Saltar a: navegación, buscar

Alien, el octavo pasajero

Para otros usos de este término, véase Alien (desambiguación).
Alien, el octavo pasajero
Información sobre la plantilla
Terror, Ciencia ficción | Bandera de los Estados Unidos de América Estados Unidos
Alienoctavo.jpg
Estreno1979
GuiónDan O'Bannon, Ronald Shusett
DirectorRidley Scott
Producción GeneralWalter Hill, David Giler, Gordon Carroll
Dirección de FotografíaDerek Vanlint
Productores EjecutivosRonald Shusett, Ivor Powell
RepartoSigourney Weaver, John Hurt, Yaphet Kotto, Tom Skerritt, Veronica Cartwright, Harry Dean Stanton, Ian Holm.
Premios1979. Óscar por mejor efectos visuales
Productora20th Century Fox Brandywine Productions
PaisBandera de los Estados Unidos de América Estados Unidos

Alien, el octavo pasajero. Película de ciencia ficción y terror del año 1979, dirigida por Ridley Scott. Alien tuvo un gran éxito de taquilla y recibió una gran acogida por la crítica. Recibió un Premio de la Academia por Mejores Efectos Visuales. Ha sido clasificada por el American Film Institute en 2008 como la séptima mejor película en el género de ciencia-ficción.

Historia

Cuenta la historia de cinco hombres y dos mujeres que trabajan en una averiada nave espacial de carácter comercial, que se encuentra muy alejada, tanto en el tiempo como en el espacio, la cual se topa con una aterradora abominación galáctica. La película fue pionera en utilizar a una mujer como heroína de acción y usó el terror psicológico para infundir el miedo por un monstruo al que no vemos hasta el final. Desde su estreno se convirtió en un perdurable clásico del cine; una asombrosa historia de terror ultramundano y primigenio miedo humano, fusionando elementos tradicionales y muy queridos del terror y de la ciencia ficción.

Argumento

Alien, el octavo pasajero nos presenta a Nostromo, una nave terrícola que vuelve a casa tras conseguir minerales que la empresa matriz irá a vender a las refinerías. Tal y como se mostraba en “2001: Una odisea del espacio”, la Nostromo tiene una computadora central, esta vez llamada Madre, que despertará a la tripulación (en letargo para no enterarse de los viajes) tras haber interceptado en apariencia un aviso de socorro.

Es el capitán Dallas quien será informado por Madre de la recepción de una señal emitida cada doce segundos por otra nave, probablemente un S.O.S., lo que le planteará la obligación de cambiar de ruta y acudir en ayuda de dicha nave. Dallas, junto a Ash, logra convencer, no sin dificultad, a los restantes integrantes de la tripulación de emprender viaje hacia la nueva misión, de tal modo que Nostromo se pone en camino para investigar qué ocurre en realidad. Para ello, siguiendo la señal, deberán salir del universo explorado por el hombre y adentrarse en el que está sin explorar, hasta llegar a la luna de un planeta desconocido.

La tripulación desengancha la Nostromo del remolque y desciende al planetoide; la nave sufre algunos daños en su aterrizaje. El capitán Dallas, el oficial Kane y la navegadora Lambert salen a la superficie del planeta a investigar el origen de la señal, mientras que la suboficial Ripley, Ash y los ingenieros Brett y Parker se quedan en la nave para monitorizarlos y hacer reparaciones.

Dallas, Kane y Lambert descubren que la señal proviene de lo que parece ser una nave espacial alienígena abandonada hace mucho tiempo. Dentro encuentran los restos fosilizados de un gran alienígena sentado en la silla del piloto, con un boquete en su abdomen perforado de dentro afuera. Mientras tanto, Ripley ordena a "Madre" una minuciosa decodificación binaria de la transmisión para su correcta reinterpretación y, durante la actividad, Ripley se percata de que es una señal de advertencia y no de socorro como hizo pensar "Madre". Dentro de la nave alienígena, Kane descubre una enorme cámara llena de numerosos huevos, uno de los cuales libera una criatura alienígena que se adhiere a su casco, rompiendo su visor y dejándolo inconsciente. Dallas y Lambert lo llevan hasta la Nostromo, donde Ash les permite entrar desaconsejando el protocolo de cuarentena propuesto por Ripley. Allí intentan arrancar a la criatura del rostro de Kane, descubriendo que su sangre es extremadamente corrosiva. Finalmente, la criatura se desprende por sí sola y cae muerta. Con la nave reparada, la tripulación despega, acopla el remolque y emprende el viaje hacia la Tierra.

Durante una comida antes de entrar en hipersueño Kane comienza a asfixiarse convulsamente hasta que un ser se desprende bruscamente de su pecho, matándolo y ocultándose en la nave. La tripulación intenta localizar y capturar a la criatura con sensores de movimiento, armas de electrochoque y lanzallamas. Brett sigue al gato de la tripulación, hasta una sala en la que encuentra a la criatura ya desarrollada, que lo ataca antes de desaparecer por los conductos de ventilación de la nave.

Dallas entra en los conductos y fuerza al alien a entrar en una esclusa para expulsarlo al espacio, pero este le tiende una emboscada. Lambert pide a la tripulación restante que escapen en una lanzadera, pero Ripley, siguiente al mando, lo deniega, alegando que la lanzadera no aguantaría a cuatro personas. Ripley descubre que Ash recibió las órdenes de llevar la nave hasta su corporación propietaria con el alienígena dentro, a expensas de lo que le pudiese ocurrir a la tripulación. Ash la ataca, pero Parker interviene y le golpea con un extintor, desprendiéndole la cabeza y descubriendo que Ash es un androide. Más tarde los tripulantes idean un plan para activar el sistema de autodestrucción de la Nostromo y escapar en la lanzadera, pero Lambert y Parker son asesinados por la criatura mientras van a por los suministros necesarios.

Ripley inicia la secuencia de autodestrucción y se dirige a la nave con el gato Jones, pero encuentra al alien bloqueando su camino. Sin éxito, intenta abortar la autodestrucción, volviendo a la compuerta de la lanzadera; para su alivio, el ser ya no se encontraba allí y ella logra escapar en la cápsula antes de que la nave explote. Mientras se prepara para entrar en hipersueño, Ripley descubre que la criatura se encuentra con ella en la lanzadera; se pone un traje espacial y despresuriza la nave abriendo la escotilla para lanzar al ser al espacio. Ripley lanza un gancho contra él, mandándolo fuera; pero el cable atasca la puerta y el alien se mantiene agarrado a él. El ser trata de introducirse en la nave por un motor, pero Ripley lo activa y el impulsor envía al alien al espacio exterior, acabando con él. Ripley y el gato entran en hipersueño y se preparan para su viaje de vuelta a la Tierra.

Reparto

  • Sigourney Weaver: Ripley
  • Veronica Cartwright: Lambert
  • Ian Holm: Ash
  • John Hurt: Kane
  • Yaphet Kotto: Parker
  • Tom Skerritt: Dallas
  • Harry Dean Stanton: Brett
  • Bolaji Badejo: Alien

Producción

La inspirada visión del director Ridley Scott da vida y una rica textura a la película. Los claustrofóbicos interiores de la nave Nostromo, la frialdad del espacio exterior y el misterio y la hostilidad de un planeta inexplorado se veían reflejados con una gran amplitud y una realidad fabril y dura.

El realismo de los personajes –y las interpretaciones de Sigourney Weaver, Tom Skerritt, John Hurt, Ian Holm, Veronica Cartwright, Harry Dean Stanton y Yaphet Kotto– complementan el estilo de dirección franco y casi documental de Scott, metiendo al espectador dentro de la acción como si se tratara del octavo miembro de la tripulación.

El mismo Alien es en sí mismo uno de los grandes logros técnicos de la película. Concebido y diseñado por el aclamado pintor surrealista de origen suizo H.R. Giger, el Alien estaba basado en el personal mundo visual del pintor conocido como “biomecánico”. Giger trabajó estrechamente con Ridley Scott a lo largo de toda la producción, diseñando la criatura en sus diversas formas y fabricando personalmente trajes y decorados a escala real. Además, Giger fue responsable de la realización del planeta alien y de la misteriosa nave abandona en la cual el Alien es descubierto por primera vez.

El trabajo de Giger en Alien, el octavo pasajero fue reconocido cuando la película ganó en 1979 el Premios Óscar a los Mejores Efectos Visuales. Su creación se convirtió en un legendario monstruo del mundo del cine, que sigue resultando tan aterrador y misterioso la décima vez que se ve la película como la primera. De huevo a parásito pasando por su horrible forma final, el Alien es implacablemente terrorífico, matando sin consciencia ni moralidad.

El diseñador futurista y caricaturista político Ron Cobb fue responsable de los diseños y de la nave terrestre Nostromo. Su realista y totalmente funcional hardware proporcionaba un excelente contraste con los etéreos conceptos de Giger para el planeta y el Alien. Brian Johnson, quien también había trabajado en “El imperio contraataca”, y Nick Adler supervisaron los efectos visuales.

Alien el octavo pasajero comenzó la producción en 1978 en el famoso Estudio Shepperton situado a las afueras de Londres. Fue la primera película de Brandywine Productions y la compañía de cine independiente a cuyo frente figuran el productor Gordon Carroll y el guionista y directores David Giler y Walter Hill. El tiempo de producción fue corto debido al bajo presupuesto de la película y a las presiones de la 20th Century Fox para acabar a tiempo. Un equipo de más de 200 trabajadores y técnicos construyeron los tres sets principales; la superficie del planetoide, el interior de la Nostromo y el interior de la nave espacial abandonada.

La fotografía principal se llevó a cabo en Shepperton Studios, en Londres mientras que los modelos en miniatura y la filmación se realizó en Bray Studios, en Water Oakley. El tiempo de producción fue corto debido al bajo presupuesto de la película y a las presiones de la 20th Century Fox para acabar a tiempo.

Curiosidades

  • Sigourney Weaver consiguió el papel después de que lo rechazara Meryl Streep.
  • El montaje original sin ningún corte duraba 3 horas y 12 minutos.
  • Los productores llegaron a barajar el nombre de varios directores como: Robert Aldrich, Meter Yates y Jack Clayton, antes de asignar el proyecto a Ridley Scott.
  • Muchos de los interiores del Nostromo los grabaron en un cementerio de aviones.
  • El interior de los huevos de los aliens se rellenó con corazones y estómagos de ganado. Y la cola del Face Hugger era de intestino de oveja.
  • Fue una idea del artista Ron Cobb el que el alien tuviera ácido como sangre.
  • Ridley Scott llegó a declarar 3 películas que le habían influido para realizar la película; fueron "Star Wars" y "2001: Una odisea del espacio": por su descripción del espacio exterior, y "La matanza de Texas" por su tratamiento del terror.
  • Cada uno de los personajes muere por su cualidad más característica (valentía, prudencia, raciocinio...) y en sentido inverso tanto al prestigio del actor en el momento como a la importancia del personaje en la trama. Es decir, muere primero el actor más célebre (John Hurt) y científico de la nave, a continuación el siguiente en fama... hasta la que sobrevive: actriz menos conocida en aquel momento (Sigourney Weaver) y menos trascendental en la película.
  • El título del filme durante el rodaje fue: "Star Beast".
  • Algunos componentes del Nostromo fueron reutilizados para la película "Blade Runner" (1982), del mismo director.
  • Al "face hugger" se le rinde una especie de homenaje en un conocido videojuego en primera persona: Half Life, donde unos alienígenas con cierto parecido, los Headcrabs, se adherían al rostro de sus víctimas. La diferencia de éstos es que tomaban control de la médula espinal, transformando a sus víctimas, literalmente, en zombies.

Fuentes