Saltar a: navegación, buscar

Fred Astaire

Fred Astaire
Fred11.jpg
Actor y bailarín estadounidense.
Nombre realFrederick Austerlitz Jr
Nacimiento10 de mayo de 1899
Omaha, Nebraska, Bandera de los Estados Unidos de América Estados Unidos
Fallecimiento22 de junio de 1987, (88 años)
Los Ángeles, California, Bandera de los Estados Unidos de América Estados Unidos
NacionalidadEstadounidense
OcupaciónActor, cantante, coreógrafo, bailarín
Años activo/a1904 - 1981
Familia
CónyugePhyllis L. Potter (19331954). Robyn Smith (19801987)
Hijo/sAva Astaire-McKenzie, Eliphalet IV, Fred Astaire Jr.
Premios
Premios ÓscarÓscar Honorífico 1950 Premio a la Trayectoria Profesional.
Globos de OroMejor actor - Comedia o musical 1951 Three Little Words, Premio Cecil B. DeMille 1961, Premio a la Trayectoria Profesional Mejor actor de reparto 1975 The Towering Inferno
Premios BAFTAMejor actor de reparto 1974 The Towering Inferno

Fred Astaire. (Frederick Austerlitz Jr). Actor, cantante, coreógrafo y bailarín de teatro y cine estadounidense. Balanchine y Nureyev le consideraron el mejor bailarín del siglo XX, y está generalmente reconocido como uno de los bailarines más influyentes en la historia de los musicales de cine y televisión. Fue nombrado la quinta «Mejor estrella masculina de todos los tiempos» por el "American Film Institute".

Síntesis biográfica

Nació el 10 de mayo de 1899 en la ciudad de Omaha, Nebraska, hijo de una familia austriaca que había emigrado a los Estados Unidos.

Sus inicios

Con su hermana Adele
Debutó profesionalmente en el mundo del cabaret y el music–hall cuando solo era un adolescente. Tras perfeccionar sus dotes como bailarín y coreógrafo en la "Alvien School of Dance", dio el gran salto a Broadway, teniendo como pareja en esta primera época a su hermana Adele. Con su hermana cosecharía innumerables éxitos, convirtiéndose en una de las parejas de baile más famosas de la época. Pero en 1931 su hermana se casaría con el aristócrata británico Lord Charles Cavendish, dejando a Fred en solitario.

El cine

En 1932 debutó en el cine con Joan Crawford y Clark Gable en Alma de bailarina de Robert Z. Leonard. Y al año siguiente formaría por primera vez pareja con la que sería la más conocida por todos, Ginger Rogers. Aparecían en Volando hacia Río de Janeiro (1933), y no eran precisamente los protagonistas del film, sino Dolores del Río. Pero causaron tan buena impresión con su número, que la "RKO" les propuso encabezar el reparto de su producción La alegre divorciada (1934) dirigida por su (posteriormente) habitual Mark Sandrich. A partir de aquí rodarían durante esta década numerosas películas que deleitaron a los amantes de la danza: Sombrero de copa (1935) de Sandrich, "Roberta" (1935) de William Seiter, "Sigamos la flota" (1936) de Mark Sandrich, Swing Time (1936) de George Stevens, Ritmo loco (1937) de Mark Sandrich, Amanda (1938) también de Sandrich y La historia de Irena Castle (1939), dirigida por H.C. Potter.

Fred Astaire y Ginger Rogers

Con Ginger Rogers
En su retorno a RKO Pictures encabezó el reparto al lado de Ginger Rogers y las dos grandes estrellas de la RKO en aquel momento: la mexicana Dolores del Río y el brasileño Raoul Roulien en 1933.

Aunque Astaire fue inicialmente muy reacio a formar parte de otros equipos de baile, fue convencido por las súplicas obvias del público, que se olvidó completamente de del Río y Roulien, las teóricas estrellas de la película y que sólo tuvo ojos para la pareja Astaire–Rogers, por lo que RKO apostó por los nuevos valores; Astaire apareció en un total de diez películas musicales con Ginger Rogers.

La serie de Astaire–Rogers está entre las mejores películas de los años 1930. Incluyen The Gay Divorcee (La Alegre Divorciada) (1934), Roberta (1935), Top Hat (Sombrero de copa) (1935), Follow the Fleet (Sigamos la flota) (1936), Swing Time (En Alas de la Danza) (1936), Shall We Dance (Ritmo Loco) (1937), y (Amanda) (1938). Su trabajo en común les elevó al estrellato; como Katharine Hepburn dijo, "Él le da clase y ella le da sexo.".

Los críticos de baile Arlene Croce y John Mueller consideran que Rogers ha sido la mejor pareja de baile de Astaire, mientras reconocen que algunas de sus últimas parejas mostraron una destreza de técnica de baile superior. La crítico de cine Pauline Kael adopta una posición más neutral, mientras el crítico de cine Richard Schickel de la Revista Time escribe "La nostalgia alrededor de Rogers-Astaire tiende a descolorar a otras parejas.

Una pareja ideal

Mueller resume las capacidades de Rogers como sigue: "Rogers sobresalía entre las parejas de Astaire no porque fuera superior a otras como bailarina sino porque, como una actriz intuitiva y hábil, ella era suficientemente cautelosa para darse cuenta que la interpretación no acababa cuando el baile comenzaba ... la razón por la que muchas mujeres han fantaseado bailar con Fred Astaire es que Ginger Rogers transmitía la impresión de que bailar con él es la experiencia más emocionante imaginable."

Según Astaire, "Ginger nunca había bailado con una pareja anteriormente. Ella lo fingió muchísimo. No sabía hacer claqué y no sabía hacer esto y aquello ... pero Ginger tenía estilo y talento y lo mejoró mientras le acompañaba. Lo entendió tanto que después de un tiempo cualquiera que bailaba conmigo me parecía mal."

Sin embargo, Astaire seguía poco dispuesto a tener su carrera atada exclusivamente a cualquier pareja, ya habiendo sido vinculado con su hermana Adele en el teatro. Incluso negoció con RKO para emprender el camino en solitario con "A Damsel in Distress" en 1937, que resultó una película sin éxito.

Volvió para hacer dos películas más con Rogers, Carefree y The story of Vernon and Irene Castle y, cuando los dos perdieron dinero, Astaire dejó RKO, mientras Rogers permaneció y se convirtió en la propiedad más fuerte del estudio a principios de los años 1940. Se reunieron en 1949 para su décima y última aparición en The Barkleys of Broadway.

Parejas de baile

Con Paulette Goddard
Al comenzar la década de los cuarenta decidió terminar con el dúo formado con Ginger para formar pareja con diversas actrices: con Eleanor Powell intervino en La nueva melodía de Broadway (1940) de Norman Taurog, con Paulette Goddard en Al fin solos (1940) de H.C. Potter, con Rita Hayworth en Desde aquel beso (1941) de Sydney Lanfield y You will never lovelier (1942) de William Seiter, con Joan Leslie en The sky's the limit (1943) o con Lucille Bremer en Yolanda y el ladrón (1945) de Vincente Minnelli.

A mediados de esta década aparcó su carrera cinematográfica para dedicarse a la enseñanza. Pero retornó con el film de Charles Walters Eastern Parade (1948) con Judy Garland y con su pareja de antaño Ginger Rogers en Vuelve a mí (1949), también Walters.

En la década de los cincuenta siguió trabajando en grandes películas, confirmando la imagen que se fue forjando durante toda su carrera, la de una leyenda. Realizó algunas películas como Royal Wedding (1951) con Jane Powell, Melodías de Broadway (1953) con Cyd Charisse, Papá piernas largas (1955) con Leslie Caron, Una cara con ángel (1957) con Audrey Hepburn, La bella de Moscú (1957) con Cyd Charisse, The Pleasure of his company (1961) con Debbie Reynolds y El valle del arco iris (1968) con Petula Clark.

Otras compañeras

En 1939, Astaire dejó RKO para hacerse autónomo y buscar nuevas oportunidades cinematográficas. Se unió con otras estrellas, notablemente con Bing Crosby en Holiday Inn (1942) y más tarde Blue skies (1946). Fue casi superado en Broadway Melody of 1940 (1940) por una de sus primeras parejas de baile post–Rogers, Eleanor Powell. Otras parejas durante este período incluyen Paulette Goddard en Second Chorus (1940), Rita Hayworth en You'll never get rich (1941) y You were never lovelier (1942), Joan Leslie en The sky's the limit (1943), y Lucille Bremer en Yolanda and the Thief (1945) y Ziegfeld Follies (1946). Ziegfeld Follies también contiene una pareja memorable de Astaire con Gene Kelly.

Otras interpretaciones

Arte y sensualidad
También se atrevió con papeles totalmente alejados de lo que solía hacer en films como La hora final (1959) de Stanley Kramer, El coloso en llamas (1974) de John Guillermin e Irvin Allen, o la película de terror Historia Macabra (1981).

Retiro

Después de anunciar su retirada con Blue Skies en 1946, Astaire pronto volvió a la gran pantalla para reemplazar al herido Gene Kelly en Easter Parade (1948) junto con Judy Garland y Ann Miller, y para una reunión final con Rogers, The Barkleys of Broadway (1949). Él entonces siguió haciendo más musicales durante los años 1950: Let's Dance (1950) con Betty Hutton, Royal Wedding (1951) con Jane Powell, Three Little Words (1950) y The Belle of New York (1952) con Vera Ellen, The Band Wagon (1953) y Silk Stockings (1957) con Cyd Charisse, Daddy Long Legs (1955) con Leslie Caron, y Funny Face (1957) con Audrey Hepburn. Su legado en este punto eran treinta películas de musicales en un período de veinticinco años. Más tarde, Astaire anunció que se retiraba de bailar en el cine para concentrarse en el teatro dramático, obteniendo críticas muy favorables para el drama sobre la guerra nuclear On the Beach (1959).

Innovaciones cine musical

A Astaire se le reconocen dos innovaciones importantes en las primeras películas musicales. Primero, su insistencia de que la cámara (casi estacionaria) filmara una rutina de baile en una única toma, si es posible, mientras mantiene a los bailarines en todo el encuadre durante todo el tiempo —una política que Astaire mantuvo desde The Gay Divorcee (1934) hacia adelante, hasta que fue invalidado por Francis Ford Coppola— que también despidió a Hermes Pan - cuando dirigía Finian's Rainbow (El valle del arco iris) (1968). Él bromeó estupendamente: "Bailará la cámara, o bailaré yo." Segundo, fue firme en que todas las canciones y rutinas de baile estuvieran integradas suavemente en el argumento de la película, ayudando así a que la historia avanzase. Habitualmente, una película de Astaire incluía una interpretación individual por Astaire, una rutina de baile de comedia en pareja y una rutina de baile romántico en pareja.

Habilidades

Baile

Destreza y elegancia
Astaire fue un bailarín virtuoso, capaz de transmitir riesgos despreocupadamente o emociones profundas cuando se exigía. Su control técnico y sentido del ritmo fueron asombrosos; según una anécdota, era capaz, cuando era llamado de nuevo al estudio de rehacer un número de baile que había filmado hacía varias semanas para un número de efectos especiales, de reproducir la rutina con exactitud hasta el último gesto.

La ejecución de una rutina de baile de Astaire era de primera por su elegancia, gracia, originalidad y precisión. Él tiró de una variedad de influencias, incluyendo claqué y otros ritmos afroamericanos, baile clásico y el estilo elevado de Vernon y Irene Castle, para crear un estilo de baile único y reconocible que influyó ampliamente el estilo "American Smooth" del baile de salón, y fijó los estándares contra los que los posteriores musicales en cine serían juzgados. Coreografió todas sus propias rutinas, normalmente con la ayuda de otros coreógrafos, principalmente Hermes Pan.

Su perfeccionismo fue legendario así como lo fue su modestia y consideración hacia sus artistas prójimos; sin embargo, su implacable insistencia en ensayos y nuevas tomas fue un carga para algunos. Aunque se veía a sí mismo principalmente como un artista, su consumado arte le dio la adulación de algunas leyendas del baile del siglo XX como Michael Jackson , George Balanchine, los hermanos Nicholas, Mikhail Baryshnikov, Margot Fonteyn, Bob Fosse, Gregory Hines, Gene Kelly, Rudolf Nuréyev y Bill Robinson.

Canto

Extremadamente modesto sobre sus capacidades de canto —frecuentemente afirmaba que no podía cantar— Astaire presentó algunas de las canciones más célebres del "Great American Songbook", en particular, Night and Day de Cole Porter en Gay divorce (1932); Isn't it a lovely day de Irving Berlin, Cheek to Cheek y Top Hat, white tie and tails en Top hat (1935), Let's face the music and dance en Follow the fleet (1936) y Change partners en Carefree (1938). Presentó The way you look tonight de Jerome Kern en Swing Time (1936); They Can't take that away from me de the Gershwins en Shall we dance (1937), A foggy day y Nice work if you can get it en A damsel in distress (1937) y presentó One for my baby de Johnny Mercer en The sky's the limit (1943) y Something's gotta give en Daddy long legs (1955) junto con Harry Warren y This Heart of Mine de Arthur Freed en Ziegfeld follies (1946).

Actor, coreófrafo y Bailarín
Astaire también copresentó un número de canciones clásicas a través de duetos musicales con sus parejas. Por ejemplo, con su hermana Adele, él copresentó I'll build a stairway to paradise de the Gershwins' en Stop Flirting (1923), Fascinating Rhythm en Lady, Be Good (1924), Funny Face y 'S Wonderful en Funny Face (1927); y, en duetos con Ginger Rogers, él presentó I'm putting all my eggs in one basket de Irving Berlin en Follow the Fleet (1936), Pick yourself up de Jerome Kern y A fine romance en Swing Time (1936), junto con Let's call the whole thing off de The Gershwins' en Shall We Dance (1937). Con Judy Garland cantó A couple of Swells" de Irving Berlin en Easter Parade (1948); y, con Jack Buchanan, Oscar Levant y Nanette Fabray cantó That's entertainment de Betty Comden y Adolph Green en The Band Wagon (1953).

Aunque poseía una voz suave, era admirado por su lirismo, dicción y construcción la gracia y la elegancia tan apreciada en su baile parecía ser reflejada en su cante, una capacidad de síntesis que llevó a Burton Lane a describirle como «El mejor intérprete musical del mundo.» Irving Berlin consideró Astaire igual que cualquier intérprete masculino de sus canciones «tan bueno como Jolson, Crosby o Sinatra, no necesariamente por su voz, sino por su idea de proyectar una canción». Jerome Kern le consideró el intérprete masculino supremo de sus canciones y Cole Porter y Johnny Mercer también admiraron su tratamiento único de su trabajo. Y mientras George Gershwin era algo crítico con las capacidades de cante de Astaire, escribió muchas de sus canciones más memorables para él.

Muerte

En 1954 había quedado viudo de la que fue su esposa desde 1932, Phyllis Livingston Potter. Y contrajo matrimonio por segunda vez con la amazona Robyn Smith en 1980, a la que dejó viuda el 22 de junio de 1987 cuando murió en su hogar de Los Angeles. Tenía 88 años.

Premios

En 1949 recibiría un merecidísimo Oscar honorífico por su aportación al mundo del espectáculo.

Filmografía

  • Alma bailarina. De Robert Z. Leonard (1933)
  • Volando a Río. De Thornton Freeland (1933)
  • La alegre divorciada de Mark Sandrich (1934)
  • Roberta. De William A. Seiter (1935)
  • Sombrero de copa (película). De Mark Sandrich (1935)
  • En alas de la danza. De George Stevens (1936)
  • Sigamos la flota. De Mark Sandrich (1936)
  • Ritmo loco. De Mark Sandrich (1937)
  • Señorita en desgracia. De George Stevens (1937)
  • Amanda. De Mark Sandrich (1938)
  • La historia de Irene Castle. De H.C. Potter (1939)
  • La nueva melodía de Broadway. De Norman Taurog (1940)
  • Desde aquel beso. De Sidney Lanfield (1941)
  • Bailando nace el amor. De William A. Seiter (1942)
  • Todo es posible. De Edward H. Griffith (1943)
  • Cielo azul. De Stuart Heisler (1946)
  • Desfile de Pascua. De Charles Walters (1948)
  • Vuelve a mí. De Charles Walters (1949)
  • Bodas reales. De Stanley Donen (1951)
  • Melodías de Broadway 1955. De Vincente Minnelli (1953)
  • Papá piernas largas. De Jean Negulesco (1955)
  • La bella de Moscú. De Rouben Mamoulian (1957)
  • Funny Face. De Stanley Donen (1957)
  • La hora final. De Stanley Kramer (1959)
  • La misteriosa dama de negro de Richard Quine (1962)
  • El valle del Arco Iris. De Francis Ford Coppola (1968)
  • Los de la Colina cabalgan de nuevo. De George McCowan (1970)
  • Érase una vez en Hollywood. De Jack Haley Jr. (1974)
  • El coloso en llamas. De Irwin Allen (1974)
  • Hollywood, Hollywood. De Gene Kelly (1976)
  • Los impresionantes Dobermans. De Byron Chudnow (1976)
  • Historia macabra. De John Irvin (1981)

Véase también

Fuentes