Saltar a: navegación, buscar

Federico Pérez Carbó

Federico Pérez Carbó
Información sobre la plantilla
Coronel Federico Pérez Carbó.JPG
Se incorporó a la guerra con tan solo 14 años y desde entonces se propuso luchar por las mejoras sociales y la independencia de Cuba.
NombreFederico Pérez Carbó
Nacimiento24 de febrero de 1855
Santiago de Cuba, Bandera de Cuba Cuba
Fallecimiento22 de septiembre de 1950
Santiago de Cuba, Bandera de Cuba Cuba
ResidenciaBandera de Cuba Cuba
NacionalidadCubano
CiudadaníaCubano

Federico Pérez Carbó. Desde muy joven conspiró contra el gobierno español. Estuvo en la manigua bajo las ordenes del teniente coronel Flor Crombet. Fundó la logia “Boyuca”, Jefe de Despacho de la columna invasora, colaboró en la fundación del Museo Municipal de Santiago de Cuba.

Síntesis biográfica

Nació en Santiago de Cuba el 24 de febrero de 1855. Sobrino de Don Federico Pérez de Mena, director de la escuela San Carlos Borromeo, de la que fue discípulo. Con sólo 13 años comenzó a conspirar desde el inicio de la Guerra del 68. A los 18 años tiene que marchar a la manigua, incorporándose al Regimiento Guanimao, bajo las órdenes del teniente coronel Flor Crombet.

En octubre de 1879, con 24 años, fue capturado y encarcelado en el Castillo del Morro y luego deportado a las cárceles de Cádiz y Chafarinas. Un año después, lo trasladan a Sevilla de donde logró escapar a Nueva York, allí se relaciona con Martí y otros emigrados.

Llegó a ser uno de los intelectuales más avanzados de su época pues fue capaz de ver detalladamente el presente, con proyección hacia el futuro. Vio la necesidad como muy pocos de rescatar aquellas instalaciones o reliquias de la guerra pertenecientes a nuestros patriotas o personalidades de nuestra historia, para que en un futuro, pudieran ser vistas y reconocidas por la generaciones venideras. Esto se evidencia con su labor de rescate de la casa de nuestro poeta José María Heredia y su colaboración en la fundación del primer museo de Cuba, el Emilio Bacardí.

Trayectoria revolucionaria

Organizó un centro de correspondencia clandestina y fundó la logia Boyuca, verdadero centro revolucionario. Se opuso tenazmente a la firma del Pacto del Zanjón y colaboró en la preparación de la Guerra Chiquita.

En 1899, por su iniciativa, se constituyó la Junta de Heredia, promoviéndose el rescate de la Casa Natal José María Heredia y Heredia.

Fue el agente principal de Céspedes en Santiago de Cuba bajo el pseudónimo de Leonidas Raquín. Condujo varias expediciones encargadas de transportar armas y municiones a Cuba desde los Estados Unidos.

Al producirse la invasión de Oriente a Occidente, Maceo lo nombró Jefe de Despacho de la columna invasora, y dentro de la misma, participó en 24 combates.

En la manigua, publicó junto con Enrique Collazo, el periódico Patria y Libertad. Durante la 1ra intervención se desempeñó como Secretario del Ayuntamiento de Santiago junto a su alcalde Emilio Bacardí, colaborando con él también en la fundación del Museo Municipal de Santiago de Cuba.

En los primeros años de la República laboró en los administradores de aduana, correos y del acueducto de Santiago. También fue jefe de estadísticas de la Secretaría de Hacienda e inspector del puerto de Santiago y en 1906 es elegido Gobernador de la Provincia de Oriente.

El ilustre santiaguero vivió toda su vida en función de su patria y el bienestar de ella, donaba mensualmente de 1 a 3 pesos de su salario para la restauración de cualquier monumento, lápida o parque que se hiciera en cualquiera de las ciudades de Cuba.

En 1895, cuando estalló la guerra, llegó a la madurez de 40 años y como es de suponer con su trayectoria revolucionaria, se incorporó a la causa junto a otros caudillos y hermanos de lucha como Guillermo Moncada y Quintín Banderas. Y esta vez y por sus méritos es llamado por el General Antonio Maceo, quien desde Baraguá y en los preparativos de la invasión, lo designa jefe de Despacho del Estado Mayor de su columna invasora. Desde entonces fue protagonista junto al Titán, de la gloriosa jornada que terminó en el poblado de Mantua.

Muerte

Murió el 22 de septiembre de 1950 a la edad de 95 años en su ciudad natal provincia Santiago de Cuba.

Fuentes

  • Fernández, Sara Inés. Monografía sobre Federico Pérez Carbó. Santiago de Cuba, 1985.
  • Archivo Histórico del Museo Provincial Emilio Bacardí Moreau. Santiago de Cuba, 2010.