Saltar a: navegación, buscar

Gabriel Casuso Roque

Gabriel Casuso Roque
Información sobre la plantilla
Gabrielcasuzo.jpg
Destacado médico cubano
NombreGabriel Casuso Roque
Nacimiento6 de febrero de 1850
Matanzas, Bandera de Cuba Cuba
Fallecimiento17 de mayo de 1923
La Habana, Cuba
Otros nombresGabriel Casuso Roque

Gabriel Casuso Roque. Una de las más importantes personalidades de la medicina cubana. El maestro absoluto de la ginecología en Cuba.

Síntesis biográfica

Nació en Guamutas, provincia de Matanzas, el 6 de febrero de 1850. Se graduó de bachiller en artes en el Instituto de Segunda Enseñanza de La Habana el 29 de marzo de 1867. En la Facultad de Medicina de la Universidad de La Habana aprobó el año de ampliación y el primero del bachillerato en medicina en los cursos de 1866 a 1868.

Trayectoria revolucionaria

En los primeros meses de 1869 interrumpió sus estudios y se incorporó en Nassau a la expedición del general de brigada Rafael de Quesada Loynaz y desembarcó en Cuba para formar parte del Ejército Libertador. A principios de 1872 fue hecho prisionero en grave estado de salud, por lo que fue deportado a España pensándose que padecía una tuberculosis pulmonar muy avanzada. En Madrid sufre una vómica, al abrírsele en los bronquios un absceso hepático, que era realmente la dolencia que le aquejaba y mejora después rápidamente.

De regreso a los estudios

Recuperado escribe a la Universidad de La Habana el 25 de junio de 1872 y pide certificación de sus estudios para continuarlos en la península. En la Universidad Central de Madrid se graduó de licenciado en medicina y cirugía el 24 de junio de 1874 y su título se lo expidió el Ministerio de Fomento en 20 de octubre de ese año. En la propia universidad madrileña se graduó de doctor en medicina el 19 de enero de 1875 y se le expidió el título por el Ministerio de Fomento el 9 de noviembre de 1877. Deseoso de ampliar sus conocimientos médicos marchó a París en 1875 y trabajó en el servicio de ginecología del doctor Tillaux, hospital de Lariboisiere, y en la clínica quirúrgica del profesor Verneuil, hospital de La Pitie, donde adquiere una sólida formación en cirugía y ginecología y en la universidad se doctora en medicina el 15 de junio de 1878 con la tesis "Ensayo sobre el tratamiento de las fístulas vésico- vaginales por la reunión inmediata secundaria" (Essais sur le traitement des fistules vesico-vaginales pars la reunión inmediate secondaire, Imprimeur de la Faculté de Medicine, París, 1878).

Otra vez en Cuba

Terminada la Guerra de los Diez Años regresa a Cuba; es autorizado a ejercer por el Gobernador General en 8 de diciembre de 1878 e incorpora sus títulos en la Universidad de La Habana el 22 de abril de 1879. Muchos años más tarde se doctoró en Cirugía Dental en la Universidad de La Habana el 23 de septiembre de 1915, cuando contaba con 65 años de edad, y es curioso anotar que hizo toda la carrera por la enseñanza privada en el curso 1914-1915 y obtuvo 11 sobresalientes en 12 asignaturas e igual calificación en los ejercicios del grado.

Brillante labor como cirujano

A su llegada a la Isla a finales de 1878 inició una brillante labor en la cirugía general y la ginecología y obstetricia en particular que grabó para siempre su nombre en nuestra historia médica. Introdujo en Cuba la antisepsia y se convirtió en un verdadero apóstol en nuestro medio de las ideas de Senmelweiss, de Holmer, de Pasteur y de Lister, lo que redundó en una gran disminución de la mortalidad posquirúrgica y por fiebre puerperal. Es de los cirujanos de la época que con más éxito realizó arriesgadas intervenciones quirúrgicas abdominales. Obtuvo por oposición la plaza de cirujano del Hospital "San Felipe y Santiago" (1879), que mantuvo al trasladarse dicha institución para nuevo local con el nombre de "Nuestra Señora de las Mercedes" (1886). Estableció con el doctor Ramón Claudio Delgado Amestoy un servicio de ginecología en el Hospital de Higiene de La Habana donde realizó notable labor. Fundó con el propio doctor Delgado y Amestoy en 1893, en La Habana, barriada de Jesús del Monte, la primera Clínica Ginecológica Privada de Cuba y logró reunir en ella a un numeroso grupo de notables médicos, entre ellos los doctores Julio San Martín Carriere, Rafael Bueno y Real de Azúa, Braulio Sáenz Yánez, Manuel Ruiz Casabó, Enrique Núñez de Villavicencio, José Casariego Landa, Gaspar Rafael Weis Verson, Enrique Fortún André y Alberto Sánchez de Bustamante Sirvén, para convertirse en el maestro absoluto de la ginecología en Cuba.

Tras el inicio de la guerra contra España

Al iniciarse la última de las guerras independentistas contra España y ser detenido y deportado su director fundador la institución tuvo que cerrar sus puertas para abrirlas nuevamente muchos años después, en 1916, con el nombre de Clínica de los "Doctores Casuso", situada igualmente en calle Jesús del Monte No. 301. Fundó con el doctor Braulio Sáenz Yánez la importante revista El Progreso Médico (1889-1896 y 1898-1902). Miembro titular fundador de la Sociedad de Estudios Clínicos de La Habana y académico de número de la Academia de Ciencias Médicas, Físicas y Naturales de La Habana (1885). Presidió el III Congreso Médico Nacional (1914).

Labor como docente

Su carrera docente comenzó en agosto de 1882 cuando concurrió a ejercicios de oposición para cubrir la plaza de catedrático de Clínica de Obstetricia. Estas oposiciones por lo reñidas hicieron época y el doctor Casuso Roque solo fue vencido por el eminente obstetra cubano doctor Serapio Arteaga Quesada y quedó por encima de dos formidables contrarios como los doctores Bernardo Figueredo García y Serafín Sabucedo Varela. Por oficio del Gobernador General de 10 de diciembre de 1884 fue nombrado catedrático auxiliar de la Facultad de Medicina, encargado de las suplencias del grupo de cirugía y tomó posesión ocho días después. Suprimida la plaza anterior por Real Orden de mayo de 1885, se prestó a servirla gratuitamente, oferta que le fue aceptada por el Gobernador General y confirmado por Real Orden de 6 de octubre de 1885, mientras recibió las gracias por el celo y desinterés en pro de la enseñanza.

Cargos ocupados

Por fallecimiento del doctor Miguel Núñez Rossie, catedrático auxiliar de Obstetricia, Patología General de las Mujeres y los Niños, ocurrido el 29 de junio de 1887, fue confirmado en el cargo de catedrático auxiliar y se le aplicó el sueldo que disfrutaba la plaza vacante, por orden del Gobernador General de 27 de septiembre de 1887, previo informe favorable de la Junta Superior de Instrucción Pública. El 16 de abril de 1891 embarcó para España a tomar parte en los ejercicios de oposición para cubrir la cátedra de Patología Quirúrgica en la Universidad de La Habana, vacante por el deceso del doctor José S. Pulido Pagés el 9 de julio de 1890, en los que seguramente hubiera salido triunfador, pero la inesperada muerte de una de sus hijas lo hace regresar a La Habana sin poder realizar dichos ejercicios.

A la muerte del doctor Arteaga Quesada, el 6 de julio de 1888, ocupó su cátedra de Clínica de Obstetricia y Ginecología el doctor Manuel Valencia y García y el doctor Casuso Roque desempeñó interinamente la de Obstetricia y Ginecología, que era el nombre que había adoptado la antigua de Obstetricia, Patología General de las Mujeres y los Niños en el nuevo plan de estudios de 1887. Sacada a ejercicios de oposición la obtuvo en propiedad como catedrático numerario de entrada el doctor Casuso Roque, en otros brillantes ejercicios que hicieron época frente al doctor Gustavo Moreno de la Torre, años más tarde profesor auxiliar de Patología General y Patología de Afecciones Intertropicales, para ser nombrado por Real Orden de 16 de junio de 1892 y tomar posesión el 12 de julio del mismo año. Los cuatro ejercicios de dicha oposición, realizados por el doctor Casuso, fueron transcritos y publicados en ocho números de la revista El Progreso Médico (1892).

Etapas importantes de su vida

En esta plaza se mantuvo ininterrumpidamente hasta el 17 de julio de 1896, en que por sus actividades conspirativas a favor de la independencia de Cuba fue detenido y recluido en la Fortaleza de la Cabaña, donde se le siguió proceso por la jurisdicción de guerra. Por comunicación del Gobernador General de 9 de septiembre de 1896 se le separó de su cátedra, lo que fue confirmado por Real Orden de 13 de noviembre siguiente y un tiempo después le hicieron abandonar la Isla. Consumada oficialmente la derrota española en la última de las guerras por la independencia en el pasado siglo, el 24 de agosto de 1898, el doctor Casuso Roque regresó a Cuba para hacerse cargo de su cátedra nuevamente el 15 de octubre de ese año.

Doctores Raimundo Menocal, Secretario de Sanidad y Beneficencia; Gabriel Casuso, Rector de la Universidad Nacional y Francisco Domínguez-Roldán, Decano de la Facultad de Medicina. (Foto tomada en los portales del Hotel Miramar)
Por su gran prestigio científico y sus indiscutibles merecimientos patrióticos, a partir de entonces se convirtió en una figura importante en la dirección de la Universidad de La Habana y la gobernación de la nueva República. En las primeras elecciones municipales celebradas en Cuba después del cese de la dominación española fue electo concejal del Ayuntamiento de La Habana el 1 de junio de 1900, cargo en el que cesó el 1 de junio de 1901. Electo Decano de la Facultad de Medicina el 1 de febrero de 1901, tomó posesión ese día. Reelecto el 1 de febrero de 1904 renunció su cargo el 28 de agosto de 1905 en que tomó posesión de la Secretaría de Agricultura, Industria y Comercio en el gobierno de don Tomás Estrada Palma.

Aunque pudiera sorprender este nombramiento, tan alejado de los quehaceres científicos del doctor Casuso, se debió a los conocimientos que éste poseía sobre cuestiones agrícolas (era un próspero hacendado) y que había fundado en 1903 la Liga Agraria, que presidía, para promover el desarrollo de la agricultura en el país y la conservación de la tierra en manos cubanas como principio de defensa de la nacionalidad.

A la caída del gobierno de Estrada Palma, como consecuencia de la guerra civil de agosto de 1906 el doctor Casuso Roque renunció la Secretaría el 29 de septiembre de 1906. Electo nuevamente Decano de la Facultad de Medicina el 24 de agosto de 1908, tomó posesión ese día. Reelecto el 24 de junio de 1913 se mantuvo en el cargo hasta el 8 de diciembre de 1915 en que tomó posesión del Rectorado de la Universidad de La Habana, para el que fue electo el 1 de diciembre anterior. Su reelección el 22 de noviembre de 1918 causó tan serios disgustos en nuestra primera institución docente superior que tardaron muchos años para que fueran superados y dieron motivos a la sonada renuncia del doctor Francisco Domínguez Roldán como Secretario de Instrucción Pública y Bellas Artes y al alejamiento definitivo de éste de la enseñanza universitaria. El doctor Casuso Roque cumplió su segundo período rectoral el 9 de diciembre de 1921 y se reintegró ese día a la cátedra. A pesar de las forzadas ausencias por el desempeño de sus cargos de dirección no aparece documentalmente que alguno de sus auxiliares ocupara interinamente, con nombramiento, la titularía de la cátedra durante la etapa profesoral del doctor Casuso Roque.

Muerte

Con 71 años de edad y resentida su salud por tan larga e intensa actividad desarrollada desde su más temprana juventud, presentó la renuncia a su cátedra para acogerse a jubilación, la que le fue aceptada el 9 de enero de 1922. Poco más de un año después, el 17 de mayo de 1923, fallecía en la capital de la República tan eminente figura de la medicina cubana.

Obras destacadas

El doctor Casuso tradujo del francés, en colaboración con el doctor Gaspar Rafael Weiss Verson, la obra del profesor A. Auvard "La antisepsia en Ginecología y Obstetricia", la que fue publicada en la revista "El Progreso Médico", entre los años 1890 y 1892. Su bibliografía, tanto en cirugía como en ginecología, es muy valiosa y en esta última se destaca por su importancia histórica "Progresos de la Ginecología en Cuba", trabajo leído ante la Academia de Ciencias Médicas, Físicas y Naturales de La Habana, el 18 de mayo de 1887 y publicado ese año en los Anales de la institución, en el que menciona las grandes operaciones ginecológicas practicadas en Cuba de 1882 a 1887.

Sus trabajos de más méritos

  • "Cirugía antiséptica" (1881)
  • "Quiste dermoideo del ovario derecho. Ovariotomía. Curación" (1887)
  • "Cisto-epitelioma mucoide multicelular del ovario derecho" (1889)
  • "Dos ovariotomías seguidas de curación" (1890)
  • "Elefantiasis del gran labio" (1891)
  • "La eclampsia y su tratamiento" (1893)
  • "Láparo-histerectomía completa. Operación de Freun" (1893)
  • "Colporrafia anterior. Colpoperineorrafia. Colpohisterectomía" (1893)
  • "Pelviperitonitis. Hematocele pelviano" (1893)
  • "Embarazo extrauterino de 11 meses. Enucleación del quiste con el feto y anexos. Curación" (1894)
  • "Láparo-histerectomía total por fibroma uterino subperitoneal. Dos observaciones" (1895)
  • "Histerectomía por las vías abdominal y vaginal" (1896).

Opiniones de sus discípulos

A continuación se exponen testimonios sobre el doctor Casuso Roque, el más eminente profesor cubano de ginecología, de cuatro de sus discípulos en distintas épocas, que arrojan mucha luz sobre su personalidad contradictoria y brillante y la enseñanza ginecológica en su época.

Doctor Bernardo Escobar Laredo

El doctor Bernardo Escobar Laredo, quien fue alumno del doctor Casuso cuando este se encontraba en el apogeo de su labor científica y docente, escribió lleno de entusiasmo en 1893:

"[…] Hecho cargo de la enseñanza de la Obstetricia la antisepsia es su caballo de batalla. Convierte á sus discípulos á la nueva escuela, les predica la buena nueva, les infunde los preceptos de la antisepsia; su fe inextinguible, su actividad incansable dan calor á la doctrina microbiana y la pobre mujer destinada a sufrir la fiebre puerperal por falta de limpieza, por no someterse a las reglas de la antisepsia, encuentra un redentor en el Dr. Gabriel Casuso y Roque que, apóstol de la doctrina pasteuriana, la divulga, la populariza y enseñándola a sus discípulos la propaga del cabo de San Antonio a la punta de Maisí".

Doctor Sergio García Marruz

Un eminente profesor titular de Obstetricia con su Clínica, el doctor Sergio García Marruz, quien fue su alumno en el curso 1903-1904, escribiría de él muchos años más tarde: "En rigor, hasta Gabriel Casuso, correo y defensor vehemente de las ideas de Semmelweis, de Holmes, de Pasteur y de Lister, no comienza en Cuba la era de la prosperidad y encumbramiento de nuestra Ginecología y nuestra Obstetricia, que en Paula tuvieron modesta cuna, donde se mecieron luego la mayor parte de los maestros actuales y donde fue iluminada la operatoria quirúrgica por la antorcha que Casuso prendió en Europa para traerla encendida hasta la patria. Hombre de extraordinaria capacidad ejecutiva, rompiendo con la tradición y los prejuicios, inauguró su Clínica o Sanatorio Privado en Jesús del Monte, cuya institución casi secular le ha sobrevivido. En aquella casa, puede decirse, que crecieron nuestras especialidades y se formaron nuestros primeros especialistas. Sirvió de Escuela y tuvo discípulos que la honraron luego […] Tiene, pues, la Clínica Casuso un valor histórico innegable, que debe reconocérsele ahora y siempre […]. En el Hospital Reina Mercedes, Casuso dictó por largos años su cátedra de Ginecología y en la Sala Santa Magdalena su enseñanza eminentemente práctica formó muy distinguidos operadores ginecólogos de la nueva escuela".

Doctor Mario Dihigo Llanos

Por último, el profesor y destacado escritor médico, doctor Mario Dihigo Llanos, lo recordaba en el curso 1915-1916 como un defensor del estudiantado: "En la mañana, nuestra primera asignatura era Ginecología, feudo de los Casuso. Comenzó el curso el padre, que más adelante sería rector y de sus visitas por las salas, recuerdo sus diagnósticos certeros y su extraordinaria laboriosidad […]. El doctor Casuso se distinguió siempre como profesor, como decano y más tarde, como rector, por su amor a sus alumnos, a los cuales no abandonó nunca en trances difíciles.

Pasada la dificultad, era enérgico y apelaba a nuestros deberes para la Universidad. Pero en el momento del peligro, en nuestros choques con la policía o en cualquiera de las dificultades en que nos veíamos envueltos, colectiva o individualmente, fue más que un profesor y un decano, un verdadero padre para los estudiantes.

Por la exaltación del doctor Casuso al Rectorado, quedaron hecho cargo del curso su hijo Gabrielito y su sobrino Enrique [doctor José Enrique Casuso Oltra, que era entonces profesor auxiliar de la cátedra de Histología Normal y Anatomía e Histología Patológicas]. Su trato con nosotros era más que de profesores, de compañeros más adelantados y nunca intentaron deslumbrarnos con sus conocimientos".

Fuentes

  • Universidad de La Habana. Archivo Histórico. Exped. Adm. No. 628 (Dr. Gabriel Casuso Roque).
  • Universidad de La Habana. Archivo Histórico. Exped. Est. Ant. No. 2718 (Dr. Gabriel Casuso Roque).
  • Gómez de Rosas y Entenza M. Elogio fúnebre del Dr. Gabriel Casuso y Roque. Anal. Acad. Cien. Med. Fis. Nat. Hab. La Habana. 1924; 60:601
  • Presno Bastiony, JA. El Dr. Gabriel Casuso Roque. Anal. Acad. Cien. Med. Fis. Nat. Hab. La Habana. 1923- 1924; 60:283.
  • Núñez Portuondo R. Dr. Gabriel Casuso Roque. Conferencia leída en El Ateneo de La Habana el 18 de diciembre de 1951. Copia mecanografiada en Archivos del Historiador del Ministerio de Salud Pública.
  • http://www.bvs.sld.cu/revistas/his/his_107/his05107.htm