Saltar a: navegación, buscar

Alas de la Libertad (Antonio Guerrero).

(Redirigido desde «Antonio Guerrero y la Naturaleza»)
Alas de Libertad
Información sobre la plantilla
Error al crear miniatura: Falta archivo
Concepto:Serie de 21 obras sobre aves endémicas de Cuba realizada por Antonio Guerrero Rodríguez en 2006.

Alas de la Libertad (Antonio Guerrero). Desde septiembre de 1998, Antonio Guerrero, cumple injusta condena en cárcel del imperio. Su único delito fue luchar contra el terrorismo. Desde el 2006 y hasta la fecha, de la mano de Antonio, han salido 86 acuarelas que reflejan 21 Aves endémicas de Cuba, entre las que se encuentran 22 Guacamayos de América y 43 aves nacionales de América, que formaron parte de dos exhibiciones que él mismo nombró: Alas de Libertad y Aves por la Unidad.

Alas de Libertad

En el año 2006, se recibió en el Museo Nacional de Historia Natural, en La Habana, la visita de la hermana de Antonio Guerrero, María Eugenia Guerrero, que, acompañada de la periodista norteamericana Cindy O Hara, solidaria amiga de Cuba y luchadora por la causa de los cinco, expuso que Tony, inspirado en la Guía de las Aves de Cuba, había comenzado a pintar las aves endémicas de su añorada patria y los guacamayos de América, con la intención de donarlos al museo y así contribuir a la creación de cultura de la naturaleza. Fue así que, con la invaluable ayuda de Cindy, se comenzó a intercambiar información científica e imágenes que permitieron a Tony, pintar las 21 Aves Endémicas de Cuba y 22 guacamayos americanos, que constituyeron la exhibición de 43 pinturas, a las que él mismo titulara Alas de Libertad, inaugurada en mayo de 2007, como parte del IV Festival Imagen de la Naturaleza Rosa Elena Simeón In Memoriam.

Aves por la Unidad

En una de las múltiples comunicaciones con Antonio, manifiesta su interés en continuar colaborando con el museo y su proyecto futuro, pintar el ave nacional de cada país de América, labor a la que se entregó casi de inmediato.

Ya en el 2009, como parte del V Festival Imagen de la Naturaleza “Rosa Elena Simeón In Memoriam”, se realiza la inauguración de la exposición Aves por la Unidad, nueva creación de Antonio Guerrero, en la cual se pudieron escuchar las palabras de Mirtha Rodríguez, madre de Antonio, quien con profundo sentimiento, expuso la esencia y motivación de esta muestra, que refleja la voluntad de su hijo de afrontar la adversidad que padece injustamente, al igual que sus cuatro hermanos. En este momento intervino, además, el Presidente de la Asamblea Nacional del Poder Popular Ricardo Alarcón de Quesada que hizo un resumen de la situación actual de los 5 y del proceso amañado que enfrentan. Su intervención convirtió una vez más al Museo y al evento, en una trinchera de lucha por la liberación definitiva de Antonio, Gerardo, René, Ramón y Fernando.

Presencia en la Filatelia Cubana

Varias de sus pinturas han sido representadas en la filatelia cubana en tres series postales: Alas de Libertad I, con ocho sellos de aves endémicas, Alas de Libertad II, con ocho sellos de guacamayos y Aves por la Unidad, con ocho sellos de aves nacionales de América.

Poesía de Antonio Guerrero

Acompañando sus pinturas, llegó la inspiración para que Antonio Guerrero compusiera una poesía que reúne en sí misma historia natural, patria, artística y sentimental. Se trata de las décimas “Acta de una importante reunión de las aves endémicas de Cuba”, cargadas de patriotismo y amor a la naturaleza.

Acta de una importante reunión de las aves endémicas de Cuba

A un arbolado rincón convocó la Cartacuba a veinte aves de Cuba para una reunión. El tema de discusión era vital, se quería saber que opinión tenía cada cual de la amistad, el honor, la lealtad, la justicia y la armonía. Una vez todas allí comenzó hablando el Pechero: “Yo, ante todo, soy sincero con quien hablé por ahí, porque aprendí de Martí que la verdad dicha bien, a tiempo, no importe a quien, atrae los buenos amigos, mientras que a los enemigos ella disipa también. ”
Le secundó la Chillina con un planteamiento escueto: “Solo encuentras con respeto el amor en cada esquina.” Y reafirmó la Ferminia: “El que sabe respetar Sabe al mismo tiempo honrar. No son por nadie queridos los que estafan, los bandidos, los que viven de engañar.”
Firme exclamó el Zunzuncito: “Yo reparto la bondad Y me enfrento a la maldad aunque soy el más chiquito.” Y el Sinsontillo dio un grito desde un arbusto frondoso: “El que sea generoso, sin dudas, lo vence todo. Ser bienhechor es el modo único de ser dichoso.”
sensato, el Sijú Cotunto habló de la educación: “Virtud y superación forman un solo conjunto.” Y ahondando sobre ese punto dijo el Sijú Platanero: “El estudio es lo primero Cuando se habla de crecer.” “Y el enseñar es querer” citó el Verde Carpintero.
“cumplir el deber da gozo” vivaz afirmó el Mayito y le agregó el Cabrerito: “eso es digno y es hermoso.” Un carpintero churroso que escuchaba en una palma fijó con pasión y calma: “Debieran la abnegación, la honra y la compasión Ser dotes de toda alma.”
El Tomeguín del Pinar dictó bajo un cielo raso: “¿Hay algo mejor, acaso, que construir y amar? El destruir y el odiar dejan amargas secuelas.” Y expuso la Gallinuela con aplomo y rectitud: “Se ha de educar la virtud en el hogar y en la escuela.”
Su voz alzó el Juan Chiví desde un almendro crecido: “El mundo ha de ser un nido de amores sin frenesí.” E inspirado habló el Totí: “Un mundo de paz, sin guerra, en donde sobre la tierra crezcan el niño y la flor sin que exista un destructor misil que mata y aterra.”
Con ilustre sobriedad dijo el pequeño Catey: “Han de ser la única ley de toda la autoridad el amor y la verdad.” El Gavilán Colilargo de continuar se hizo cargo y sentenció sin rodeos: “! Que se acaben los bloqueos crueles que llaman embargo ¡”.
Posó frente a los presentes una Paloma Perdiz y dijo con un matiz alertador y exigente: “¡Es una tarea urgente cuidar la paz y el amor!”. Y un canto del Ruiseñor estremeció la floresta: “! Unámonos en la gesta por un porvenir mejor ¡”.
Y concluyó el Tocororo claramente emocionado: “Hoy aquí hemos hablado, bajo estos rayos de oro, De la hermandad y el decoro. Garantiza esta isla hermosa la paz que cada ave goza porque su pueblo aguerrido defiende, presto y unido, su Revolución gloriosa”.

Antonio Guerrero, no es solamente uno de los heroicos cinco cubanos presos injustamente por combatir el terrorismo, sino que en prisión, su condición y espíritu revolucionario lo han consolidado como artista y ambientalista.

Fuente

  • Balmori Alvarez, Regla. Antonio Guerrero y la Naturaleza.
  •  WEB del Museo Nacional de Historia Natural, 2010.
  •  Guerrero Rodríguez, Antonio, Manuscrito dirigido al Museo Nacional de Historia Natural