Volcán Barva

Volcán Barva
Información sobre la plantilla
VolcánBarva.jpeg
Incluido dentro del Parque Nacional Braulio Carrillo, que pertenece al Área de Conservación Cordillera Volcánica Central.
Localización
ContinenteAmérica Central
CordilleraCentral de Costa Rica
País(es)Costa Rica
Provincia(s)Heredia
Municipio(s)Barva
Características
CumbresBarva, Colima Superior y Colima Inferior
Máx. cota2.906 m
Superficie1.120 a 1.500 km²

Volcán Barva. Ubicado en el límite oeste del Parque Nacional Braulio Carrillo, área protegida a la que pertenece, dentro del Área de Conservación Cordillera Volcánica Central, que es parte de la Reserva de la Biósfera de Costa Rica. Algunos expertos creen que la ultima erupcion del Barva fue en el 1700, pero las pruebas reunidas por los geólogos sugieren que en lugar de una verdadera erupción, el daño que fue un evento eruptivo fue causado por un fuerte terremoto.

Ubicación

Situado en la Cordillera Volcánica Central, 22 km al Norte de San José, en el cantón de Heredia, Costa Rica. Con una altura de 2.906 metros sobre el nivel del mar, lo hace el tercer volcán más alto del país, detrás del Volcán Irazú (3.432 msnm) y el Volcán Turrialba (3.340 msnm).

Midiendo aproximadamente 62 millas cuadradas (160 kilómetros cuadrados), el masivo Volcán Barva se sienta en el borde del Valle Central de Costa Rica. Los científicos creen que el volcán inactivo estuvo activo entre 3.000 y 5.000 años atrás.

Etimología

El cacique Barvac es quien da nombre tanto al volcán como al cantón donde éste se ubica. Una de las hipótesis acerca de la palabra «Barva» plantea que es una voz españoliazada de la voz indígena huetar que significa «Pueblo del Oso Hormiguero».

Varias teorías existen al respecto de el significado y origen de los términos «Barva» y «Barba». La primera teoría indica que la variante Barva podría provenir de dos palabras de origen huetar: Bal (pueblo) y wac (oso hormiguero), Balwac, por lo que Barva significaría «Pueblo del Oso Hormiguero».

La otra variante, Barba, tiene dos hipótesis: la primera, que viene de las palabras huetares bar o bur (abeja) y ba o bac (tribu), Barbac, es decir, «Tribu de las Abejas». La segunda hipótesis habla de que la tribu huetar de Barvak se había establecido en un lugar al que llamaron «Tlapallan» o bien «Tla pallapan», palabra de origen nahua que significa «en el río negro u oscuro», y que en lengua huetar es «Tabaraba» o «Abaraba», que los españoles cambiaron por Barba.

Por decreto ejecutivo, la grafía correcta es Barva, aunque por mucho tiempo se utilizó también Barba.

Historia

Véase artículo: Costa Rica

Cuenta la historia que a la llegada de los españoles a Costa Rica, en el siglo XVI, los territorios del volcán Barva se encontraban dentro del llamado Reino Huetar de Occidente, gobernado por el rey Garabito. Uno de los principales de este rey fue Barvac (también Barbac, Barbak o Barvak), que gobernó una población indígena ubicada a los pies del volcán.

Se conoce que existía un poblado indígena en Barva en 1575, presumiblemente de los indígenas botos, que fue visitado por Antonio Álvarez Pereyra, capitán del gobernador Perafán de Rivera en 1568.

Fueron habitadas sus faldas desde tiempos precolombinos por aborígenes huetares y botos, que consideraban a estos volcanes como montañas sagradas y que dieron lugar a distintas leyendas, sobre todo referentes al origen de su famosa laguna. En su contorno se realizan gran cantidad de actividades económicas de tipo agropecuario, además de ser importante destino turístico. A sus pies se levantan las ciudades de Barva y Heredia.

Este folclor de origen indígena ha mantenido vivas leyendas acerca de sacrificios de niños y doncellas en las cumbres de estos volcanes, como la leyenda del rualdo, que narra el sacrificio de una princesa de los botos para calmar la furia del volcán Poás.

Leyenda sobre el volcán Barva

Virgen del Pilar, imágen religiosa

Desarrollada esta leyenda durante la época colonial de Costa Rica, y habla de dos conquistadores españoles que, extraviados en los bosques del volcán Barva, dan con un inmenso tesoro indígena que había sido abandonado. Uno de ellos, agotado y moribundo, hace prometer a su compañero que utilizará el tesoro para erigir una iglesia dedicada a la Virgen del Pilar.

Este jura cumplir, pero movido por la avaricia, decide sacar el tesoro de la montaña para apropiárselo. Tras muchas horas de caminar, se da cuenta que no puede salir de la montaña, y tras dormir por la noche, se despierta para descubrir, aterrado, que está en el mismo sitio donde dejó la tumba de su amigo.

Se le aparece entonces una hermosa mujer que llora desconsoladamente, quien dice llamarse Pilar, la cual le dice que llora por los hombres sin fe que no cumplen la palabra empeñada. Abrumado, el conquistador le jura nuevamente construir la iglesia, pero ella, despreciando su ofrecimiento, sigue llorando hasta llenar el cráter del volcán con sus lágrimas, formando la laguna del Barva.

El español, loco y desesperado, muere de angustia. La leyenda termina anunciando que por las noches, los que se van a dormir a este monte, pueden ver levantarse, en el centro de la laguna del Barva, una iglesia de la Virgen del Pilar.

Las regiones aledañas a los volcanes Poás y Barva han sido habitadas desde épocas precolombinas por grupos indígenas como los huetares y los botos, que consideraban a estos volcanes como montañas sagradas. Este folclor de origen indígena ha mantenido vivas leyendas acerca de sacrificios de niños y doncellas en las cumbres de estos volcanes, como la leyenda del rualdo, que narra el sacrificio de una princesa de los botos para calmar la furia del volcán Poás

Característica del volcán

Su cono está coronado por un cráter de abruptas paredes, cubierto de vegetación exuberante, y cuyo fondo se encuentra ocupado por la laguna del mismo nombre con una profundidad de 8 metros y 70 m de diámetro, mantiene una temperatura entre 10 y 18oC. Junto a la laguna del Barva[1] existen otras dos lagunas: la laguna Danta, también de origen cratérico, y la laguna Copey, de origen pantanoso. La superficie del volcán Barva abarca 1.120 a 1.500 km2, lo que lo hace el volcán más grande de América Central en cuanto a su extensión.

Vegetación del bosque nuboso de Barva

Se encuentra incluido dentro del Parque Nacional Braulio Carrillo, que pertenece al Área de Conservación Cordillera Volcánica Central. El Braulio Carrillo es el parque más extenso dentro de la zona central de Costa Rica y posee una riqueza natural en la que existen más de 6.000 especies de plantas, que representan la mitad de las especies de todo el país.

La base del volcán es una importante fuente subterránea de acuíferos, como los tres que se ubican en su falda sur (Barva, Colima Superior y Colima Inferior) que abastecen de agua potable tanto al Gran Área Metropolitana del Valle Central como a otras regiones del país. Midiendo aproximadamente 62 millas cuadradas (160 kilómetros cuadrados), el masivo Volcán Barva se sienta en el borde del Valle Central de Costa Rica. Los científicos creen que el volcán inactivo estuvo activo entre 3.000 y 5.000 años atrás.

La laguna mide 230 pies de diámetro y se hunde 28 pies de profundidad, y el agua con un promedio de temperatura de 52 ° F. La Laguna Copey, ubicada a menos de dos millas de la Laguna del Barva, es la otra laguna única abierta al público.

Plantas de helechos que conforman la vegetación del bosque

Flora

Debido a que es un volcán inactivo, existe una gran variedad de vegetación propia del bosque nuboso, donde destacan epífitas, helechos arborescentes, robles, árboles estranguladores, escalonias, bromelias, además de más de 100 especies de plantas entre árboles, arbustos, orquídeas, líquenes, sellaginelas y musgos.

Este volcán Barva se caracteriza por tener su bosque nuboso y en su flora encontramos especies como el cipresillo, el candelillo, el roble blanco y el cedrillo. Destaca el aguacatillo, básico en la alimentación del quetzal. Cuenta la zona con más de 100 especies de plantas, destacándose gran variedad de epífitas que incluyen musgos, líquenes, orquídeas, helechos y bromelias.

Fauna

El Quetzal, ave que habita en los bosques de Barva

El quetzal, el pájaro campana, colibríes, reinitas, son algunas de las especies de aves que habitan los bosques del volcán Barva, los árboles son el hogar de más de 80 especies de aves. El quetzal es considerado especie casi amenazada por la UICN.

Otra especie destacada es Isthmohyla picadoi, o rana arborícola del volcán Barva, considerada también amenazada por la UICN, debido a la pérdida de su hábitat por la deforestación.

Rana arborícola (Isthmohyla picadoi) en peligro de extinción

Disfrute turístico

El Volcán Barva es un excelente lugar para explorar la majestuosa belleza de los paisajes de Costa Rica. El área alrededor de la montaña cuenta con decenas de senderos de diferente dificultad. La ruta de "asta de ciervo", que serpentea alrededor de la base del volcán, ofrece increíbles vistas de la laguna de Barva, la caldera más grande en el Parque Nacional Braulio Carrillo. Esta ruta conduce a la Laguna Copey, que también cuenta con vistas extraordinarias del Valle Central.

El Volcán Barva es una de las maravillas naturales más impresionantes de Costa Rica, y los recuerdos de un viaje a esta gran montaña están seguros para toda la vida.

Temas relacionados

Referencia

  1. Diccionario Enciclopédico Salvat Universal. 1981. 15ª edición. Barcelona, España : Salvat Editores, S.A. Pág. 485 ISBN Tomo VI 84-345-3706-0

Fuentes