Saltar a: navegación, buscar

Foxhound

Fox-Hound
Información  sobre la plantilla
Foxhound2.jpg
Perro de caza, legante, limpio y atlético, fuerte, vivaracho y ruidoso.
GrupoSabueso
País de OrigenBandera de Inglaterra Inglaterra
ClasificaciónPerro de caza
Clasificación Científica
ReinoAnimalia
FiloChordata
ClaseMammalia
OrdenCarnívora
FamiliaCanidae
GénerosCanis

Foxhound es un grupo de raza de perro, tipo sabueso, desciende del perro de San Huberto y del actualmente extinto talbot. Su función principal es cazar junto a hombres montados a caballo. Puede trabajar durante varias horas sin descanso y en diversos tipos de terreno. Nunca se tiene como animal de compañía, sino que se cría en jaurías privadas. Es un perro fuerte, vivo, atrevido y ruidoso. Tiene un gran parecido físico con el beagle aunque es un poco más grande.

Historia

Esta raza es originaria de Inglaterra, es un descendiente de los más pesados - Saint Hubert Hounds y otro Hound extinguido, el Talbot y posteriormente ha sido repro­ducido en base a líneas cuida­das por mas de doscientos años, los libros de registros ge­nealógicos publicados por Mas­ters of Foxhounds Assosiation of England datan a partir del año de 1800. Actualmente la crianza del Foxhound en Inglaterra ha estado siempre y sigue estando en manos de los Maestros de Foxhounds, quienes guardan los más cui­dadosos registros de sus ope­raciones de crianza.

Características generales

Perro elegante, limpio y atlético. Fuerte, vivaracho y ruidoso Foxhound inglés nunca se tiene como animal de compañía sino que están en jaurías privadas. El cráneo es ancho, el bozal es largo, y los ojos llevan una expresión dulce, el foxhound inglés tiene tres características principales: buen olfato, velocidad y resistencia ya que puede mantenerse corriendo durante horas sin cansarse.

Clasificación de la FCI

Estas razas son consideradas perros sabuesos de talla grande y de pelo largo, ubicados en el Grupo VI según la clasificación de la FCI.

Sección 1: Perros tipo sabueso

Temperamento

Valiente, enérgico, luchador, incansable, bueno y obediente con el amo ya que sabe comportarse a todas órdenes que se indiquen. Este perro aun está comenzando a mantenerse como mascota. Hasta no hace mucho sus dueños preferían mantenerlos como un excelente perro de cacería que son, teniendo instintos de cazador pueden perseguir cualquier cosa que les llame la atención cuando son cachorros. Suele llevarse bien con otros perros; se mantienen en jaurías de Foxhound Inglés y se mantienen bastante respeto. También se llevan bien con niños.

Cuidados

Algunas veces es necesario brindarle el suficiente cariño y la mayor parte del tiempo necesita de ejercicio. Son bastante saludables ya que no presentan muchos problemas hereditarios, con un baño y un cepillado regular batará; los únicos problemas que pueden notarse son fracturas que pueden suceder por su espíritu de aventura también los cuidados de oídos y ojos hay que hacerlos una vez a la semana para evitar infecciones e irritaciones.

Entrenamiento

El entrenamiento de esta raza puede resultar difícil debido a que necesitan entre 15 y 30 repeticiones para aprender un ejercicio, pero una vez aprendida una orden la retienen siempre, gracias a su instinto de cazador esa tarea puede ser aprendida naturalmente. Un adiestramiento inconsecuente, de baja calidad o con demasiada severidad e impaciencia no logrará buenos resultados.

Actividad

No son recomendados para la vida de apartamento, ya que pueden ser destructivos si están muy confinados. Son perros de caza, lo que significa que pueden dejarse ir detrás de un rastro, así que hay que tener cuidado al soltarlos de la correa. Durante las sesiones de cacería pueden correr sin parar durante 5 a 6 horas sin agotarse. Es, no obstante, posible algunas veces para aficionados a la caza pasear a un cachorro, y acostumbrarlo a los peligros de la calle, antes de devolverlo a la jauría.

Alimentación

Las necesidades en Kcal. diarias varía de 1.650 a 1.800 en ración de mantenimiento. Naturalmente, en los ejemplares en actividad, este valor es triplicado, sobre todo aumentando los lípidos en la dieta y reduciendo la cantidad de hidratos de carbono que, a igualdad de peso, tienen un contenido más bajo de energía. El suministro de complejos mineral-vitamínicos no debe ni olvidarse ni descuidarse.

Fuentes