Saltar a: navegación, buscar

Ana Fidelia Quirós

(Redirigido desde «La Tormenta del Caribe»)
Ana Fidelia Quirós[1]
Información sobre la plantilla
Anillos olimpicos.png Medallista olímpico Anillos olimpicos.png
Ana Fidelia Quirós Moret (2011), sonriendo, primer plano.jpg
Datos personales
Nombre completoAna Fidelia Quirós Moret
ApodoLa Tormenta del Caribe
Fecha de nacimiento23 de marzo de 1963
Lugar de nacimientociudad de Palma Soriano,
provincia de Santiago de Cuba,
Cuba Bandera de Cuba
Nacionalidadcubana
ResidenciaLa Habana
Carrera
DeporteAtletismo
Medallero
Barcelona Barcelona, Atlanta Atlanta

Ana Fidelia Quirós (Palma Soriano, 23 de marzo de 1963) ―conocida también como Ana Fidelia Quirot[1] es una reconocida corredora cubana. En el mundo del atletismo deportivo es conocida como La Tormenta del Caribe. Gloria del deporte cubano; ejemplo de valor y entrega incondicional al deporte. El desempeño deportivo le hizo acreedora de lauros y condecoraciones, siendo cinco veces campeona del Grand Prix desde 1987 hasta 1991, también fue seleccionada como la atleta más destacada de Cuba en los años 1987, 1988, 1989, 1990 y 1991.

Síntesis biográfica

Nació el 23 de marzo de 1963 en Palma Soriano, unos de los municipios de la provincia de Santiago de Cuba, en la región oriental de Cuba. En la clase de Educación Física fue captada y la llevaron al área deportiva de Palma Soriano donde fue sometida a nuevas pruebas, al superarlas quedó oficialmente incorporada a la práctica deportiva. Tenía 12 años de edad. Sobre la importancia de la iniciación deportiva en edades tempranas declaró en una entrevista en junio de 2011.

Esa asignatura no está cumpliendo ahora del todo bien ese papel, según he podido constatar en algunos lugares. Varios maestros se me han acercado para que los ayude en la adquisición de implementos, y se está trabajando para rescatar la importancia de esa clase, porque es el primer contacto directo del niño con el deporte y ahí pueden surgir muchos talentos.
Ana Fidelia Quirós[2]

Trayectoria deportiva

Desde ese momento comienza a obtener importantes reconocimientos nacionales e internacionales. Desde sus inicios en el deporte, se caracterizó por su disciplina en los entrenamientos y clases técnicas de alto rendimiento, por lo que pronto sus entrenadores vislumbraron un futuro que prometía triunfos, debido a sus condiciones físicas, tenacidad y perseverancia.

Una de las primeras experiencias fuera de Cuba fueron los XIII Juegos Centroamericanos y del Caribe, efectuados en Medellín, Colombia, en 1978, cuando solo tenía 15 años, donde conquistó la medalla de oro en la modalidad del relevo de cuatro por 400.

Con veintitrés años, en septiembre de 1986, se convirtió en la reina de los II Campeonatos Iberoamericanos de Atletismo, celebrados en La Habana, en que consiguió las medallas de oro en los 400 y 800. No participó en los Juegos Olímpicos de Seúl de 1988 debido a que Cuba no asistió en solidaridad con Corea del Norte. Sin embargo, en las distintas reuniones internacionales venció a todas las participantes de la final de los 400 metros.

Durante el año 1989 logró dos títulos en la Copa del Mundo en 400 y 800 metros, por lo que fue galardonada como mejor atleta femenina a nivel mundial. Además obtuvo medallas en cinco Grand Prix de atletismo, en 800 metros: 1987 (1:58,80); 1989 (1:59,02) y 1991 (2:00,17); así como otras dos en 400: 1988 (50,27) y 1990 (50,31). Ganó treinta y nueve carreras consecutivas de 800 metros entre 1987 y 1990, y 15 consecutivas de 400 metros en 1990.

En 1991 lideró en la vuelta al óvalo en los Juegos Panamericanos de La Habana, obtuvo record nacional en los 400 m con 49:61 seg el 5 de agosto y fue segunda en los 800m en el campeonato efectuado en Tokio y medalla de bronce en los Juegos Olímpicos de Barcelona 1992 con un tiempo de 1 minuto, 56 segundos y 80 centésimas. En este evento formó parte del cuarteto cubano del relevo 4 x 400 que fue eliminado en semifinales.

Accidente doméstico

El 22 de enero de 1993 a las 17:00 horas sufrió un accidente doméstico que la puso en peligro de muerte. Estaba embarazada.[3] Como resultado sufrió quemaduras de segundo y tercer grado en un gran porcentaje de su cuerpo. Fue atendida en el hospital Hermanos Ameijeiras. Allí, a las 22:00 horas, recibió la visita de del presidente cubano Fidel Castro (visita que según las palabras de Quirós, «fue como experimentar un canto a la vida»).[3]

—¿Cómo te sientes ahora? ¿Qué quieres que le digamos a tu mamá?
—Comandante, no manden a buscar a mi mamá. Yo estoy bien y voy a correr de nuevo en cuanto salga de esto. Estaré en los Juegos Centroamericanos y del Caribe de Ponce.
—Ana —replicó Fidel con la voz quebrada—, el objetivo ahora no es que vuelvas a correr, y así se lo hice saber a tus doctores. Lo primero es salvarte la vida y tu recuperación.[3]

Fidel volvió al hospital más de 20 veces. Las enfermeras le decían: «Ana, despierta que por ahí viene el Comandante», pero los ojos se cerraban, vencidos por los medicamentos. Entonces él hablaba con los médicos y con la mamá, a quien todo el tiempo le aseguró que tuviera confianza, que su hija se salvaría. Meses después algunos médicos que vivieron esos días tan difíciles contaron que Fidel en cada visita insistía en una idea: «Traten de salvarla porque ella representa mucho para Cuba y para mí».[3]

Cuando Ana había vencido el mayor peligro, por indicación del Comandante se creó un gimnasio especial para ella en el centro hospitalario. En una de las noches en que acudió a verla Fidel conversó con Martín García, amigo inseparable que corría junto a ella por las escaleras del hospital, desde el piso 15 hasta el 22, como parte del proceso de recuperación. Fidel le dijo a García: «Trata de que ella no te alcance, cuídala».[3]

Quirós también contó con el apoyo profesional del personal médico y además, no le faltó durante este duro proceso de lucha, la constante preocupación y mensajes de aliento de todo el pueblo cubano, que siguió paso a paso toda la etapa de convalecencia. Según Quirós, fueron factores determinantes para su recuperación.

Pero la lucha apenas comenzaba pues debía enfrentarse a otro proceso, la fase de cirugías reconstructivas, la que se compuso de 21 intervenciones quirúrgicas que le permitieron ganar movilidad en las partes dañadas de su cuerpo. Luego le continuaron secciones muy duras de entrenamiento, pero una vez más demostró la tenacidad y entereza de una campeona, tenía que cumplir con el compromiso de volver a las pistas del mundo y ubicarse entre las mejores corredoras de 800 metros planos.

Regreso a las pistas

Ana Fidelia vistiendo el uniforme del equipo cubano de atletismo.

Este compromiso no tarda en cumplirse y con la movilidad de un brazo todavía limitada, participó en los Juegos Centroamericanos y del Caribe de Ponce (Puerto Rico) en noviembre de 1993, donde logró la medalla de plata en 800 metros, pero lo más importante fue la ovación del público que le obligó a dar una vuelta triunfal a la pista. Durante los primeros meses de 1994 se sometió a varias operaciones en brazos, cuello y axilas, para conseguir la elasticidad necesaria en sus extremidades. Posteriormente, en 1995, se presentó en el Campeonato Mundial de Atletismo en Gotemburgo (Suecia) y ganó la medalla de oro, proclamándose campeona en los 800 metros planos con un tiempo de 1:56,11 minutos, la mejor marca personal y récord de Cuba, hazaña que repitió en Atenas (Grecia) en 1997.

En las Olimpiadas de Atlanta clasificó en segundo lugar, ganando una medalla de plata olímpica. Su actuación sensibilizó al comandante en jefe Fidel Castro:

(...) porque vimos en ella la culminación de una batalla heroica de años. Por eso, cuando un periodista me preguntó, yo le dije que ella no había ganado medalla de oro, pero sí había ganado medalla de diamante.
Fidel Castro

Por su actitud, el líder histórico de la Revolución Cubana Fidel Castro le impuso a Ana Fidelia Quirós la Medalla de la dignidad, en la que aparece grabada la imagen de la bandera cubana.

Por cuatro veces, obtuvo el premio otorgado anualmente por los medios de prensa especializados a la mejor deportista de Latinoamérica y el Caribe, éstos le fueron otorgados en 1989, 1991, 1995 y 1997.

Actualidad

En el año 2003 fue registrada en el Salón de la Fama del Atletismo de Centroamérica y el Caribe y en el 2010, Blas Beato, su entrenador.

En la actualidad está retirada de la alta competición, pero aún participa en eventos de veteranos y para ayudar a desarrollar el atletismo en Cuba. Participa en eventos de veteranos y glorias del deporte, además en relaciones públicas en el centro de la Federación Internacional de Atletismo Amateur (IAAF) con sede en Cuba.

También es madre de dos pequeños, Carla Fidelia de la Caridad y Alberto Alejandro, quienes aseguran, son sus más grandes tesoros.

Resultados

Atesoró muchos lauros en su larga carrera deportiva, como el trofeo de la Comunidad Iberoamericana, entregado por los Reyes de España como la Mejor Deportista del Área, en 1988, obtuvo el galardón como la Mejor Deportista del Mundo de su disciplina, que tuvo lugar en Mónaco.

Resultados más significativos:
Año Lugar Campeonato
1978 RecOro.png Medalla de Oro XIII Juegos Centroamericanos y del Caribe, Medellín, Bandera de Colombia Colombia
1979 RecOro.png Medalla de Oro VIII Juegos Panamericanos, en San Juan, Bandera de Puerto Rico Puerto Rico
1981 RecOro.png Medalla de Oro Campeonato Centroamericano de Atletismo, en Santo Domingo, Bandera de la República Dominicana República Dominicana
1982 RecOro.png Medalla de Oro XIV Juegos Centroamericanos y del Caribe, en La Habana, Bandera de Cuba Cuba
1983 RecOro.png Medalla de Oro
RecOro.png Medalla de Oro
Rec Plata.png Medalla de Plata
Rec Bronce.png Medalla de Bronce
Campeonato Internacional de Atletismo, en Barcelona, Bandera de España España
Campeonato Centroamericano de Atletismo, en La Habana, Bandera de Cuba Cuba
Juegos Panamericanos, en Caracas, Bandera de la República Bolivariana de Venezuela Venezuela
Juegos Panamericanos, en Caracas, Bandera de la República Bolivariana de Venezuela Venezuela
1985 RecOro.png Medalla de Oro Campeonato Centroamericano y del Caribe, en San Juan, Bandera de Puerto Rico Puerto Rico.
1986 RecOro.png Medalla de Oro
RecOro.png Medalla de Oro
RecOro.png Medalla de Oro
Campeonato Centroamericano y del Caribe, en Bandera de los Estados Unidos Mexicanos México
Campeonato Internacional de Atletismo, en Bandera de los Estados Unidos Mexicanos México
Campeonato Internacional de Atletismo, en La Habana, Bandera de Cuba Cuba
1987 RecOro.png Medalla de Oro X Juegos Panamericanos, en Indianápolis, Bandera de los Estados Unidos de América Estados Unidos
1988 Trofeo Comunidad Iberoamericana Entregado por los reyes de España como la Mejor Deportista del Área, Bandera de España España
1989 RecOro.png Medalla de Oro
RecOro.png Medalla de Oro
RecOro.png Triple campeona
Campeonato Internacional de Atletismo, en Barcelona, Bandera de España España
Universidad de Duisburgo, Bandera de Alemania Alemania
Copa del Mundo, en Barcelona, Bandera de España España
1990 Rec Plata.png Medalla de Plata Campeonato Centroamericano de Atletismo, Santo Domingo, Bandera de la República Dominicana República Dominicana
1991 RecOro.png Medalla de Oro
Rec Plata.png Medalla de Plata
Rec Plata.png Medalla de Plata
XI Juegos Panamericanos, en La Habana, Bandera de Cuba Cuba
XI Juegos Panamericanos, en La Habana, Bandera de Cuba Cuba
Campeonato Mundial de Tokio, Bandera de Japón Japón
1992 Rec Bronce.png Medalla de Bronce Juegos Olímpicos de Barcelona, Bandera de España España
1993 Rec Plata.png Medalla de Plata Juegos Centroamericanos y del Caribe, en Ponce, Bandera de Puerto Rico Puerto Rico
1995 RecOro.png Medalla de Oro Campeonato Mundial, Gotemburgo, Bandera de Suecia Suecia
1996 Rec Plata.png Medalla de Plata Juegos Olímpicos de Atlanta, Bandera de los Estados Unidos de América Estados Unidos
1997 RecOro.png Medalla de Oro Campeonato Mundial, en Atenas, Bandera de Grecia Grecia

Condecoración Orden al Mérito Deportivo

La presencia del comandante Fidel Castro en el deporte cubano se puso de manifiesto nuevamente el 13 de septiembre de 1995, en el acto de condecoración a Ana Fidelia Quiroz con la Orden al Mérito Deportivo, en el que expresó:

Para salvar a Ana Fidelia Quirós se juntaron dos cosas: un milagro de la ciencia y la técnica con un milagro de la voluntad humana. [...] No me viene a la mente ningún otro ejemplo igual a la decisión, la voluntad y la consagración de Ana Fidelia de regresar a las pistas y volver a obtener los laureles que obtuvo. [...] Hemos obtenido muchas victorias deportivas, pero no creo que haya ocurrido nunca algo tan emocionante, que estremeciera, que sacudiera todas las fibras del alma y del cuerpo, como la noticia de esa victoria, de esa hazaña, de esa proeza sin precedentes, de ese ejemplo que nos dio a todos, de esa enseñanza tan necesaria hoy más que nunca, de no declararnos jamás vencidos, de no considerar que haya algo imposible. Ana Fidelia: la Historia recordará siempre tu proeza.
Fidel Castro

Otros reconocimientos

El 17 de abril de 2013 fue galardonada por la Asociación Internacional de Federaciones de Atletismo (IAAF), que el pasado año a raíz de su centenario, realizó premiaciones a atletas, entrenadores y directivos que contribuyen a mantener viva la especialidad de campo y pista. La gala que reunió a varias figuras glorias deportivas del país tuvo lugar en La Casa de las Tejas Verdes en Quinta Avenida, en La Habana.

Libros sobre Ana Fidelia Quirós

Referencias

Fuentes