Saltar a: navegación, buscar

Juan de Garay

Juan de Garay
Información sobre la plantilla
Juan-de-garay.jpg
Nacimiento1528
Orduña,España
Fallecimiento1583
Punta Gorda, Argentina
Juan de Garay (1528 - 1583) fue un explorador y conquistador español.Juan de Garay exploró el río Paraná y fundó, entre otras, las ciudades Santa Fe y Buenos Aires, esta última en su segunda fundación definitiva.

Biografía

Juan de Garay nació en 1528. Su lugar de nacimiento es polémico; mientras unas fuentes señalan a la ciudad vizcaína de Orduña (España), otras apuntan al municipio burgalés de Junta de Villalba de Losa. Ambas localidades son vecinas y Losa era originalmente una zona vasca de Castilla. El se definía como "castellano de Vizcaya". No se ha encontrado la fe de bautismo de Garay ni en Losa ni en Orduña. Murió en Punta Gorda, en la actual Provincia de Entre Ríos (Argentina) en 1583.

Su infancia

No hay apenas referencias a la infancia de Juan de Garay. Si en cuanto al lugar de nacimiento hay dudas, también las hay en cuanto al año. No se sabe a ciencia cierta si nació en diciembre de 1527 o en enero de 1529, y muchas veces aparece el año 1528. Sus padres fueron Clemente López Ochandiano y Catalina de Zarate, y lo crió el hermano de su madre, el licenciado Pedro Ortiz de Zárate o Pedro Zárate.

La versión que apoya a Orduña como su lugar de nacimiento dice que en 1535, debido al incendio de esta localidad, la familia se trasladó al vecino pueblo de Villalba de Losa.

Cuando contaba con 15 o 16 años de edad acompañó a su familia a Perú, ya que su tío Pedro Ortiz de Zárate había sido nombrado oidor de la Audiencia de Lima con el virrey Blasco Nuñez Vela y salió para ese destino el 3 de noviembre de 1543 desde el puerto de Sanlúcar de Barrameda. Por diferentes motivos, los Ortiz de Zárate retrasaron su llegada a Lima, donde entraron el 10 de septiembre de 1546.

Su estancia en el Perú

Además de su tío componían la audiencia de Lima: Diego de Cepeda, Lisón de Tejeda y Juan Álvarez. La rigidez en el gobierno de Núñez Vela generó enfrentamientos, que llegaron a la guerra civil con los partidarios de Gonzalo Pizarro. Juan de Garay fue fiel a su tío que estaba de parte del virrey y participó activamente contra Pizarro.

En marzo de 1547 muere su tío, después de recibir la visita de su yerno Gonzalo Pizarro, casado con su hija Ana de Salazar.

En los enfrentamientos civiles conoció a Martín de Robles (que lo arrestó en una huida al norte de la capital) y Garay cuenta que le conoció en casa de su tío.

Juan de Garay hizo la campaña de La Gasca, en la que participaba el capitán Robles hasta la batalla de Sacsahuana. En 1553 formó parte de la expedición de Núñez de Prado a Tucumán (actual Argentina) siendo virrey Antonio Hurtado de Mendoza, marqués de Cañete. Núñez fue apresado por Francisco de Aguirre en la población del Barco (actual provincia de Santiago del Estero) por problemas de jurisdicción de soberanía. En 1555 Núñez fue nombrado gobernador de Tucumán y en su expedición Juan de Garay le vuelve a acompañar y participa en la intervención aun después de morir Núñez.

En el periodo de 1548 a 1568 centró sus actividades en el entonces conocido como Alto Perú, actualmente Bolivia, donde participó en la fundación de Santa Cruz de la Sierra el 26 de febrero de 1561 de la que fue regidor de su cabildo y tuvo asignada una encomienda de indios. Sobre el año 1564 se traslada a la Asunción y trae a la que sería su esposa, Isabel de Becerra y Mendoza (hija de Francisco de Becerra e Isabel de Contreras), con la que tiene los primeros hijos. Luego, fuera de ese matrimonio tendría un hijo varón llamado El Mozo y que figuró con él en la fundación de Buenos Aires.

En Paraguay

En 1568 su pariente Juan Ortiz de Zárate fue nombrado capitán gobernador del Río de la Plata (tercer adelantado) y este nombra lugarteniente a Felipe de Cáceres quien, a su vez, nombra capitán a Juan de Garay pidiéndole que traiga a gentes a la provincia de Paraguay.

Juan de Garay se trasladó a Asunción con su familia y llegó el 11 de diciembre de 1568. El 8 de diciembre de ese año le nombran Alguacil Mayor de las provincias del Plata.

Por encargo del gobernador de esta plaza, y para facilitar las comunicaciones entre Asunción y la metrópoli, Garay emprendió una expedición por el Paraná que culminó con la fundación, el 15 de noviembre de 1573, de la ciudad de Santa Fe, en la confluencia de los ríos Paraná y Salado (o Saladillo).

En 1573 Martín Suárez de Toledo, teniente gobernador de Asunción, le encargó una expedición por el río Paraná que tenía como finalidad fundar una ciudad que facilitara la salida al mar de Paraguay y la comunicación con la metrópoli.

Juan de Garay organizó una expedición integrada por 80 mancebos de la tierra,[1] en un bergantín, embarcaciones menores y caballos, con 75 nativos guaraníes y 9 españoles. Se componía de dos grupos, uno por tierra, a cargo de Francisco de Sierra, recorrería la margen izquierda del río, evitando los bosques del Chaco, llevando las carretas, el ganado, los caballos y otros elementos necesarios para la fundación, y otro por el Paraná, que mandaba el propio Juan de Garay. Salió de Asunción el 14 de abril de 1579 (con la escolta que llevaba preso a España a Felipe de Cáceres) aunque un grupo, el que iba por tierra, lo hizo meses antes.

Los dos grupos se encontrarían en un lugar llamado La Punta del Yeso, justo enfrente de la actual Cayastá, avanzando juntos por el río San Javier, entonces llamado río de la Quiloazas.

Garay decidió desembarcar muy pronto y eligió la orilla sudoeste del río (donde hoy se encuentran las ruinas de Santa Fe la Vieja, a 5 km de Cayastá) construyendo un pequeño asentamiento allí. Desde ese lugar partió una pequeña expedición de exploración para encontrar un lugar más apropiado. Durante estas exploraciones de búsqueda coincidió con Jerónimo Luis de Cabrera que también estaba explorando el Paraná e intentando fundar una ciudad para apoyar la recién fundada Córdoba. Como resultado de este encuentro Juan de Garay decide dar la categoría de ciudad al pequeño asentamiento, al cual regresa el 30 de septiembre.

Fundación de Santa Fe

El 15 de noviembre de 1573, Juan de Garay funda oficialmente la ciudad de Santa Fe . Elegidos los miembros del cabildo, que fueron nombrados por el propio Garay, estos le nombraron, de común acuerdo, Teniente Gobernador de la nueva ciudad.

Entre las opciones de ubicación de la ciudad estuvo, incluso, la de hacerla en Banda Oriental en San Gabriel. Esa ubicación duró 80 años, lo que se conoce como Santa Fe Vieja, ya que luego se trasladó unos kilómetros por motivos de seguridad, a causa de los ataques de los indígenas. El traslado dura 12 años, comienza el 5 de octubre de 1650 y termina el 23 de mayo de 1672. Los nombres de la ciudad fueron cambiando hasta llegar al actual nombre de Santa Fe De La Vera Cruz.

Gobernador de todas las provincias del Río de la Plata

El 30 de mayo de 1574 participa junto a Juan Ortiz de Zárate en la fundación de la ciudad de Zaratina del San Salvador (también llamada "Zárate del San Salvador"), donde el río San Salvador desemboca en el río Uruguay, cerca de la presente ciudad uruguaya de Dolores. El asentamiento de Zaratina, imaginado como capital de la futura provincia de Nueva Vizcaya, fue abandonado en 1576.

El 7 de junio de 1574 es nombrado, de Justicia Mayor, teniente de gobernador y capitán general de todas las provincias del Río de la Plata. Y es reconocido por las autoridades locales en Asunción en un viaje que realizó junto con Ortiz de Zárate en febrero de 1575.

El nombramiento de teniente de gobernador y capitán general de todas las provincias del Río de la Plata se debió a la ayuda prestada por Juan de Garay a Juan Ortiz de Zárate a su regreso de España. Cuando la expedición que traía a Ortiz de Zárate remontaba el Paraná, fue atacada por los indios charrúas a la altura de la isla de San Gabriel o Sacramento y pidieron ayuda Garay por mediación de un amigo suyo, un indio llamado Yumandú.

El 26 de enero de 1576, al morir Ortiz de Zárate, designa sucesora a su hija Juana de Zárate. Esta señora tenía muchos pretendientes al tener una considerable fortuna y posición, pues era nieta de un Inca. Al final se casó con Juan Torres de Vera y Aragón con la ayuda de Garay y en contra de la voluntad del virrey de Perú, que manda encarcelar a Torres y a Garay, pero Garay ya había regresado a Asunción.

El 9 de abril de 1578 es nombrado teniente de gobernador y capitán general de todas las provincias del Río de la Plata por Torres desde prisión.

Los dos años siguientes los empleó Garay para llevar a cabo numerosas expediciones de colonización y realizó mucho trabajo de organización en la ciudad de Santa Fe (ordenanzas sobre la cría de ganado, hacer cumplir los mandamientos de regulación de los indios, etc.). En 1579 funda las ciudades de Villa Rica del Espíritu Santo y Santiago de Jerez.

Juan Torres de Vera y Aragón, que ocupa el cargo del difunto Ortiz de Zárate, le encarga fundar una ciudad en el estuario del Río de la Plata. El lugar elegido es en el que ya se había ubicado antes la ciudad fundada por Pedro de Mendoza en 1536 y destruida por los indios poco después: la ciudad de Nuestra Señora del Buen Aire.

Fundación de Buenos Aires

En enero de 1580 comienzan los preparativos de la segunda fundación de Buenos Aires. Se pretendía poblar la nueva ciudad con gente de Asunción, para lo cual se promulga un bando ofreciendo tierras y otras mercedes. Se apuntan 200 familias guaraníes y 76 de colonos. Se lleva todo lo necesario por el río en una carabela (la Cristóbal Colón) y dos bergantines entre otras naves menores, expedición que salió el 9 de marzo de 1580. Además de los colonos iban 39 soldados. Una parte del convoy va por tierra y parte un mes antes.

El domingo 29 de mayo de 1580, Juan de Garay llegó a la boca del Riachuelo. Desembarcó justo en el lugar donde años antes lo había hecho Pedro de Mendoza e instaló un campamento; la columna que viajaba por tierra llegaría un mes después. Para el miércoles 11 de junio ya se había levantado un pequeño asentamiento, algo más hacia al norte de la fundación anterior, que daría base a la nueva ciudad de Buenos Aires. Ese día se celebraron las ceremonias fundacionales.

Se plantó el árbol de justicia o símbolo de la ciudad, y tal como se acostumbraba y era obligatorío en tales casos, blandió la espada en las cuatro direcciones y dio un tajo a la tierra para señalar la posesión, y repartieron tierras entre los 65 pobladores que lo acompañaban, algunos presentes en la primera fundación. Fueron nombrados alcaldes Rodrigo Ortiz de Zárate y Gonzalo Martel de Guzmán, y se formó el cabildo con seis regidores a la vez que se asignó el escudo de armas de la nueva ciudad, cuadrado blanco con águila negra coronada, con las alas totalmente desplegadas, sosteniendo la cruz roja de Calatrava en su pata derecha. También se asignaron indios. Todo ello quedó registrado en el acta del acontecimiento redactada por el escribano Pedro de Xerez.

La nueva fundación fue atacada por los indígenas, mandados por su jefe Tububá, pero Garay fue advertido del ataque por Cristóbal de Altamirano, que estaba prisionero de Tububá, lo cual sirvió para organizar la defensa. En ese ataque Fernández de Enciso mató a Tububá.

En octubre de 1580 vuelve a Santa Fe y regresa en febrero del año siguiente. Ese año va por tierra hasta Cabo Corrientes en busca de la mítica ciudad de los Césares (donde hoy se asienta la ciudad de Mar del Plata), regresando en enero de 1582, de donde vuelve a Santa Fe y a Asunción, en donde se empieza a ver que la nueva ciudad puede desplazar su capitalidad.

La Ciudad de La Trinidad en Nueva Vizcaya

El acta fundacional de la nueva ciudad llama a esta ciudad de La Trinidad, como queda consignado más arriba, en recuerdo de la llegada al puerto que tuvo lugar el domingo de la Santísima Trinidad. No ha habido disposición alguna en todo este tiempo que cambiara este nombre por el de Buenos Aires, hasta que en 1996 el Gobierno local le dio su actual nombre: Ciudad Autónoma de Buenos Aires. El puerto de esta ciudad recibió el nombre de Santa María de Buenos Aires.

Ortiz de Zárate denomina oficialmente a la región como Nueva Vizcaya, en honor a su tierra natal, y es allí, en Nueva Vizcaya, donde se fundaría La Trinidad, es decir, Buenos Aires.

Fallecimiento

En marzo de 1583, Garay acompañó a Sotomayor San Juan en el trayecto de Buenos Aires a Santa Fe. El convoy de botes estaba compuesto por 40 hombres, un franciscano y algunas mujeres. El 20 de marzo de 1583 se desorientan y entran en una laguna desconocida. Algunos creen que se trata de Punta Gorda (en la provincia de Santa Fe), otros[2] creen que fue en el lado entrerriano.

Juan de Garay decide pasar la noche en tierra, y el campamento es atacado por los indios querandíes, que matan a Garay, al franciscano, a una mujer y a doce de los soldados. El suceso ocurrió cerca de las ruinas de Sancti Spíritus (el antiguo fuerte de Caboto).

El lugar de nacimiento

La cuestión del lugar de nacimiento de Juan de Garay es polémica. Hay estudiosos que aseguran que nació en Orduña, única ciudad de Vizcaya que se ubica fuera del territorio de la provincia, rodeada por Burgos y Álava, mientras que otros se inclinan por la pequeña población de Villalba de Losa, vecina de Orduña pero perteneciente a la provincia de Burgos.

En la ciudad de Orduña había un caserío llamado Garay, de donde parece ser era su tío. Un incendio obligó a los habitantes de Orduña a trasladarse a Villalba y algunos de ellos se asentaron en esa villa. No se ha encontrado la partida de nacimiento ni en Orduña ni en Villalba.

El propio Juan de Garay decía que era vizcaíno y natural de Villalba de Losa. Hay que aclarar que según las Siete Partidas del rey Alfonso, ser natural de un lugar era, entre otras cosas, estar afincado en el mismo. La Academia Nacional de la Historia de Argentina afirma que Garay nació en Orduña y se afincó en Villalba.

En el siglo XV Villalba de Losa se incorporó a Álava y en 1506 volvió de nuevo a Castilla. Su naturaleza era vasca, como todos los territorios de Castilla limítrofes con las provincias vascas y donde se han dado muchas modificaciones de pertenencia a una u otra provincia. En el siglo XVI el nombre de vizcaíno se solía dar a todos los vascos (en realidad a los del Señorío de Vizcaya, que era mayor que la actual provincia), por lo que no es de extrañar que Garay se definiera como vizcaíno.

Paul Groussac asegura que nació en Villalba de Losa, valle de Losa. Mendiburu y Enrique de Gandía mantienen que es oriundo de Orduña y se trasladó a Villalba a los 7 años por el incendio que arrasó la ciudad de Orduña en 1535. Gandía indica la posibilidad de que, siendo natural de Villalba y perteneciendo Villalba a Álava, Garay se autodenominaba vizcaíno.

El monumento a Juan de Garay ubicado en frente de la Casa Rosada incluye un brote del Árbol de Guernica con el fin de destacar su identidad vasca.

La familia Garay

Según algunos autores, la familia de Juan de Garay provenía de la casa de Marquina. Otros, como García Carraffa, basándose en su escudo de armas (gules con león rampante en oro con bandera de plata) indican su procedencia con los Garay de Tudela (Navarra), ya citados en el siglo XIII.

Juan de Garay como vizcaíno tenía el título de hidalgo, título que los fueros otorgaban a todos los vizcaínos. La familia tenía cierto nivel económico y cultural; hay que recordar que su tío fue nombrado oidor y alcalde mayor de Segovia y su primo estudió en la Universidad de Salamanca.

Juan se integró en la familia de su tío que estaba compuesta por Pedro Ortiz de Zárate, su esposa Catalina Uribe y Salazar y sus primos: Pedro Ortiz de Zárate, Ana de Salazar y el menor de los hermanos Francisco de Uribe. Es curioso observar que los tres hijos llevan apellidos diferentes, únicamente el primogénito conserva el del padre, mientras que los demás adoptan el de la madre (lo cual era muy frecuente en la época). También tenía relación familiar con Juan Ortiz de Zárate, tercer adelantado del Río de la Plata.

Aclaraciones

Abrir puertas a la tierra

La expresión Abrir puertas a la tierra, que hizo suya Juan de Garay, fue la máxima de toda la administración española en esa parte de América. Con ella se quería indicar la necesidad de fundar ciudades para romper el aislamiento de Asunción hacia los dos lados, uno río abajo abriéndola al mar y conectándola con la metrópoli, y hacia el Alto Perú, centro político y económico de la época.

Mancebos de tierra

Mancebos de tierra, blancos nacidos en América o mestizos reconocidos como blancos, hijos de padre español y madre indígena. Usaban como arma un garrote y por ello también se les denominaba mancebos de garrote. Muchos de ellos se creían superiores al padre por ser nacidos en América y a la madre por haber adquirido características españolas.

Véase también

Notas

Fuente