Saltar a: navegación, buscar

Kramer contra Kramer

(Redirigido desde «Kramer vs Kramer»)
Kramer vs Kramer
Información sobre la plantilla
Drama | Bandera de los Estados Unidos de América Estados Unidos
Portada kramer.jpg
Película estadounidense, ganadora de 5 Premios Oscar, basado en la (novela), de Avery Corman
Otro(s) nombre(s)Kramer contra Kramer
Estreno1 de marzo de 1980
GuiónAvery Corman y Robert Benton
DirectorRobert Benton
Dirección de FotografíaNéstor Almendros
RepartoDustin Hoffman, Meryl Streep, Jane Alexander, Justin Henry, Howard Duff, George Coe, JoBeth Williams, Bill Moor, Howland Chamberlain, Jack Ramage
Premios1980: Oscar: Mejor película de habla no inglesa
ProductoraColumbia Pictures Corporation
PaisBandera de los Estados Unidos de América Estados Unidos

Kramer contra Kramer. Película estadounidense producida en el año 1979 por el director Robert Benton.

Sinopsis

Ted Kramer (Dustin Hoffman) es un brillante ejecutivo de publicidad que, tras conseguir un importante triunfo profesional, llega a su casa dispuesto a celebrarlo con su esposa y su hijo. Ante su sorpresa, su mujer Joanna (Meryl Streep) le comunica su intención de marcharse del hogar, dejando al niño bajo su responsabilidad. Repentinamente, la vida de Ted cambia de forma radical. A partir de entonces, tiene que conquistar el afecto del niño y hacer de padre y madre a la vez.

Unos meses después, sin embargo, Joanna llama a su ex marido reclamando la custodia del pequeño Billy (Justin Henry). Ante la negativa del hombre, se inicia la guerra legal y sentimental para ganarse el cariño y la tutoría del chico.

Argumento

Kramer contra Kramer es la película que rompió el esquema fuertemente arraigado en la sociedad cuando se da un rompimiento matrimonial; que, por el solo hecho de ser mujer, automáticamente la custodia de los hijos deben pasar a la madre; y resaltó el importante papel del padre y su derecho a ser él quien permanezca en el hogar y al cuidado de la cotidianeidad del niño.

El argumento plantea el abandono del hogar de Joanna (Meryl Streep), esposa y madre quien, en su desesperación existencial, y tras el fracaso de su relación con Ted, entra en una crisis de identidad personal, misma que la obliga a irse en busca de sus propias certezas.
Escenas de la Película

El personaje central, Ted (Dustin Hoffman), es un publicista con indiscutible éxito profesional y un buen proveedor que jamás cuestionó cómo su mujer le resolvía los pequeños pero imprescindibles detalles cotidianos, sin los cuales no es factible la vida familiar ni la posibilidad de dedicarse de tiempo completo a su realización personal.

El conflicto principal entre ellos parte del desconocimiento por parte de Ted de las necesidades afectivas y de realización profesional de su mujer y la incapacidad de ambos para poderse comunicar. Existe afecto entre ellos pero la vida se ha tornado imposible para Joanna, que se ha convertido en testigo mudo de los éxitos del esposo, perdiendo sus posibilidades de desarrollo personal.

Ted obtiene un triunfo profesional largamente anhelado: la mejor cuenta publicitaria de la agencia. Coincidentemente ese mismo día sufre el abandono de su esposa, por lo que se encuentra con una gran carga de trabajo, solo y al cuidado de su hijo Billy, de 5 años.

Escena de la película donde Ted comienza a familiarizarse con las labores de la casa
.

La película lo muestra en este doble proceso, donde por una parte el éxito profesional se le desmorona llegando incluso a perder el empleo al no poder cumplir con las expectativas y exigencias de su jefe; y, por otro lado, descubriéndose a sí mismo en su dimensión de padre. Lo vemos al principio como un "amo de casa" nefasto: no sabe ni romper un huevo para el pan francés del desayuno del niño, pero poco a poco logra un encuentro con éste, descubre su ternura y los gozos y las sombras que le deparan su cuidado.

Probablemente el mayor acierto de la película es mostrar el lado emocional del hombre, que descubre en los cotidianos cuidados de Billy la paternidad que no consiste sólo en proveer de lo necesario o de ser el que engendro en la mujer, sino en compartir con él su vida, gozar en la bicicleta, sus éxitos escolares, sufrir la angustia y el dolor de una caída, y permitiendo la identificación del pequeño al compartir la cotidianidad que los une para reorganizar su vida y juntos salir adelante.

Tiene escenas memorables, como aquella en la cual Bill y —en vez de sus verduras— desea comer helado y desafía al padre hasta que éste se enfurece y entran en conflicto: situación que los ayuda a descargar tensiones, el niño expresa sus sentimientos por el abandono de la madre y ambos pueden decirse que se aman.

Madre e Hijo
. La verdadera crisis surge cuando Joanna regresa por amor a su hijo, reclama sus derechos de madre y desea llevarlo a vivir con ella. Entonces Ted se enfrenta a una lucha jurídica para retenerlo.

Una película que no es de buenos ni malos, sino de seres de carne y hueso que muestra el doloroso proceso del divorcio, la lucha por la custodia de los hijos, el impacto emocional que tienen sobre los niños los problemas paternos y la dimensión humana de hombres y mujeres que tienen los mismos derechos, en el sentido total y equitativo de este concepto.

Premios otorgados

Fuentes