William Aguilera Ochoa

William Aguilera Ochoa
Información sobre la plantilla
William aguilera martir holguinero.jpg
Mártir cubano del poblado de San Andrés
NombreWilliam Aguilera Ochoa
Nacimiento29 de diciembre de 1926
San Andrés, Holguín, Bandera de Cuba Cuba
Fallecimiento25 de diciembre de 1959
Holguín
Causa de la muerteAsesinato
NacionalidadCubana
CiudadaníaCubana
PadresAlcides Aguilera Ochoa y María del Rosario Ochoa

William Aguilera Ochoa. Mártir holguinero que participó en la lucha clandestina. Asesinado por los esbirros de la tiranía batistiana, durante la masacre conocida como las Pascuas Sangrientas.

Biografía

Infancia y juventud

Nace en el poblado de San Andrés el 29 de diciembre de 1926. Hijo de Alcides Aguilera Ochoa y María del Rosario Ochoa. Asiste a la escuela pública de la localidad cursando hasta el quinto grado, pues tiene que abandonar los estudios para ayudar económicamente en el hogar. Trabaja como tabaquero y luego de ayudante en un carro de reparto de víveres.

Ingresa en la Juventud Ortodoxa, es ardiente mantenedor de la prédica y la acción renovadora de Eduardo Chibás. Al producirse el golpe de estado del 10 de marzo de 1952, trabaja como vigilante del Vivac Municipal, puesto al que renuncia de inmediato como protesta al cuartelazo dado por Batista.

Convencido de que había que enfrentarse resueltamente a la tiranía, integra grupos de tendencia insurreccional en los marcos del llamado Pacto de Montreal.

Lucha revolucionaria

Su actividad revolucionaria se intensifica a partir del Asalto al Cuartel Moncada, iniciando las mismas en el poblado a finales de 1953 y principios de 1954 junto a Juanín de la Cruz, Saúl Aguilera y Diego Ochoa, logrando captar a más de 20 compañeros a la lucha.

En 1954 decía: ”No importa que ellos no vengan, vendrán otros. Y si éstos también nos engañan, buscaremos a otros; lo que importa es ser siempre nosotros honrados; no importa que otros nos traicionen, lo que vale es no traicionar nosotros. Esto tiene que cambiar algún día; cuando el pueblo sepa lo que quiere y se disponga a morir por obtenerlo. Lo que hay es que luchar”.

Para fines de 1955 se entrega por entero a las tareas revolucionarias: hacía prácticas de tiro con diversas armas, recaudaba dinero, pintaba paredes, distribuía propaganda, aprendía la confección de cócteles molotov y preparaba niples.

Cuando se presenta en San Andrés un individuo que decía nombrarse Lamadrid, procurando a la Juventud Ortodoxa, argumentando ser hermano de una víctima del Moncada y que él pertenecía al Movimiento 26 de julio, que necesitaba dinero para proseguir viaje con unas armas que tenía en Buenaventura, Curry recela y decide llevarlo a Holguín, donde es desenmascarado el farsante por Pedro Miguel Díaz Coello.

El 29 de abril de 1956 es detenido junto a Pedro Díaz Coello, Paquito Badía y otros compañeros que estaban reunidos en el parque Calixto García, esperando noticias de las armas que les proporcionaría una organización auténtica para respaldar el asalto al Cuartel Goicuría en Matanzas. Es chequeado por el SIM, el SIR y los sicarios al servicio de la opresión. En los meses siguientes reciben la advertencia:” tan pronto estalle un petardo, los dejamos sin cabeza…”

El 27 de noviembre de 1956 participa en una manifestación en recuerdo a esa fecha y en repudio al régimen, junto con Tony Pérez, Hernán Pérez, Fernando de Dios y otros. Alrededor del 20 de diciembre de 1956 se reúne con sus compañeros de San Andrés encontrando buena disposición de lucha en los mismos.

Asesinato

El día 24 se conoce la noticia del asesinato de Rafael Orejón Forment en Nicaro. Curry decide, con la aprobación de Pedro Díaz, vengar al compañero de lucha, ajusticiando de ser posible esa noche, a algún esbirro de la tiranía, preferentemente al testaferro Marcelino Vidal.

El 25 de diciembre en horas de la tarde se reúne en el club Vista Alegre con Pedro Díaz Coello, Luís Peña, Francisco Badías y Waldo Pérez. A las cuatro de la tarde deciden ir a sus respectivas casas para volverse a encontrar por la noche en el mismo lugar a fin de “hacer algo aquella noche”.

Al poco rato de salir del club, Curry y Luís Peña son detenidos por el sargento Marcelino Vidal y los agentes Rojas y Suárez Lescay, miembros del SIM, Los dos jóvenes revolucionarios fueron conducidos a la Estación de Policía y luego al Regimiento. El punzón fue el instrumento preferido por Cowley y sus secuaces para martirizar a los dos prisioneros, los que fueron rematados a balazos por el teniente Ávila y el sargento Vidal. En la mañana del día 26 de diciembre sus cuerpos fueron encontrados en los terrenos del campo de pelota conocido como Liceo Park.

El certificado de defunción firmado por los doctores Francisco Avilés Cruz y Francisco Avilés Conti refiere que Curry falleció a las 10 de la noche del 25 de diciembre a consecuencia de hemorragia interna y herida producida por proyectil de arma de fuego.

Trasladado a la funeraria, fueron luego expuestos en la capilla del cementerio de Holguín. El cadáver de Curry fue llevado por sus familiares para San Andrés, siendo velado unas horas en la casa de su tío Chicho Aguilera.

Fuente

  • Ricardo Velázquez, Eriel y Mustelier Rojas, Estrella. San Andrés. Cronología histórica 1600-1958.