Tulipán

Tulipán
Información sobre la plantilla
Tulipán.jpg
Nombre Científico:Tulipa L.
Reino:Plantae
División:[[Magnoliophyta ]]
Clase:Liliopsida
Orden:Liliales
Familia:Liliaceae
Subfamilia:Lilioideae
Tribu:Tulipeae
Género:Tulipa

Tulipán. Género de plantas perennes y bulbosas perteneciente a la familia Liliaceae, en el que se incluyen los populares tulipanes, nombre común con el que se designan a todas las especies, híbridos y cultivares de este género. Posee mas de 100 especies acectadas e innumerables cantidades de híbridos y cultivares. Su orígen se localiza principalmente en el área mediterránea y el nordeste asiático, aunque la mayoría de las variedades cultivadas actualmente proceden de las regiones montañosas de Asia Menor, Persia, el Cáucaso y Turdestán. Las primeras semillas de tulipán llegaron a Europa finales del Siglo XVI procedentes de Turquía. El nombre "tulipán" proviene de la palabra "dulban", que significa en turco turbante, haciendo referencia a la similitud entre sus formas. El botánico Carolus Clusius inició el cultivo del tulipán en el jardín botánico de Leiden, a partir de semillas y de bulbos enviados desde Turquía.

Taxonomía

Nombre científico

Autores

Publicado en: Species Plantarum 1: 305–306. 1753.[2]

Sinonimia

  • Amana Honda
  • Eduardoregelia Popov
  • Orithyia D. Don[3]

Especie tipo

  • Tulipa gesneriana L.[4]

Especies

Anexo:Especies de Tulipa[5]

Distribución geográfica.

Debido a las particulares exigencias agroecológicas del Tulipán, la producción de sus bulbos está limitada a escasas regiones en el mundo. Holanda es el líder absoluto de esta actividad debido a sus condiciones climáticas y a un excelente perfil comercial. No solo cuenta con más del 55 % del área cultivada en el mundo (más de 10.000 hectáreas), sino que es el moderador del intercambio comercial.

Descripción

Planta: Planta bulbosa de constitución herbácea y vivaz, con un corto periodo de floración, normalmente en primavera y de bulbos tunicados.

Bulbo: Es el órgano de reserva y multiplicación, formado por un tallo axial, corto y carnoso y cuya parte inferior se denomina placa basal, y una superior o ápice que envuelve a un meristemo recubierto con escamas gruesas, situado en el eje del bulbo que originará el tallo aéreo. Una de las principales características del bulbo son las escamas exteriores secas llamadas "túnicas", cuya función es la defensa contra lesiones mecánicas y la desecación. Las escamas interiores son carnosas, denominadas "láminas", distribuidas en capas contiguas y concéntricas, cuya función es almacenar las sustancias de reserva.

Hojas: Hojas escasas, de color verde a verde grisáceo, algo carnosas, de linear-lanceoladas a anchamente ovadas que carecen de peciolo y nacen de la parte baja de la Planta, decreciendo en tamaño hacia la parte superior del tallo. La lámina foliar es sencilla, entera y paralelinervia.

Flores: Generalmente solitarias, orientadas hacia arriba, mas o menos acampanadas, pudiendo tener tépalos dobles o simples, dispuestos en forma de cáliz y generalmente en número de seis, con una amplia gama de coloridos. Perianto de seis segmentos libres dispuestos en dos verticilos, androceo con seis estambres y estigma trilobado.

Fruto: Es una cápsula esférica o elipsoide de tres valvas erectas, conteniendo numerosas semillas planas

Requerimientos edafoclimáticos

Luz

No se considera un factor restrictivo, ya que para su óptimo desarrollo requiere un bajo nivel de iluminación. El componente de color azul en las lámparas fluorescentes de luz blanca es indispensable para lograr una buena formación de la flor. En zonas con alta incidencia lumínica y temperaturas altas se produce un adelantamiento de la floración en detrimento del largo de la vara, lo que se puede minimizar con el uso de sombreados.

Temperatura

Es una especie que resiste las bajas temperaturas, siendo sensible a condiciones de calor. Periodos con altas temperaturas producen una floración rápida con una altura deficiente. La temperatura del suelo tiene incidencia directa sobre la duración del cultivo, se ha estimado que temperaturas entre 13-16 ºC son óptimas para el desarrollo del Tulipán. Sobre éstas incrementan la posibilidad de ataque de Fusarium oxysporum.

Humedad relativa

Requiere un nivel elevado de humedad, pero que supere el 85 %, para evitar la incidencia de ataques fúngicos como Botrytis tulipae. Ambientes con baja humedad provocan quemaduras en las hojas y pérdidas excesivas de agua en la Planta que traen por resultados tallos marchitos y poco rígidos que disminuyen la calidad de la flor. Se recomienda la colocación de una cubierta vegetal (paja, acículas de pino...) para mantener la humedad y disminuir las oscilaciones térmicas del suelo. También se puede adicionar una capa superficial de arena sobre las bancadas del Cultivo para mantener la humedad del suelo.

Suelo

Aunque no es una especie exigente, le son favorables los suelos sueltos, mullidos y ricos en materia orgánica. El pH ideal se sitúa entre 6.5 y 7.5, con una profundidad efectiva de 20 cm. Hay que tener en cuenta que los tulipanes son muy sensibles a concentraciones demasiado elevadas de sal en el suelo.

Producción de bulbos

Se requiere un suelo bien drenado, no apelmazado y exento de piedras. El pH debe estar en torno a los 6-7.5, con un nivel de agua cerca de la superficie del suelo (40-60 cm) y un material apropiado (plantadoras y arrancadoras). Las áreas humíferas y los aluviones arenosos son favorables a este tipo de cultivo. El plan general de cultivo a partir de los bulbillos es el siguiente:

  • Primer año: La plantación de bulbillos tiene lugar en suelos arenosos con 30 cm entre las líneas y de 1-2 cm de distancia en la línea o en caballones con dos líneas paralelas (1 a 2 cm en tresbolillo).

A veces la plantación se realiza en mallas que facilitan la recogida de los bulbos. Se lleva a cabo en otoño cuando la temperatura del suelo es inferior a 12 ºC, y así evitar el desarrollo de Fusarium. La recolección tiene lugar en junio-julio. El calibre de los bulbos recolectados oscila entre 6-8, 8-10.

  • Segundo año: Se realiza la plantación de los bulbos recolectados el primer año, distanciados entre sí 3-5 cm.

Se darán riegos regulares y se efectuarán escardas con ayuda de herbicidas. Se recomienda Trifluraline a 1.5 kg/ha y Triflularine + Linuron a 5 l/ha. Cuando los bulbos alcanzan una calibre de 11-12 y mayores tiene lugar la recolección, es decir, esta operación se inicia al comenzar la coloración de la túnica externa del bulbo.

Flor cortada al aire libre

La plantación tiene lugar en octubre-noviembre sobre suelos arenosos con un marco de plantación de 20 x 5 cm, o en filas paralelas de 5 x 5 cm. Los calibres aconsejados de los bulbos a plantar son de 11-12. El extremo del bulbo se debe recubrir con 4-5 cm de tierra. En cultivos tempranos se gana de 20 a 30 días sobre la floración normal.

Recolección de flores

Se realiza en el estado "botón floral apenas coloreado", cuando el color de los pétalos es apenas visible. Normalmente se suelen arrancar conjuntamente la planta, su bulbo y sus raíces, y se corta el pedúnculo floral lo más cerca posible de la base del bulbo, para tener una buena longitud de flor. Se colocan en recipientes con agua dentro de cámaras frigoríficas a 4-5 ºC.

Plantación

Primero se recomienda desinfectar los bulbos en una solución de Benomilo y Captan, para prevenir el ataque de Fusarium oxysporum, Rhizoctonia solani, Botrytis tulipae y Phytium sp; además de realizar una esterilización de suelo. El cultivo se debe iniciar con la importación de los bulbos, normalmente con un tamaño 10/12, con una combinación de colores y precocidad. Tendrá lugar en mesas de 25 cm de altura de un metro de ancho, con pasillos de 40-50 cm. La densidad de plantación aproximada es de 100 bulbos/m2, aunque depende del cultivar, calibre y época de plantación. Marco de plantación: los bulbos se plantan a 8 cm sobre la hilera y a 12.5 cm entre hileras, enterrándolos a unos 10 cm de profundidad, apretando bien la tierra para que no se formen bolsas de aire alrededor. Época de plantación: debido a las técnicas de preparación y conservación de bulbos, la plantación de los bulbos de tulipán puede realizarse en diferentes momentos, dependiendo fundamentalmente de las condiciones climáticas.

Riego

Se riegan frecuentemente hasta la floración; a partir de ese momento el riego debe ser moderado. Se recomienda el riego localizado con 3 o 4 líneas portagoteros por mesa de plantación con emisores de 2 l/h, separados 30-40 cm entre sí. La cantidad de agua aportada puede reducirse una vez que se hayan formado las raíces. El déficit hídrico puede originar que se formen las hojas antes que las raíces, lo cual favorece al aborto de los botones florales.

Abonado

El nitrógeno provoca un excesivo desarrollo de las hojas en detrimento de la rigidez del tallo, la que es favorecida por potasio. El exceso de N produce un desarrollo exagerado de las hojas en perjuicio de las flores, en el caso de la producción de flor cortada. El tulipán es sobre todo exigente en K2O, pues el potasio mejora la síntesis y migración de los glúcidos hacia el bulbo y mejora la coloración de las flores. El P2O5 favorece el crecimiento y evita los inconvenientes de un exceso de N. Para el cultivo de bulbos normalmente se aplica el siguiente equilibrio: 1-0,5-2. Se debe evitar en todo momento que el estiércol aportado esté fresco, ya que se incrementa el riesgo de contaminación de diversos hongos, especialmente Fusarium.

Multiplicación

El tulipán se renueva anualmente por bulbillos (pequeños bulbos que se desarrollan en la base del "viejo" bulbo), uno de los bulbillos toma mayor importancia, y el viejo bulbo se seca, siendo reemplazado por el nuevo. Se hable de bulbo de renovación anual. La multiplicación se efectúa por separación de los bulbillos en el momento de la recolección (de 2 a 5 o más por bulbo). La multiplicación por semillas solo se realiza para obtener nuevos cultivares, que florecerán en 5 o 6 años. La propagación comercial del tulipán está fundamentalmente en manos de los productores holandeses, debido por un lado es un elevado grado de tecnificación y por otro lado al tener las condiciones medioambientales adecuadas.

Enfermedades

  • Fuego del tulipán (botrytis tulipae).

Se trata de una enfermedad muy frecuente y la de mayor gravedad, pues ataca a todos los órganos de la planta. Este hongo se puede diseminar a través de bulbos infectados, acolchados, viento y lluvia. Su desarrollo se ve favorecido por humedades relativas altas. Los síntomas se manifiestan como hojas curvas y deformadas, detención de la emergencia de brotes y manchas circulares grisáceas en hojas y flores que avanzan rápidamente bajo condiciones de elevada humedad relativa y temperatura.

  • Control.

Rotaciones de 4-5 años sin tulipanes. No reutilizar los acolchados vegetales. Tratamiento de los bulbos por pulverización con Tiram. Pulverizaciones preventivas con Captan o Diclofluanida desde que se produce la brotación hasta la floración, al menos dos o tres veces.

Se trata de una enfermedad bastante frecuente y grave. La infección se produce con más frecuencia a finales del periodo vegetativo, a consecuencia de los ataques de los hongos que proceden de los restos del viejo bulbo. Los síntomas se manifiestan en los bulbos como una podredumbre seca en la base o del corazón, o momificación al final del almacenamiento.

  • Control.

Realizar rotaciones. Clasificación y secado de los bulbos. Almacenar los bulbos en lugares bien ventilados y evitar heridas durante la conservación.

Flores

Después del corte y antes del embalaje tiene lugar la clasificación de las varas florales según las normas de calidad vigentes. Los tulipanes se suelen presentar en paquetes de 10 tallos, protegidos en papel. Siendo las varas uniformes en grado de apertura, rigidez y longitud. Previamente las flores son colocadas en agua, ya que el tulipán en este medio continúa creciendo tanto en longitud como en grosor, aunque puede provocar que los tallos se curven. El transporte se realizará a 4-5 ºC, manteniendo los tulipanes en posición horizontal, para evitar que los tallos se doblen.

Referencias

  1. Nombre científico de Tulipán. Consultado 04 de octubre de 2012. Disponible en:www.tropicos.org
  2. Autores de Tulipán. Consultado 04 de octubre de 2012. Disponible en:www.tropicos.org
  3. Sinonimia de Tulipán. Consultado 04 de octubre de 2012. Disponible en:www.tropicos.org
  4. Especie tipo de Tulipán. Consultado 04 de octubre de 2012. Disponible en:www.tropicos.org
  5. Especies de Tulipán. Consultado 04 de octubre de 2012. Disponible en:www.theplantlist.org

Fuentes

  • [1]
  • [2]
  • [3]
  • Gallo, José. Cultivo de algunos vegetales en Cuba.
  • Centro Nacional de Sanidad Vegetal: -La Habana.

Enlaces