Glicinia japonesa

Glicinia japonesa
Información sobre la plantilla
Guarcill planta.jpg
Nombre Científico:'Wisteria floribunda (Willd.) DC.
Reino:Plantae
División:Fanerógama Magnoliophyta
Clase:Dicotiledónea Magnoliopsida
Subclase:Rosidae
Orden:Fabales
Familia:Fabaceae
Subfamilia:Faboideae
Tribu:Millettieae
Género:Wisteria
Especie:Wisteria floribunda
Hábitat:Bandera de Japón Japón

Glicinia japonesa. En botánica, se le llama trepadora, enredadera, escandente o bejuco a toda planta que no se mantiene erguida por sí misma, necesitando un soporte para encaramarse: otra planta, un muro, un peñasco, etc. Para ello puede utilizar órganos como zarcillos, uncinos, raíces adventicias, etc. o se enrosca alrededor del soporte, llamándose entonces voluble. Ciertas enredaderas no necesitan un soporte, y pueden extenderse por la superficie del suelo sin ningún problema. Las enredaderas pueden secar a otras plantas o árboles, si no se les poda, al quitarle la importante luz solar a otras plantas. Sin embargo no son plantas parásitas, ya que solo buscan un soporte para recibir más luz; o bien, para buscar el lugar perfecto para su desarrollo.

Taxonomía

Nombre científico

Autores

Basónimo

  • Glycine floribunda Willd.[5]

Combinaciones del basónimo

  • Kraunhia floribunda (Willd.) Taub.
  • Phaseolodes floribundum (Willd.) Kuntze
  • Rehsonia floribunda (Willd.) Stritch[6]

Sinonimia

  • Glycine floribunda Willd.
  • Kraunhia floribunda (Willd.) Taub.
  • Phaseolodes floribundum (Willd.) Kuntze
  • Rehsonia floribunda (Willd.) Stritch[7]
  • Dolichos japonicus Spreng.
  • Millettia floribunda (Willd.) Matsum.
  • Wisteria multijuga Van Houtte[8]

Nombre común

  • Glicinia japonesa, Wistaria japonesa

Variedades

  • Wisteria floribunda f. violaceoplena (C.K. Schneid.) Rehder & E.H. Wilson[9]

Características

  • Origen: Japón.
  • Trepadora leñosa de hasta 8 m de longitud.
  • Hojas caducas] con 13-19 folíolos de ovados a elípticos o lanceolados, de base redondeada, glabros o con ligerísima pubescencia en el envés.
  • Flores en grandes racimos colgantes, de hasta 25 cm de longitud, son de color azul violaceo, aunque hay también variedades con flores blancas o rosas.
  • Los racimos tienen un agradable perfume.
  • Florece en primavera antes de que aparezcan las hojas.
  • Aparecen racimos más pequeños en verano-otoño en una segunda floración.
  • Pueden tardar varios años en comenzar a producir flores.
  • Los frutos aparecen tardíamente en forma de bayas colgantes, verdes y aplanadas.
  • Las semillas y vainas son muy venenosas si se ingieren.
  • Usos: para cubrir porches, pérgolas, muros o paredes de edificios, a veces trepando sobre árboles.

Requerimientos de cultivo

  • Luz: exposición al sol.
  • Temperatura: soporta los climas fríos.
  • Suelo bien drenado.
  • Regarla mucho durante el primer año. Luego moderado, sin que la tierra se seque demasiado.
  • Tiene cierta resistencia a la sequía.
  • Abonado: es recomendable un abonado anual orgánico en otoño o invierno. Si se utilizan fertilizantes químicos, hacerlo en primavera a dosis bajas y a final de verano o principios de otoño.

Poda

  • Necesita poda para que florezca con éxito y florezca bien.
  • Antes de entrar en la Poda de Floración, sobre su formación comentar que si se planta con la idea de que cubra una pérgola o un arco, procura dejar un único tronco junto a la columna o pilar, no varios por planta que salgan del suelo, puesto que se enmarañarán más.
  • La glicinia tarda unos cuantos años en empezar a florecer desde que se planta.
  • Florece sobre los ramos crecidos el año anterior.
  • La Poda de Floración hay que hacerla en invierno (una única intervención) y en verano (podas cada 15 ó 20 días es lo ideal).

En invierno

  • Las ramas principales, originan 2 tipos de formaciones:
  • Ramos cortos, llamados brindillas coronadas, llevan en el extremo una yema de flor que dará lugar a una inflorescencia. Se respetan todas.
  • Ramas largas de varios metros, de las que sólo las yemas de la base dan flores.
  • La poda consiste en cortar estas ramas a unos 30-40 centímetros de la base.
  • Se hace en invierno (en febrero mejor si es una zona con heladas).
  • El hecho de podar los brotes laterales a 2 yemas supone perder algunas flores, pero el resto serán más bellas y elegantes.
  • Se verá la glicinia tras la poda llena de ramillas cortas.

En verano

  • No es suficiente con la poda de finales de invierno que se puede hacer en un día; durante el verano, cada 15 ó 20 días, poda las ramas largas dejándolas con unos 40 cm de longitud.
  • Supone mucho trabajo, porque hay que repetir como digo cada 15 ó 20 días, pero es como se consiguen los mejores resultados.
  • No obstante, lo más habitual es hacer 1 ó 2 podas de estas en verano en lugar de cada 15 ó 20 días durante toda la temporada estival.
  • Mínimo 1 sí se debe hacer, si no, se convertirá en una masa grande, enredada y con pocas flores el año próximo.
  • En verano también ve eliminando las inflorescencias pasadas.
  • Aparte de todo esto, en invierno se le hace la Poda de Limpieza obligatoria, por ejemplo el mismo día que la de Floración, suprimiento las ramas secas, entrecruzadas, chupones, etc.

Multiplicación

Por acodo, injerto, esquejes y semillas

Referencias

Fuentes