Saltar a: navegación, buscar

Alejandro III de Rusia

(Redirigido desde «Alejandro III»)
Para otros usos de este término, véase Alejandro III (desambiguación).
Alejandro III
Información sobre la plantilla
Emperador y Autócrata de Todas las Rusias
Alejandro iii rusia.jpg
Reinado 13 de marzo de 18811 de noviembre de 1894
Nacimiento 10 de marzo de 1845
San Petersburgo, Bandera de Rusia Rusia
Fallecimiento 1 de noviembre de 1894
Livadia, Crimea, entonces Bandera de Rusia Rusia, actualmente Bandera de Ucrania Ucrania
Entierro Fortaleza de San Pedro y San Pablo, San Petersburgo, Bandera de Rusia Rusia
Predecesor Alejandro II
Sucesor Nicolás II
Consorte Dagmar de Dinamarca
Cónyuge/s María Fyodorovna
Descendencia Nicolás II

Alejandro Romanov Jorge Romanov Xenia Alexandrovna Miguel Alexandrovich Olga Aleksándrovna Románova

Dinastía Dinastía Romanov
Padre Alejandro II
Madre María de Hesse

Escudo de Alejandro III de Rusia

Alejandro III. Nacido en San Petersburgo el 10 de marzo de 1845, fallecido en Livadia en 1894. Zar de Rusia entre 1881 y 1894, hijo y sucesor de Alejandro II, su reinado se caracteriza por el autoritarismo, el aislamiento de las influencias europeas, el abandono de las reformas políticas y sociales y el impulso dado a la rusificación de los pueblos conquistados, especialmente en Polonia, Finlandia y los territorios del Báltico.

Síntesis biográfica

Su padre, Alejandro II, fue víctima de un grupo de activistas revolucionarios llamados "Voluntad del Pueblo", que lo condenó a muerte. La acción terrorista impresionó al mundo.

Alejandro respondió al asesinato de su padre reviviendo las políticas de su abuelo Nicolás I; es decir, revocó una mayoría de las reformas de su padre y promovió agresivamente a la policía secreta y promovió el antisemitismo. La policía secreta tuvo amplios poderes y adoptaron medidas muy represivas en contra de los revolucionarios.

A pesar de esto, el Zar sobrevivió un atentado en marzo de 1887 por una nueva generación de revolucionarios de la Voluntad Popular. El 5 de mayo de ese mismo año, los conspiradores fueron arbitrariamente juzgados y fusilados. Entre los muertos se encontraba Alexander Ulyánov, el hermano mayor deVladimir Ulyánov (quien posteriormente se conocería como Vladimir Lenin).

Reinado

Alejandro III no sube al poder hasta que en 1881 se produce la muerte de su hermano Constantino. Educado en las creencias ortodoxas, gobernó bajo un régimen autocrático y —como dijimos— según directrices relacionadas con el autoritarismo de sus consejeros.

Durante su estancia en el poder puso fin al terrorismo nihilista y defendió a los nobles, llegando incluso a crear un Banco de la Nobleza. En política exterior ejerció gran presión sobre la zona del Báltico, Polonia y Finlandia y ocupó Turkestán.

Se enemistó con Alemania y mantuvo relaciones con Francia. Su política represora afectó sobre todo al colectivo de judíos, contra los que redactó un estatuto en 1882 que les obligaba a trasladarse a la zona occidental. Su sucesor en el trono fue Nicolás II.

Su reinado también es muy recordado por iniciar una tendencia de restricciones a minorías étnicas y religiosas, basándose en los principios de la 'Ortodoxia, la Autocracia y la Nacionalidad'. Es decir, se puso a la Iglesia Ortodoxa como la religión oficial, el idioma ruso como el único idioma oficial(desconociendo incluso al polaco, otro idioma eslavo), y el poder absoluto del zar.

La comunidad judía fue la más golpeada por estas políticas, y creó condiciones que llevarían a ataques violentos, conocidos como los "pogromos"; las autoridades no tomaron la iniciativa en detener ésta ola de crímenes antisemitas. También se aprobaron leyes por las cuales los judíos no podían comprar tierras ni vivir con los otros rusos, además de cupos universitarios hacia ellos. Por el otro lado, hubo límites ya que se hicieron concesiones a la comunidad musulmana del Imperio.

Sin embargo, durante su corto reinado,Rusia gozó de paz relativa, educación accesible y a muy bajo coste, gran progreso material e industrial, se construyó el ferrocarril Transiberiano en las dos terceras partes (faltando conectar Port Arthur yVladivostok) y se formó la alianza franco-rusa, una alianza muy ventajosa tras un periodo de tensión entre Inglaterra y Rusia, en el cual casi llegó a declararse guerra entre los dos países en Afganistán. Inglaterra y Alemania cedieron la tensión restableciéndose una paz relativa. Excelente diplomacia, carácter enérgico y autoritario, una policía brutal, represiva y eficiente en contra de los revolucionarios y la suerte fueron factores que tuvo Alejandro III en su corto pero exitoso gobierno.

Conocido en su época como el segundo gendarme de Europa (siendo el primero su abuelo Nicolás I), falleció abruptamente de nefritis el 1 de noviembre de 1894 (20 de octubre en el calendario ruso antiguo). Tenía 49 años de edad. Debido a su repentina muerte, no alcanzó a transmitirle a su hijo (Nicolás II) su estilo de gobierno, en una Rusia en donde los problemas sociales continuarían irresueltos, deviniendo en un aumento de la conflictividad que llevaría al alzamiento de 1905 y posteriormente a la Revolución Rusa (1917), hecho que causaría a la larga el fin de la dinastía Romanov.

Matrimonio e hijos

María Fyodorovna, fue la esposa del zar Alejandro III y madre del último emperador de Rusia, Nicolás II. Nacida el 26 de noviembre de 1847 la princesa Marie Sophie Frederikke Dagmar, fue la segunda hija de Cristian IX de Dinamarca y Louise de Hesse, falleció el 13 de octubre de 1928; se convirtió en María Fyodorovna, zarina, al contraer matrimonio con Alejandro III.

Muerte

Alejandro II su padre fue asesinado en 1881 con una gran explosión de dinamita a su paso. Este acto cerró el paso a la vía evolucionista. La reacción del zarismo fue terrible, cayó como una losa sobre el país. Los revolucionarios, que llevaron una vida de catacumba, en muchos casos fueron deportados aSiberia o huyeron al extranjero.

Alejandro III se encerró en el castillo de Gachina, protegido militarmente día y noche.

Aunque falleció de muerte natural, vivió preso de pánico durante años y la involución política pues otras reformas eran ya difíciles de modificar— en gran parte estuvo motivada por el temor al terrorismo. Según sus propias palabras, "tomo el cetro como un autócrata que obedece un mandato divino".

Galería

Fuentes