Saltar a: navegación, buscar

Alfredo de Oro

Alfredo de Oro
Información sobre la plantilla
AlfredoDeOro.jpg
Billarista famoso
NombreAlfredo de Oro
Nacimiento28 de abril de 1863
Manzanillo, Granma Bandera de Cuba Cuba
Fallecimiento2 de junio de 1948
Bandera de los Estados Unidos de América Estados Unidos
NacionalidadCubano
TítuloCampeonato mundial de billar en 31 oportunidades
Alfredo de Oro. Gloria del Billar cubano y del planeta. Varias veces campeón mundial en diferentes modalidades. Siempre se caracterizó por la habilidad, serenidad imperturbable, pulso fijo como si fuera de acero, e ideación rápida y original.

Síntesis biográfica

Nació en Manzanillo, provincia Granma el 28 de abril de 1863. A fines del año 1877, teniendo quince años, el hermano lo lleva a un salón de billar y por vez primera le pone un taco en las manos. Jugó pocos días y habiendo entrado en el colegio para pupilo, no volvió a jugar hasta fines del año 1878, ya en aquel entonces había ingresado en la Universidad.

El nombre de Alfredo estuvo ligado por años a los del ajedrecista José Raúl Capablanca y el esgrimista Ramón Fonst, émulos en lauros y virtuosismo, cuyos talentos hicieron historia y atrajeron las miradas del mundo hacia la pequeña isla de Cuba.

Trayectoria en el billar

En enero de 1881 regresó a Cuba después de un viaje a los Estados Unidos, y ya entonces llamó la atención su juego, causando mucha sorpresa que un muchacho ganara a los grandes jugadores que entonces existían en La Habana, como lo eran "Chuchú" Méndez, García Mastagán, y los apodados "El Simpático", "Simón el Catalán" y otros varios.

En 1887, estando en Nueva York, entró por primera vez en un Torneo por el Campeonato, y quedó empatado en el primer puesto con los campeones Frey y Malone. En esa ocación en la decisión por empates qudó en tercer lugar. Poco después retó a Malone, poseedor de la copa del Campeonato, y lo derrotó.

En el mes de mayo fue desafiado por Henry Claess, de San Luis al cual derrotó con una anotación de 21 mesas contra 9. En esa ocasión se apostaron grandes cantidades y ganó Oro la apuesta mayor que jamás haya obtenido de $ 2270.00.

De nuevo en Nueva York en 1888 es retado por Malone, obteniendo, en un juego reñidísimo 16 mesas por 15, una victoria que lo hizo dueño de la copa del campeonato. Esta victoria fue dedicada al Club Habana.

En 1889, después de inventado el juego de "piña continua" (en el que se cuenta el número de bolas, y no el de las mesas), se organizó un nuevo torneo al que concurrió quedando en segundo lugar. Inmediatamente desafía a Frey, que había quedado campeón, pero éste, muere cinco días antes de efectuarse el juego. Juega entonces con Charles Manning, y le gana por 36 bolas en un juego de 600.

En 1890 ganó el primer premio en el Campeonato de los Estados Unidos. De nuevo le desafió Charles Manning, y ganó Oro por 35 bolas en 600. También es retado por Albert G. Powers, quien derrotó al cubano, siendo ese el único juego que perdió hasta diez y ocho años después. Pero en 1891 Oro va al desquite, y, después de ganar dos premios en dos torneos, desafía a Powers y lo derrota: 600 por 527. En 1892 ganó el primer premio en el Torneo de Syracuse. En mayo de ese año se celebra un gran juego entre cuatro: Oro y Manning contra Powers y Werner, con una apuesta de dos mil pesos; gana la pareja del cubano por 13 bolas en 600.

En 1893 el primer premio en el torneo de Syracuse por el Campeonato, derrota a Manning; derrota a Sherman; derrota a Patrick Walsh en desafío por el Campeonato, por 206 bolas en 600. En Octubre de ese mismo año se celebra el Gran Campeonato del Mundo, jugándose mitad juego inglés en mesa inglesa y mitad juego norteamericano. Alfredo de Oro derrotó al Campeón de Inglaterra, John Roberts, por 73 bolas en 1,000, y obtuvo el título de Campeón del Mundo. En 1894 ganó en La Habana a Manning y a Eggleston.

En 1896 derrotó a Clearwater en desafío por el Campeonato, por 56 bolas en 600; en junio a Grant Eby, por 196 bolas en 600. En 1898 ganó el primer premio en el torneo de Syracuse. En 1899 ganó, sin perder un juego, el Torneo por el Campeonato en Chicago; en Abril derrotó, por 85 bolas en 600, a Jerome Keogh, quien había obtenido el Campeonato en 1897, año en que Oro estuvo enfermo; y en Noviembre derrotó a Fred Peyton, en desafío por el Campeonato por 121 bolas en 600.

En 1900 derrotó a Frank Sherman en juego especial en Washington, por 200 bolas contra 186; en mayo discutió su Campeonato con Keogh y le ganó por 119 bolas en 600. En marzo de 1901 le ganó a Grant Eby en Boston por 135 bolas en 600; y en abril derrotó a Frank Sherman en Washington, en juego del Campeonato, por 102 bolas en 600.

En 1904 ganó el primer premio en el Torneo del Campeonato del Mundo en la Exposición de San Luis, y en noviembre venció a Thomas Hueston por 130 bolas en 600. En 1905 defiendó su Campeonato contra Grant Eby en San Luis, contra Jerome Keogh en Buffalo, y contra William Clearwater en San Luis, y a los tres los derrotó.

En 1906 sufrió determinados disgustos y se retira del juego de piña, dedicándose al difícil juego de carambolas por tres bandas. En 1908 vuelvió a jugar a la piña pero por corto tiempo; desafió a Sherman y lo venció en Filadelfia por 3 bolas en 600; es retado por "Bennie" Allen, jugándose 600 bolas en Kansas City y 600 en San Luis, ganando Oro por 37 bolas en 1200; desafiado por Hueston, perdió su primer juego en 18 años, por 160 bolas en 600. Veinte días después jugó contra el mismo Hueston por el Campeonato de Carambolas por Tres Bandas, obteniendo la victoria con una anotación de 150 contra 108. Fue el primer campeonato que ganó en ese juego.

En Febrero de 1909 fue desafiado por Jesse Lean por el Campeonato de Carambolas; se juegó en Nueva York, y ganó por 150 contra 102. En mayo, desafío de carambolas por tres bandas con Hueston en Chicago: Oro ganó 150 contra 148. En noviembre derrotó a John Daly en el salón de billar de Mc Graw, en Nueva York, por 150 contra 119.

En 1910 perdió el Campeonato jugando contra Fred. Eames, de Denver, por 137 contra 150; en mayo lo recuperó derrotando a Hueston, quien le había ganado a Eames; en octubre venció a Lloyd Jevne, de Salt Lake City; en diciembre pierdió el campeonato con John Daly, habiéndose dedicado de nuevo a jugar a la piña y derrotando en noviembre a Jerome Keogh, en juego por el Campeonato, por 130 bolas en 600. En esta ocación celebró su vuelta a la piña rompiendo el record establecido y haciendo 81 bolas en un tiro.

En 1911 en los meses de enero, marzo, abril y mayo, juega con William Clearwater, con Thomas Hueston, con Jerome Keogh y con Charles "Cowboy" Weston, respectivamente, y todos cayeron derrotados; volviendo a romper el record en el último de estos juegos, haciendo 96 bolas en un tiro. En octubre discutió el Campeonato de Carambolas por Tres Bandas con John Daly, y lo ganó por 150 contra 146; y en noviembre definió el mismo campeonato con George Wheeler en Chicago, y también volvió a ganar por 150 contra 109.

En enero de 1912 pierdió el Campeonato de Carambolas por Tres Bandas, contra J. Carney, en Denver. En mayo y en junio discute su Campeonato de Piña contra E. Ralph, en Trenton, y contra Frank Sherman en Nueva York, y resultó vencedor en ambos desafíos.

En enero de 1913 juega por el Campeonato de Piña con J. Maturo y ganó por 600 contra 563. En febrero le ganó a Hueston por el Campeonato de Piña: 600 contra 386. Desafía a John Horgan, que era el Campeón de Carambolas por Tres Bandas, el juego fue celebrado en San Francisco, y le venció 150 contra 120. En octubre pierde el Campeonato de Piña, jugando con B. Allen, por 520 contra 600, siendo éste el tercer juego de Campeonato de Piña que había perdido en 25 años. Y en noviembre cerró su labor del año, derrotando a J. Carney en carambolas a tres bandas, por 150 contra 143.

En 1914 jugó dos desafíos del Campeonato de Carambolas por Tres Bandas, con Charles Morin, de Chicago, y contra F. Eames, ganando a ambos por 150 contra 113 y por 150 contra 107, respectivamente.

En 1918, a los 56 años de edad, triunfó en el match contra Charles Otis efectuado en el teatro Payret, en La Habana, reteniendo el campeonato.

El 1 de marzo de 1922 fue derrrotado por el campeón mundial Johnny Layton, y once años después, a los 71 años, cuando todos pensaban que descansaba de las bolas y los tacos, regresó y se proclamó vencedor frente al campeón de ese año que, era también Layton, con la serenidad imperturbable que siempre lo caracterizó. Al año siguiente anunció su retiro que tanta fama le dieron a él y a su país.

Los muchos juegos de piña ganados le proporcionaron doce medallas y una copa. Cada una representaba el Campeonato, y tuvo que defenderla por espacio de un año. La medalla de carambolas por tres bandas, la mejor de todas, valuada en $ 900, la defendió hasta el 29 de noviembre de 1914. Tal fue la labor que en su especialidad realizo este compatriota en los últimos treinta y seis años de su vida que ha sido catalogado como el más grande de los grandes billaristas modernos.

La revista norteamericana Pearson’s Magazine, en su número de mayo de 1905, publicó un artículo denominado Como De Oro ganó el campeonato de piña, en el cual se refieren al célebre desafío con Keogh, en el que al norteamericano le faltaban nueve bolas para ganar y a Oro sesenta y tres, el cual fue descontando lentamente hasta que acertó en la última bola, colocada en difícil posición, obteniendo el Campeonato. Ese final de torneo ha sido considerado el más hermoso jugado en una mesa de piña. La revista Billiard Digest lo ubicó en 1999 como cuarto entre los 50 mejores jugadores del siglo XX.

Muerte

Se retiró finalmente en 1934 luego de haberse marchado a los Estados Unidos, donde murió en 1948 a la edad de 85 años.

Véase también

Fuentes

  • FORBES, Irene; VELÁZQUEZ, Juan. Elegidos por la gloria. Ciudad deLa Habana : Editorial Científico-Técnica, 2004. pp. 17-20
  • José Sixto de Sola: Pensando en Cuba, La Habana, Introducción, ensayo biográfico-crítico y notas por Carlos de Velasco, Editorial "Cuba Contemporánea", Biblioteca de "Cuba Contemporánea", Vol. I., 1917, pp. 129-136.
  • Enciclopedia Manzanillo.
  • Investigación de los instructores del Joven Club Manzanillo IV.
  • Alfredo de Oro