Isla de la Juventud

Municipio Especial Isla de la Juventud
Información sobre la plantilla
Municipio especial de Cuba
Bandera de Isla de la Juventud
Bandera

Escudo de Isla de la Juventud
Escudo

Otros nombres: La Isla, MEIJ
Ubicación de la Isla de la Juventud
Ubicación de la Isla de la Juventud
EntidadMunicipio especial
 • PaísBandera de Cuba Cuba
Superficie 
 • Total2 419 27 km²
Población 
 • Total86 256 hab.
 • Densidad35,7 hab/km²
Gentiliciopinero -a
Isla de la juventud2.jpg
Vista Satelital del MEIJ

-de-la-juventud Isla de la Juventud en Cubadebate

Isla de la Juventud. Nombre dado el 2 de agosto de 1978 a la antigua Isla de Pinos por decisión de la Asamblea Nacional del Poder Popular y anunciado por el presidente cubano Fidel Castro Ruz en el marco del XI Festival Mundial de la Juventud y los Estudiantes celebrado en Cuba, en reconocimiento a los miles de jóvenes que allí estudiaron y desarrollaron una labor creadora ante el llamado a desarrollar la Isla y resarcirla de la destrucción provocada por el Huracán Alma en 1966.

La Isla de la Juventud representa el 0,8 por ciento de la población de la República de Cuba con 86 110 habitantes, para una densidad de población de 35,6 habitantes por kilómetro cuadrado.


Situación geográfica

Asituacion.gif

La Isla de la Juventud está situada al norte del Mar Caribe; limita al norte con el Golfo de Batabanó: al este con las aguas de la plataforma insular de la provincia de Matanzas; al sur y al oeste con el Mar Caribe.

Es la segunda isla en dimensión del archipiélago cubano, la sexta más grande de Las Antillas y la mayor del archipiélago de Los Canarreos, que consta de 670 islotes o cayos, con 3.056 kilómetros cuadrados, que se extienden unos 150 kilómetros en un mar de escasa profundidad, cerrando el amplio golfo de Batabanó.

La Isla tiene una extensión de 2.200 kilómetros cuadrados; separada del sur de Cuba a una distancia aproximada de 94 Km. Sigue en importancia Cayo Largo del Sur con 37 kilómetros cuadrados y con un aceptable desarrollo turístico; debe su nombre a su forma geográfica con sus 27 Km. de costa.

Historia

A lo largo de la historia la Isla de la Juventud ha sido conocida como:

San Juan Evangelista: Así la llamó Cristóbal Colón en su segundo viaje al arribar a sus costas en junio de 1494, aunque el cosmógrafo Juan de la Cosa, en el mapa levantado, representó a la Isla como parte de la actual provincia de Pinar del Río, y el toponímico abarcaba a toda esa región.

Santiago: En 1524 Diego Velázquez propuso al rey de España cambiar el nombre de San Juan Evangelista por el de Santiago. El monarca no lo aceptó porque no le parecía bien que hubiese dos islas con ese nombre, pues Colón le llamó así a Jamaica. Se dice que Velázquez lo propuso como un homenaje a sí mismo.

Santa María: Aparece a partir de 1525, después que el rey de España rechazó el nombre de Santiago y ordena a Velázquez ponerle el de otro santo.

Ahao: Así la llamó el rey Fernando el Católico en la Real Cédula del 18 de febrero de 1525. Al parecer este nombre es una deformación de la palabra “abajo”, que aparece en el libro de Fray Bartolomé de las Casas, Historia de las Indias en el que, al referirse a la Isla, un aborigen utilizó la expresión “La Isla de abajo de Cuba”. Al parecer, los cambios fonemáticos en la lengua española y la caligrafía de la época sugieren tal confusión.

San Paulo o San Pauli: Se le denominó de esta manera a partir de 1527 en el mapa del cosmógrafo Maggiolo. Esto se confirma también en el de Sebastián Munster de 1538 y sus ediciones sucesivas hasta 1550.

Isla de Pinos: Según las declaraciones del criado de Cristóbal Colón, el portugués Juan de Salcedo, así se le llamó por los marineros debido a sus copiosos bosques de coníferas. Apareció por primera vez con este nombre en el mapa del cosmógrafo Diego Rivera de 1529. También en el Golfo de Honduras hubo una isla nombrada Isla de Pinos por Cristóbal Colón en su cuarto viaje a la América y no faltan quienes plantean que llamarla así fue una confusión con aquella.

Guanaja (Guanaxa): Aunque así se le denominó, en realidad este nombre perteneció a una isla ubicada en el golfo de Honduras.

Reina Amalia: Le fue otorgado por el rey Fernando VII como homenaje a su tercera esposa. Apareció por primera vez al aprobarse el proyecto de colonización de Isla de Pinos, identificado como “Colonia Reina Amalia”, por la Real Cédula del 1 de agosto de 1828.

Camaraco: El primero en llamarla así fue el coronel Don Joaquín de Miranda y Madariaga, aunque se debe señalar que no aparece en mapa alguno. Se considera que tal nombre se deriva de la voz indígena Camarcó, pues así se llamó un pueblo aborigen situado en la margen izquierda del río Arimao, en Cienfuegos. También se especula sobre este toponímico en la región de la península de Zapata.


Isla de los piratas: A causa de ser un importante apostadero de corsarios y piratas, así como lugar para realizar comercio de contrabando y extracción sin licencia de recursos naturales.

Isla del tesoro: Vinculado al nombre anterior y además, por asociación con la novela de Robert L. Stevenson de igual nombre.

Siberia de Cuba: De esta manera la llamó José de la Luz y Caballero en su aforismo No. 18, debido a la gran cantidad de deportaciones que, por motivos políticos y criminales, hacían las autoridades coloniales españolas desde Cuba hacia este apartado lugar.

Isla de las Cotorras: Por ser esta ave muy abundante en otras épocas y uno de sus principales atractivos del entorno natural. También por su imagen relacionada con la estampa clásica del pirata, con su pata de palo, el parche en un ojo y la cotorra en el hombro.

En alusiones literarias y popularmente es conocida también como Isla Olvidada, Isla de los 500 asesinatos.

Permaneció desde entonces olvidada por España y los gobernadores de Cuba. En 1627 fue mercedada al capitán Hernando de Pedroso, pasando de tiempo en tiempo a manos de sucesores, quienes en permutas y transacciones fueron obteniendo los pequeños beneficios de tierras. En 1765, el Conde de Ricla se propuso colonizarla, pero no encontró apoyo en la metrópoli y el proyecto fue olvidado. El propietario y gobernador Domingo Duarte tuvo el empeño de hacerlo y realizó no pocos los esfuerzos, pero nadie se interesó por el proyecto.

Isla de la Juventud. En 1978 se sustituye por el de propuesto desde la década del sesenta del siglo XX. En el Primer Período Ordinario de Sesiones de la Asamblea nacional del Poder Popular, el 28 de junio de 1978 se aprobó la ley modificativa a la Ley de División Político-Administrativa, mediante la cual se modifican los artículos 1, 17 y 18 de la Ley 1304, del 3 de junio de 1976 sobre la división territorial. En la nueva redacción el Artículo 1 refrenda jurídicamente el cambio de nombre de Isla de Pinos por el de Isla de la Juventud, que se adoptó como un homenaje a la contribución de la juventud cubana en las transformaciones materializadas durante el período revolucionario, lo cual se hizo oficial el 2 de agosto de 1978 en el marco de celebración del XI Festival Mundial de la Juventud y los Estudiantes, del que la Isla fue subsede. Por otra parte el artículo 17[1] [2].

Colonización

La isla continuó con los escasos habitantes. En 1787 el capitán de fragata Julián Terry y Lacy presentó al Conde de Santa Clara, Capitán General de Cuba, una voluminosa memoria de los estudios y trabajos, como le fuera encomendado a fin de organizar la colonización. Para esta fecha contaba la isla con 300 habitantes y no obstante el relato minucioso de dicho capitán nada se realizó.

Pictografía aborigen en la Cueva No 1 de Punta del Este

Otra vez se olvidaron los buenos propósitos, hasta que en 1822 un aventurero conocido como Pepe el Mallorquín, acompañado de un grupo de bandoleros, se hizo el “amo” de la isla. Fueron los ingleses de dos goletas quienes se atrevieron a enfrentarse con los aventureros del Mallorquín, siendo destrozados por éstos en la primera tentativa, que reanudaron después de obtener permiso de las autoridades españolas de La Habana para una nueva operación, que emprendieron y en la que emplearon hasta un año en acabar con el aventurero.

A consecuencia de este incidente, el gobierno inglés notificó al de España que guarneciera la isla o la abandonara, en cuyo caso Gran Bretaña la ocuparía. España encomendó entonces al Capitán General Francisco Dionisio Vives para el reconocimiento definitivo de la isla y analizar sus posibilidades estratégicas y militares.

Entre los años 1826 y 1827 a instancias de la Junta Fomento de la Población Blanca y del Capitán General Vives, se realizaron toda una serie de estudios por parte de enviados especializados, como el magistrado José Oduardo Grand Pré; el médico y agrimensor José de Labadía, y el Teniente Coronel, Clemente Delgado y España. Entre las principales valoraciones hechas por los mismos se destacaban:

  • Las ventajas que en el orden productivo pudiera tener la colonia sobre la base del trabajo proletario.
  • La necesidad de organizar una sociedad legal debido a la elemental estructura burocrática representada por un Capitán a Guerra y Juez Pedáneo en una misma persona.
  • Definir la Real y legal posesión de las tierras, para determinar las propiedades del Rey, y en consecuencia, establecer el sistema de propiedad de la tierra en la colonia.
  • Se destacaba la necesidad de la fortificación militar, en oposición de criterios anteriores que la negaban, a partir de las condiciones naturales del territorio, que hacían efectiva su defensa.
  • La posibilidad de ser utilizada como colonia penal y esta a la vez como fuente de fuerza de trabajo para desarrollar la colonia y como futuros ciudadanos libres, a partir de los méritos acumulados.

A partir de las características de este tipo de sociedad donde predominaban hombres sin leyes y a la que se incorporarían presos, se recomendaba una estructura gobernativa con poderes excepcionales, representada por un Comandante Militar. Se evaluaba la posible utilización de la Isla como centro de saneamiento de las tropas españolas que recién llegaban.

Proponía utilizar Puerto Francés como el principal de la Isla, a la vez que contrapartida a la pesca ilegal de caimaneros y jamaicanos.

Un comisionado del Capitán General se dirigió a una pequeña población fundada por Andrés Acosta, a unos nueve kilómetros del embarcadero, y de aquí a Sierra Caballos, en donde residía Clemente Delgado, consiguiendo de este señor que le cediese al Estado una legua de terreno para fundar una población. La repartió gratuitamente distribuida en solares con la obligación de que edificaran viviendas en el plazo de un año. Levantó los planos y así quedó fundada Nueva Gerona.

Al poblado se le dio el nombre de Nueva Gerona, en recuerdo de la defensa que de aquella ciudad catalana había hecho el capitán general Vives en la [[Guerra de Independencia Española]].

La colonia quedó constituida por 592.5 caballerías de tierra. De la Hacienda La Merced, 442 caballerías compradas a Juan Nepomuceno Duarte, 113.5 caballerías donadas por Andrés Acosta en la Sierra Caballos; 30 caballerías de la hacienda San Pedro, donadas por Isabel Urra; 4 caballerías de la hacienda El Rosario enclavada en el Hato Viejo, por donación de Juana Duarte, y 4 caballerías de la Santa Guadalupe de Carapachibey donadas por José A. García.

El proyecto de colonización de Isla de Pinos planteaba destinar en calidad de colonos a soldados peninsulares licenciados del Ejército Español, vegueros en número de cuarenta y personas seleccionadas por el gobierno. Estas debían ser fuertes y robustas, pues fungirían como milicia organizadora, por un tiempo no menor de diez años. Las milicias estarían dirigidas por jefes, oficiales en activo o retirados, no se podían armar elementos enemigos del colonialismo español. Tal proposición demuestra que aunque la colonización demandaba del desarrollo agrícola, la fundación de Reina Amalia tenía una finalidad militar.

Cada colono recibiría, por espacio de un año, una asignación de tierras para trabajarlas conjuntamente con una pensión. Los licenciados del Ejército recibirían una igual a las que se pagaba cuando estaban en activo y a los que venían de España una asignación de dos reales diarios, sufragados por la Real Hacienda. En ningún caso las pensiones se recibirían en moneda, sino, en vestuarios, calzados y útiles propios para el trabajo agrícola; víveres, herramientas, animales y aves domésticas. Los lotes de tierra tenían que ser puestos en producción antes de los nueve meses. Al concluir el año se les suspendía la pensión a los vegueros y se trasladaban a nuevos colonos para incrementar los asentamientos y la población, y así sucesivamente por el término de 8 años. Este sistema de colonización también contemplaba la posibilidad de poblar sobre la base de compañías, modalidad empleada por la colonización inglesa en otros territorios del continente.

Con vista a evitar confusiones y litigios futuros en relación con la propiedad de la tierra, se proyectó detallar los terrenos para impedir dificultades en relación con el trazado de caminos reales. Estos serían enmarcados en la misma medida en que se determinaban los lotes a entregar a los colonos. Las bajas que por cualquier motivo se produjesen, en cuanto a asentamiento de los colonos, serían remplazadas por otros nuevos para que la población no decreciese, sino que aumentara sostenidamente. Se propuso la creación de un puerto franco por diez años, es decir, libre de impuestos aduanales, para que el territorio de la Isla quedara exonerado de las contradicciones que generaba el monopolio comercial, se eliminaba así, uno de los obstáculos de la colonización. Se agregaba como medida designar un buque, que además de dedicarse al flete, se utilizara en la transportación de pasajeros entre la Isla de Pinos y la de Cuba. Esta medida pretendía atenuar la dificultad que para su poblamiento significó el aislamiento geográfico del territorio.

El proyecto de colonización de Pinos, no sólo se basaba en el trabajo y la explotación de la tierra, es decir, en el desarrollo de la agricultura, sino también en las actividades marítimas. En cumplimiento de este objetivo se libró una convocatoria a todos los marineros de guerra para que se establecieran aquí, con el compromiso de que se les entregaría licencia gratis y que la institución que convocaba se encargaría de comunicar dicho alistamiento a las dependencias que hasta el momento del mismo habían pertenecido. Los marineros que se acogiesen a esta opción se domiciliarían en la Isla con su familia, gozando de todos los privilegios. Sus servicios podrían brindarlos en buques de guerra, de cabotaje o ejerciendo libremente la pesquería en todos los puertos de Cuba y del extranjero, lo que indica que se tuvo presente el gran potencial que en cuanto a la pesca representaban los mares adyacentes poblados de esponjas, tortugas, careyes y otras especies marinas.

Por último, la Real Hacienda dispondría de treinta mil pesos, para que la Real Junta de Fomento los utilizara en la empresa del poblamiento y colonización. Los mandos políticos y militares de Isla de Pinos serían designados por el Capitán General de la Isla de Cuba, al que responderían directamente. El anterior proyecto tenía en cuenta los peligros que representaba mantener sin poblar a Isla de Pinos, las dificultades que al régimen colonial español podría crearle el propio proceso colonizador y los obstáculos reales que podían presentarse a la ejecución del mismo.

El proyecto de fundación de la colonia Reina Amalia contemplaba fomentar la población sólo sobre la base de hombres y mujeres blancos, españoles, isleños y otros extranjeros católicos. Esta determinación de carácter aparentemente étnico, tenía un basamento sociopolítico, pues ponía de manifiesto el temor, no sólo al esclavo, sino al predominio de la población negra sobre la blanca. A la vez, el temor a que esta Isla se poblara con blancos criollos que ya en esta época expresaban sus contradicciones con los peninsulares. Realmente debía constituir para España un gran peligro que una población predominantemente negra y criolla se orientara hacia una isla que a través de las acciones de corso se relacionaba con representantes de las nacientes repúblicas latinoamericanas recientemente independizadas de la Metrópoli española. Esta situación se agravó por la existencia de proyectos independentistas en relación con Cuba por repúblicas como la de México y Colombia y en particular, por personalidades como la de Antonio José de Sucre y Simón Bolívar.

El 5 de octubre de 1827 el Capitán General de Cuba, Vives, da cuenta a Fernando VII de las disposiciones que ha tomado para fortificar Isla de Pinos enviándole una descripción de la misma, así como otros elementos de interés tomados todos ellos de los informes realizados por Tirry, Lavadía, Delgado y Oduardo Grand Pré fundamentalmente. El 7 de noviembre de 1828 recibió orden de dar cumplimento a la propuesta aprobada por el monarca español, a través de la Real Cédula del 7 de agosto de ese mismo año.

En venta la hacienda La Merced, limítrofe a la legua que había obtenido el gobierno, fue adquirida por la Hacienda Real y en 1830 se levantó acta de colonización, denominándola Colonia de la Reina Amalia, en obsequio a la tercera esposa de Fernando VII.

Esta acta fue publicada en el Diario de La Habana el 22 de diciembre del mismo año. Del documento tienen gran relevancia histórica los artículos 1, 2, 11 y 13 en que se exponen los principios de la colonización:

Artículo 1. Aprobar el plano topográfico de Nueva Gerona levantado por el Comandante Militar D. Clemente Delgado y España, el que determina la ubicación de edificios públicos, puntos de defensa, solares que se asignan gratuitamente y en propiedad a los colonos, a condición de que en el término de un año levanten fábricas.

Artículo 2. Ubicación de 10 caballerías de tierras contiguas al pueblo para la creación de egidos comunes, para uso y necesidades de todos los vecinos y 400 varas yermas en toda la orilla del mar a disposición del uso que estime el gobierno.
Artículo 11. Creación de un cementerio a sotavento de la ciudad y a una distancia tal que a pesar del incremento poblacional que experimentara la ciudad quedara siempre a suficiente distancia de la misma.

Artículo 13. Que mientras el incremento poblacional no lo exija, se mantendrán en sus respectivos locales el cuartel y otras dependencias y que los recursos para su mantenimiento deberán proceder del propio territorio.

Los primeros hombres enviados por España a la isla tras la fundación de la colonia fueron una compañía de guarnición y un crecido número de presidiarios, levantándose a poco un cuartel para unos y una cárcel para los últimos. No obstante esto, la bondad de las aguas y lo saludable del clima atrajeron a las familias más pudientes de La Habana, dando pie a que se crearan hoteles y viviendas para temporadistas y con ello un aumento de la población civil.

Tanto el proyecto de colonización de Isla de Pinos, concretado posteriormente en la colonia Reina Amalia, como el acta de colonización del referido territorio, confirman que la fundación de Reina Amalia y de la ciudad de Nueva Gerona son parte de un mismo proceso.

El gobierno colonial español desarrolló una activa campaña de divulgación sobre la nueva colonia con el fin de atraer labradores para sus tierras, con ello pretendía hacer pasar por una realidad innegable el citado proyecto que, en realidad, resultaba utópico por la propia naturaleza económica y socio política del gobierno llamado a ponerlo en práctica. La propaganda no surtió los efectos deseados, incluso determinados inmigrantes que se establecieron como colonos abandonaron los lotes recibidos.

Muchos de los antiguos colonos pasaron a productores independientes. La colonia Reina Amalia fue dividida en 140 lotes en su parte norte, de ellos fueron entregados 110, no así el resto, por su mala calidad.

En 1847 se edificó una iglesia, bajo la advocación de [[Nuestra Señora de los Dolores]], dos escuelas de primeras letras y otros edificios para servicios públicos. En 1864 la población contaba ya con 2 067 personas. El término municipal fue creado en 1874 segregado de Bejucal a cuya jurisdicción pertenecía. En noviembre de 1908 se hizo por acuerdo del ayuntamiento la división territorial.

Neocolonia

La colonia norteamericana en Isla de Pinos. La privilegiada posición de Cuba, a pocas horas de navegación de la costa de los Estados Unidos, a la entrada del Golfo de México, y la desembocadura del Río Mississippi, fue codiciada por la poderosa nación del Norte desde los primeros momentos del siglo XIX. El dominio del Archipiélago Cubano constituyó el principal objetivo de su política expansionista hacia El Caribe y Sudamérica.

En el año l898, cuando las condiciones fueron favorables, los EE.UU. intervinieron en la Guerra que llevaba Cuba contra España, hasta concluir, ese mismo año, con la firma del Tratado de París. Así comenzó su etapa imperialista. Después de materializada la ocupación de Cuba, pasaron a intentar quedarse con Isla de Pinos, pues tan temprano como l899 la Oficina Central de Tierras de la Secretaría del Interior de los EEUU, editó un mapa donde la pequeña ínsula figuraba como parte de su territorio. La intención de apoderarse de este pedazo de tierra cubana se refleja claramente en febrero de 1901, cuando aparece la famosa Enmienda Platt, que en su artículo VI expresa: "Que la Isla de Pinos será omitida de los límites de Cuba propuestos por la Constitución, dejándose para un futuro arreglo por Tratado la propiedad de la misma".

La posesión del suelo pinero promovió el movimiento migratorio de contingentes de colonos estadounidenses hacia la ínsula, como el tesoro prometido de quienes buscaban fortuna. Cuando aún no se había aprobado la Enmienda Platt, por el presidente de los EEUU, William Mc Kinley, ya habían tocado tierras pineras numerosos empresarios de ese país, para establecer las primeras compañías especuladoras y hacer realidad la ocupación total de Isla de Pinos.

Fundadas en 1901, aparecen la "Isle of Pines Co. y la "Isle of Pines Develoment Co." y en l903 la "Cañada Land and Fruit Co.". Ellos iniciaron un proceso de concentración de la tierra, para poco después descentralizarlas al venderlas por parcelas, constituyendo un gran negocio. Se realizaron compras con valor de 25 pesos la caballería, por parte de la "Isle of Pines Co.", así obtuvieron por l20 000 pesos, la cantidad de 1700 caballerías de tierra de la [[Hacienda Santa Bárbara Las Nuevas]]. La Cañada Land and Fruit Co. compró 266, a 37 pesos cada una.

El proceso de apropiación de la tierra a partir de 1899 se caracterizó por tres momentos esenciales. El primero, entre 1899 hasta 1906 aproximadamente se destaco por la compra y concentración de grandes extensiones de tierra en manos de las compañías especuladoras norteamericanas. El segundo momento, entre 1907 y 1920, se tipifica por la parcelación a partir de la llegada de los granjeros que adquieren pequeños lotes de 10 a 40 acres, por último una tercera, que se inicia conocida por el proceso de decadencia lo que la hace peculiar ya que reduce el número de ventas anuales y el altibajo de los precios.

Para facilitar y legalizar las operaciones en aquellos momentos se creó en 1902 el Registro de la Propiedad de la Tierra y en 1904, el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción, así como la Aduana de Nueva Gerona y en mayo de 1905, el Isle of Pines Bank. En ese mismo año, de las 1487 fincas registradas, 909 eran propiedad de norteamericanos, entre pequeñas y medianas.

Evolución de la posesión latifundiaria pinera

Durante la segunda mitad del siglo XVI la costa sur de Cuba, desde Matanzas a Pinar del Río, era propiedad de los Rojas, quienes allí poseían grandes extensiones de tierra. Estos formaban parte de una de las dinastías más antiguas y nobles de España y sus relaciones con las principales autoridades de la Metrópoli así como de Cuba eran estrechas, lo que posibilitó que se convirtieran en una de las estirpes más poderosas de Cuba. En 1570 uno de los miembros más ricos de esta familia, Alonso de Rojas solicitó a la Corona española la merced de Isla de Pinos, “ ...despoblada e inhabitada de gente y de ningún aprovechamiento... para poblar... así de gentes como de ganados...” [3]. El monarca daba respuesta a la anterior solicitud en fecha 31 de Enero de 1573, mercedando todo el territorio de Isla de Pinos al mencionado Rojas. Alonso jamás pisó suelo pinero y mucho menos se ocupó de su poblamiento. Tal vez fue esta la razón que determinó que la propiedad de la Isla, en 1576, pasara a su pariente Jerónimo de Rojas y Avellaneda, quién iba alcanzando notable influencia en las esferas del gobierno colonial. Dueño absoluto de la Isla, Jerónimo trató de fomentar la ganadería y, por consiguiente, estableció un asentamiento, limitado a un escaso número de personas, para lo cual firmó contratos con distintos individuos, a fin de servirlos en la comercialización de salazones y suelos en la costa sur de La Habana Por varios años Jerónimo de Rojas único dueño de Isla de Pinos, pero hacia 1590 tentado por el cargo de Alcalde Mayor de La Española, determinó Isla de Pinos a su pariente Hernán Manrique de Rojas y Francisco Moncayo.

Manrique de Rojas, llegó a ser el vecino más rico de Cuba y había desempeñado varios cargos de confianza en la Corona española y Moncayo, además de ser contador de galeras reales, era organizador de un resguardo costero contra corsarios y piratas, lo que le facilitaba un fácil acceso a Isla de Pinos. En 1593 muere Moncayo y su mitad de la Isla pasa a manos de su viuda que la vende, en fecha aún no precisada al canario Gaspar Hernández el cual había estado vinculado al comercio de rescate por la costa sur de Cuba. En 1598, Manrique de Rojas hace entrega de su mitad de la Isla a su hija Mariana de Rojas como dote matrimonial. Dos años después, en 1600, Gaspar vende su mitad a Hernán Manrique, con lo cual la Isla queda nuevamente en manos de los Rojas. Muerto Hernán, en 1605 sus legítimos herederos, Mariana y Gonzalo, hacen venta real de la mitad heredada a Sebastián García. Entre 1605 y 1627 no hay documentos que nos muestren la evolución de la propiedad de la tierra pinera. Es posible que en esta etapa la misma se diluyera entre diversos propietarios sin influencias políticas y con gran desentendimiento de su progreso. Por esta época Isla de Pinos va tomando importancia estratégica en proyecto de defensa de los mares alrededor de Cuba, al reconocer España su importancia dentro del sistema defensivo insular. La ofensiva de las potencias extranjeras en esta zona hace necesario el control de este territorio por parte de un gobierno con poderes excepcionales. El 10 de Diciembre de 1627, Hernando de Pedroso y Osorio recibe la certificación del escudo de armas el cual conforma su señorío sobre Isla de Pinos así como su nombramiento como Gobernador de la misma. A partir de 1630, los poderes excepcionales alcanzados por Osorio comienzan a disminuir, propiciando la consolidación de la propiedad, entre 1650 y 1665 a manos de Diego Zayas Bazán y Rojas. Al morir éste, en 1665, sus propiedades pasan a manos de sus hijos Diego, Fernando y Cristóbal, hijos de Beatriz Calvo de la Puerta, sobrina de la que fuera esposa de Pedroso y Osorio. Posteriormente éstos permutaron la propiedad de Isla de Pinos por el hato de Quivicán y el sitio de El Güiro. En 1704, Fernando y su cuñada Leonor Sotolongo permutan con Manuel Duarte y Acosta sus posesiones en esta Isla, apareciendo a partir de este momento la familia Duarte como la única poseedora de la Isla en esta época. Duarte y Acosta falleció el 20 de enero de 1706, quedando la posesión pinera en manos de sus hijos Francisco Javier el que obtiene la parte norte y Nicolás Duarte Osorio que se queda con la sur. En 1741, éstos la permutan, por el hato Santa Rita de Guanabo, con su tío Nicolás Duarte. Isla de Pinos permaneció como propiedad indivisa hasta 1758 en que falleció Nicolás, el que la dejó dividida en siete hatos que correspondían a sus herederos, según testamento. Los hatos heredados por los descendientes de Duarte fueron:

. Santa Rita de Jagua.

. San Pedro.

. Santa Rosalía de Sierra Caballos.

. Santa Bárbara de las Nuevas.

. Santa Rosa de Sierra de Casas.

. San Juan.

. Santa Fe. [4]

Revolución en el poder

Tras el triunfo revolucionario del 1 de enero de 1959 el nuevo gobierno comenzó a preocuparse por el desarrollo económico y social del territorio de la Isla de Pinos. En junio de ese mismo año 1959, el Primer Ministro Fidel Castro realizó una visita a la Isla y anunció la creación de un plan mínimo para la rehabilitación del territorio. Entre los objetivos del mismo estaban la eliminación del Presidio Modelo, la rebaja de los pasajes marítimos y aéreos entre Nueva Gerona y la isla de Cuba, la construcción de una carretera desde Santa Fe hasta Punta France, el establecimiento de un criadero nacional para ganado cebú y un plan de fomento turístico nacional e internacional[5].

En la Isla se construyeron una importante cantidad de escuelas que acogieron a becarios extranjeros. Jóvenes de 37 países recibieron la posibilidad de terminar la enseñanza primaria, cursar la secundaria e ingresar posteriormente a los centros tecnológicos o preuniversitarios para finalmente acceder a las carreras universitarias[6].

Presencia de Fidel Castro Ruz en la Isla de la Juventud

Fidel Castro Ruz en Isla de Pinos


Como parte del Triunfo revolucionario el Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz recorrió al frente de la Caravana de la Libertad el país desde la antigua provincia de Oriente hasta La Habana, entre el Primero al ocho de enero. Unos meses después, el 6 y 7 de junio de 1959, realiza una visita a Isla de Pinos, esta es para los pineros la Caravana de la Libertad, a su vez es considerada estratégica para el desarrollo de este espacio del Archipiélago cubano.

Antes de 1959, el joven Fidel Castro Ruz estuvo en Isla de Pinos en dos ocasiones. En abril de 1946, como estudiante de la Universidad de La Habana, de la carrera de Derecho junto a un grupo de estudiantes de Antropología, visita cuyo fin tenía realizar estudios de los tipos delictivos y el régimen penal vigente en Cuba, ya que existía desde 1931 el Presidio Modelo. En esa ocasión se llevan la imagen directa de cómo los diferentes gobiernos serviles a España y a los Estados Unidos habían convertido a Isla de Pinos en una cárcel. En una segunda ocasión llega como preso político para el llamado Presidio Modelo, desde el 17 de octubre de 1953 hasta el 15 de mayo de 1955, como resultado de la condena dictada en el juicio celebrado en Santiago de Cuba luego de los asaltos a los cuarteles “Carlos Manuel de Céspedes” en Bayamo y “Moncada” en Santiago de Cuba, el 26 de julio de 1953. Durante esa estancia, fundaron la Academia "Abel Santamaría" y la Biblioteca "Raúl Gómez García", convirtieron la cárcel en escuela donde se forjó y maduró su pensamiento. Al respecto expresó, Fidel Castro en carta a Ñico López el 1/1/1955:

"... demás está decirte que no considero que en la prisión se pierda inútilmente el tiempo, por el contrario, aquí estamos preparando ideológica e intelectualmente la vanguardia y los jefes de nuestro movimiento..." [7].

A pesar de su condición de preso, esa estancia le permitió tener una mayor visión de cómo el gobierno de Fulgencio Batista había convertido a Isla de Pinos en cárcel, en Zona Franca y Zona Turística, en un espacio para concretar los fines de la política del gobierno de los Estados Unidos en Cuba y en la región. Esa misma condición de aislamiento y cárcel, sirvió para estrechar las relaciones entre el pueblo de Cuba, los presos y la población pinera, siendo esencial en ello la casa de la familia Montané-Oropesa y las células del movimiento revolucionario creadas durante esos años.

Posteriormente al Primero de enero de 1959 y hasta 1994, hemos precisado que el Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz, realizó 42 visitas oficiales a la Isla (ver anexo). El análisis de ellas nos permite afirmar que han sido decisivas para las transformaciones que se generaron en Isla de Pinos. Realizar una mirada analítica y reflexiva de la historia pasada hasta la más reciente en este sentido, permite afirmar que las ideas, la visión, el pensamiento revolucionario de Fidel, hizo de este espacio geográfico el laboratorio, la vitrina de la Revolución hasta los momentos actuales.

En tal sentido, Fidel, tuvo en cuenta para con la Isla de Pinos, los cuatro presupuestos siguientes: la Geografía del espacio, la Historia del lugar en la larga duración, la ocupación del espacio por la población y la política gubernamental aplicada en ese espacio geográfico a lo largo de la historia de ese lugar en el tiempo, lo que reafirma su formación revolucionaria, martiana y marxista-leninista, su pensamiento dialéctico, su capacidad política para proyectar el presente, mirando al pasado histórico con una visión del futuro, para construir una sociedad comunista.

De todas las visitas realizadas por Fidel a la Isla, y sin restarle importancia a ninguna, consideramos que algunas marcan la pauta de las transformaciones revolucionarias que en este lugar se producen a partir de enero de 1959.

La primera de ellas es la realizada el 6 y 7 de junio de 1959, acompañado de una comisión gubernamental. Fidel recorre Isla de Pinos durante estos dos días, apreciando sus potencialidades y limitaciones, en horas de la tarde del 7 se reúne con el pueblo pinero en el Parque Lacret, frente al edificio del Ayuntamiento, en su intervención plantea:

“…Esta tarde de hoy tiene para nosotros y para el pueblo de la Isla de Pinos especial importancia. Más que un acto público al estilo viejo lo que vamos a tener aquí, ustedes y nosotros, es una reunión para discutir los problemas de Isla de Pinos…”[8].

Importante para la naciente Revolución y para el pueblo Pinero fue la propuesta de Fidel de una especie de un plebiscito popular para la eliminación de la Zona Franca y la Zona Turística establecida por el Gobierno de Batista por el Decreto No 2071 del 27 de enero de 1955, por considerarla perjudicial al desarrollo auténtico de la misma.

En esta ocasión intercambia con el pueblo diversos temas y le presenta el Primer Plan Mínimo para la Rehabilitación Económica-Social de Isla de Pinos, el cual contenía 11 aspectos: entre ellos la eliminación de la Zona Franca, la Zona Turística, la construcción de la carretera de Santa Fe hasta el Sur, así como otras vías de comunicación, el establecimiento de un criadero nacional de ganado de la raza cebú, desarrollo de la agricultura convirtiéndose la Isla en la Cuarta Zona de desarrollo establecida por el INRA, desarrollo del turismo nacional e internacional con vuelos directos a la Florida, la rebaja del costo del pasaje marítimo, aéreo y terrestre, construcción de viviendas, de industrias, del acueducto y el alcantarillado de Nueva Gerona, desarrollo de la tecnología, creación de empleos, el traslado del Presidio Modelo, entre otros.[9].

En ese histórico discurso ante el pueblo pinero, Fidel expresó: “…Por fin Isla de Pinos puede iniciar una historia nueva y una historia enteramente cubana…Yo me marcho hoy con la satisfacción de que todo lo que he prometido lo vamos a realizar y que ustedes verán muy pronto que todo esto es sencillamente una realidad…˝[10].

Posteriormente Fidel realiza varias visitas (ver anexo) con el objetivo de chequear, controlar, orientar y evaluar directamente la estrategia de desarrollo trazada en junio de 1959. Las visitas realizadas y los recorridos hasta 1966 son demostrativos de este accionar revolucionario del máximo Líder de la Revolución, los periódicos y revistas de la época recogen como Fidel contactaba con los trabajadores y el pueblo pinero cada una de las tareas emprendidas, la preocupación por sus condiciones de vida, de trabajo, de la alimentación, insistía en la solución de los problemas desde la Isla de Pinos, en las posibilidades de desarrollo económico a partir de los recursos naturales existentes en la Isla.

Como parte de la estrategia económica, se desarrolló la estrategia de defensa militar de la Isla, convirtiéndola a partir de 1959 en un lugar invulnerable con la presencia de fuerzas del Ejército Rebelde y de las FAR en hombres y armamentos, que terminaron asentándose en los diversos pueblos que ellos mismos construyeron.

La estrategia y la política revolucionaria trazada para Isla de Pinos implicó desarrollar un poblamiento mecánico, que permitiera desarrollar los numerosos planes de desarrollo económico que conllevaría a un cambio profundo por la acción del hombre al desarrollar diversos planes que se reflejaron en todas las esferas de la vida de este espacio que la conforman islas y cayos. Este crecimiento poblacional que se expresa no estuvo dado por un poblamiento natural de la vida, sino por poblamientos mecánicos, en tanto uno de los problemas de la Isla era precisamente su escaso poblamiento, toda reforma y cambio que se concibió requería de un incremento poblacional que lo materializara.

Todo ello implicó que para la Isla de Pinos se enviaron miles de hombres y mujeres, en su mayoría jóvenes que se asentaron, se reflejan cambios en la composición de la población urbana y rural, produciéndose un crecimiento en mayor cuantía en la urbana al ser fundadas nuevas comunidades, poblados y barrios considerados en esa categoría, los que estuvieron determinados por el desarrollo económico y social que se iba logrando. Esto también se reflejó en los grupos ocupacionales y las categorías de empleo derivados de todo el proceso de transformación económico-social que se realiza a partir de 1959.

Otra visita trascendental de Fidel, es la realizada el 12 de agosto de 1967 para la inauguración de la Presa Viet-nam Heroico, la primera que daría inicio a la estrategia de desarrollo hidráulico que conllevó a la construcción de 14 presas y 23 micro presas, que sustentan hasta hoy los diversos planes de desarrollo agrícola y ganadero en este Municipio.

En su intervención Fidel realiza un análisis de cómo tratar a los jóvenes presentes en la Isla: “… debemos despertar en nuestros jóvenes el sentido del heroísmo, del trabajo, y el sentido de la gran obra que hay que hacer aquí. Puesto que aquí se está haciendo; pero habrá que hacer más, en un grado mayor, una verdadera revolución de la naturaleza…˝[11].

Igualmente, para la evolución económica y socio cultural de la Isla de Pinos, marca un hito la inauguración de la primera escuela en el campo, la ESBEC: “14 de junio˝, el 29 de junio de 1971. En su intervención Fidel realiza un análisis del significado de esta estrategia educacional para Cuba y particulariza para el caso de Isla de Pinos vinculada no solo a la educación, sino al desarrollo agrícola, técnico, cultural, social, deportivo, recreativo y en general de la sociedad pinera. Se refiere a la composición poblacional de la Isla por miles de jóvenes de toda Cuba y expresa en esa ocasión:

“…Isla de Pinos…se le conoce como Isla de la Juventud. Pero si realmente se va a llamar Isla de la Juventud y no tenemos suficiente población para desarrollar esta Isla, ¿Quiénes deben construir esta Isla fundamentalmente? ¿Quiénes deben desarrollar y mantener esta Isla? Sencillamente los jóvenes. ¿y quiénes van hacer esos jóvenes?[12].

Agrega Fidel la siguiente reflexión en su intervención:

“…todavía yo no me he acabado de convencer de que se llame Isla de la Juventud, lo veo como una aspiración más que una realidad, como una perspectiva-se necesitarían de 30 a 35 mil jóvenes…Cuando tengamos unos 30 mil jóvenes aquí en escuelas de este tipo, entonces sí que será verdaderamente, con todo derecho la Isla de la Juventud.” [13].

Las grandes transformaciones que se iniciaron a partir de 1959, junto al enfrentamiento de los estragos ocasionados por el ciclón Alma en 1966 y el desarrollo iniciado en la agricultura, la ganadería, el cítrico, la industria implicaron un acelerado proceso de concentración de la población en sistemas de asentamientos dado el volumen de construcciones y viviendas que se realizaron en correspondencia con el desarrollo de los Planes Agropecuarios y Educacionales que se iniciaron a partir de la década del 70, disminuyendo la población dispersa del Municipio, se fue concentrando en las localidades y poblados que se construyeron en función de todo ese desarrollo integral que convirtió a Isla de Pinos en Municipio Especial (MEIP) con la División Política Administrativa de 1976.

Todos los planes de desarrollo aplicados en el MEIP incluidos los de poblamiento con la presencia de varias generaciones de jóvenes que componían la población, conllevaron a otro particular y en correspondencia con los resultados alcanzados en todas las esferas de la sociedad se determinó cambiar el nombre de Isla de Pinos a solicitud de los jóvenes, lo que se sometió a consulta de la población el toponímico y el gentilicio, varias fueron las propuestas, entre ellos, Isla de la Juventud y pinero. Fue Jesús Montané Oropesa, pinero y Diputado, quien presentó la propuesta de Resolución. La Asamblea Nacional del Poder Popular aprueba esta modificación, el 28 de junio de 1978.[14].

Este acuerdo se hace oficial el 2 de agosto de 1978 en acto público en la explanada del antiguo Presidio Modelo y en el marco del XI Festival Mundial de la Juventud y los Estudiantes, del cual la Isla fue sub-sede. El acto fue presidido por el Comandante en Jefe Fide Castro Ruz y las palabras centrales la pronunció Raúl Roa García, miembro del Comité Central del Partido y Vicepresidente de la Asamblea Nacional del Poder Popular, quien expreso:

“…al ardiente llamado de Fidel y el Partido, centenares de jóvenes provenientes de todas las provincias de Cuba se dieron a la faena reivindicadora…poco a poco fue germinando…de jóvenes el colosal empeño de convertir la Isla de Pinos en la Isla de la Juventud…La faz de la Isla es otra …Ya hoy la Isla es parte viva de Cuba…La juventud marcha al frente, marca el paso, da el ejemplo haciendo suya la Isla…” [15].

Durante todos estos años son innumerables las acciones acometidas que demuestran y expresan la fundamentación de la condición de Municipio Especial Isla de la Juventud, a más de 40 años de haber asumido el nombre de Isla de la Juventud, debemos reconocer históricamente, que fue un proceso y el resultado de una estrategia diseñada en los sueños del Comandante en Jefe y que jóvenes de hoy dan continuidad aquellos que ya peinan canas; pero continúan unidos, defendiendo la Isla a la que llegaron un día y que nunca la abandonaron.

El resultado de la política revolucionaria aplicada durante las décadas del 60, 70 y 80 hacen posible que la Isla se convierta en la “Vitrina de la Revolución”, el nivel de desarrollo económico, social, cultural, las infraestructuras creadas, el nivel de vida alcanzado fue alto, lo que quedó expresado en la rendición de cuenta ante la ANPP el 22 de diciembre de 1988.

Del total de las visitas realizadas por Fidel al Municipio más de 29 corresponden a la década del 70 y el 80, acompañado en casi todas por Presidentes de distintos países, Partidos Políticos, Movimientos y Organizaciones Internacionales, (ver anexo), en los recorridos de estas visitas siempre se incluían los centros educacionales, las fábricas de cerámica, los centros de producción industrial y de construcción, las instalaciones del antiguo Presidio Modelo, (instalación que se le ha dado diferentes usos económicos, sociales, culturales y convertido en Museo, luego de su desactivación), las plantaciones agrícolas, las vaquerías, entre ellas donde estaba la vaca Ubre Blanca, los asentamientos poblacionales, entre otras. En todas las visitas oficiales de Fidel a la Isla, el pueblo pinero participó de forma masiva y con mucho entusiasmo a darle a bienvenida y fueron muchas las representaciones culturales, deportivas realizadas. Podemos considerar que en todas ellas Fidel les demostraba a los visitantes la obra realizada en esta Isla, como expresión absoluta de la obra de la Revolución y concreción de la solidaridad e internacionalismo de la misma. En sus palabras queda expresada esa estrategia, esa obra y sus sueños al decir: “Es una joyita la Isla de la Juventud. Una de las obras más hermosas de la Revolución es esta y un ejemplo de una experiencia que no tiene precedentes…” [16].

Como resultado de estas profundas transformaciones trazadas por la máxima dirección política de la Revolución y chequeada sistemáticamente personalmente por Fidel, crearon las condiciones para poner en práctica un Segundo Plan de desarrollo integral entre 1989 al 2000 que daría continuidad al desarrollo alcanzado en la economía, la sociedad, la salud, la educación, la cultura, la industria, los recursos hidráulicos, eléctrico, las inversiones en general, el transporte, los asentamientos poblacionales entre otros.

En el marco de estas condiciones se inicia para el país el Período Especial (cuarto trimestre de 1990). Sin embargo, la estrategia y la política desarrollada en la Isla de la Juventud, permitió realizar aquí la celebración del 26 de julio de 1994, sería esta la última visita realizada, pues se contó con su presencia en el acto que se desarrolló en la explanada del antiguo Presidio Modelo.

El impacto para la Isla de la situación crítica por la que atravesaba el país, fue tardío, en relación al país y al nivel de vida que existía aquí. Esta situación conllevó a un deterioro profundo de todos los renglones y esferas de la vida. En julio del 2007 la Comisión Política Económica hizo un profundo análisis y aprobó un financiamiento en CUC y CUP para aplicar en la Isla un Programa de desarrollo entre el 2009 al 2011 que abarcaba la agricultura, la industria, la educación, la salud, la cultura, el deporte, las construcciones, vivienda, pesca, comercio, transporte, recursos hidráulicos, industria ligera, alimentaria y comunales. Nuevamente el pueblo pinero encontró en la Revolución una respuesta ante el deterioro alcanzado en la economía y la sociedad.

Sin embargo, la madre naturaleza una vez más hizo sus estragos el 29 y 30 de agosto del 2008 el huracán “Gustav” y el 8 de septiembre el huracán “Ike” y seguidamente “Paloma”. Con estos eventos la electricidad colapso, la telefonía, la agricultura, las viviendas, las construcciones, Escuelas, bodegas, comercio, fabricas, instalaciones diversas, vías de comunicación, servicios a la población, los daños fueron cuantiosos, parecía que se había producido un golpe nuclear; pero ¡Suerte, que tenemos Revolución! El pueblo pinero inició una larga recuperación contando con la ayuda y solidaridad nacional e internacional, así como la atención directa de la máxima dirección política, gubernamental y administrativa del país, con el objetivo de: ¡A trabajar duro y poner la Isla más bonita que antes!

En abril del 2011 tiene lugar el VI Congreso del PCC, del cual se derivan los Lineamientos y en enero del 2012 la Primera Conferencia Nacional del PCC y con ella los Objetivos de trabajo. Otra vez el MEIJ vuelve a estar en la estrategia del país, se aplican experimentos como parte de la implementación e implantación de los Lineamientos y Objetivos. Se realizan estudios y queda aprobado el Plan de Desarrollo Integral Local 2012 al 2020 con la finalidad de alcanzar el desarrollo sostenible a partir de optimizar los recursos naturales y sociales para lograr una Isla próspera y bella. Ha sido confeccionado a partir de la utilización de los instrumentos para el ordenamiento territorial e informaciones ofrecidas por las instituciones locales y nacionales, constituirá un instrumento de dirección del gobierno local en el período 2012 al 2020. Aun, cuando desde 1994 no hemos tenido la presencia física de Fidel en la Isla, los pineros saben que lo logrado en la Isla de la Juventud es el resultado de la estrategia y la política trazada por Fidel en 1959; sin embargo en las condiciones actuales, en la confrontación de ideas, donde la cultura se convierte en el arma nuclear de estos tiempos, donde los enemigos internos y externos tratan de tergiversar la Historia, donde resaltan lo acontecido en la Cuba de los años 50, hoy nos corresponde a los historiadores e investigadores pineros revelar que lo logrado en esta Isla, se debe a la visión revolucionaria, martiana y marxista leninista de Fidel Castro Ruz, artífice principal de la Revolución y su obra; en este caso la Isla es su exponente y aunque el 25 de noviembre del 2016, a los 90 años de edad, desapareció físicamente, Fidel, el Comandante en Jefe, sigue siendo presencia viva en cada corazón pinero.

Cronología de la presencia de Fidel Castro Ruz en la Isla de Pinos devenido en Municipio Especial Isla de la Juventud.

Antes de 1959:

1) En abril de 1946 visita Isla de Pinos como estudiante de Derecho junto a un grupo de estudiantes de Antropología, visitan el Presidio Modelo para realizar estudios de los tipos delictivos y el régimen penal vigente en Cuba.

2) Estuvo preso en el Presidio desde el 17 de octubre de 1953 hasta el 15 de mayo de 1955, como resultado de la condena dictada en el juicio celebrado en Santiago de Cuba luego de los asaltos a los cuarteles Carlos M. de Céspedes en Bayamo y Moncada en Santiago de Cuba el 26 de julio de 1953.

Después del 1 de enero de 1959:

1) 6 y 7 de junio de 1959. Recorrido por la Isla. Pronuncia un discurso en el parque Lacret desde el Ayuntamiento.

2) 15 de agosto de 1959. Realiza un recorrido por Cayo Largo del sur y por el sur de la Isla, acompañado por Antonio Núñez Jiménez, Celia Sánchez Manduley, donde evalúan las posibilidades para el desarrollo de un polo turístico del país.

3) 10 de febrero de 1960. Recorrido por la Isla con la delegación de Anastas Mikoyan, Vice Primer Ministro de la URSS.

4) 19 de febrero de 1965. Clausura la III Plenaria Nacional de la FMC que sesiona en Isla de Pinos, en el Teatro Victoria, es acompañado por Vilma Espín, Emilia Gorriaran, madre de Camilo Cienfuegos y Antonio Sánchez Díaz, Comandante Pinares.

5) 22 de febrero de 1965. Recorrido por la Isla, visita el Plan de Reeducación en el Presidio, le presentan la premier de la obra de teatro “A tres pasos de la libertad”.

6) 23 de noviembre de 1966. Recorrido por la Isla para trazar la estrategia de desarrollo citrícola y evaluar los daños del huracán Alma.

7) 26 de febrero de 1967. Recorrido por la Isla para analizar la marcha de los planes.

8) 12 de agosto de 1967. Inauguración de la Presa “Viet Nam Heroico”.

9) 30 de octubre de 1967. Recorrido por la Isla, traza los planes de desarrollo perspectivo agropecuario de la Isla hasta 1980.

10) 4 de febrero de 1968. Recorrido por la Isla para chequear los planes de desarrollo orientados.

11) 12 de septiembre de 1968. Recorrido por la Isla para chequear los planes de desarrollo diseñados.

12) 29 de abril de 1969. Recorrido por la Isla para evaluar los planes de desarrollo de la Isla.

13) 29 de junio de 1971. Inauguración de la primera ESBEC pinera “14 de junio”.

14) 20 de enero de 1972. Recorrido por la Isla acompañando a la delegación del peruano Carlos Ayala, General de Brigada.

15) 15 de abril de 1973. Recorrido por la Isla, con el General Leónides Rodríguez, Presidente del Movimiento Sindical del Perú.

16) 24 de noviembre de 1974. Visita de Fidel Castro con la delegación que acompaña al General de Brigada Francisco Morales Bermúdez, Jefe del Estado Mayor del Ejército de Perú

17) 23 de mayo de 1975. Recorrido por la Isla, acompañado por Ramiro Valdés Menéndez y otros Ministros, chequea los proyectos de construcción de la Isla, los cítricos y las industrias.

18) 18 de junio de 1975. Visita de Fidel Castro con la delegación que acompaña a Eric Williams, Primer Ministro de Trinidad-Tobago.

19) 31 de mayo de 1976. Recorrido por la Isla.

20) 25 de julio de 1976. Visita de Fidel Castro con la delegación que acompaña al Presidente del MPLA y de la República Popular de Angola Agostinho Neto.

21) 12 de octubre de 1977. Visita de Fidel Castro con la delegación que acompaña a Samora Machel, inauguran las ESBEC # 34 “Eduardo Mondlane” y la #36 “Samora Machel”.

22) 25 de abril de 1978. Visita de Fidel Castro con la delegación que acompaña al Teniente Coronel Mengistu HaileMariam, Presidente del Gobierno y del Consejo de Ministros de Etiopía Socialista.

23) 2 de agosto de 1978. Participa y preside el acto en la explanada del Presidio donde se hace público el cambio de nombre de Isla de Pinos por el de Isla de la Juventud.

24) 17 de diciembre de 1978. Recorrido por el Municipio, acompañando a la delegación de Sadan Husseen, Vicepresidente del Consejo de Iraq.

25) 7 de enero de 1979. Visita de Fidel Castro con la delegación que acompaña a Kurt Waldheim, Secretario General de las Naciones Unidas.

26) 25 de enero de 1979. Visita de Fidel Castro con la delegación que acompaña al Presidente del MPLA y de la República Popular de Angola Agostinho Neto.

27) 10 de abril de 1979. Visita de Fidel Castro con la delegación que acompaña a Todor Yivkov, Primer Secretario del Partido Comunista Búlgaro y Presidente del Consejo de Estado de la República Popular de Bulgaria.

28) 19 de marzo de 1980. Visita de Fidel Castro con la delegación que acompaña al Presidente del MPLA Partido del Trabajo de la República Popular de Angola José Eduardo Do Santos.

29) 31 de mayo de 1980. Visita de Fidel Castro con la delegación que acompaña al Presidente de la República Democrática Alemana Erick Honecker.

30) 8 de agosto de 1980. Recorrido de Fidel Castro Ruz por el Municipio para evaluar los daños causados por el paso del huracán Allen.

31) 22 de julio de 1981. Recorrido de Fidel por la Isla, en particular visita la vaquería donde estaba Ubre Blanca, la vaca recordista mundial.

32) 20 de septiembre de 1981. Visita de Fidel Castro con la delegación que acompaña al Presidente del Comité Ejecutivo de la Unión Interparlamentaria, Rafael Caldera y BreRam Johnkor, Presidente del Parlamento de la India.

33) 3 de enero de 1982. Recorrido de Fidel Castro por el Municipio, chequeando los planes de desarrollo. De todas las visitas oficiales realizadas después de 1959, esta es la única que viene en barco y desembarca en el puerto de Nueva Gerona.

34) 19 de febrero de 1982. Visita de Fidel Castro con la delegación que acompaña al Secretario General del Partido Socialista de Yemen, Alí Nasser Mohamed.

35) 27 de mayo de 1982. Visita de Fidel Castro con la delegación que acompaña al Mariscal Samora Moisés Machel, Presidente del Partido FRELIMO y de la República Popular de Mozambique.

36) 29 de mayo de 1985. Visita de Fidel Castro con la delegación que acompaña al Secretario General de la ONU, Javier Pérez de Cuéllar.

37) 1 de octubre de 1985. Visita de Fidel Castro con la delegación que acompaña al Presidente de Tanzania Julius Nyerere.

38) 8 de octubre de 1885. Visita de Fidel Castro con la delegación que acompaña a Robert Mugabe, Presidente de la Unión Nacional Africana de Zimbabwe y Primer Ministro.

39) 14 de octubre de 1985. Visita de Fidel Castro con la delegación que acompaña al Presidente del Partido Unido de la Independencia Nacional y Presidente de la República de Zambia, Kenneth D. Kaunda.

40) 29 de octubre de 1985. Recorrido de Fidel Castro por el Municipio.

41) 29 de enero de 1989. Recorrido de Fidel Castro por el Municipio con la delegación del Presidente de la República Cooperativa de Guyana, Desmond Hoyte.

42) 26 de julio de 1994. Participación y preside el acto nacional central por el 41 aniversario del 26 de Julio, concedido al MEIJ y realizado en la explanada del Presidio en el Reparto Delio Chacón.

41 aniversario del 26 de Julio

Geografía

Parque Nacional Ciénaga de Lanier

Situada en el Golfo de Batabanó y al norte del Mar Caribe, en la región occidental de Cuba, en los 21°42’ de latitud norte y los 82°50’ de longitud oeste. Ocupa una extensión de 2 419.27 Km2 y representa el 2.2 por ciento de la superficie total de la República de Cuba. Limita al Norte con las aguas del Golfo de Batabanó; al Este con las de la plataforma insular del sur de Matanzas; al Sur con el Mar Caribe y al Oeste con las aguas de la plataforma insular del sur de Pinar del Río.

En la naturaleza de la Isla de la Juventud se destacan dos paisajes muy bien diferenciados: Las llanuras y alturas del norte, con un área de 1 312 km2 y las llanuras del sur, que abarcan una superficie de 850 km2 muy llana y carente de ríos, separados ambos cual frontera natural por la Ciénaga de Lanier (38 km2) y que los lugareños han bautizado bajo el genérico de “el Sur”, como forma de realzar sus rasgos diferenciantes. Un estrecho puente natural de rocas calizas sostiene la única vía terrestre de comunicación entre ambas regiones en la zona de Cayo Piedra.

Geología

En los cayos e islas resulta interesante la geología de la Isla de la Juventud, con un macizo antiguo del Jurásico y Cretácico en la llanura del Norte, que forma, básicamente, un complejo terrígeno metamórfico en el que se destacan las elevaciones marmóreas de las sierras de Casas y Caballos, mientras que en la llanura del Sur aparecen rocas carbonatadas del Mioceno, separados ambos complejos por sedimentos cuaternarios holocénicos, fundamentalmente, aluviales y de turbas; en el resto de los cayos predominan sedimentos arcillosos-aluviales y carbonatados del Pleistoceno.

Isla de la Juventud está unida a Cuba por un banco (o plataforma) submarino de poco fondo. Predominan los suelos hidromórficos en las costas, hacia el centro ferralíticos y al sur húmicos calcimórficos. El suelo es rico en minerales de todas clases, como cristal de roca, hierro, mármoles, oro y otros.

Los mismos producen frutos de la mejor calidad, como toronjas, naranjas, melones y buena cosecha de frutos menores. La parte meridional es una llanura pedregosa desde la Ciénaga de la Siguanea, que la separa del norte.

Clima

El clima se corresponde con el que impera en casi todo la República de Cuba. Su tipo es el de llanuras y alturas con humedecimiento estacional relativamente estable, alta evaporación y altas temperaturas. Como resultado, se observan dos estaciones bien marcadas, una lluviosa (de mayo a octubre) y otra de seca o menos lluviosa (de noviembre a abril).

La temperatura media anual es de unos 25.4 ºC; el mes más cálido es el de julio, con un promedio de temperatura de unos 27,9ºC y el más frío es febrero, en el cual se registran como promedio unos 18.3 ºC. La temperatura histórica más alta que se ha registrado en la Isla de la Juventud es de 35. 1ºC, el 29 de julio de 1986 en el poblado de Santa Fe y la más baja de 6.1 ºC en el mismo lugar el 1 de enero de 1970.

Estas temperaturas son atenuadas por los vientos locales fundamentalmente las brisas y el terral que ejercen un efecto beneficioso al hombre, al refrescar los rigores que impone el régimen térmico. La zona de mayores precipitaciones está localizada en la porción centro occidental la cual comprende La Demajagua, Mina de Oro y La Victoria. Se inicia el período lluvioso en la isla en tres momentos diferentes en el propio mes de mayo. En la primera decena de mayo corresponde a la parte central (zona de la Sierra de La Cañada) y su comienzo se desplaza hasta fines del mes en la periferia. Como tendencia general en la distribución espacial de las lluvias, se observa un incremento gradual de la costa hacia el interior.

Los meses de máximas precipitaciones son junio y septiembre con 206.7 y 207 mm respectivamente como promedio histórico. Las menores se registran en marzo y diciembre con 31.3 y 34.8 mm, en ese orden. En el período seco las precipitaciones son aportadas por los sistemas frontales o frentes fríos, como también se les conoce, y que tienen su mayor incidencia en los meses de enero y febrero.

Flora

Según el criterio de clasificación para Cuba de Capote-Berazaín (1984), se pueden distinguir 5 formaciones vegetales. Estas son:

Formaciones arbóreas, 44% del territorio está cubierto de árboles, algo más de 107 000 ha. Están presentes el bosque semideciduo micrófilo y bosque semideciduo mesófilo|mesófilo típicos del sur, la mayor área boscosa del territorio y una de las mejor conservadas de Cuba, que en el pasado constituyó una apreciable fuente de carbón y de cujes que eran enviados a Pinar del Río para las labores asociadas al tabaco; el Bosque de Ciénaga, los de Bosque de Galería y el manglar, que ocupa todo el perímetro de la porción septentrional. La protección y conservación de este ecosistema es necesaria por los múltiples beneficios que brinda: protege la línea costera, contribuye a la formación del litoral, su sistema radicular deviene refugio de los juveniles de las más diversas especies marinas a la vez que hábitat de otras y es una potencial fuente de recursos energéticos y terapéuticos. Por último los pinares, constituidos por el pino macho y pino hembra, Pino del Caribe y Pinus tropicalis respectivamente y su vegetación acompañante palmas, peralejos, Icaco, etc. Grandes extensiones fueron taladas por muchos años y en otros casos de los pinos se extrajo su resina.

También se presentan en la Isla de la Juventud formaciones arbustivas, representadas por Matorral xeromorfo costero y sub-costero en los que se incluyen las áreas de arenas blancas cuyo suelo está básicamente constituido por [[arena cuarzosa]] de extrema blancura y pureza sobre la que se asienta una vegetación típica. Desde el punto de vista botánico es de gran interés. Su área más representativa está ubicada en Los Indios, al Suroeste de la llanura central, una de las mejor conservadas del mundo.

Abundan en Isla de la Juventud las formaciones herbáceas, a la cual pertenecen las comunidades vegetales de agua dulce, el herbazal de ciénaga y el de la orilla de arroyos y ríos; complejos de vegetación, de mogotes, observable en los cerros marmóreos. Presenta una flórula bien contrastante identificada por el bombacopsis cubensis, erythrina cubensis, [[piñón de la sierra]] y otras especies; de costa arenosa y de costa rocosa.

Existen además formaciones de vegetación secundaria, formaciones vegetales degradadas a causa de la actividad antrópica, por ejemplo, la zona de Sabana Grande al Noroeste con signos de degradación y donde predominan elementos selváticos y de sabana no comunes con el pinar.

Fauna

La fauna del municipio es abundante y diversa, incluyendo formas de gran valor biológico y ornamental. Dentro de los invertebrados, los grupos mejor representados son: poríferos (esponjas); celenterados (corales, medusas y gorgonia) y equinodermos (estrellas, erizos y pepinos de mar) los cuales le confieren gran diversidad al paisaje marino.

Los moluscos tienen gran variedad de formas marinas, fluviales y terrestres. Hasta el presente, hay más de setenta formas (con un endemismo que supera el 80%) Se destacan la presencia de los géneros Priotocatella, Cerion, Ligus y Pineria, (tornillo pinero), este último endémico entre las formas terrestres.

Entre los artrópodos, los arácnidos que se destacan son la Latrodectus mactans(viuda negra), Euriperma sp (araña peluda) y Mastigoproctus sp. (vinagrito). Resulta también interesante la presencia de numerosas especies de diplópodos (milpiés y mancaperros), resaltando como especies endémicas: amphelictogon pinetorum y sphariodesmus pinetorum (ciempiés). Existen algunas especies de insectos endémicos y los crustáceos (jaibas, cangrejos y langostas), constituyen un grupo importante por su gran valor económico. La fauna de los vertebrados es relativamente abundante, ya que suman alrededor de trescientas formas. El nivel de endemismo es muy bajo, sólo 21 de ellas cumplen con esta característica: dos peces de agua dulce; un anfibio; dieciséis reptiles; siete aves y cuatro mamíferos, que en su mayoría son endémicos a nivel subespecífico, lo que evidencia su reciente evolución.

Hidrografía

Ríos

La Isla, a pesar de su poca extensión territorial, existen numerosas corrientes fluviales de ríos y arroyos, que atraviesan la isla en todas direcciones. Algunos ríos tienen un caudal permanente, son los menos; la mayoría son de curso breve y poca profundidad y no siempre llevan agua; pero que en época de lluvia fluyen con una gran avalancha de corrientes superficiales por su sistema orográfico y a la impermeabilización de su suelo; provocando almacenamiento de agua subterránea, que se puede acceder a través de pozos con perforaciones de poca profundidad.

De estos ríos, solo cuatro son navegables: Las Casas, Las Nuevas, Santa Fe y San Pedro. El de mayor longitud y más caudaloso, es el de Las Nuevas.

Al norte se encuentran:

Rio las Casas

Rio Las Casas

Tiene una longitud de 16,68 km. Nace en la antigua hacienda Santa Rosalía, llanura ondulada de unos 20 metros de altura sobre el nivel del mar. Muy próximo a la carretera El Enlace y a la antigua I.P.U.E.C. Vietnam Heroico se forma el embalse Casas Dos.

Se desliza al nordeste hasta la desembocadura del arroyo Las Animas, y luego corre directamente al norte, dividiendo la ciudad de Nueva Gerona en dos partes.

Presenta 14 afluentes, 10 en la margen derecha y 4 en la margen izquierda. Los principales son: el arroyo Ocuje (represado) y el arroyo Asiento Viejo (presa El Abra). Recibe aguas de los arroyos Las Ánimas, Brazo Fuerte, Las Mercedes y otros menores.

Tiene poca pendiente, por lo que penetra las aguas marinas cuando sube la marea, hasta próximo al arroyo Las Animas. Es navegable durante 6 km antes de su desembocadura, que presenta un área cenagosa y un islote artificial producto del arrastre de residuos de naturaleza orgánica que arrojan diferentes industrias asentadas en sus márgenes, que hacen crear focos contaminantes.

Es el río más importante de la Isla; pues está vinculado a diferentes actividades, en sus márgenes se encuentran: puertos de transporte de viajeros, mercancía, deportivo, pesca, astillero para pequeñas embarcaciones pesqueras, así como otras actividades industriales.

Río Las Nuevas.- Tiene una longitud de 28 km. Nace en la llanura noroeste de la Isla, a 30 metros de altitud, de los cerros La Natividad y San José; posee los siguientes afluentes: los ríos Del Medio, Las Piedras, Cisterna, Callejón y los arroyos Jatillo, Luis y Castañeda y otros menores. Desemboca en Punta de Terry, desde ahí es navegable hasta muy próximo a la unión con el río Del Medio. Ambos ríos están represados, formando uno de los mayores embalses de la Isla.

Río del Medio.- Nace próximo al sudeste de la zona de Santa Teresa, siguiendo su curso al nordeste, desemboca en el río Las Nuevas.

Río Las Piedras.- Nace del cerro La Cunagüa, fluyendo en dirección norte hasta cerca de la hacienda de San Francisco de Piedras. Continúa su curso al nordeste y luego tuerce al norte hasta la desembocadura del río Callejón, que uniendo sus aguas desembocan en el río Las Nuevas.

Río Callejón.- Nace de la sierra de San José; continúa su curso hacia al nordeste, desembocando en el río Las Piedras.

En la costa este, se encuentran:

Río Santa Fe.- Se origina en la loma del Caimán, al norte del cerro La Daguilla; corre hacia el noroeste, pasando a media legua al oeste de la ciudad de Santa Fe. Hasta este recorrido desaguan en él varios arroyos, como el de Frijoles que nace en los cerros del Ají, el arroyo Azul, el del Caimán y el de Juan Teodoro.

Continua su curso hacía el norte, aumenta su caudal con las aguas del río Los Almácigos, que nace en el cerro Mal País, y de los arroyos de Las Vinajeras, Ocuje y Aguardiente, para después continuar donde se le une el río Mal País (guarida del pirata Pepe El Mallorquín) y el río Júcaro, fluyendo al nordeste hasta su desembocadura al sur de la Punta de Fuera. Es navegable para embarcaciones pequeñas.

Río Guayabo.- Se forma de los derrames de la laguna Caimán, y de algunas cañadas que nacen en las sabanas. Corre al norte y luego se desvía al nordeste desembocando en la ciénaga de Guayabo.

En la parte sur, están los ríos:

Rio San Pedro

Río San Pedro.- Nace en los cerros de San Pedro, corre al sudeste por toda la hacienda de San Pedro, y de allí al sur, hasta la ciénaga donde vierte sus aguas en dos desembocaduras al sudeste del cerro de Maniaderos. Sus riveras cercanas a la desembocadura están arraigadas de una densa vegetación de manglar que alberga una rica fauna y flora y es navegable hasta esta latitud. Fue a inicio del siglo XX puerto de exportación para los productos de los colonos norteamericanos, y desde donde llegaba el ferrocarril que se desplazaba en toda la zona de San Pedro, transportando las producciones agrícolas recogidas, que iban destino al sur de los Estados Unidos. Río La Sigüanea.- Nace al sudoeste de la sierra La Cañada, sigue este curso y luego en dirección sur, pasando entre los cerros de la Sigüanea y Maniaderos hasta la ciénaga occidental, formando varios esteros y lagunatos.

Arroyo Las Tunas.- Nace entre los cerros de San Pedro y los del Monte, se dirige al sur formando el embalse Las Tunas, continuando esta dirección pasa cerca de la Granja Libertad. Durante todo este recorrido sus aguas sirven para regar las tierras de toda esta zona de San Pedro, para desembocar después en la ciénaga occidental.

Arroyo Grande.- Nace de los cerros del Monte, corre al sur y desemboca en la ciénaga occidental.

Río La Jagüa.- Nace a los pies del cerro La Cunagüa, corre entre el cerro del Monte y el de San Pedro, continua al oeste del cerro la Ceiba, corre hacia el sur por la hacienda La Jagüa y continua su curso al sudeste, pasando al oeste el caserío Julio Antonio Mella y desembocando en la ciénaga oriental de Lanier.

Al oeste vierten los ríos:

Arroyo Guayabo.- Nace al norte de cerro Cristal, muy próximo al embalse Del Medio Las Nuevas, al sur de batey Nuevo, se dirige al noroeste con dirección al norte de los esteros del Pino.

Río Pino o San José.- Nace muy próximo al noroeste de la sierra de San José, sigue esta trayectoria y desemboca por los esteros del Pino.

Río Soldado.- Nace muy próximo al sudoeste de la sierra de San José, pasa al norte del batey de La Mina de Oro, discurre al oeste por toda la llanura y desemboca por los esteros del Soldado, al sur de la punta de Buenavista.

Río La Majagüa.- Nace entre los cerros de San José, al oeste del poblado de La Melvis, se dirige hacia el sudoeste, recibiendo las aguas de un arroyo que se encuentra represado en el embalse Cristal y desemboca por la ensenada de La Majagüa.

Rio los Indio

Río Los Indios.- Nace al nordeste de la sierra de La Cañada, próximo a Sao del Indio; se represa en el embalse Los Indios; sigue su curso al oeste pasando por los lagunatos próximos a la costa cenagosa; desembocando muy próximo a la punta de Los Indios.

Arroyo Itabo.- Nace en la sabana, al sudoeste del extremo sur de la Cañada y al nordeste del poblado La Victoria, luego se dirige al sudoeste y desemboca al norte del hotel El Colony.



Manantiales

Manantial La Cotorra

La Isla, a pesar de su poca extensión territorial existen numerosas corrientes fluviales; algunos ríos de cierta consideración y numerosos arroyos. Algunos con un caudal permanente, y la mayoría son de curso breve y de escasa profundidad; pero que en época lluviosa fluyen con una gran avalancha de corrientes superficiales por su sistema orográfico y a la impermeabilización de su suelo; aunque esto provoca un gran almacenamiento de agua subterránea que se puede acceder a través de pozos con perforaciones de poca profundidad.

- Manantial Agua Santa

Hacia este manantial se trasladó Claudio, el cual se encuentra situado a un lado de la carretera que va del reparto Panel I a la Casa de los Oficiales. En ese entonces esta agua se utilizaba como bebida refrescante y medicinal, y fue la continuó vendiéndose durante años por toda la isla de Cuba hasta que Claudio se trasladó definitivamente para La Habana, específicamente para el actual municipio de Guanabacoa, desde el cual continuó comercializando el agua "La Cotorra", aunque no ya la original. En estos momentos no se encuentra en explotación.

- Manantial ESBEC No. 24

xiste un manantial medicinal en las cercanías de la antigua ESBEC No. 24, a la cual se debe su nombre. Este manantial es considerado como el mejor de América Latina, y el cuarto mundialmente, por su bajo porcentaje de minerales, además de ser una de las aguas más finas del mundo. El mismo expulsa a la superficie más de setecientos litros de agua por minuto. Según una entrevista hecha al periodista Wiltse Peña, actual encargado de la recuperación y mantenimiento de estos manantiales expresó: "...Si solamente se exportara el 10% del agua que este manantial expulsa, se recuperarían alrededor de 130 millones de dólares anualmente..." En este momento se trabaja en su recuperación. Ya está hecha la nueva fuente, que es de cerámica.

- Manantial El Ferroso

A un costado del puente, a un lado de la turbina del agua, frente al restaurante El Ranchón, se localiza este manantial, el cual se encontraba atrapado bajo la tierra y la hierba. De las construcciones hechas para su aprovechamiento solo podemos ver el lugar. Esta agua puede ser utilizada para restablecer la hemoglobina, es decir, para las personas anémicas, debido a su alto contenido de hierro; pero es una lástima que se haya encontrado abandonado tanto tiempo. Es necesario señalar que en 1902, el primer alcalde de la Isla de Pinos, Juan Manuel Sánchez Amat logró un acuerdo de no cobrar el uso de estos tres manantiales mencionados; y a pesar del golpe de estado que intentaron darle los colonos norteamericanos, no se pudo eliminar este acuerdo. El acuerdo de Sánchez Amat evitaba que se repitiera el precedente de 1828. En aquel entonces eran numerosos los enfermos que acudían a curarse a la Isla, y el jefe militar de la misma. Don Juan Dovos López, aprovechó esta circunstancia para aprobar una real orden por la que se obligaba a tales desgraciados a pagar tres reales diarios, impuesto que se mantuvo durante veinte años. Debido a este acuerdo, Claudio Conde Cid se ve obligado a trasladar el embotellamiento del agua "La Cotorra" para el manantial Agua Santa.

- Manantial La Magnesia

Frente al manantial Santa Lucía se encuentra este otro manantial, La Magnesia, de la cual se sabe que era embotellada como el agua "La Cotorra", que era enviada a toda la isla de Cuba desde 1905, por Claudio Conde Cid. Esta agua es de gran utilidad para los problemas digestivos y estomacales.

- Manantial El Respiro

Este otro manantial es de aguas termales, su temperatura es de 40 grados, y se encuentra después del cementerio, por la carretera vieja de Gerona. Se sabe que este manantial se encuentra a dos metros de profundidad y aun así brota de la tierra el agua. Su empleo es generalmente para las diversas molestias relacionadas con el sistema óseo y muscular. Por lo dicho anteriormente, no está en explotación este manantial, su recuperación es sumamente costosa, pero se incluye en lo que será la futura Ciudad Balneario

- Manantial Santa Lucía

Este manantial se puede localizar en calle 9, debajo del puente en el centro de Santa Fe. Existe allí una tubería de la cual brota el agua constantemente. Esta agua es acechada por las personas que viven en este poblado, así como por los que se encuentran de paso; esto se debe sobre todo a las propiedades de cura que posee, principalmente las de la vista, como por ejemplo la conjuntivitis. Es un agua refrescante, de la cual se han obtenido buenos resultados y ha sido de gran utilidad para la población. Es recomendable su uso, utilización y consumo. El beneficio de esta agua puede ser satisfactoriamente utilizado si se lograra formar un círculo de interés, en el cual se agrupen estudiantes y demás organizaciones, apoyados por la dirección de sus centros y el Consejo Popular, para difundir la importancia del uso de esta agua para la salud, evitando que se propaguen los brotes de conjuntivitis que a menudo nos golpean, y que provocan en gran medida la ausencia de estudiantes a clase.

- Manantial Santa Rita

Es el más importante en estos momentos y siempre ubicado a orillas del río Santa Fe. El primero en contar la historia de este manantial fue el pirata cirujano Alexandre Oliver Esquemeling, en 1772. En 1908 esta historia fue nuevamente contada por la norteamericana Irene Wright. "Cuenta la leyenda que existió una tribu de indios muy poderosa que habitó la Isla de Pinos, guiados por el cacique Tacamena. Su pueblo vivía en paz y plena prosperidad. Debido a la extrema vejez del cacique, se decide poner a prueba la valentía y el honor de su hijo Auquimairo, para comprobar si reunía las condiciones necesarias para relevar a su padre como cacique. Se decide enviarlo finalmente en una expedición a la isla de Cuba. Decidido esto, parten los guerreros en sus canoas, comandados por Auquimairo. Al llegar, decide explorar él solo el terreno, dejando a los guerreros a espera de un aviso. Transcurrido un tiempo y al ver sus hombres que no regresaban, el jefe decide mandar un grupo de exploración para averiguar lo que había sucedido; cuando lo encontraron lo vieron hablando de paz con los indios de Cuba. Enloquecidos, atacan por sorpresa y toman preso a Auquimairo, al sentirse traicionados. Regresan victoriosos en sus canoas para la Isla y al llegar, cuentan todo al viejo cacique, y el hijo, claro en sus ideas, le pide dar su explicación: '...por favor padre, déjeme explicarle...' - le dijo. ¡Habla desgraciado!- le respondió indignado el viejo cacique. '¿Ve usted padre, el árbol que está en la montaña en condiciones difíciles, en un suelo árido, los pocos frutos que da? ; sin embargo, ¿ ve usted en el llano el árbol que crece en suelo fértil y la naturaleza a su favor que da buenos frutos?. ¿No se da cuenta que es mejor vivir en la paz que en la guerra? . Pero el cacique no entendió las sabias palabras de su hijo; lleno de ira le clavó en el pecho una lama, cayendo el cuerpo en el suelo. Al marcharse de allí sopló una brisa caliente que enfermó a todos los indios. Mientras esto ocurría, los indios de Cuba que venían a vengarse, encontraron y reconocieron el cuerpo del indio que les había hablado de paz. El jefe indio decide enterrarlo en aquel lugar, y al levantarlo comenzó a brotar un manantial del lugar donde reposaba su cuerpo, al cual llamaron "El Manantial de la Paz", en honor a los ideales del indio muerto. Más tarde encontraron al resto de los indios, que estaban muy enfermos. Los llevaron al manantial y observaron como milagrosamente se curaban..." Este Manantial de la Paz es el hoy llamado Santa Rita. La construcción de un local para su aprovechamiento se comenzó en 1853. El Dr. José de la Luz Hernández elogió a Manuel Calvo por haber formado el caserío de Santa Fe y haber acondicionado un tanto el baño del "Templado", otro de los nombres con él se conoció este manantial, con su correspondiente división para señoras y caballeros, resaltando la comodidad y la decencia que esto significaba. "Desde 1857 hasta 1862 entraron a la Isla de Pinos 3409 soldados enfermos, de los cuales se curaron 3217, gracias a los efectos curativos de las aguas medicinales...", según el Dr. José de La Luz Hernández Sardiñas.

El agua del manantial Santa Rita posee numerosos componentes como: bicarbonato, cloruro, sulfato, calcio, magnesio, sodio y sales solubles. Además tiene un PH casi neutro (6.4), con una agradable temperatura de 32 grados aproximadamente; sus aguas son radioactivas. Aparte de tener una gran utilidad con relación a los problemas de la artritis y el reuma, ha curado múltiples enfermedades más; un escrito de 1865 del Dr. José de la Luz Hernández nos lo verifica: "...Se ha visto desaparecer como por encanto la tisis tuberculosa, la laringitis, la bronquitis, la cefalalgia y la esplenitis, la artritis y el reuma, la gastralgia y la gastroenteralgia, las amenorreas y las dismenorreas, las afecciones uterinas así como los lamparones; las obstrucciones glandulares y los dolores osteócopos, la neurosis y parálisis, la hipocondría y la lepomamaría, y finalmente, la ceguera, la clorosis y la anemia, y casi todas las afecciones dermoideas, desde los herpes hasta la elefantiasis, insipientes de los árabes, el asma, la oftalmía, la otitis, la eclansia y la epilepsia."

Como se puede apreciar, son muchas las enfermedades citadas que logran la más satisfactoria curación desde aquellos años. Gracias al viajero norteamericano Samuel Hazard, tenemos una idea de lo que se acostumbraba hacer cuando venían en busca de los baños del manantial: "...La rutina general es darse un baño antes del almuerzo, bebiendo previamente un vaso de agua, permaneciendo en el baño un cuarto de hora; al salir de él se vuelve a tomar otro vaso de agua y se retoma al hotel. Por la tarde se repite lo mismo." Se conoce que en 1954 se restauró nuevamente el local donde se encuentran las dos piscinas terapéuticas; y un año más tarde, en 1955, fue inaugurado por el entonces presidente de la República Fulgencio Batista y Zaldívar, acompañado por su señora esposa.

Al triunfo de la Revolución, en 1959, el manantial Santa Rita prestó servicios como Casa de Descanso, pero poco tiempo después, con los sucesos de la década del 60, fue abandonado a su suerte. En 1964, el nivel de la presa Santa Fe subió y provocó que por más de 30 años este manantial estuviera bajo tierra. En Octubre de 1998, una vez más se comenzó su rescate, y actualmente se encuentra al servicio de la población, brindando su utilidad a los enfermos que allí acuden y a las personas que deseen darse un baño. Aún se guarda la costumbre de tomarse un vaso de agua antes y después del baño, el cual solo debe durar 40 minutos. A mediados de 1997 se comenzó la revitalización de los manantiales, y a mediados del año 1998, comenzaron algunos pobladores, por su propia cuenta, el uso de estos manantiales. Otros asistían por indicación médica controlada, encomendados por médicos especialistas en ortopedia y el médico consultante de la clínica de Medicina Natural y Tradicional de Santa Fe.

En el año 1999 se atendieron 1006 pacientes y un total de 43 afecciones o dolencias. Se han aplicado dichos baños a pacientes de diferentes partes del país, como Santiago de Cuba, Guantánamo, Ciudad de la Habana, Villa Clara, Pinar del Río, así como pacientes de Nueva Gerona, que a pesar de las dificultades del transporte se trasladaban día a día hasta Santa Fe para mejorar sus dolencias.

Se plantea, por norma, que los pacientes deben mejorar con un total de 10 a 21 baños. No obstante, se ha podido apreciar que un 75% ha mejorado sus dolencias con la aplicación de solamente 10 baños, y un pequeño por ciento ha tenido que mantenerse con más de 10 sesiones para mejorar su patología.

Embalses

Un total de trece presas embalsan casi 170 000 000 de metros cúbicos de agua. En estas se cultivan especies de gran valor económico sobre todo, procedentes de otros continentes. Los embalases de la Isla se nombran: Embalse del Medio-Las Nuevas, Presa Cristal, Embalse Viet Nam Heroico, El abra (Presa), Presa Los Indios, Embalse El Enlace, Embalse La Fe, Embalse Casa Dos , Embalse La Guanábana, Embalse Mal País uno y Embalse Mal País Dos y Embalse Sierra Maestra.

Plataforma insular

Playa en Cayo Largo

Alrededor de dos tercios de los mares que rodean la isla son someros. Desde Cabo Francés al oeste, abarcando todo el litoral occidental, norte y oriental hasta la altura de Punta del Este, pertenecientes al Golfo de Batabanó, las profundidades raras veces superan los diez metros y su promedio es de siete metros. Estos mares de escasa profundidad (asentados sobre porciones sumergidas de la región suroccidental de la plataforma insular y que abarcan un área de 34 145 Km2), condicionan grandes aportes de vapor de agua y tienden a elevar el calor latente y en consecuencia incrementan los regímenes diarios y anuales promedio de temperatura, precipitación y humedad.

A la altura de Punta del Este y hacia el oriente, la plataforma insular está festonada de bellos cayos de gran interés ecológico, pues se ha demostrado que constituyen refugio de valiosas especies de flora y fauna. La extensión de sus playas y la finura de sus blancas arenas le confieren un elevado valor turístico. Desde este punto de vista, se integran como región al sur de la Isla. Se destacan de (oeste a este): Cayo Matías (6,7 km2), Cayo Campos (7,9 km2), Cayo Aguardiente, Cantiles (con 17 km de extensión y 35 km2), Rosario (10 km de largo y 18 km2) y Cayo Largo (24 km de longitud y 37 km2), este último importante polo de desarrollo turístico de alcance nacional e internacional con perspectivas dirigidas a la fotocaza y pesca submarina, así como al yatismo y diversas modalidades de turismo ecológico.


Deporte

En los primeros años del siglo XX las personas de este territorio empezaron a practicar algunas actividades recreativas y físicas, como: equitación, pesca, tenis, caza, béisbol, golf, giras turísticas, juegos de mesa, yatismo, voleibol y baloncesto. Ésta era la situación antes de 1959, en su gran mayoría todos estos deportes eran practicados por norteamericanos que vivían en la Isla en ese momento.

Hasta esta fecha, ningún deportista de Isla de Pinos había participado en competencias internacionales, excepto en los Juegos Centro Americanos de México en 1926, dónde Tomás Baldomero Minguillón Ortiz nacido en Nueva Gerona, Isla de Pino, hijo de un teniente jubilado del ejercicio español, casado con una negra criolla; integró el equipo de béisbol cubano como pitche, alcanzando una medalla de oro.

Al crearse el Instituto Nacional de Deportes, Educación Física y Recreación (INDER), el 23 de febrero de 1961. Isla de Pinos, al igual que las restantes provincias del país, poco a poco fue surtida de material deportivo, libros y folletos que permitían la actualización y preparación del personal encargado de desarrollar esta actividad. Se crea la Dirección Municipal de Deporte y se organiza el movimiento deportivo en el territorio con la atención en actividades sistemáticas de educación física escolar y de adultos.

A finales de 1964, el INDER lanza la convocatoria para la formación de instructores de deporte en la escuela anexa al Fajardo, donde se titularían, pues existían muy pocos profesores que impartieran sus conocimientos al naciente deportivo cubano.

En el municipio se puede hablar de participación masiva del deporte a partir de 1967 en el nivel social y más tarde se inicia en el nivel escolar unido al desarrollo del plan de escuelas en el campo en 1972, entre los que se encuentran:

  • Juegos escolares nacionales.
  • Olimpiadas Juveniles.
  • Eventos nacionales de primera categoría: béisbol, futbol y boxeo.

En 1975, el municipio comienza a enviar los primeros jóvenes pineros a graduarse como profesores de Educación Física y dentro de estos los nuevos especialistas en lucha, lo que aseguraba la formación de entrenadores oriundos del territorio y no tener que depender de los servicios de los técnicos de La Habana.

Se crean instituciones en diferentes lugares de la Isla, como los combinados deportivos que constituyen la base de la formación deportiva, combinando la actividad física deportiva con la educación, y se estimula a la población en general en competiciones locales y otras de relevancia nacional e internacional con el objetivo del desarrollo del deporte en el Municipio. En estos combinados, es donde se forman y canalizan de acuerdo a sus aptitudes físicas los futuros deportistas cubanos.

Constantemente se realizan en el ámbito local torneos y competencias de distintas disciplinas deportivas a nivel educativo de primaria, secundaria y universitaria; íntercentros laborales; locales; municipales y nacionales. Los mejores son integrados en la representatividad nacional para competencias internacionales. Los deportes practicados son muy variados, teniendo preferencia el béisbol, softball, atletismo, futbol, lucha, judo, voleibol, canotaje, boxeo, gimnástica, pesa, natación, ajedrez, etc.

No todo han sido luces en el deporte pinero, incuestionablemente cuenta con un potencial humano muy positivo que responde a las mayores exigencias con grandes sacrificios y abnegación, ofreciendo generosamente todo su tiempo a una actividad que conlleva a disfrutar y entretener a una población local, creando una relación educativa-deportiva en una actividad sana, mediante el espíritu de solidaridad por los instructores deportivos y atletas.

Las sombras influyen negativamente y hacen decaer la estimulación a los instructores y deportistas a continuar su carrera deportiva. Las instalaciones deportivas construidas, en su inmensa mayoría no existe un mantenimiento continuo de las mismas (excepto el Estadio Cristóbal Labra), algunas se deterioran tanto que requieren una costosa nueva inversión para su rehabilitación, otras se abandonan totalmente y nunca más son utilizadas para el objetivo creado.

Otro factor muy negativo, es la falta de implementos deportivos para el desarrollo de otros deportes que muy bien pudieran implantarse. Es responsabilidad y gestión de las relaciones de los Combinados Deportivos-INDER, que a pesar de constar en sus planes de compromisos, hacen imposible su materialización por la falta de recursos financieros.

Deporte con discapacidad física

ACLIFIM

ACLIFIM (Asociación de Limitados Físicos Motores) Acoge a personas con discapacidad física y mental (minusválidas) en función de elevar la autoestima y motivación mediante el desarrollo del deporte y la recreación. En coordinación con el INDER, organiza el sistema de competencias deportivas y son una vía de inserción social. La falta de recursos hace incipiente el desarrollo de sus funciones.


ANCI

ANCI (Asociación de Discapacitados Visuales)

Fue creada el 17 de enero de 1987, se encuentra ubicada en la calle 37, e/ 22 y 24 de Nueva Gerona. Cuenta con una aproximación de 400 miembros y la mayor parte están vinculadas a la vida laboral. Su objetivo principal es la rehabilitación en la educación, salud, recreativa, cultural y deportiva, que logre su integración en la sociedad.




Cultura

Para la Isla y Cuba, la cultura constituye una de las fuentes del desarrollo, como medio de acceso a un desarrollo intelectual y artístico, profesionalidad y espiritual. Se le da una gran importancia y dedica grandes esfuerzos para los intereses de la sociedad.

En la Isla, sus raíces culturales encontramos elementos de la cultura española, africana, norteamericana, caimanera y japonesa que conservan su identidad y sus tradiciones.

Se efectúan jornadas culturales con la intervención de artistas nacionales y locales en una comunicación directa con el público.

La misión de la cultura está destinada a la promoción y difusión del arte y la cultura. El Departamento de Cultura, ubicado en Nueva Gerona, está formado por el Centro de la Música, Artes Escénicas, Artes Visuales, Libro y Literatura, Cine, Radio, Televisión, Enseñanza Artística, Bibliotecas, Librerías, Galerías de Arte, Artes Plásticas.

Se hace un gran trabajo cultural, pues se trata de manifestar este privilegio entre la población, llevando todas las manifestaciones de la cultura al rincón más insospechado del Municipio.

En cada uno de los círculos sociales que fueron construidos en los diferentes poblados fueron situados televisores, bibliotecas populares y la prensa diaria.

En La Reforma y Santa Fe, fueron ubicados instructores de teatro, que con artistas aficionados locales montan obras para el disfrute de los pobladores de estas localidades. En Argelia y La Victoria trabaja un instructor de arte; en Santa Bárbara uno de artesanía y otro de títeres.

Se formó en 1962 la Escuela Taller de Artes Plásticas por cinco profesores y talleres de arte en los poblados de Santa Fe, Argelia y Demajagüa.

En 1962 se fundó la banda de conciertos del Estado Mayor del Ejército, compuesta por 27 músicos militares.

Se promueve el movimiento de aficionados en los sindicatos, escuelas, campamentos y poblados.

Se ha creado una revista digital, llamada Caleta del Sur. Es una publicación de la filial de la Unión de Escritores y Artista de Cuba (UNEAC), que muestra y defiende, el arte gestado en el Municipio.

Se exponen artículos, comentarios, poesías, cuentos, críticas y ensayos, así como informaciones y noticias sobre las actividades que realiza entre sus miembros al exponer sus trabajos del que hacer pinero.

Museo

Museo Casa Natal de Jesús Montané Oropesa

Casa natal de Jesús Montané Oropesa

El museo Casa natal de Jesús Montané se encuentra ubicado en la antigua vivienda de la familia Montané Oropesa. Construida a inicios del siglo XX fue adquirida por Zenaida Oropesa Soto alrededor de los años 20, a través de la compra a un norteamericano radicado en Nueva Gerona, sin mediar documento alguno. Esta transacción era amparada por las leyes de la época. En 1955 es adquirida por Magalis Montané en una subasta pública por un valor de 100 pesos, siendo el único documento que aparece en el Registro de la propiedad de Isla de Pinos. La familia Montané Oropesa pasa a residir en esta casa, reconocida por los pineros como “El Baxareque”, antes de 1923. El matrimonio constituido por Sergio Montané Soto y Zenaida Oropesa Soto tuvieron 5 hijos, Jesús, Martha, Mireya, Sergio y Magalis. Zenaida, maestra del Centro Escolar de Nueva Gerona y Sergio contador de la Zona fiscal, fueron miembros de la Sociedad Popular Pinera y de los Comités por la reconstrucción de cuanta obra se realizara en la Isla. Educaron a sus hijos en el amor a la patria, al prójimo y las enseñanzas del maestro. La actitud y apoyo de estos padres a la causa revolucionaria que defendían sus hijos, en especial la de Jesús Montané, fue decisiva para la supervivencia de los revolucionarios de la generación del centenario, liderados por Fidel.

Monumentos Nacionales

La Isla de la Juventud, a pesar de ser pequeña en extensión territorial cuenta con cuatro Monumentos Nacionales que recogen la historia, cultura e identidad pineras y al mismo tiempo constituyen fuente de conocimientos para los pobladores del Municipio: Las cuevas de Punta del Este, conocida como la Capilla Sixtina del Arte Rupestre Caribeño, El barco Pinero, La Finca Museo El Abra y el Presidio Modelo.

Punta del Este
Pictografías aborigenes en las cuevas de Punta del Este

Forman un conjunto cavernario que es muy conocido por las pinturas rupestres que se han encontrado en sus paredes, dejadas allí por los aborígenes en tiempos precolombinos. Algunas de ellas fueron descubiertas en el Siglo XX por un francés que naufragó, y hoy es un sitio arqueológico muy importante en el Caribe.

El estudio de las pictografías descubiertas en las cavernas del sur pinero demuestra, que el caso de la Isla de la Juventud es muy singular. Se trata de una verdadera cosmogonía que tiene en Punta del Este su más acabada expresión gráfica, plástica y abstracta, como un reto de quienes, sin poseer escritura, se adelantaron en el tiempo y plasmaron su filosofía mediante círculos concéntricos y otros símbolos asociados, casi totalmente incomprensibles en la actualidad.

En la llanura meridional los referidos motivos representan más del 90% de cuanto dibujó el aborigen y, además, alternan en varias combinaciones el rojo y el negro, juntos o separados.

Memorial Pinero
Mnumento Nacional El Pinero

En el mismo centro de Nueva Gerona, cerca del malecón que rodea el río Las Casas, que atraviesa en dos a la ciudad se encuentra situado el Monumento Nacional El Pinero, nombre de la nave de la Marina de Guerra de Cuba que trasladó a Batabanó a los jóvenes de la Generación del Centenario tras su excarcelación en 1955. Hoy sólo se puede observar el casco de la embarcación, actualmente enclavado en tierra firme en la plaza del mismo nombre.

A pesar de existir otras embarcaciones que hacían la travesía hacía Cuba, El Pinero llegó a ser el barco insignia de los pobladores, quienes esperaban el arribo y salida como un verdadero acontecimiento. El 10 de octubre de 1978 por resolución del Ministerio de Cultura fue declarado como Monumento Nacional.

Presidio Modelo
Circulares del Presidio Modelo

La Instalación se encuentra al sur del poblado Delio Chacón y a unos 5 kilómetros de Nueva Gerona. Ocupa un área aproximada de 25.8 hectáreas y una superficie edificada de unos 29 360 metros cuadrados.

Por la monumentalidad y forma panóptica es único en América Latina, destacándose 34 edificaciones componentes, además de las garitas del sistema de vigilancia y la cerca perimetral que enmarca todo el conjunto. El proyecto estuvo basado en la cárcel de Jolliet, situada en el estado de Illinois, Estados Unidos y el ingeniero jefe a cargo del proyecto original fue el arquitecto César E. Guerra. Este penal fue construido entre los meses de octubre de 1925 y febrero de 1932, bajo el régimen del presidente Gerardo Machado, quien colocó la primera piedra el 1 de febrero de 1926. En sus instalaciones estuvo recluido el líder de la Revolución Cubana tras los sucesos del Moncada de julio de 1953.

Finca Museo El Abra
Instalaciones de la Finca Museo El Abra

Finca donde residió el Héroe Nacional cubano, José Martí a su salida de presidió y donde esperó su salida hacia el destierro.

El museo abrió sus puertas el 28 de enero de 1944 con una colección formada por el mobiliario de la casa, donado por los descendientes de la familia Sardá. A partir de esta fecha y hasta 1974 el museo estuvo bajo el auspicio de la Academia de Ciencias de Cuba. Desde 1975 pasó como instancia del Ministerio de Cultura que hizo un estudio pormenorizado del inmueble y sus exposiciones, haciéndose una renovación de estas con un criterio más acorde con la ciencia museológica.

Cementerio Americano

Monumento Nacional Cementerio Americano

El cementerio de colonos que emigraron desde Estados Unidos y se asentaron en la entonces Isla de Pinos, desde finales del siglo XIX y principios del siglo XX, es oficialmente declarado Monumento Nacional. La historia del lugar tiene como antecedente el 10 de diciembre de 1898, cuando se firmó el Tratado de París, mediante el cual Washington justificó la usurpación de Isla de Pinos a Cuba, episodio legitimado en la Enmienda Platt, apéndice a la Constitución Cubana de 1901. Tras esa promulgación nacieron asentamientos como Santa Bárbara, San Pedro, Santa Ana, McKinley y Columbia, Los Indios, donde se establecieron colonos con sus costumbres, necesidades socioeconómicas y de comunicación, y crearon, además, su propio camposanto.

Estas localidades sobresalieron por su arquitectura distinta a la española. Su estilo era muy similar a la de sus lugares de origen. La urbanización de las mismas incluyó el establecimiento de bancos, hoteles y comercios. Además, fundaron sus propias instituciones culturales con el fin de mantener sus costumbres y tradiciones. Igualmente crearon condiciones para la práctica deportiva en los diferentes asentamientos. Cementerio Jardín, único de su tipo en Cuba, donde se realizaron unos 300 enterramientos, es un lugar con valores históricos, políticos, antropológicos, arquitectónicos y culturales, que fundamentan la propuesta. Constituye la huella material más importante de la presencia estadounidense en el territorio.

El camposanto recibió recientemente acciones de conservación. Los especialistas a cargo han resaltado que es importante preservarlo como prueba de más de medio siglo de pretensiones imperiales sobre Isla de Pinos y como legado a las futuras generaciones.

El Cementerio de Columbia o Cementerio de los americanos tiene una superficie de 17 metros cuadrados y el primer enterramiento se produjo en 1907, al fallecer Frenin Cooper; y el último en 1981, cuando murió Stephania Koenig.

A los pocos años de la invasión de los colonos del norte, comenzaron a aparecer escuelas dedicadas a la enseñanza de los hijos de esos ciudadanos, en lo fundamental. En 1913 empezó a funcionar la "St. Joseph s Academy", primero en la planta baja del Hotel St. Josephs y en la década del 20 del siglo XX se construye la escuela con los recursos de la Iglesia Católica y la contribución de todos los pobladores pineros. Las clases se impartían monjas de la Orden Benedictina y se encontraba ubicada en la calle Martí, esquina a Andrés Acosta, en Nueva Gerona. En 1918 fue creada en el poblado de Santa Bárbara la Mc Mahan Military School, donde se preparaban cultural y militarmente, niños norteamericanos y pineros blancos, de 7 a 13 años.[17].

Referencias

Fuentes