Saltar a: navegación, buscar

Giovanni Santi o Zanzio

Giovanni Santi o Zanzio
Información sobre la plantilla
Giovanni santi o zanzio .jpg
Pintor italiano
Nacimiento1435
Colbordolo, Bandera de Italia Italia
Fallecimiento1 de agosto de 1494
Urbino, Bandera de Italia Italia
NacionalidadItaliana
Otros nombresSanti
OcupaciónPintor
CónyugeMagia di Battista di Nicola Ciarla
HijosRafael Sanzio
Obras destacadas"Pala Gradara", "Virgen con niño"

Giovanni Santi o Zanzio. Célebre pintor y poeta renacentista italiano.

Síntesis biográfica

Nació en el año 1435 en Colbordolo, en los límites del ducado de Urbino, Italia. Su formación no es bien conocida, pero a través de sus obras se puede observar su cercanía al estilo de Piero della Francesca, Luca Signorelli o Melozzo da Forli, de quien parece que fue asistente y después amigo.

Hacia el final de la década de 1480 entró al servicio de los duques de Urbino, Guidobaldo da Montefeltro y su esposa Elisabetta Gonzaga, en calidad de pintor y poeta áulico. trabajó en Mantua y en la corte de Urbino, localidad donde dirigió un floreciente taller. En su obra se aprecia la influencia de Piero della Francesca, J. de Gante y de los artistas venecianos que trabajaban en las Marcas. Pintó diversos retablos y frescos para las iglesias de Urbino y de la región. Es autor de una crónica rimada de las gestas de Federico de Montefeltro.

Muerte

Falleció el 1 de agosto de 1494 en Urbino, Italia.

Obra pictórica

Poco después, este ficticio viaje a Mantua se haría realidad, pues Elisabetta Gonzaga envió a Santi a dicha ciudad para hacer una serie de retratos, entre ellos el de su hermano Ludovico Gonzaga y su esposa Isabel de Este.

Poco a poco se va estudiando su obra como pintor, concediéndole su justo valor artístico, que hasta ahora había estado absolutamente eclipsado por la figura de su hijo, de quien hasta hace poco sólo se veía como un pálido precedente.

Santi se muestra al tanto de las corrientes más innovadoras dentro del arte pictórico de su tiempo. El influjo de Piero della Francesca siempre estará omnipresente en su obra. Parece conocedor del arte flamenco de su época, tal vez a través de otros artistas italianos. Nos ha dejado un número de obras no demasiado grande, pero sí de calidad. Se puede considerar como su obra maestra los frescos que realizó para la Capilla Tiranni en la Iglesia de San Domenico en Cagli donde el recuerdo del Perugino, uno de sus artistas más admirados, es evidente. Es una composición hermosa y llena de armonía, de lo mejor del arte de las Marcas de su tiempo.

Obras destacadas

  • Las Musas Templete del Palazzo Ducale, Urbino; ahora en la Galleria Nazionale delle Marche, Urbino.
  • Pala Bufi 1489, Virgen con niño y los Santos Helena, Zacarías, Sebastián y Roque, Galleria Nazionale delle Marche, Urbino.
  • Pala Gradara.
  • Sacra Conversación y Resurrección, fresco San Domenico, Capilla Tiranni, Cagli.
  • Pala Oliva.
  • Cristo sostenido por ángeles. Museum of Fine Arts, Budapest
  • Virgen con niño, 1488, National Gallery de Londres.

Fuente