Saltar a: navegación, buscar

Alfredo Cristiani

Alfredo Cristiani
Información sobre la plantilla
Alfredo cristiani.jpg
Político salvadoreño

Presidente de la República de El Salvador

Presidente de El Salvador
1 de junio de 1989 - 1 de junio de 1994
VicepresidenteJosé Francisco Merino López
PredecesorJosé Napoleón Duarte
SucesorArmando Calderón Sol
Diputado a la Asamblea Nacional
20 de marzo de 1988 - 1989
Diputado suplente de la Asamblea Legislativa
1985 - 1988
Presidente de la Asociación de Productores de Café
Datos Personales
NombreAlfredo Felix Cristiani Burkard
Nacimiento22 de noviembre de 1947
San Salvador, Bandera de El Salvador El Salvador
Alma materLic. Ciencias de la Administración
Partido políticoAlianza Republicana Nacionalista (ARENA)
CónyugeMargarita Llach
HijosClaudia Cristiani, Javier Cristiani y Alejandro Cristiani

Alfredo Felix Cristiani Burkard. Político salvadoreño. Presidente de la República de El Salvador entre 1989 y 1994. Primer presidente de la Alianza Republicana Nacionalista (ARENA), y la primera vez en la historia salvadoreña, que un civil elegido democráticamente reemplazaba en la Presidencia a otro civil también escogido en las urnas. Promotor de las negociaciones de paz entre el Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN) y el gobierno. La rubrica del acuerdo de alto al fuego puso término al conflicto armado salvadoreño que asoló al país centroamericano durante 12 años, con un saldo trágico de más de 75.000 muertos.

Síntesis biográfica

Nació el 22 de noviembre de 1947 en el departamento de San Salvador , El Salvador, miembro de una familia de la oligarquía cafetera y de convicciones católicas.

Se educó en escuelas religiosas, cursando el bachillerato en la escuela Americana de El Salvador. En 1969 completó su formación en Estados Unidos, graduándose en Administración de Empresas por la Universidad de Georgetown en Washington. De vuelta a su país, se incorporó a los negocios familiares en los sectores farmacéutico, cafetalero y algodonero.

Es aficionado a los deportes y practica el baloncesto, squash y, especialmente, motocross, del que fue campeón nacional en su juventud.

En 1974 contrajo matrimonio con Margarita Llach, hija de un potentado catalán, con la que tuvo tres hijos, Claudia Cristiani, Javier Cristiani, y Alejandro Cristiani.

Trayectoria política

En 1980, durante la Guerra Civil que se produjo en El Salvador, y las ocupaciones de fincas por guerrilleros o simpatizantes campesinos del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), Cristiani (que por entonces era presidente de la Asociación de Productores de Café) fue secuestrado por fuerzas antigubernamentales, junto con otros hombres de negocios.

Esta acción lo llevo a acercarse en el año 1984 a los círculos militantes de la derecha empresarial y premilitar, en particular a la Alianza Republicana Nacionalista (ARENA), agrupación de corte fascista fundada el 30 de septiembre de 1981 por el mayor del Ejército Roberto D'Aubuisson Arrieta, dirigente relacionado con el desarrollo de los escuadrones de la muerte, presidente de la Asamblea Constituyente de 1982 y candidato presidencial frustrado en las elecciones de mayo de 1984, en las que fue derrotado por José Napoleón Duarte.

A partir de 1984, se integró en el consejo ejecutivo nacional de ARENA, en calidad de director, para pasar, en 1985, a ocupar la presidencia del consejo.

De 1985 a 1988 fue Diputado suplente de la Asamblea Legislativa por el departamento de San Salvador.

En las elecciones legislativas y municipales del 20 de marzo de 1988, la formación de Cristiani y D'Aubuisson le otorgaron el 80% de las alcaldías en disputa y 31 de los 60 escaños de la Asamblea Nacional con el 48,1% de los votos. Cristiani fue uno de los diputados electos y estrenó su primer mandato representativo. Fue elegido representante de los partidos de la oposición para observar el cumplimiento de los acuerdos de paz de Esquipulas II.

Tras la victoria de ARENA, apareció como la segura vencedora en las elecciones presidenciales de 1989. La nueva administración de George Bush en Estados Unidos asumió la inquietante perspectiva, pero presionó para que el candidato a suceder a José Napoleón Duarte fuera Cristiani, identificado en la línea moderada, y no D'Aubuisson, quien se plegó al cálculo estratégico de Washington.

Candidato a la presidencia

El 28 de mayo de 1988 fue designado candidato electo de ARENA y condujo una campaña centrada en los valores conservadores tradicionales de familia, orden y responsabilidad, pero habló también de modernizar el país, de conceder facilidades al sector privado de la economía y de conseguir la paz con la guerrilla en las condiciones establecidas por los cinco presidentes centroamericanos en las cumbres del proceso de Esquipulas para la superación de los conflictos de la región.

Presidencia

El 19 de marzo de 1989 se proclamó vencedor con el 53,8% de los votos frente al aspirante democristiano, Fidel Chávez Mena. Fue confirmado por el Consejo Electoral y reconocido por los partidos como el ganador indiscutible en la primera vuelta. Su partido controló también la Corte Suprema, los medios de comunicación, las asociaciones empresariales y el capital, tan importante para el futuro desarrollo del país.

Tomó posesión del cargo el 1 de junio de 1989 por un periodo de cinco años, de manos del democristiano José Napoleón Duarte. Convirtiéndose en el primer presidente de ARENA, y la primera vez en la historia salvadoreña, que un civil elegido democráticamente reemplazaba en la Presidencia a otro civil también escogido en las urnas.

Política interna

En su discurso abogó por un "diálogo inmediato, permanente y serio", para lo que se apoyó en la "diplomacia" de Estados Unidos, en el secretario general de la ONU, Javier Pérez de Cuéllar y en los denominados países amigos (España, México, Colombia y Venezuela) del alto funcionario internacional.

Fue así que el 13 de septiembre de 1989 se abrió una mesa de conversaciones con el FMLN en México que luego se trasladó a Costa Rica, pero la disposición de Cristiani topó con dos formidables obstáculos: la ofensiva general lanzada por la guerrilla contra San Salvador, el 11 de noviembre, que provoco cientos de muertos y que le obligó a declarar el estado de sitio; y el asesinato, cuatro días después, por militares de seis sacerdotes jesuitas y dos sirvientas en la Universidad Centroamericana José Simón Cañas (UCA), entre ellos el vasco español Ignacio Ellacuría Beascoechea, rector de la misma, célebre teórico de la Teología de la Liberación y partidario del diálogo con el FMLN.

La Compañía de Jesús acusó a Cristiani y a seis militares de rango de ser los autores intelectuales de la matanza. La denuncia fue sobreseída en diciembre de 2000 por el Juzgado Tercero de Paz de El Salvador al entender que, después de diez años, el caso y la responsabilidad penal de los imputados habían prescrito.

La implicación de altos oficiales de las Fuerzas Armadas en los asesinatos perpetrados en la Universidad Centroamericana propiciaron una situación incomoda al plan negociador del presidente ante la comunidad internacional, que expresó su escepticismo con la capacidad y la voluntad del Gobierno de depurar responsabilidades. La credibilidad del presidente se estancó en parte cuando, bajo presiones de la Administración Bush, que estaba impaciente por reducir la ayuda militar, repitió su disposición a negociar con la guerrilla.

El 31 de diciembre de 1991 se firmó en Nueva York el alto el fuego entre el Gobierno de Cristiani y el Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), tras la rúbrica de la denominada Acta de Nueva York (I), que recogía diversas enmiendas constitucionales y cambios en las formas de propiedad agraria, la reducción a la mitad de los efectivos y la revisión de la doctrina del Ejército, la disolución de los cuerpos armados vinculados a la represión, la creación de un cuerpo de Policía Nacional Civil y de organismos para velar por los Derechos Humanos, y la concentración de la guerrilla en zonas especiales para su desarme y desmovilización bajo supervisión de una misión de Naciones Unidas, ONUSAL.

El 14 de enero de 1992, tras casi nueve días de negociaciones en la ONU, el Gobierno y el FMLN firmaron el Acta de Nueva York II.

El 16 de enero de 1992, se firmó en el castillo de Chapultepec de la capital mexicana el acuerdo de paz, ante los jefes de Estado y de Gobierno de México, España, Colombia, Guatemala, Costa Rica, Honduras, Nicaragua, Panamá y Venezuela, siendo firmado por parte del FMLN por su líder máximo, Schafik Jorge Hándal Hándal.

La ejecución de los acuerdos definitivos que, pusieron término al conflicto armado salvadoreño. Dicho conflicto asoló a este pequeño país centroamericano durante 12 años, con un saldo trágico de más de 75.000 muertos.

Los ambiciosos programas de Estabilización Económica y Ajuste Estructural (PEE/PAE) aprobados bajo su mandato tuvieron un impacto social muy negativo.

La entrega de tierras y la dotación de programas de reinserción en la sociedad civil a los ex combatientes de ambos bandos figuraron entre las previsiones de los acuerdos de paz que más insatisfactoriamente se implementaron durante su presidencia.

Fin de la presidencia

Para las elecciones generales del 20 de marzo de 1994 ARENA presentó como candidato presidencial al abogado y empresario Armando Calderón Sol, quien ostentaba la jefatura del partido y la alcaldía de San Salvador desde 1988.

En las elecciones presidenciales Calderón Sol ganó los comicios en la segunda vuelta y el 1 de junio de 1994 Cristiani hizo formalmente la transferencia de poderes a Calderón.

Después de la presidencia

El 2 de junio de 1994, un día después de dejar oficialmente la Presidencia, tomo posesión de su escaño -por derecho- de diputado en el Parlamento Centroamericano (Parlacen).

Cristiani se mantuvo como uno de los hombres de mayor influencia política y económica en El Salvador, vinculándose al grupo de empresarios que mayor beneficio obtuvo de las privatizaciones realizadas por la administración de Calderón Sol y continuó ejerciendo sus funciones en la cúpula de ARENA, hasta el punto de volver a ser elegido presidente del COENA en septiembre de 1997 en lugar de Gloria Salguero Gross con el objetivo de conducir a los areneros a la victoria en las elecciones presidenciales de 1999 y en las legislativas de 2000.

Fue nombrado presidente de ARENA en mayo de 2009, tras la derrota presidencial del partido en las elecciones de ese mismo año.

Fuente