Dermatitis de contacto


Dermatitis de contacto
Información sobre la plantilla
DermatitisC.jpg
Concepto:Es un tipo de dermatitis no infecciosa, producida por la reacción que experimenta la piel ante el contacto con una sustancia irritante.

Dermatitis de contacto. Es un proceso inflamatorio de la piel. Este tipo de reacción puede darse inmediatamente o después de haber pasado algún tiempo de haber tenido el contacto. Afecta principalmente a los adultos y no se suele extender mas allá de la zona irritada, a no ser que esta toque otra parte del cuerpo. Se produce principalmente en los pies y las manos.

Tipos de dermatitis de contacto

Dermatitis de contacto irritativa

Es la más habitual y se produce cuando las sustancias que entran en contacto con la piel producen lesiones en la misma que pueden variar desde una simple irritación o enrojecimiento a la creación de ampollas purulentas. Este tipo de dermatitis afecta principalmente a los trabajadores que suelen estar en contacto con sustancias irritantes de naturaleza ácida o alcalina. Constituye un motivo importante de baja laborar dado que afecta a multitud de profesiones que se ponen en contacto con productos que afectan su piel durante exposiciones continuas y prolongadas.

La dermatitis irritante, el tipo más común de dermatitis de contacto, es causada por el contacto con ácidos, materiales alcalinos como jabones y detergentes, suavizantes de telas, disolventes u otros químicos. La reacción suele parecerse a una quemadura. Otros irritantes pueden abarcar:

  • cemento
  • tintes para el cabello
  • exposición prolongada a pañales húmedos
  • plaguicidas o matamalezas
  • guantes de caucho
  • champús.

Dermatitis de contacto alérgica

Es un tipo de manifestación producida en un momento determinado cuando la piel produce reacciones inmunes a algún producto concreto. Es decir no se debe a una lesión directa sobre la piel al ser afectada por un producto irritante o corrosivo, sino a que el propio sistema inmunitario reacciona desproporcionadamente causando lesiones en su propio tejido. El desencadenante de este tipo de alergia por contacto puede ser muy variado, ya que existen infinidad de sustancias que lo pueden producir: colonias, metales, cosméticos, insecticidas, látex, medicinas etc.

Síntomas

Picor, enrojecimiento, inflamación en los casos más benignos o aparición de ampollas con pústulas purulentas que al secarse producen costras o llagas en carne viva. En otras ocasiones, se forman zonas más engrosadas o resecas en la piel. Muchas dermatitis de contacto irritativo son muy parecidas a las que se dan por contacto alérgico. Otras veces las primeras se distinguen más fácilmente porque muestra síntomas parecidos a las quemaduras.

La dermatitis de contacto alérgica, el segundo tipo más común de dermatitis de contacto. Es provocada por la exposición a una sustancia o material al que usted se ha vuelto muy sensible o alérgico. La reacción alérgica a menudo se demora y la erupción aparece de 24 a 48 horas después de la exposición. La inflamación de la piel varía desde una irritación leve y enrojecimiento hasta úlceras abiertas, dependiendo del tipo de irritante, la parte afectada del cuerpo y su sensibilidad.

La dermatitis por tratamiento excesivo es una forma de dermatitis de contacto que se presenta cuando el tratamiento para otro trastorno cutáneo provoca irritación.

Las alergias comunes asociadas con la dermatitis de contacto son:

La dermatitis de contacto puede involucrar una reacción a una sustancia a la que usted está expuesto o utiliza repetitivamente. Aunque puede no existir ninguna reacción inicial, el uso regular (por ejemplo, removedores de esmalte de uñas, preservativos en las soluciones para lentes de contacto o el contacto constante con metales de los aretes o el reverso metálico de los relojes de pulsera) puede causar a la larga una sensibilidad y reacción al producto.

Algunos productos causan una reacción sólo cuando están en contacto con la piel y son expuestos a la luz solar (fotosensibilidad). Entre ellos se pueden mencionar lociones para la afeitada, bloqueadores solares, ungüentos con sulfa, algunos perfumes, productos con alquitrán de hulla y aceite de la cáscara del limón dulce. Unos pocos alergenos aerotransportados, como la ambrosía y la aspersión de insecticidas, pueden causar una dermatitis de contacto.

Causas

Algunos productos causan una reacción sólo cuando la piel también está expuesta a la luz solar (fotosensibilidad). Estos abarcan lociones de afeitar, filtros solares, ungüentos con sulfa, algunos perfumes, productos de alquitrán de hulla y aceite de la cáscara de limón. Unos pocos alergenos aerotransportados, como la ambrosía o insecticidas en aerosol, pueden ocasionar dermatitis de contacto.

La dermatitis de contacto alérgica es provocada por la exposición a una sustancia o material al que usted se ha vuelto muy sensible o alérgico.

Los alergenos comunes abarcan:

  • Adhesivos, como los utilizados para las pestañas o peluquines postizos.
  • Antibióticos como neomicina frotada sobre la superficie de la piel.
  • Bálsamo de Perú (utilizado en muchos productos personales y cosméticos, así como en muchos alimentos y bebidas).
  • Telas y prendas de vestir.
  • Fragancias en perfumes, cosméticos, jabones y cremas humectantes.
  • Esmalte de uñas, tintes para el cabello y soluciones para rizados permanentes.
  • Níquel y otros metales (se encuentra en joyas, correas de relojes, cremalleras metálicas, ganchos de sostenes, botones, navajas, estuches de lápiz labial y polvos compactos).
  • Hiedra, roble, zumaque y otras plantas venenosas.
  • Guantes o zapatos de caucho o látex.

Aunque usted posiblemente no tenga una reacción a una sustancia cuando esté expuesto por primera vez a ella, el uso regular a la larga puede causar sensibilidad y una reacción al producto.

Las casas de la dermatitis de contacto esta producida por contacto con sustancias irritantes o alergénicas. Entre las principales podemos mencionar las siguientes:

  • Plantas alergénicas o irritantes: Muchas plantas son causantes de dermatitis de contacto. Algunas contienen componentes como el ácido oxálico, como el caso del aro. Otras, como la ruda, poseen furocumarinas con propiedades fototóxicas, y pueden producir dermatitis cuando la piel se expone al contacto con el sol.

En contacto con la piel, los aceites esenciales de algunas plantas medicinales ―como el anís, el eucalipto, el pomelo o la lavanda―, si no se diluyen adecuadamente o si se aplican en personas con piel muy sensible, también son responsables de dermatitis.

Algunas especias utilizadas para condimentar cuando alcanzan directamente la piel también pueden producir efectos similares. Entre ellas tenemos por ejemplo la canela.

  • Productos químicos: Otras veces es el contacto con productos químicos en el hogar o en el trabajo, el responsable de estas reacciones adversas sobre la piel. Entre los muchos productos del hogar que pueden causar dermatitis de contacto se encuentran: los detergentes, los disolventes de esmalte de uñas, los pegamentos, los productos de limpieza, los perfumes, el cloro del agua, los jabones, champús e incluso los medicamentos especialmente los que se aplican sobre la piel. En la industria química pegamentos,

Disolventes, insecticidas etc. Son las causas de infinitos casos dermatitis de contacto.

  • Metales y aleaciones: No menos conocidas son las dermatitis producidas por alergia a los metales, e incluso algunos metales utilizados en joyería como el oro, el níquel utilizados en pulseras, anillos, colgantes correa de relojes etc.
  • Fibras textiles: La alergia a ciertas fibras textiles como la lana, pueden también desencadenarla. El látex es responsable de muchos casos de alergias por contacto. Es bastante habitual este tipo de alergia en productos elaborados con este material como condones, gorros de baños, guantes o zapatos.
  • Picaduras de insectos: dentro de estas reacciones adversas también podríamos señalar aquellas que se producen por picaduras de animales como piojos, pulgas, abejas, garrapatas, etc.


Síntomas

Los síntomas pueden incluir:

  • Picazón (prurito) de la piel en áreas expuestas
  • Enrojecimiento o inflamación de la piel en el área expuesta
  • Sensibilidad de la piel en el área expuesta
  • Inflamación localizada de la piel
  • Erupción o lesión cutánea en el sitio de la exposición

Otros síntomas

Los síntomas varían dependiendo de la causa y si la dermatitis se debe a una reacción alérgica o a un irritante. La misma persona también puede tener diferentes síntomas con el tiempo. Las reacciones alérgicas pueden producirse repentinamente o sólo después de meses de estar expuesto a una sustancia. Las manos son un sitio común para la dermatitis de contacto. Los perfumes, los cosméticos y los productos para el cabello a menudo provocan reacciones cutáneas en la cara, la cabeza y el cuello. Las joyas también pueden causar problemas en la piel en el área por debajo de ellas. La picazón de la piel en áreas expuestas es un síntoma común. En el caso de una dermatitis alérgica, la picazón puede ser grave. La dermatitis causada por un irritante también puede provocar dolor o ardor. La dermatitis alérgica con frecuencia causa un salpullido rojo, veteado o en parches donde la sustancia entró en contacto con la piel. La reacción alérgica con frecuencia se demora y la erupción aparece de 24 a 48 horas después de la exposición. La erupción puede:

  • Tener protuberancias rojas que pueden formar ampollas húmedas que supuran.
  • Sentirse caliente y sensible.
  • Supurar, drenar o formar costra.
  • Volverse escamosa, en carne viva o gruesa.

La dermatitis irritante a menudo aparece como piel seca, roja y áspera. Se pueden formar cortes (fisuras) en las manos. La piel puede resultar inflamada con la exposición s síntomas==

Diagnóstico

Pierna de un varón afectado por una dermatitis de contacto.

El diagnóstico se basa principalmente en la apariencia de la piel y los antecedentes de exposición a un irritante o alergeno. Su dermatólogo puede solicitar un test cutáneo para identificar el alergeno sospechoso de causar la reacción.

El diagnóstico de la dermatitis de contacto se lleva a cabo mediante una revisión por parte del médico de las zonas afectadas de la piel. Para averiguar la sustancia que produce la reacción adversa el médico, además de la exploración, suele realizar un cuestionario sobre la actividad profesional del paciente que determinará en muchos casos la sustancia causante de la dermatitis. Otras veces cuando la exploración o el cuestionario no consiguen dilucidar la causa exacta, se pueden llevar a cabo una serie de pruebas en las que el especialista pone en contacto la piel con sustancias para ver qué tipos de reacciones se producen y poder así determinar cual es la causa exacta que originan estos procesos (cámara se fin). Incluso puede ser necesario realizar análisis microcópicos sobre una muestra de tejido cutáneo.

Pruebas y exámenes

El diagnóstico se basa principalmente en la apariencia de la piel y los antecedentes de exposición a un irritante o alergeno. Las pruebas de alergia con parches cutáneos (llamadas pruebas del parche) pueden determinar qué alergeno está causando la reacción. El examen con parche se utiliza para determinados pacientes que sufren dermatitis de contacto recurrente y crónica. Requiere tres visitas al consultorio y debe ser efectuado por un médico con experiencia y destreza para interpretar los resultados correctamente.

  • En la primera visita, se aplican pequeños parches de potenciales alergenos a la piel. Estos parches se retiran 48 horas más tarde para ver si se ha presentado una reacción.
  • Una tercera visita aproximadamente dos días más tarde se hace para evaluar cualquier reacción tardía.
  • Usted debe llevar consigo el material, si ya lo ha probado en un área pequeña de su piel y ha notado una reacción.

Se pueden utilizar otras pruebas para descartar otras causas posibles, como una biopsia de lesión de piel o cultivo de la lesión de piel (ver: cultivo de biopsia de piel o de mucosa).

Tratamiento

El tratamiento de la dermatitis de contacto requiere de la participación del médico o dermatólogo, puesto que existen muchos tipos y cada uno de ellos requiere un tratamiento diferenciado. En general, el tratamiento utilizado supone en primer lugar evitar el contacto con el producto causante de la dermatitis y aplicar una serie de cremas, muchas de ellas con corticoides y suavizantes de la piel.

Igualmente se recomienda no utilizar productos químicos para lavar la piel, mojar la piel lo mínimamente posible y evitar los cambios de temperatura bruscos. En algunos casos puede resultar necesario el cambio de actividad profesional para evitar el contacto con las sustancias que producen la dermatitis de contacto. El tratamiento natural de la dermatitis de contacto supone la utilización de una serie de recursos naturales que pueden ayudar a prevenir o mejorar los síntomas de esta anomalía.


El tratamiento incluye el lavado con mucha agua para retirar cualquier rastro de irritante que pueda haber quedado en la piel. Usted debe evitar exposiciones futuras a los irritantes o alergenos conocidos. En algunos casos, el mejor tratamiento es no hacer nada en el área. Los emolientes o humectantes ayudan a mantener la piel húmeda y también a que la piel se repare por sí misma. Evitan que la piel se inflame de nuevo y son una parte clave de la prevención y el tratamiento de la dermatitis de contacto. Las cremas o ungüentos para la piel con corticosteroides pueden reducir la inflamación. Siga cuidadosamente las instrucciones cuando utilice estas cremas, porque su uso excesivo, incluso de productos de venta libre de baja concentración, puede causar una afección cutánea. En lugar de los corticosteroides o junto con ellos el médico puede recetar tacrolimús en ungüento o pimecrolimús en crema para usarlos en la piel. En casos graves, se pueden necesitar corticosteroides en pastillas. Se comienza con una dosis alta, la cual se va reduciendo en forma gradual durante aproximadamente 12 días. También le pueden aplicar una inyección de corticosteroides. Se pueden recomendar compresas húmedas y lociones suavizantes, antipruriginosas (contra la picazón) o secantes para reducir otros síntomas.

Pronóstico

La dermatitis de contacto suele desaparecer sin complicaciones al cabo de dos o tres semanas, pero puede reaparecer si no se identifica y evita la sustancia o material que la causó. Es posible que sea necesario un cambio de trabajo o de los hábitos laborales si el trastorno es causado por una exposición ocupacional.

Posibles complicaciones

Se pueden presentar infecciones cutáneas bacterianas secundarias.

Cuándo contactar a un profesional médico

Consulte con el médico si:

  • Tiene síntomas de dermatitis de contacto.
  • La dermatitis es grave.
  • No hay mejoría después del tratamiento.

Prevención

La dermatitis de contacto debe llevarse a cabo desde diversos frentes, por una parte es necesario identificar los agentes irritantes y alérgicos involucrados en el desarrollo de la dermatosis y evitarlos. Además del agente causal primario con frecuencia deben evitarse otros agentes agravantes ―productos que presentan reacción cruzada, productos irritantes― de la dermatosis siendo para ello útil la utilización de hojas informativas sobre los cuidados que deben seguir los pacientes. Las lesiones clínicas de la dermatitis de contacto deberán ser tratadas de forma diferente si son lesiones agudas o crónicas. Las lesiones de eczema agudo se caracteriza por vesiculación y exudación serosa. No es conveniente aplicar una pomada o crema a una erupción exudativa porque no se conservaran sobre la piel. Lo primero que hay que hacer es secar el exudado con permanganato de potasio u otras soluciones como el sulfato de cobre. Si la lesión se encuentra sobre manos o pies, deben ser bañados en un recipiente de agua tibia con permanganato de potasio diluido 1:10000 durante 10 minutos 2 veces al día una vez que el eczema se ha secado, puede utilizarse una crema o pomada de esteroides. Es frecuente que estas lesiones se encuentren impetiginizadas por lo que es aconsejable administrar antibióticos por vía sistémica. En las lesiones de eczema crónico la prioridad es eliminar el agente etiológico, irritante en las dermatitis irritativas y alergénico en las dermatitis de contacto alérgica.

Véase también

Fuente