Saltar a: navegación, buscar

Deficiencia de alfa-1 antitripsina

Deficiencia de alfa-1 antitripsina
Información sobre la plantilla

La deficiencia de alfa-1 antitripsina es una condición hereditaria en la que hay una tendencia para tener problemas en el hígado (en niños y en adultos) y en los pulmones (en los adultos).

Etiología

La deficiencia de alfa-1 antitripsina es causada por cambios (mutaciones) en el gen SERPINA1. Este gen proporciona instrucciones para hacer una proteína llamada alfa-1 antitripsina que es parte de un grupo de enzimas que se llama inhibidores de proteasas. Este grupo controla la función de las enzimas llamadas proteasas, que son encargadas de degradar las proteínas en pedazos más pequeños llamados aminoácidos para que puedan ser absorbidas por el cuerpo.

Herencia

La enfermedad se hereda de forma autosómica co-dominante.

Sintomatología

La deficiencia de la alfa-1 antitripsina da una tendencia (predisposición) para tener enfermedades a lo largo de la vida, principalmente enfisema pulmonar y varios tipos de problemas en el hígado. Los problemas en el hígado se relacionan con la acumulación de la enzima alfa-1 antitripsina en las células del hígado lo que lleva al daño del hígado. El desarrollo del enfisema es porque no hay la cantidad necesaria de alfa-1 antitripsina para proteger el tejido del pulmón de los efectos destructivos de las proteasas (enzimas que degradan las proteínas). La severidad de los síntomas depende de los alelos que se tenga y los niveles de alfa-1 antitripsina resultantes.

El enfisema pulmonar o la bronquitis comienzan en el adulto o más temprano y con síntomas más graves en los fumantes. Puede haber:

  • Tos
  • Dificultad para respirar
  • Sibilancia
  • Infecciones pulmonares
  • Examen de RX muestra el enfisema
  • Exámenes que evalúan la función de los pulmones muestran que la función esta disminuida
  • En los niños es muy raro que haya enfisema pulmonar.

La enfermedad del hígado puede ser:

  • Hepatitis
  • Aumento del tamaño del hígado
  • Ascitis (acumulación de líquido en el espacio que existe entre el revestimiento del abdomen y los órganos)
  • Cirrosis
  • Cáncer en el hígado.


Diagnóstico

El diagnóstico de la deficiencia de alfa1-antitripsina se sospecha cuando hay lo siguiente:

  • Enfermedad pulmonar como enfisema, asma o bronquitis crónica en adultos
  • Enfermedad en el hígado a cualquier edad (como cirrosis)
  • Inflamación de los vasos de la sangre que resulta en daño de los órganos principales del cuerpo (granulomatosis con poliangeítis)
  • Inflamación de varios lugares de la piel con ampollas y ulceras (paniculitis necrotizante)

El diagnóstico se confirma:

  • Con un examen de sangre que muestra niveles bajos de alfa-1-antitripsina (el nivel normal es 20-53 micromol / L (100 a 220 mg / dl)); Y
  • Con un examen de sangre para ver las variantes de la proteína alfa-1 antitripsina (fenotipos) que se tiene O
  • Por medio de pruebas genéticas en que se ven los alelos anormales del gen SERPINA1.


Tratamiento

El tratamiento básicamente es hecho dándose la enzima alfa-1 antitripsina para prevenir la progresión de la enfermedad pulmonar. Lo que se quiere lograr con el tratamiento es aumentar el nivel de la alfa-1 antitripsina en la sangre. No se puede fumar y es bueno que no se beba alcohol. Se recomienda también:

  • Ponerse las vacunas contra la hepatitis A y B
  • Vacunas preventivas contra la gripe y vacunas neumocócicas
  • Antibióticos si hay infecciones

Otros tratamientos incluyen:

  • Sustituir el gen anormal con un gen SERPINA1 normal (terapia génica) en las células del hígado
  • Cirugía de reducción de volumen pulmonar
  • Aerosol con alfa-1 antitripsina
  • Alfa-1 antitripsina derivada de ovejas
  • Trasplante de pulmón para pacientes con enfisema avanzado debido a la deficiencia severa de AAT
  • Trasplante de hígado para pacientes con enfermedad grave del hígado. Después de un trasplante de hígado la deficiencia de AAT se corrige, porque el hígado normal de donantes produce y secreta AAT normal
  • Los problemas de la piel se mejoran cuando se da la enzima.

El tratamiento con alfa-1 antitripsina purificada se indica solo cuando las personas:

  • Sean mayores de 18 años de edad
  • Tienen niveles de alfa-1 antitripsina en la sangre menores de 11 micromoles/litro
  • Tienen obstrucción de las vías aéreas mostrada por las pruebas de función pulmonar (espirómetro)
  • No sean fumantes o hayan parado de fumar por lo menos en los últimos 6 meses
  • Están dispuestos a hacerse el tratamiento en el hospital
  • No tengan déficit de inmunoglobulina A (debido a que la alfa-1 que se da puede contener trazas de inmunoglobulina tipo A (IgA), y los pacientes con déficit de IgA pueden tener anticuerpos contra la IgA)

En algunos casos también se hace en pacientes que tienen el flujo aéreo normal pero que tienen un examen de tomografía que muestra enfisema en el pulmón. Los pacientes con deficiencia de alfa-1 antitripsina severa deben hacerse pruebas de función pulmonar a cada seis a 12 meses. La función del hígado debe ser evaluada periódicamente en las personas con dos copias anormales del alelo Z (PI*ZZ). En casos de enfermedad hepática se debe hacer ecografía del hígado a cada 6 a 12 meses.

Fuentes