Saltar a: navegación, buscar

Aby Warburg

Aby Warburg
Información sobre la plantilla
Aby warburg.jpg
Historiador de arte
NombreAbraham Moritz Warburg
Nacimiento13 de junio de 1866
Hamburgo, Bandera de Alemania Alemania
Fallecimiento26 de octubre de 1929
Hamburgo, Bandera de Alemania Alemania
Causa de la muerteInfarto cardíaco
NacionalidadAlemana
OcupaciónHistoriador

Abraham Moritz Warburg. Mejor conocido como Aby Warburg, fue un historiador del arte, célebre por sus estudios acerca de la supervivencia del paganismo en el Renacimiento italiano, creando un método, el 'Pathosformel' para su identificación. Fundador del Instituto Warburg (ahora parte de la Universidad de Londres) y teórico de una forma mítico-psicológica de la historia del arte.

Síntesis biográfica

Nació en Hamburgo, Alemania el 13 de junio de 1866. Fue el hijo mayor de una familia adinerada de la banca judía devota. Warburg desarrolló fiebre tifoidea a los siete años y se mantuvo delicado de salud a partir de entonces. Por ser el hijo primogénito de Max Warburg, le correspondía a Aby hacerse cargo de la fortuna familiar, pero éste declinó en su hermano Max esa responsabilidad, asegurándose una disponibilidad económica para sus estudios e investigaciones y para comprar cuantos libros quisiera. Tenía trece años y ya adivinó que sus dos pasiones en la vida serían coleccionar libros y organizar de manera revolucionaria su colección. A pesar de dedicar su vida al arte, la fortuna familiar le permitió seguir siendo rico e independiente toda su vida.

Estudios

No desaprovechó la oportunidad. Estudió filosofía, historia y religión en universidades alemanas, francesas e italianas. Viajó a América, donde conoció la cultura de las tribus de Norteamérica. Destacó por sus estudios acerca del Renacimiento italiano y el manierismo.

Trayectoria

Error al crear miniatura: Falta archivo
Biblioteca de Warburg

Formó una de las bibliotecas más fascinantes del siglo pasado, a la que dedicó su vida. Su estructura sería reflejo de su misteriosa personalidad, como una especie de paisaje de círculos concéntricos, un laberinto orbital, una tela de araña organizada con criterios misteriosos, pues las estanterías reunían volúmenes sobre múltiples temas, como astrología, arte, filosofía, medicina o ciencia, que guardaban entre sí afinidades de lo más variopintas, motivos alegóricos, esotéricos, fórmulas matemáticas, etc.

Warburg fue el padre de la iconología moderna, una manera del estudio de la historia del arte que dirigía todo su interés al significado de la obra, al contenido de las imágenes, atribuyendo a los testimonios figurativos el papel de fuentes históricas para la reconstrucción general de la cultura de un período, entrelazando así, a través del subsuelo de la memoria el arte moderno con el pasado ancestral, primitivo o clásico.

Un trastorno maníaco-depresivo motivó que, entre 1921 y 1924, Aby Warburg fuera internado en un instituto psiquiátrico bajo el tratamiento directo de Ludwig Binswanger, uno de los psiquiatras más influyentes de su tiempo, autor del psicoanálisis adulto y seguidor de Sigmund Freud.

Muerte

Tras su muerte, ocurrida el 26 de octubre de 1929 en Hamburgo, a causa de un infarto, justo antes de que los nazis consiguieran destruirla, los libros de su biblioteca fueron salvados por Fritz Saxl, uno de sus discípulos, que consiguió trasladar los 60.000 volúmenes Londres, donde se fundó el Instituto Warburg, hoy todavía activo.

Investigaciones y avances

En sus estudios llegó a la conclusión que determinados períodos históricos artísticos estaban caracterizados por grupos coherentes de percepciones y sentimientos, como por ejemplo, el clasicismo renacentista y amparándose en la corriente dionisíaca de la Antigüedad, explicó durante una conferencia cómo la gestualidad de las representaciones clásicas habrían migrado desde Atenas o Roma, pasando por Mantua y Florencia, hasta llegar al Renacimiento, para adentrarse en la mente de Durero, dejando su estigma emocional en una de sus obras, la 'Muerte de Orfeo.

La expresión de estas percepciones y sentimientos exigían una cierta coherencia de enfoque formal y Warburg pensó que podía identificar los principios de la configuración que llamó "pathosformel", que traducimos libremente como "formas o fórmulas de estilo emocional" ejecutadas a través de muchos y diferentes artes, consiguiendo dar expresión a una amplia variedad de preocupaciones culturales, que van desde el folclore a la religión.

El concepto no era otro que desvelar cómo la transmisión de la iconografía de la Antigüedad había impregnado la cultura europea moderna, "la vuelta a la vida de lo antiguo" como él mismo decía. El estudio de este estigma pagano en la utilización de las imágenes, le llevó a interesarse por las relaciones entre el pensamiento racional y la magia, por lo que realizó estudios de antropología. Ya en 1909 comenzó a organizar la Biblioteca Warburg (futuro Instituto Warburg), regulándolo como un depósito de colección privada, tanto como para la educación pública, pero el estallido de la primera gran guerra y su internamiento en un psiquiátrico, retrasaron su apertura hasta 1926.

El Pathosformel de Warburg

Aby nos vino a decir que cada período histórico está caracterizado por "clusters" coherentes de percepciones y sentimientos y que en la estructuración de tales clusters es posible encontrar arquetipos culturales que recorren la historia del arte. Estos arquetipos se forman a partir de imágenes que condensan la creación original ("pathos") con la repetición involuntaria del canon a que hacen referencia ("formein").

El método warburguiano para identificar los 'pathosformein' o 'pathosformel', en cuya definición también intervino Panofsky, está formado por tres pasos:

  1. Descripción preiconográfica con el análisis de sus componentes antes de ser conjuntados para formar un icono. En términos simples, análisis de figuras y otros componentes antes de integrarse/considerar el capitel.
  2. Análisis iconográfico del elemento considerado. Es decir, análisis tipo alegórico/histórico en nuestro caso del capitel.
  3. Interpretación iconológica, significado más íntimo de las imágenes (de nuestro capitel), de su papel simbólico respecto a los valores y de las tendencias esenciales de la mente humana.

Fuentes