Solibio

Solibio
Información sobre la plantilla
Avesde.jpg
Clasificación Científica
Reino:Animalia
Filo:Cordados
Clase:Aves de Bandera de Cuba Cuba
Orden:Passeriformes
Familia:Icteridae

Solibio (Icterus dominicensis melanopsis). Subespecie endémica de Cuba, tiene un canto que, con un poco de imaginación parece decir “soli-soli-solibio”. En las antillas se le conoce por diferentes nombres: en la República Dominicana le dicen Sigua Canaria, Calandria en Puerto Rico y Banane Mure en Haití. También se le conoce por Guainuba. El Solibio pertenece a la familia Icteridae, del orden Passeriformes. Su nombre común en inglés es Greater Antillean Oriole.

Características

Los jóvenes tienen todo el cuerpo de color olivado amarilloso, lo que ha hecho creer a muchas personas que es otra especie. Construye el nido más elaborado de todas las aves cubanas. Mide aproximadamente 200 mm.

Juan Cristóbal Gundlach la describe de la siguiente manera: “…Hasta 1856 se consideró las especies de Cuba, Santo Domingo y Puerto Rico como una sola. La cubana tiene no solamente al joven con otro colorido, sino al adulto que difiere también por tener el bajo-vientre no amarillo unicolor, sino solamente las orillas y puntas de las plumas del bajo-vientre y de las cobijas inferiores de la cola. He notado que solamente la especie de Cuba tiene la base inferior del pico azuloso-ceniciento. Difiere también de la especie portoricensis, principalmente por el colorido diferente del joven y por su canto. Su vuelo es pesado y los aletazos producen un ruido.

Muchas veces se les ve en las puntas de las pencas nuevas aún no abiertas, de las palmas, o sujetos en el tallo de bejucos, pero sin trepar. Anidan de febrero a junio, para formar su nido necesitan mucho tiempo, el mismo es el más curioso y artificioso de todas las especies cubanas y también de las especies de Icterus de los Estados Unidos, pues está hecho únicamente de hilo de palmas, es decir, de las yaguas descompuestas, maravillosamente. Ambos sexos unidos agujerean las hojuelas de las pencas de palmas pasando hebras por el agujero y forman así, desde diferentes puntos, una especie de soga o brazos de un ridículo o maleta. Debajo de estos brazos está formado el verdadero nido de bastante espesor. Los tres huevos que ponen son verdoso-blancos, con puntos y manchitas liláceas, grises y olivadas, principalmente alrededor del diámetro mayor. Las dimensiones son de 24 x 17 mm. A veces están casados adultos con jóvenes del segundo año, aún verde-olivados. Ambos sexos son iguales.

El adulto es negro, las cobijas superiores e inferiores del ala, la rabadilla con una parte del dorso, los muslos y bajo-vientre (las plumas solamente en orilla y punta) hermoso – amarillas. El pico comprimido, algo arqueado, muy puntiagudo, en la base de la mandíbula azulado-aplomado; pies aplomados, ojo muy oscuro. La hembra tiene los colores menos bonitos.

El joven en ambos sexos es de un verde olivado-amarillento, la garganta y la delantera del cuello negras. Las cobijas superiores e inferiores del ala, la rabadilla, el muslo y el bajo-vientre amarillo-verdosos. Las remeras, las grandes cobijas y las timoneles moreno-negruzcas orilladas de verdoso. El joven en el primer plumaje no tiene aún negro en la garganta ni delante del cuello.…”

Hábitat

Es muy común en Cuba e Isla de la Juventud. Vive en parajes, bosques, arboledas, jardines y orillas de caminos. Se le ve casi en familias y éstas vagan pero sin abandonar un cierto terreno, de un árbol con flores a otro. Se les puede ver en las matas de Majagua y otras especies de Hibiscus, en matas de Piñón, Itamo Real, Naranjas, Limas, etc.

La distribución en las Antillas es la siguiente:

Alimentación

Posados sobre las flores o sujetos por delante, introducen el pico en ellas para libar la miel, de la cual se alimentan.

Enlace relacionado

Véase además

Enlaces externos

Fuente