Saltar a: navegación, buscar

III Frente Santiago de Cuba

(Redirigido desde «Tercer Frente Mario Muñoz Monroy»)
III Frente Santiago de Cuba
Información sobre la plantilla
IIIFrenteOtal.jpg

ActivaMarzo de 1958
PaísBandera de Cuba Cuba
FidelidadMovimiento 26 de Julio
TipoFrente Guerrillero
EspecializaciónGuerra de guerrillas
Comandantes
ComandanteJuan Almeida
Insignias
Bandera del Ejército RebeldeMovimiento 26 de Julio
Cultura e historia
Colores de la BanderaNegro y Rojo
Guerras y batallas
Guerra de Liberación Nacional de Cuba (1956-1958)

Tercer Frente Oriental Santiago de Cuba, también denominado III Frente Santiago de Cuba o III Frente Dr. Mario Muñoz Monroy. Fue un frente guerrillero del Ejército Rebelde, organización armada revolucionaria creada para llevar a cabo la Guerra de Liberación Nacional (1956-1958) contra la dictadura de Fulgencio Batista. Fue fundado en marzo de 1958 por el Comandante Juan Almeida con base de operaciones militares en la zona montañosa cercana a Santiago de Cuba, en la Provincia de Oriente, Cuba.

El Frente estaba compuesto por tres columnas guerrilleras:

En la zona donde opero y tuvo si comandancia este frente guerrillero radica hoy el municipio Tercer Frente Oriental, de la provincia de Santiago de Cuba.

Historia

Fundación

Juan Almeida durante su etapa como comandante del III Frente en la Sierra Maestra.

El 27 de febrero de 1958 el entonces capitán Juan Almeida Bosque fue ascendido al grado de Comandante del Ejército Rebelde y nombrado jefe de la Columna 3 Santiago de Cuba, siendo la columna guerrillera que comandaría y daría origen al III Frente Oriental.

El 1 de marzo, desde Pata de la Mesa, Comandancia de la Columna 4, dirigida por Ernesto Che Guevara, saldrían la Columna 3 hacia la zona de operaciones asignada en la propia Sierra Maestra, y la Columna 6 Frank País, dirigida por el también ascendido a Comandante, Raúl Castro, cuya misión consistía en abrir otro Frente de combate en el territorio de la Sierra Cristal. El 6 de marzo, luego de largas y agotadoras jornadas, la tropa de Almeida llegó a Puerto Arturo, naciendo así el III Frente Oriental Dr. Mario Muñoz Monroy.

Zona de operaciones

La nueva zona rebelde abarcaba unos 6 000 kilómetros cuadrados, desde las cercanías de Bayamo hasta las de Santiago de Cuba, incluidos los territorios de Baire, Jiguaní, Contramaestre, Guisa, Santa Rita, Maffo, Palma Soriano, Aguacate, Ramón de Guaninao, Central América, Dos Palmas, El Cobre, Melgarejo, El Cristo, El Caney, el sur de San Luis, Loma del Gato y Chivirico.

Integrantes

Solo 57 combatientes -entre ellos dos mujeres, Oniria Gutiérrez Montero y María Mercedes Sánchez Dotres, ambas miembros de la Comandancia- integraron esta fuerza rebelde en el momento de su fundación. Junto a Almeida, como jefe del Pelotón de Vanguardia, estaba el capitán Calixto García Martínez, asaltante al Cuartel Moncada y expedicionario del yate Granma. Y frente al Pelotón de Retaguardia venía el capitán Guillermo García Frías, primer campesino incorporado al Ejército Rebelde, quien era, además, el segundo jefe de la Columna 3.

Acciones combativas

Entre la fecha de apertura del Frente y su entrada en combate transcurrió muy poco tiempo. La primera acción consistió en un ataque a la refinería TEXACO, cercana a la capital oriental, para distraer a las fuerzas enemigas y proteger el paso de Raúl y su Columna por la Carretera Central hacia su zona de operaciones. La acción no fue exitosa, pero hizo conocer que ya el Ejército Rebelde estaba operando en los alrededores de la ciudad.

Durante la noche del 10 y la madrugada del 11 de abril, una audaz acción tuvo lugar a unos 20 kilómetros de Santiago de Cuba. El poblado de El Cobre fue atacado y ocupado por las fuerzas rebeldes. Era la primera vez que una cabecera de municipio se tomaba por el ejército guerrillero, el cual, además, rechazó el refuerzo enviado por la tiranía e hizo explotar el polvorín minero de ese poblado, detonación sentida con fuerza en Santiago de Cuba y que llenó de pánico a las tropas batistianas. La tiranía no pudo ocultar ese acontecimiento.

Las acciones combativas se multiplicaron con rapidez. Ataques a cuarteles, emboscadas y escaramuzas a patrullas y puestos militares, además de numerosos sabotajes. El Frente crecía y se nutría principalmente de campesinos de la Sierra Maestra y de obreros. Eran organizados los pequeños grupos guerrilleros que operaban en la zona antes del 6 de marzo y se establecían contactos más directos con los combatientes clandestinos de la ciudad. Día por día el III Frente ensanchaba su dominio, mientras que era mayor la desmoralización del enemigo. Al final las fuerzas de la tiranía no tuvieron más remedio que rendirse.

Referencias