Saltar a: navegación, buscar

Kelpie australiano

Kelpie australiano
Información  sobre la plantilla
Kelpie.jpg
País de OrigenBandera de Australia Australia
ClasificaciónPerro pastor
Nombres alternativos
Kelpie
Clasificación Científica
ReinoAnimalia
FiloChordata
ClaseMammalia
OrdenCarnívora
FamiliaCanidae
GénerosCanis
Apariencia física
TamañoMediano
Altura a la Cruzentre 48 y 58 Cm
Pesoentre 22 y 40 Kg
Estándar internacional
FCIGrupo 1 ,Sección 1

Kelpie australiano es una raza de perro excepcional para el pastoreo, originario de Australia, inteligente, incansable, decidido y muy competente tanto para conducir el rebaño como para protegerlo.

Historia

El kelpie se originó en Australia. Algunos piensan que es el resultado de un cruce entre dingos y border collies, pero documentos más precisos revelan que la raza se originó a partir de collies del norte de Inglaterra.

Estos collies habrían sido importados a Australia a mediados del siglo XIX y habrían dado origen a la nueva raza que hoy conocemos como kelpie australiano, Australian kelpie o simplemente kelpie.

Características generales

Es un perro mediano y ligero, de gran resistencia y agilidad. Su capacidad y devoción para el trabajo convierten al kelpie en uno de los perros más requeridos para pastorear rebaños.

La cabeza del kelpie, proporcionada con relación al cuerpo, presenta un cráneo ligeramente redondeado y ancho entre las orejas. Su contorno y morfología le confieren al kelpie una expresión similar a la de un zorro, que se atenúa un poco con los ojos medianos, castaños y de forma almendrada. En ejemplares azules se aceptan ojos claros. Presenta una sólida musculatura, miembros muy flexibles y muestra resistencia.

El Kelpie es vivo, ardoroso y extremadamente inteligente. Tiene un temperamento dulce y dócil, leal y abnegado. Tiene capacidades y un instinto natural para guardar los corderos. Cualquier defecto de carácter o de conformación que pueda alterar sus aptitudes para el trabajo debe ser considerado como no típico.

Tienen los ojos en forma de almendra y un grosor mediano con los bordes bien marcados; su expresión es viva e inteligente, deben ser castaños, en armonía con la capa; en los ejemplares azul mirlo o un color más claro.

Las orejas tienen longitud moderada, están firmemente levantadas y terminan en punta; su piel es fina, pero son fuertes en la base; están implantadas bajas divergentes y ligeramente curvadas sobre el borde externo.

Las costillas están bien salidas; el pecho es más profundo que ancho; la espalda es recta, el lomo fuerte y musculoso; los flancos bien hundidos. La longitud del perro, desde la punta del hombro a la punta de las nalgas, es superior a la altura a la cruz en una relación de 10 a 9.

En su cuello posee un pelo largo y grueso formando una especie de collar. El color de este es muy variable, pasando por una gama de colores oscuros a rojizos, estos pueden ser negro, negro y fuego, rojo, rojo y fuego, leonado, chocolate, humo.

Peso y altura

La altura a la cruz para los machos está entre los 46 y los 51 centímetros, y la de las hembras está entre los 43 y los 48 centímetros.

El estándar de la raza no especifica un peso, pero los kelpies suelen pesar entre 11 y 20 kilogramos.

Temperamento y carácter

El kelpie australiano es un perro dinámico, alerta e inteligente. Su docilidad y buena disposición para el trabajo permiten que sea fácil de entrenar.

Este perro es tan activo que una renombrada entrenadora los considera afectuosamente como "border collies bajo los efectos de la cafeína".

La incansable naturaleza del kelpie le permite trabajar por horas. Sin embargo, esta misma naturaleza hace que estos perros se aburran con facilidad si no reciben el ejercicio y estímulo suficiente, lo que puede conducir a problemas de conducta.

A pesar de que son perros fáciles de entrenar, también son perros muy independientes afectos a tomar decisiones propias. Esto es una gran ventaja para el trabajo de pastoreo, pero puede ser una complicación para quienes tienen kelpies como mascotas. Estos perros llevan el pastoreo en la sangre y acostumbran a "arrear" todo lo que se mueva.

El Kelpie criado para trabajar el ganado es fuerte, y muchos pueden guiar tanto como empujar. Pueden ser muy útiles para reunir las ovejas, ha resultado eficaz con cerdos, caballos, cabras, aves e incluso renos.

Son trabajadores natos, y abundan las historias de proezas de ejemplares de la raza, pese a estar malheridos. Se les utiliza también para otros fines aparte del pastoreo, como búsqueda y rescate, perro guía y detección de drogas.

Salud y cuidados

Generalmente no se presentan muchos problemas de salud en esta raza de perros. Sin embargo, los problemas de retina son un poco más frecuentes que en otras razas.

El kelpie no es un perro para departamento. Incluso puede resultar difícil convivir con él en una casa en la ciudad, ya que esta raza necesita mucho ejercicio físico y mental.

Es una raza de trabajo que necesita un "oficio" diario. Por eso, es más adecuada para vivir en zonas rurales y guiar rebaños de ovejas y ganado vacuno.

A pesar de esto, el kelpie puede ser una excelente mascota si se le proporciona el ejercicio y la compañía necesarios. Definitivamente es posible tener una excelente mascota, pero este no es un perro para cualquier propietario.

El pelaje del kelpie es fácil de mantener. Es suficiente con el cepillado ocasional y el baño cuando el perro se ensucia. Sin embargo, dado que el kelpie australiano pierde pelo en forma regular, puede ser necesario cepillarlo a diario para mantener los pelos lejos de la ropa y los muebles.

Fuentes