Saltar a: navegación, buscar

Trompa (instrumento)

(Redirigido desde «Trompa (Instrumento)»)
Trompa
Información sobre la plantilla
Trompa o Corno Francés.jpg
La trompa, o corno francés, es un instrumento musical de viento-metal.

La trompa, también llamada corno francés (probablemente debido a su temprano desarrollo en Francia) es un instrumento de viento y de metal. Tiene un carácter muy versátil y abarca una tesitura muy amplia con pocos pistones.

Clasificación de la trompa

Es un instrumento de viento metal, ya que el sonido se produce por la vibración de los labios del intérprete apoyados en la embocadura, también se puede clasificar por el modo de producir sonido, y en este caso sería aerófono porque el sonido se produce por medio del movimiento vibratorio del aire.

Origen y evolución

La trompa se utilizaba como instrumento de llamada incluso anteriormente a las civilizaciones de Grecia y Roma. Este instrumento empezó a ser utilizado musicalmente a finales del siglo XVII, cuando se lo empezó a asociar con la vida cortesana y las cacerías reales a caballo. Las llamadas con la trompa en las cacerías de las cortes francesas se fueron convirtiendo cada vez más musicales. Luego, el conde Franz Anton Sporck la hizo utilizar en las cortes bohemias (austriacas) hacia el año 1681. Fue allí donde debido a la riqueza de Sporck y lo que le gustaban la caza y la música, que la trompa se empezó a utilizar en las veladas musicales en recintos cerrados.

Los hermanos Leichamschneider, que eran unos constructores de instrumentos de Viena, en la primera década del siglo XVIII comenzaron a fabricar trompas en fa y tonillos para otras tonalidades. Antes de mediados de siglo, las trompas alemanas y austriacas se equiparon con un tonillo maestro ahusado y cuatro o más tonillos cilíndricos o acopladores colocados entre el tonillo maestro y la trompa, para proporcionar las tonalidades que se necesitaban con más frecuencia.

En este período los trompistas bohemios y austriacos, sobre todo en Viena, Praga y Dresde, establecieron la tesitura y las posibilidades técnicas de la trompa dentro de límites muy cercanos a los que se conocen hoy en día. La técnica de tapar las notas con la mano, se desarrolló como una técnica para afinar y para conseguir notas que no eran obtenibles en la serie natural. En 1760, Anton Hoseph Hampl de Dresde dio la noticia públicamente de esta técnica.

A Hampl también se le atribuye la invención de los tonillos centrales, unidos por medio de una bomba, lo que permite una posición de la boquilla permanente y más adecuada para las notas tapadas por la mano.

Johann Werner fue el primero en construir trompas con este sistema de tonillos para Hampl. La utilización de este tipo de instrumentos se extendió por todo el continente. Aparecieron dos tipos de trompas de mano con tonillos antes de 1800. En Alemania, Austria y Francia se construyeron trompas para su empleo dentro de la orquesta. Contaban con tonillos terminales independientes para el espectro completo de tonalidades de la trompa y un acoplador para el Si b bajo. Los tonillos terminales se ahusaban a partir de la boquilla y evitaban las cantidades adicionales de tubos cilíndricos necesarios cuando se incorporaban acopladores ente un tonillo terminal o maestro y el resto de la trompa o cuando se añadían los tonillos centrales de La Inventionshorn. Las trompas construidas para el solista contaban con solo cinco tonillos.

En el siglo XIX se inventó la válvula y su aplicación en la trompa. En 1818 se presentó un modelo perfeccionado de trompa. Charles Joseph Sax fue quien construyó en 1824 las trompas omnitónicas más conseguidas.

En el siglo XIX, la trompa de válvulas había dado ya muestras de su valía, por lo que pasó a ocupar un lugar destacado en las obras de varios compositores, especialmente Wagner.

Descripción de cada parte

Error al crear miniatura: Falta archivo
Partes de la trompa.
  • Boquilla: parte de la trompa en la que apoyamos los labios e introducimos aire para producir el sonido.
  • Válvulas: suelen tener tres o cuatros., generalmente giratorias, que se manejan con la mano izquierda.
  • Pabellón: parte de la trompa situada al final y por donde sale el sonido.
  • Tubo principal: parte de la trompa por la que pasa el aire antes de llegar al pabellón.

La trompa es un instrumento de metal circular de unos 35 cm de diámetro. Suele construirse con latón y a veces se platea o se niquela.

Descripción del mecanismo

La trompa se coge con la mano derecha en el pabellón. Cerrando parcialmente la entrada del pabellón se baja la afinación; si se abre por completo se sube, lo que otorga al intérprete un cierto control sobre las notas que puedan estar desafinadas. Si se cierra por completo la abertura con la mano se produce un sonido asordinado o apagado, es decir, las llamadas notas tapadas, que se especifican a veces en la notación musical por medio del signo + y que requieren una modificación de la digitación. También se puede obtener mediante este método un sonido de timbre metálico requerido por ciertos autores. El efecto puede conseguirse también con una sordina que dependiendo de qué tipo sea, puede o no requerir una alteración de la digitación.

Usos que tiene

La trompa es un instrumento solista prominente en las orquestas sinfónicas europeas y estadounidenses, cada una de las cuales cuenta con una sección de tropas con cuatro o más intérpretes. También se utiliza en bandas y en conjuntos de música de cámara como los quintetos de viento y de metal.

Repertorios

Repertorio barroco

Repertorio clásico

  • Wolfgang Amadeus Mozart: Concierto n.º 1 para trompa en re.
  • Wolfgang Amadeus Mozart: Concierto n.º 2 para trompa en mi bemol.
  • Wolfgang Amadeus Mozart: Concierto n.º 3 para trompa en mi bemol.
  • Wolfgang Amadeus Mozart: Concierto n.º 4 para trompa en mi bemol.
  • Wolfgang Amadeus Mozart: Concierto rondó para trompa en mi bemol.

Repertorio romántico

Repertorio contemporáneo

Grupos de trompas

Repertorio de orquesta

Intérpretes conocidos

Algunos de los trompistas más famosos son David B. Thompson, Jeffree Cooper, Abel Pereira, Óscar Sala, Rafael M. Garrigós García, Lilian Burkart, Jim Phelan, Hermann Baumann.

Audición comentada

Los cuatro conciertos y un rondó para trompa y orquesta existentes de Mozart fueron compuestos para el trompista Ignaz Leutgeb. Como es el caso con muchos de los intérpretes y ejecutantes del siglo XVIII, los detalles de la vida de Leutgeb solo son vagamente conocidos y no pueden seguirse con un alto grado de precisión. De cualquier manera, es conocido que Ignaz Leutgeb fue colega de Mozart en 1770 en Salzburgo, donde participaba como trompista de la orquesta de la corte. Como un indicativo de la excelencia de Leutgeb como intérprete de la trompa, está el hecho que viajó a París durante ese año para al menos presentar dos conciertos los cuales fueron recibidos con gran aclamo. En 1777 Leutgeb renuncia a su posición en la orquesta de Salzburgo y se va a Viena. Cuando Mozart se muda a Viena en 1781, ambos músicos se encuentran y Leutgeb le pide a Mozart que componga un concierto para él. Debido a que esta obra fue dejada incompleta, Leutgeb parece que se la dio a Franz Xaver Süsmayer (alumno de Mozart) quien accedió a terminar el movimiento por Mozart y finalmente firmó la obra concluida. Esta obra tiene una duración de poco más de 5 minutos y en ella aparece la orquesta y la trompa.

La trompa doble

La trompa, con su sonido melodioso puede ser poderosa y majestuosa, ó puede producir sonidos tranquilos, misteriosos. Empasta bien tanto con la madera como con el metal.

La trompa puede ser apagada (con sordina) que dá a su sonido una calidad distante, lejana. El intérprete tiene, a veces, que tocar notas "tapadas" para ello la mano se coloca fuertemente dentro de la campana. Cuando se toca suave, el sonido se convierte en muy tranquilo y, a la vez, distante pero es algo más tenue y sutil. El signo usado para las notas "tapadas" es +. Cuando la nota debe tocarse normalmente se dibuja un círculo 0 (abierta) encima de la misma. Las notas sin estos signos son siempre tocados normalmente.

Otro efecto es el «cuivré» (‘bronce’ en francés). El intérprete fuerza su mano dentro de la campana y sopla muy fuerte; el sonido resultante es verdaderamente metálico. Muchos son los solos que han sido escritos para este instrumento, como por ejemplo el de la sinfonía n.º 5 de Dmitri Shostakóvich (1906-1975):

El músico puede llegar a ejecutar un si alto, solo si puede hacerlo con comodidad.

Fuente