M1 Abrams

M1 Abrams
Información sobre la plantilla
M1 Abrans.jpg

TipoTanque de combate
País de origenBandera de los Estados Unidos de América Estados Unidos
Historia de servicio
OperadoresEjército de los Estados Unidos
Cuerpo de Marines de Estados Unidos
Ejército de Egipto
Ejército de Kuwait
Ejército de Arabia Saudí
Ejército de Australia
Historia de producción
FabricanteGeneral Dynamics

M1 Abrams. Es un tanque de combate principal producido en los Estados Unidos por General Dynamics. Es el principal medio blindado del Ejército de los Estados Unidos, del Cuerpo de Marines de Estados Unidos, y de los ejércitos de Egipto, Kuwait, Arabia Saudí y Australia. Recibe su nombre en homenaje al general Creighton Abrams, comandante en jefe de las tropas americanas en Vietnam de 1968 a 1972, y Jefe de Estado Mayor del Ejército de los Estados Unidos de 1972 a 1974.

Es un tanque bien armado, pesadamente blindado y muy maniobrable, diseñado para la guerra acorazada moderna. Las características más notables del M1 Abrams incluyen el uso de un motor basado en una potente turbina de gas, la adopción de un sofisticado blindaje compuesto, y un novedoso sistema de almacenaje de las municiones en compartimentos especiales que, en caso de explosión, redirigen la fuerza hacia el exterior, multiplicando las probabilidades de supervivencia de la tripulación. Es uno de los tanques más pesados actualmente en servicio.

Configuración básica

M1 M1A1 M1A2
Fabricante General Dynamics (Land Systems Division)
Tripulación Comandante, Tirador, Cargador y Conductor
Largo (con el cañón hacia adelante) 9.77 metros 9.83 metros
Altura 2.38 metros
Anchura 3.65 metros
Luz sobre el suelo 0.48 metros
Presión sobre el suelo 13.1 PSI 13.8 PSI 15.4 PSI
Cruce de obstáculos 1.25 metros 1.07 metros
Cruce de Trinchera 2.74 metros
Planta Motriz Motor de turbina AGT-1500
Potencia del Motor 1 500 HP
Proporción Potencia / Peso 25 hp/tonelada 23.8 hp/tonelada 21,6 hp/tonelada
Transmisión Hidrokinética 4 velocidades para adelante y 2 para reversa
Velocidad máxima 71.41 km/h 67.6 km/h
Velocidad a campo traviesa 48.27 km/h
Velocidad (pendiente de 10%) 32.18 km/h 27.35 km/h
Velocidad (pendiente de 60%) 7.25 km/h 6.6 km/h
Aceleración (0 a 32,18 km/h) 7 segundos 7,2 segundos
Radio de alcance 442.5 km 426.4 km
Armamento Principal Cañón rayado de 105mm M68A1 Cañón de ánima lisa de 120mm M256
Armamento Secundario Ametralladora calibre .50 M2 para el comandante, ametralladora 7.62 M240 (coaxial al cañón) y otra ametralladora 7.62 M240 para el cargador en una montura de la torre
Sistema NBQ - Aire purificado
Costo por unidad - 4 300 000 Dólares

El desarrollo del M1 revolucionó el diseño de tanques. Una de sus características más impresionantes y únicas es el uso de un blindaje denominado "sandwich", concepto novedoso para su época. Éste implica el uso de diferentes placas de materiales, cada uno de los cuales sirve para defender al vehículo de un ataque especial. Este tipo de blindaje se ha revelado muy bueno contra proyectiles HEAT y KE.

Por otra parte, el uso de la aleación denominada Chobham (que solamente conocen Estados Unidos, Gran Bretaña y Alemania) hacen a este vehículo muy duro de perforar.

Igualmente, el M1 es más difícil de encontrar: los diseños anteriores de EEUU tendían a ser un poco aparatosos. Sin embargo, el Abrams es más rápido y maniobrable, teniendo además una silueta más baja y pequeña.

Para la industria estadounidense, esto representó muchos desafíos. Al manejar nuevos materiales, se hizo necesario dejar atrás los vehículos de fundición, que eran los acostumbrados. Los M1 se construyeron de piezas soldadas.

El arma principal del M1 actual es el cañón alemán Rheinmetall de 120 mm y ánima lisa, que permite disparar proyectiles de muchos tipos. Se trata sin duda alguna de uno de los mejores cañones de su calibre en el mundo.

Sin embargo, uno de los aspectos más revolucionarios del M1 Abrams es su motor. A diferencia de los modelos de tanques estadounidenses anteriores, como el M48 y el M60, éste no utiliza motores diesel. En cambio, se creó un motor de turbina. Esto representa un pro y un contra: por un lado, el vehículo es mucho más silencioso que el resto de los tanques del mundo. Pero, por otra parte, el motor de turbina consume mucho más combustible que un motor convencional, hecho que probablemente ha relegado al Abrams como producto de exportación.

Historia

Diseñado en la década de 1970 a partir de la necesidad del Ejército de Estados Unidos de reemplazar a los tanques M-60 y otros más antiguos que todavía eran utilizados.

El primer intento de reemplazar a la serie M60 fue el frustrado MBT-70, desarrollado conjuntamente con Alemania Occidental. El M60 Patton era en sí mismo el resultado de la evolución gradual de una línea de diseño iniciada en el tanque de la Segunda Guerra Mundial M26 Pershing, con un perfil muy alto y un blindaje y armamento a la par de los diseños soviéticos contemporáneos. El MBT-70 era muy ambicioso, como muchos programas armamentísticos norteamericanos de la década de 1960. Tenía un sistema de misiles lanzables desde el cañón, suspensión hidroneumática, conductor alojado en la torre, y varias otras ideas que finalmente no funcionaron. La cancelación del proyecto abrió el camino al M1 Abrams, que no incluyó la mayor parte de las innovaciones problemáticas experimentadas en el MBT-70.

El XM1 Abrams fue un prototipo diseñado por Chrysler Defense (en 1979 la división de Sistemas Terrestres de General Dynamics compró la división de Defensa de Chrysler).

Debido a la situación internacional del momento, se acordó que el proyecto fuera llevado a cabo junto con los fabricantes de Alemania Occidental, que tenía una enorme experiencia en construir excelentes tanques. En ese momento, Alemania tenía en uso el Leopard I, pero esperaba reemplazarlo por un diseño mejor en poco tiempo. Luego de muchos años de trabajo conjunto, las diferencias llevaron a que, finalmente, los dos gobiernos decidieran seguir sus proyectos por separado.

El primer M1 salió de la línea de ensamblaje de la División de Sistemas Terrestres de la Corporación General Dynamics en 1978. El proceso, nuevamente, no fue sencillo. Los enormes errores en programas anteriores, como el del Sheridan, habían costado muchísimo dinero en vehículos luego inútiles. Los congresistas, recelosos, tuvieron que ser firmemente convencidos para que aceptaran el hecho de que el Abrams era realmente mejor que los otros.

Después de dos años de pruebas, comenzaron las entregas el ejército el 28 de febrero de 1980. Cinco años más tarde, estos modelos iniciales habían enseñado muchas cosas. Fue así como, mejoras mediante, se cambió la producción al M1 A1, que comenzaron a salir de la línea de ensamblaje en agosto de 1985.

Una de las mejoras más patentes fue el cambio del cañón. Producto de una época anterior, el M1 usaba un cañón de 105 mm de ánima rayada, igual al del M60. Se trataba del diseño británico que habían aceptado las versiones finales del M48, un tanque de la época de Vietnam. Era obvio que en mitad de la década de 1980 un tanque de primera línea no podía seguir usando un arma de ese calibre, cosa que también habían entendido los alemanes para su Leopard 2.

Empleo en combate

El Abrams fue probado en combate por primera vez en la Guerra del Golfo en 1991. Se enviaron un total de 1 848 M1A1 HA (Heavy Armour) a Arabia Saudita. El M1A1 HA demostró ser superior a los anticuados tanques iraquíes T-55 y T-62 de la fabricación soviética, así como a los T-72 soviéticos construidos en Irak con componentes importados y sus versiones locales (el tanque Asad Babil). Los T-72 exportados a países por fuera de los del Pacto de Varsovia, así como los producidos en fábricas con licencia (salvo las versiones checa, hindú y la hecha en la antigua Yugoslavia) localmente carecían de equipos de visión nocturna y sistemas de tiro modernos.

El M1A1 era capaz de conseguir impactos a distancias superiores a 2.5 km. Esta ventaja fue crucial en la lucha contra tanques de diseño soviético durante la operación Tormenta del Desierto, puesto que el alcance efectivo del cañón principal de los tanques iraquíes era inferior a 2 km y, a diferencia de los modelos en servicio en el Ejército Rojo, los tanques iraquíes no podían disparar misiles antitanque. En consecuencia los Abrams podían acertar a los tanques iraquíes antes de que el enemigo pudiera replicar, una ventaja decisiva en este tipo de combate. En los incidentes con fuego amigo el blindaje frontal de la barcaza y en las partes frontales y laterales de la torreta soportó impactos directos de proyectiles APFSDS de otros Abrams. No se puede decir lo mismo del blindaje lateral de la barcaza o del trasero de la torre, puesto que durante la Batalla de Norfolk ambas áreas fueron penetradas por munición de uranio empobrecido al menos en dos ocasiones.

M1 destruido en Irak

Sólo 23 M1A1 HA fueron puestos fuera de combate, según los reportes de prensa de la misión norteamericana aducen que se dio la mayoría de ellos por incidentes de fuego amigo; desconociendo que para la época ya las tropas iraquíes contaban con proyectiles anticarro y lanzagranadas capaces de hacer frente a este blindado, se dice que de ellos solamente 9 quedaron permanentemente fuera de servicio. Sólo un tripulante perdió la vida (debido a un impacto lateral con munición de uranio empobrecido) y el número de bajas por fuego hostil fue más elevado de lo que se cree, ya que las tácticas de guerra urbana desplegadas por la ofensiva iraquí hicieron de formaciones separadas presa del embate de ataques de muyaidines y unidades de la antigua Guardia Republicana Iraquí. Las unidades M1A1 que recibieron fuego amigo con proyectiles de uranio empobrecido quedaron fuera de servicio con daños no reparables debido al grado de contaminación radioactiva.

Existe al menos un relato que solamente aparece en la Evaluación Oficial de Estados Unidos de la Guerra del Golfo acerca de un tanque Abrams que recibió tres impactos perforantes de energía cinética de un tanque T-72 Asad Babil. Los proyectiles no consiguieron penetrar el blindaje, pero debido al daño externo sufrido el tanque debió ser enviado a un área de mantenimiento, posiblemente los impactos incendiaron las cajas de almacenamientos. Las evaluaciones en el punto del impacto indican que los proyectiles eran convencionales puesto que no se halló signo alguno de radiación. Este es el único caso expuesto y verificado de un M1A1 puesto fuera de combate por un tanque iraquí.

El informe oficial indica que otros seis Abrams fueron alcanzados por impactos de 125 mm disparados por tanques T-72, que según los reportes oficiales de prensa de Estados Unidos provocaron daños menores, otras fuentes aseveran que los daños fueron tan graves que a blindados con un tipo de protección similar se les restringía ciertas actividades.

En la noche del 26 de febrero de 1991, cuatro Abrams fueron puestos fuera de combate por lo que aparentemente fueron misiles Hellfire disparados por helicópteros de ataque AH-64 Apache en un incidente con fuego amigo, resultando heridos varios tripulantes. Se sospecha que los daños pudieron también ser el resultado de una emboscada por parte de blindados iraquíes. Los tanques formaban parte de la fuerza de operaciones 1-37, que estaba atacando a la División Tawalkana de la Guardia Republicana. Los vehículos implicados fueron los números B-23, C-12, D-24 y C-66. Sin embargo el C-12 fue impactado y penetrado por un proyectil de uranio empobrecido y existen evidencias de que otro T-72 tal vez consiguió impactar en el B-23. Los tanques D-24 y C-66 sufrieron también algunas bajas. Solo el B-23 fue una pérdida definitiva.

Otros tres Abrams de la 24ª División de Infantería fueron abandonados tras las líneas enemigas el 27 de febrero tras un rápido ataque al aeropuerto de Talil, al sur de Nasiriya. Uno de ellos fue alcanzado por fuego enemigo y los otros dos se quedaron atascados en el barro. Los tanques fueron destruidos por los estadounidenses para evitar que el ejército iraquí los capturase intactos.

El 29 de octubre de 2003, dos soldados perdieron la vida y uno resultó herido cuando una mina antitanque improvisada, construida a partir de 3 proyectiles de artillería de 155 mm puso fuera de combate un Abrams. Estas fueron las primeras muertes producidas por fuego enemigo a la tripulación de un Abrams. Según se deduce de las fotografías que circulan en Internet sobre este tanque en particular, el daño fue devastador, al punto que la torreta fue lanzada a varios metros del casco del M1 por la intensidad de la explosión.

También se produjeron varias muertes en accidentes durante las mayores operaciones de combate en Irak, cuando la tripulación de un Abrams perteneciente a la Infantería de Marina pereció al caer con su M1 al cauce del río Eufrates cuando el peso del blindado colapsó la estructura del puente.

El 27 de noviembre de 2004 un tanque M1A2 Abrams fue gravemente dañado por un IED (sigla en inglés por dispositivo explosivo improvisado) también compuesto de varios proyectiles de artillería de 155 milímetros enterrado en la carretera causando la muerte de su conductor por heridas de metralla cuando la explosión detonó debajo del tanque. La parte inferior, al igual que el techo y la trasera, son las partes más vulnerables de los carros de combate. Los otros tres miembros de la tripulación pudieron salvar la vida ilesos. El blindado fue retirado del servicio para su eventual reparación.

El 25 de diciembre de 2005 otro M1A2 se vio afectado por un incidente idéntico al anterior: una bomba improvisada estalló en una avenida de Bagdad dejándolo fuera de servicio y causando la muerte a su conductor. El blindado ardió durante varias horas.

El 4 de junio de 2006 dos soldados murieron en Bagdad cuando otro dispositivo improvisado fue detonado cerca de su tanque M1A2 mientras estaban en sus escotillas de observación.

Hasta la actualidad ningún tanque Abrams ha sido totalmente destruido como resultado de fuego de un tanque o vehículo enemigo, aunque se han perdido varias unidades en emboscadas empleando cohetes anticarro de corto alcance RPG-7Abb34. También, durante la operación Tormenta del Desierto cuatro Abrams de la 1ª División Acorazada fueron gravemente dañados en lo que se cree fue un ataque por error con misiles Hellfire por parte de helicópteros Apache, aunque tampoco se descarta una emboscada de blindados enemigos pertenecientes a la División Tawakalna, de la Guardia Republicana Iraquí.

El Abrams en la actualidad

El modelo más moderno de este tanque es el M1A2, al cual han sido convertidos un número considerable de M1. Igualmente, en 1996 se actualizaron a ese nivel otros 580 M1, y en 1999 el ejército comenzó a mejorar otros M1 al M1A2 SEP (System Enhancemente Program). El SEP incorpora capacidades de electrónica digital en lo más profundo del aparato, haciendo innecesarios los parches o apliques parciales en los sistemas.

Ya no queda en servicio ninguno de los primeros M1; el último modelo fue retirado de servicio en septiembre de 1996. Era usado en Fort Knox para adiestramiento de reservistas y personal de la Guardia Nacional. Todos los demás fueron reconvertidos a M1A2, modelo que ahora llega directamente de las fábricas a las unidades.

Una de las últimas mejoras que se ha incorporado a este tanque es un APU (Auxiliary Power Unit, Unidad de Poder Auxiliar). A veces los tanques tienen que mantenerse detenidos, pero con los sistemas andando, ya que pueden ser necesarios muy rápidamente, sobre todo si están en combate. Los tanques con motores diesel pueden reducir las revoluciones del motor, dejándolo encendido con lo mínimo (lo que se conoce como al ralenti): de esta manera no gastan baterías ni tampoco excesivo combustible. Sin embargo, los motores de turbina no pueden hacer esto, de manera que muchas veces gastan combustible estando parados.

La APU permite que el Abrams apague su motor de turbina, y mantiene encendidos todos los sistemas, dejando listo al tanque para el combate sin tener que gastar inutilmente tanto carburante.

Las mejoras posteriores incluyen blindaje de malla de uranio empobrecido para todas las variantes, una reconstrucción del sistema que actualiza todos los A1 (M1A1 AIM), un paquete de mejoras digitales para el A1 (M1A1D), un programa logístico para estandarizar componentes entre el Ejército y los Marines (M1A1HC), y una mejora electrónica para el A2 (M1A2 SEP).

Durante las operaciones Escudo del Desierto y Tormenta del Desierto, y para las misiones en Bosnia y Herzegovina, algunos M1A1s recibieron mejoras en el blindaje. El M1 puede ser equipado con diversos sistemas barreminas (de rastrillo o mayal). El chasis del M1 es la base para el vehículo de ingenieros de combate Grizzly y para el posapuentes pesado M104 Wolverine.

El TUSK

TUSK de un M1A2

Con la creciente necesidad de mejorar la protección en ambientes urbanos, como los presentes en las largas guerras de Irak y Afganistán (aunque en este caso los ambientes urbanos son menos frecuentes), los militares Estados Unidos se vieron obligados, como los de otros países del mundo, a plantear alternativas para el Abrams.

El resultado fue el TUSK (Tank Urban Survival Kit, Kit de Supervivencia Urbana para Tanque). Este plus de protección incorpora otros sistemas, todos los cuales pueden añadirse al M1 en el campo de batalla, sin necesidad de mecánicos especializados o el envío del vehículo a un mantenimiento profundo.

En el combate urbano, los tanques pierden la enorme ventaja de su fuerte blindaje frontal: el enemigo puede atacar y acercarse desde todas partes, principalmente desde atrás, haciéndose más vulnerables los puntos débiles de cualquier tanque: las orugas, la unión de la torre y el casco, etc.

Por primera vez presente en un vehículo estadounidense a gran escala, el blindaje reactivo es parte de este kit, ubicándose a los costados del tanque. También se agrega en la parte posterior una armadura de reja, similar a la ya añadida al vehículo de infantería Striker. En ambos casos, el enemigo a vencer son las granadas propulsadas por cohetes, como el RPG-7.

Además se ha mejorado la protección de la tripulación al momento de usar las armas de apoyo. Para evitar que los tiradores de ametralladora fueran expuestos al tiro enemigo, se instalan escudos de vidrio blindado y un sistema de visión térmica a la ametralladora del cargador, pudiendo este protegerse e identificar mejor a sus enemigos. El comandante de carro puede disparar desde dentro del mismo gracias a un sistema de control remoto para su ametralladora correspondiente. La coordinación con la infantería, todavía más importante en el terreno urbano que en el campo abierto, se facilita con la instalación de un teléfono externo, por medio del cual pueden dialogar los oficiales a pie con los comandantes de cada unidad acorazada.

Usuarios fuera de Estados Unidos

M1 Abrams del Ejército de Irak

Lentamente, el Abrams se ha abierto paso en el arsenal de algunos países, a pesar de no tener el nivel de éxito comercial del Leopard 2. Sin duda sus logros en el campo de combate, además de la tradición de compra de algunos países, que prefieron productos estadounidenses, ha ayudado a este nivel de ventas.

Los Abrams vendidos al extrajero son de diferentes tipos, siendo algunos del modelo A1 que luego fueron actualizados. En todos ellos, la única gran diferencia con el modelo estadounidense básico es que no poseen una malla de uranio empobrecido que es parte del blindaje de capas. Este hecho se debe a que por políticas de exportación, ciertas tecnologías y materiales no pueden ser vendidas a países extranjeros.

Los actuales usuarios del Abrams incluyen a:

  • Kuwait: Compró 218 M1A2 después de la invasión de Irak y la subsiguiente guerra, para reemplazar el material perdido o capturado y homogeneizar su parque acorazado.
  • Arabia Saudita: Compró un total de 388 Abrams, siendo 315 del modelo A2 y 73 del modelo A1.
  • Egipto: Rompió su larga tradición de dependencia de material acorazado soviético al adquirir 1 005 de estos tanques. 250 eran del tipo M1A2 SEP, mientras que los restantes 755 eran M1A1 que fueron luego actualizados a ese standard.
  • Australia: Adquirió 59 unidades de un modelo especial del M1A1 en 2006; al año siguiente comenzaron a reemplazar a sus Leopard 1 AS.
  • Irak: El último comprador de este sistema de combate, ha pedido un total de 140 unidades del M1A1M en 2009, para reemplazar un enorme parque acorazado que acumula varios tipos y modelos de tanques soviéticos, muchos de los cuales están obsoletos.

Fuentes