núñez, que había ocupado la presidencia del Banco Central de Honduras al inicio de la presidencia de Manuel Zelaya; el periodista René Zepeda fue nombrado ministro de Información y Prensa y Adolfo Lionel Sevilla como ministro de Defensa.

En los meses siguientes, Micheletti tuvo que encarcelar a sus adversarios políticos y a manifestantes pacíficos, como Agustina Flores.

Fuente