Saltar a: navegación, buscar

La Lonja (Palma de Mallorca)

La Lonja de Palma de Mallorca
Información sobre la plantilla
Obra Arquitectónica  |  (Monumento del arte gótico)
LonjaPM.jpeg
Obra maestra de la arquitectura gótica
Descripción
Tipo:Monumento del arte gótico
Estilo:Gótico
Localización:Palma (Mallorca), Islas Baleares, España
Uso inicial:Sede del Colegio de Mercaderes.
Uso actual:Sala de exposiciones artísticas.
Datos de su construcción
Inicio:1425
Otros datos
Arquitecto(s):Guillem Sagrera

La Lonja de Palma de Mallorca (Sa Llotja). Antigua sede del Colegio de los Mercaderes, símbolo del esplendor económico de los mecaderes del siglo XV, es una de las obras maestras de la arquitectura gótica en Mallorca. Fue construida por Guillem Sagrera entre 1425 y 1452.

Historia

La gran actividad del comercio desarrollada en los puertos, llevó al rey Jaime a ceder los terrenos para construir la lonja, destinada como bolsa y lugar de reunión de los mercaderes para realizar sus tratos. Su objetivo era funcionar como bolsa mercantil y como lugar de encuentro de los mercaderes.

Desde este lugar se regulaban y protegían las actividades comerciales, y se llevaba el mantenimiento del puerto gracias a la recaudación de un gravamen.

El famoso arquitecto del siglo XV Guillem Sagrera la edificó por encargo de la cámara de comercio. Su construcción representa la culminación de la cultura del gótico civil mallorquín, constituye el primer caso conocido en el que el autor asume la responsabilidad entera del proyecto, tanto la construcción íntegra del edificio como la totalidad de su decoración escultórica.

Descripción

El edificio es de planta rectangular dividida en tres naves de la misma altura cubierta con una bóveda. De su espacio interior destaca su gran tamaño y luminosidad, que tiene gracias a los ventanales que cubren sus paredes exteriores. En su exterior destacan sus originales formas y algunas esculturas, como el Ángel de la Mercadería o la Virgen María con el niño.

Las llaves de la bóveda ostentan escudos de la Corona de Aragón en la nave central y el escudo de la ciudad de Mallorca en los laterales, todos con la policromía y oro originales. En cada rincón, en chafán hay una pequeña puerta con un arco conopial, decorado con la imagen de cada uno de los evangelistas. De estas puertas, sólo de las del lado del mar, salen una escalera de caracol para subir a la terraza.

Actualmente La Lonja es utilizada como sala de exposiciones y sólo se abre cuando hay alguna muestra en activo. Un jardín separa la Lonja de Palma de Mallorca con el Consolat de Mar, la actual sede del Gobierno de las Islas Baleares.

Lonja de los Mercaderes, Mallorca

Estructura arquitectónica

Seis pilares sin base ni capitel y con estrías helicoidales ascienden hasta desplegarse formando los nervios de las bóvedas. En el interior quedan definidas tres naves de misma altura en el sentido de la entrada y cuatro tramos transversales que se manifiestan en las fachadas laterales en cuatro lienzos cuyas delimitaciones se coronan con pequeños torreones octogonales.

En cada fachada lateral (una visible desde el Paseo de Sagrera y la otra da al Carrer de la Llotja) se abren dos amplios ventanales que presentan el dibujo característico de la obra de Sagrera y sus discípulos. La parte superior de todo el edificio tiene una galería de ventanas conopiales rematada con una crestería de almenas.

En las esquinas del edificio hay cuatro torres semioctogonales. De menor tamaño, las torres se repiten dividiendo en tres lienzos las fachadas de acceso y en cuatro las laterales, y que coinciden con la distribución de columnas en el interior.

Dos portales: El de poniente en cuyo tímpano hay una Virgen con un ángel que la corona y el portal principal con el Ángel, patrón de los mercaderes. Aparte de las gárgolas, en cada esquina del edificio, así como en el centro de las fachadas laterales, había unas esculturas de las que quedan tres. Uno de ellos es San Juan Bautista. Estas esculturas están sobre hermosas peanas.

Las imágenes de la Lonja de Palma de Mallorca

Cada una de las cuatro torres angulares del edificio de la Lonja presenta una gran imagen escultórica que corresponde a un santo. Actualmente falta una, la que representaba a San Nicolás, perdida durante el siglo pasado.

La escultura de cada santo se orienta hacia puntos de referencia coincidentes con los templos de que son titulares las imágenes:

  • La de la torre sur-oriental representa a santa Clara, orientada aproximadamente hacia el convento e iglesia homónimos.
  • La de la torre nor-oriental representa a san Juan Bautista, directamente encarada al cercano templo de San Juan de Malta.
  • La de la torre nor-occidental representa a santa Catalina que mira hacia el antiguo hospicio de Santa Catalina de los Pobres, que ha dado lugar a la actual barriada de Santa Catalina.
  • De la cuarta torre, la sur-occidental se orientaba hacia la que fue capilla de San Nicolás de Portopí.

Además del conocido y espléndido Ángel de la Mercadería, que preside el portal principal de la Lonja, situado a levante, en el portal de ponente hay también un conjunto escultórico que presenta una imagen de la Virgen María con un ángel arriba.

Completan este importante conjunto escultórico tres series de imágenes: en el exterior, hay diez grandes gárgolas que representan animales fantásticos; mientras en el interior, en primer lugar, están las representaciones de los cuatro evangelistas, situadas una sobre cada puerta de acceso a las torres. También en el interior, una serie de ligeros ángeles cierran las nervaduras de las bóvedas ojivales, en las correspondientes claves de bóveda.

El arquitecto y la imitación de su obra La Lonja

Anteriormente a La Lonja, Guillem Sagrera había trabajado en el Portal del Mirador de la Catedral de Palma y en la Iglesia de San Juan de Perpiñán. Tras acabar la Lonja, marchó a Nápoles donde colaboró en la reconstrucción del Castell Nuovo y realizó la Gran Sala. Pero estas obras ya son plenamente renacentistas.

La solución constructiva de las columnas y su continuidad con los nervios de las bóvedas de crucería realizadas en la Lonja de Mallorca ha sido repetidamente imitada, como el caso de la Lonja de Valencia, la iglesia de Santiago de Villena y la base de la torres de San Giorgio del Castel Nuovo de Nápoles.

Fuentes