Saltar a: navegación, buscar

San Melquíades

San Melquíades
Información sobre la plantilla
San Melquíades.jpg
Papa
NacimientoÁfrica
Fallecimiento10 de enero del 314
NacionalidadÁfrica
TítuloSumo Pontífice de la Iglesia Católica
PredecesorSan Eusebio
SucesorSan Silvestre I
San Melquíades. Se desconoce la fecha de su nacimiento; fue elegido Papa en el 310 ó 311; murió el 10 u 11 de enero de 314. Después del destierro del papa san Eusebio, la sede romana permaneció vacante por cierto tiempo, probablemente por las complicaciones del problema de los apóstatas, que había motivado el destierro de Eusebio (ver el artículo sobre él), y que no había quedado aclarado con el alejamiento del papa y de Heraclio, el instigador de la revuelta.

Síntesis biográfica

Pese a su nombre griego, el Papa Melquíades pudo ser originario de África del Norte, de allí habría viajado a Madrid y habría sufrido la persecución de los emperadores romanos Diocleciano y Maximiano incluso con peligro de perder la vida. Durante el pontificado de Melquíades ocurrió el triunfo del emperador Constantino I el Grande sobre Majencio, en la Batalla del Puente Milvio sobre el río Tibio. Fue justamente Constantino, quien en el 313, proclamó el Edicto de Milán, con el que garantizaba la paz y libertad de la Iglesia cristiana y así se puso fin a la persecución de sus fieles.

El 2 de julio del 310 o 311, Melquíades, nativo de África, fue elevado al papado. Se desconoce el año exacto ya que el Catálogo Liberiano dice 2 de julio del 311 («ex die VI non. iul. a cons. Maximiliano VIII solo, quod fuit mense septembri Volusiano et Rufino»), pero en contradicción con este dato, se dice que su muerte ocurrió el 2 de enero del 314, luego de un pontificado que duró «tres años, seis meses y ocho días», lo que llevaría al 310. Lo más probable es que se trate de un error de copista, y que haya querido decir que el pontificado duró II años, no III, por lo que la fecha correcta sería el 311.

El papado

El papado de Melquíades es un papado crucial. Y es que a Melquíades le va a tocar gestionar una situación absolutamente novedosa en la Iglesia, la del definitivo fin de su clandestinidad y la no persecución. Primero, con el Edicto de tolerancia de Nicomedia de los emperadores Galerio, Licinio y Constantino, del que por cierto hemos celebrado su 17 centenario hace poco (pinche aquí si desea conocer más sobre el tema), el cual pone fin a la persecución de los cristianos, aunque en la parte oriental dicha persecución aún se prolongue algún tiempo bajo el imperio Maximino Daia. Y luego, con la definitiva victoria sobre sus rivales al trono imperial del pro-cristiano Constantino, que emitirá, como se sabe, el importantísimo Edicto de Milán en 313, también durante el reinado de Melquíades. Un edicto que si en puridad no cristianiza el Imperio como con ligereza acostumbra a decirse (el emperador que verdaderamente lo cristianiza será el español Teodosio), sí supondrá sin embargo su definitiva despenalización y una inicial implantación que posibilitara la total y definitiva algo más de un siglo después.

En este tiempo (el 310 o el 311) se promulgó un edicto de tolerancia firmado por los emperadores Galerio, Licinio y Constantino, poniendo fin a la gran persecución, y permitiendo que se reconstruyera la vida religiosa cristiana. Solamente en los pueblos del Oriente que estaban bajo el mando de Máximo Daia el cristianismo constinuó siendo perseguido. El emperador dio al papa Melquíades el derecho de recibir nuevamente, a través del prefecto de la ciudad, todos los edificios eclesiásticos y posesiones que habían sido confiscadas durante la persecución. Los dos diáconos romanos, Estratón y Casiano, fueron comisionados por el papa para discutir esta cuestión con el prefecto y recibir las propiedades eclesiásticas, lo que hizo posible reorganizar a fondo la administración eclesiástica y la vida religiosa de los cristianos en Roma.

Melquíades hizo traer de Sicilia a Roma los restos de su predecesor, Eusebio, y los hizo enterrar en una cripta del cementerio de Calixto. Al año siguiente el papa fue testigo del triunfo de la Cruz, con la vistoria sobre Majencio (victoria de Puente Milvio, 27 de octubre del 312), y la entrada en Roma del emperador Constantino, vuelto cristiano. Más tarde el emperador regaló a la Iglesia romana el palacio de Letrán, que vino a ser residencia de los papas, y por consecuencia, la sede de las sedes de la administración de la Iglesia romana. la basílica que estaba adjunta al palacio, o que fue construida después, vino a ser la iglesia principal de Roma.

Constantino regaló a Melquíades una finca en el Laterano, el palacio imperial Lateranense, convirtiéndose así en la primera residencia oficial de los Papas. En este mismo lugar el emperador construyó la primera basílica romana. Hoy se conoce como San Juan de Letrán.

San Melquíades comenzó el uso del pan bendito.

Muerte

Este Pontífice muere el 10 u 11 de enero del 314. Melquíades fue sepultado en la catacumba de San Calixto fue venerado como santo, fue el último Papa en ser enterrado allí.

Fuentes