Saltar a: navegación, buscar

Alfonso Reyes

Alfonso Reyes
Información  sobre la plantilla
Alfonso Reyes.jpg
Escritor y poeta mexicano.
Nombre completoAlfonso Reyes Ochoa
Nacimiento17 de mayo de 1889
Monterrey, Bandera de los Estados Unidos Mexicanos México
Defunción27 de diciembre de 1959
Ciudad de México, Bandera de los Estados Unidos Mexicanos México
OcupaciónEscritor
NacionalidadMexicana
GéneroPoesía
Obras notablesLa antigua retórica
Tentativas y Orientaciones
El deslinde
PremiosPremio Nacional de Ciencias y Artes, 1945

Alfonso Reyes Ochoa. Escritor y poeta mexicano. También fue diplomático. Consagrado a la literatura y el periodismo, posee una prolífera obra poética y literaria conocida en todo el mundo.

Síntesis biográfica

Sus inicios

Nació en la ciudad de Monterrey Estado de Nuevo León el 17 de mayo de 1889; fue el noveno hijo del General Bernardo Reyes y de Doña Aurelia Ochoa de Reyes. Su padre ocupó importantes cargos durante los gobiernos de Porfirio Díaz (fue gobernador del estado de Nuevo León y Secretario de Guerra y Marina.

Estudios

Hizo sus primeros estudios en escuelas particulares de Monterrey, en el Liceo Francés de México, en el Colegio Civil de Nuevo León, en la Escuela Nacional Preparatoria y en la Facultad de Derecho de México, en donde obtuvo el título de abogado el 16 de julio de 1913.

Escritor y diplomático

En 1909 fundó, con otros escritores mexicanos, el Ateneo de la Juventud. Allí, junto con Pedro Henríquez Ureña, Antonio Caso y José Vasconcelos se organizaron para leer a los clásicos griegos. En 1910 publicó su primer libro Cuestiones Estéticas. En agosto de 1912 es nombrado secretario de la Escuela Nacional de Altos Estudios, en la que profesó la cátedra de Historia de la Lengua y Literatura Españolas, de abril a junio de 1913.

Fue designado segundo secretario de la Legación de México en Francia, puesto que desempeñó hasta octubre de 1914. Exiliado en España (1914-1924), después de la muerte de su padre, el general Bernardo Reyes.

Se integró a la escuela de Menéndez Pidal y posteriormente en la estética de Benedetto Croce, más adelante publicó numerosos ensayos sobre la poesía del siglo de oro español, entre los que destacan: Barroco y Góngora; además, fue uno de los primeros escritores en estudiar a Juana Inés de la Cruz.

De esa época son Cartones de Madrid (1917), su breve pero magistral obra, Visión de Anáhuac (1917), El suicida en 1917 y El cazador en (1921).

En España se consagró a la Literatura y al periodismo; trabajó en el Centro de Estudios Históricos de Madrid bajo la dirección de Don Ramón Menéndez Pidal.

En 1919 fue nombrado secretario de la comisión mexicana Francisco del Paso y Troncoso, también en este año efectuó la prosificación del poema del Mío Cid, y en junio de 1920, fue nombrado segundo secretario de la Legación de México en España.

A partir de entonces hasta febrero de 1939, en que regresó definitivamente a México, ocupó diversos cargos en el servicio diplomático; Encargado de Negocios en España (1922-1924), Ministro en Francia (1924-1927), Embajador en Argentina (1927-1930) y (1936-1937) y en Brasil (1930-1936).

En abril de 1939 fue presidente de la Casa de España en México, que después se convirtió en El Colegio de México. Fue miembro de número de la Academia Mexicana correspondiente de la Española, y catedrático fundador del Colegio Nacional. En 1945 obtuvo el Premio Nacional de Literatura en México.

En 1949, Gabriela Mistral "lanza" la candidatura de Reyes para que se le otorgue el Premio Nobel de Literatura. Fue nombrado doctor honoris causa en letras por la Universidad de Princeton en 1950 y en 1958 fue nombrado doctor honoris causa por la Universidad La Sorbona de Francia y ese mismo año el doctorado honoris causa de la Universidad de California en Berkeley.

Muerte

Fallece el 27 de diciembre de 1959 en la Ciudad de México.

Obras

De 1924 a 1939 se convirtió en una figura esencial del continente hispánico, como lo atestigua el propio Borges. Entre sus ensayos de esos años se cuentan:

  • Cuestiones gongorinas (1927)
  • Simpatías y diferencias (ensayos, 1921-1926)
  • Homilía por la cultura (1938)
  • Capítulos de literatura española (1939 y 1945)
  • Letras de la Nueva España (1948).

Maestro del lenguaje, de 1939 a 1950 llegó a la cumbre de su madurez intelectual y escribió una larga serie de libros sobre temas clásicos, como:

  • La antigua retórica
  • Última Tule en 1942
  • El deslinde (1944)
  • La crítica en la Edad Ateniense (1945)
  • Junta de sombras (1949).

También escribió temas muy variados tales como: Tentativas y Orientaciones (1944), Norte y Sur (1945), La X en la frente y Marginalia, en 1952. Entre sus traducciones se encuentra parte de La Iliada de Homero, en 1951.

Su trabajo con el mundo clásico no se limita al de la erudición, es más bien una reinvención de metáforas poéticas y hasta políticas que definen nuevas perspectivas para articular la realidad de México, como su Discurso por Virgilio (1931).

Fuentes