Saltar a: navegación, buscar

Trompeta

Trompeta
Información sobre la plantilla
Trompeta.jpg
Instrumento musical de viento - metal

Trompeta. Es un instrumento musical de viento metal. Por su brillante sonido y potencia, sobresale en una orquesta y es el instrumento de viento más conocido a nivel mundial.

Las trompetas se conocen desde tiempos antiguos en Grecia y Roma. En aquellos tiempos y aún durante la Edad Media, eran instrumentos rudimentarios y de gran tamaño. En el siglo XII, sufren modificaciones y comienza recién la historia y nacimiento de las trompetas de la actualidad. Con el tiempo se fueron desarrollando hasta que en los siglos XVII y XVIII alcanzan su plenitud cuando son incluídas en las obras de los grandes compositores.

Características

La trompeta, que mide aproximadamente 50 centímetros, está compuesta básicamente por la embocadura, los pistones, las tuberías y el pabellón. La embocadura es el lugar en que el trompetista hace contacto con sus labios para soplar y producir el sonido. Las tuberías están en forma de espiral y miden 180 centímetros. Los pistones son tres válvulas que transportan el aire por las diferentes partes de la tubería de la trompeta; están provistos de los pulsadores de botón que son accionados por el músico para lograr presionar el aire. Los pistones son los responsables de que la trompeta sea un instrumento cromático, es decir, que tiene los doce semitonos de la escala temperada occidental. El primer pistón está conectado a un tuvo mediano y reduce la nota de la trompeta dos semitonos. El segundo pistón está unido a un tubo corto y reduce la nota un semitono. El tercer pistón está conectado a un tubo largo y reduce tres semitonos la nota de la trompeta. El pabellón, es la estructura en forma de campana que proyecta el sonido al exterior.

Su forma fue recta en un principio y no se encorva hasta el siglo XV, adoptando así gradualmente la forma que presenta hoy en día. Hacia 1770 se le añaden "tubos de recambio" que permiten a los instrumentistas tocar en casi todos los tonos. Hacia 1815 se adoptan los pistones, perfeccionamiento que aún se mejorará un siglo después, gracias a los trabajos de Merry Franquin, profesor del Conservatorio de París, que han permitido a los ejecutantes modificar a voluntad la altura de los sonidos del instrumento.

La gran importancia de la trompeta en los conjuntos instrumentales antiguos se advierte en el hecho de que, de los cuarenta y dos instrumentistas adscritos a la corte de Enrique VIII, catorce eran trompetistas.

Consecuencia directa de la diferencia de longitud del tubo es el registro más agudo de la trompeta moderna, así como su sonido más brillante y más resonante se debe a la forma del tubo, del pabellón y de la boquilla.

Tanto en la trompeta como en el caso del corno, puede usarse un tapón en forma de pera llamado sordina que se inserta en el pabellón para disminuir su sonido, o bien para producir, mediante una mayor presión del soplo, sonidos ásperos y estridentes de un timbre muy particular.

Las articulaciones doble o triple pueden conseguirse en la trompeta, y son de mayor efecto en ella que en ningún otro instrumento de viento. Para tocar la trompeta es muy importante desarrollar los músculos labiales, debido a que es por la vibración de éstos que se produce el sonido de la trompeta. Además, se debe manejar muy bien el diafragma por el control de la respiración que exige el instrumento. Ambas partes son esenciales por la fuerza y la precisión que requiere la trompeta.

Historia de la trompeta en la música clásica

Después de Bach y Handel, trompeta tocando disminuido. Haydn, el gran sucesor de estos dos señores, no le fue bien con trompetas. Cuando Haydn entró al servicio del príncipe Esterhazy, el príncipe amante de la música de Austria, su orquesta en un principio no incluía trompetas en absoluto.

Todavía en 1766, el personal regular de esta orquesta, una de las principales en Europa, formada por seis violines y violas, un violonchelo, un contrabajo, una flauta, dos oboes, fagotes y dos trompas, pero no cuatro trompetas o cornetas. Varios años más tarde los recursos de la orquesta se ampliaron a fin de que las trompetas y timbales se pudieran añadir cuando sea necesario.

Incluso cuando Haydn hizo uso de trompetas, marcó para ellos así que jugaron una octava o sexta por encima de los cuernos. Para este arreglo delgado, añadió tambores para el acompañamiento. Probablemente sintió la necesidad de llenar con algo, y la batería parece la más adecuada.

Mozart, que fue el primer alumno de Haydn, pero cuyo genio lo levantó a un lugar por encima de su amo, parecía compartir la aversión de Haydn para las trompetas. Esta antipatía por trompetas se debió a una naturaleza extremadamente sensible, ya que Mozart tenía diez años y el sonido de la trompeta fue muy doloroso para él, no pudiéndola soportar.

Ya de adulto se hallándole poco placer en trompetas, las utilizó con moderación. En 1788 escribió sus tres grandes sinfonías, pero sólo en dos de ellas hizo uso de la trompeta. No podía soportar las altas piezas del clarín escritas por Bach y Handel Incluso reorganizando alguna de esta música, dando a las partes altas de clarín para los clarinetes.

Beethoven, por su parte escribió en general, para dos trompetas y con frecuencia las utilizó como instrumentos principales. Esto no puede interpretarse en el sentido de que Beethoven estaba particularmente encariñado con la trompeta, porque era una costumbre conocida de sus partituras tanto como sea posible para todos los músicos de la orquesta y para pasar alrededor de las partes de los solos con el fin de mantener a todo el auditorio interesado.

En general, siguió la costumbre de Mozart y Haydn en la manipulación de las trompetas, escribiendo para ellos las piezas que fueron una octava, sexta o, a veces un tercio por encima de los cuernos, todos con el acompañamiento de los latidos del tímpano.

A pesar que no estaba muy en alta el clarín por lo ya escrito por Bach y Handel, estos y sus antecesores hicieron de la trompeta uno de los instrumentos más interesantes de la orquesta.

Utilizaron las trompetas tanto como clarines se utilizan hoy en tambores. Las partes fueron trompeta acordes finos cuya pobreza del diseño fue cubierto en el ruido de los timbales. Aparentemente, no pensar bien de las largas trompetas en la que se puede jugar cromáticamente en los registros superiores.

Obras más renombradas

De las obras más renombradas para la trompeta, destacan los conciertos de Haydn, en mi bemol, de K. Riisager, Concertino, y de Richard Strauss, en fa. También música de cámara de Juan Sebastian Bach: Concierto de Brandenburgo número 2, de Saint Saëns: Septimino, y de A. Honegger: Intrata (con Piano).

Renombrados trompetistas

En cuanto a los trompetistas, algunos de los más destacados interprete de la trompeta en la historia a nivel mundial son: Dizzy Gillespie (EEUU, 1917-1993), Timofei Dokshizer (Rusia, [[1921[[-2005), Miles Davis (EEUU, 1926-1991), Maurice André (Francia, 1933), Luis Manuel Mirabal Vázquez (El Guajiro Mirabal) (Cuba, 1933), Arturo Sandoval (Cuba, 1949) y Wynton Marsalis (EEUU, 1961).

Fuentes