Saltar a: navegación, buscar

Mario López Alfonso

(Redirigido desde «Mario López»)
Mario López
Información sobre la plantilla
NombreMario López Alfonso
Nacimiento2 de diciembre de 1911
La Habana, Bandera de Cuba Cuba
NacionalidadCubana
CiudadaníaCubana
OcupaciónFutbolista - delantero
Resultados deportivos
Títulos obtenidosCampeón Juegos Centroamericanos y del Caribe, 1930

Mario López. Fue un jugador cubano de fútbol, que se desempeñó como delantero, participante en las eliminatorias para la Copa del Mundo de 1934, así como en los Juegos Centroamericanos y del Caribe de 1930.

Es considerado por los especialistas como uno de los jugadores más inteligentes y entre los mejores goleadores de esta disciplina en Cuba, destacando en una época donde este deporte era dominado por los emigrantes españoles.

Síntesis biográfica

Nace el 2 de diciembre de 1911 en la barriada de Ayestarán, en los alrededores del antiguo estadio Almendares Park en La Habana, hijo de Julio López, quien fuera un destacado jugador de béisbol y luego administrador de ese estadio.

Al tener un padre pelotero, los inicios en el deporte estuvieron marcados por la práctica del béisbol, teniendo como entrenador a Evelio Pla. Se desempeñaba como outfilder, catcher, llegando a ser jugador de práctica del club Almendares.

A la edad de 15 años un amigo del padre, Gervasio González, lo convence para que se traslade para el fútbol. Al hacerlo en este deporte, se destaca como interior izquierdo y delantero.

Participa en los Juegos Centroamericanos y del Caribe en La Habana, así como en las eliminatorias para el Campeonato Mundial de 1934. En el fútbol cubano, militó en los clubes Centro Gallego, Olímpia, Iberia, Juventud Asturiana, Hispanoamérica y Litobana.

Trayectoria deportiva

Después de las andanzas iniciales por el béisbol, se dedica al fútbol, disciplina donde milita inicialmente en club Centro Gallego de La Habana. Participa en los II Juegos Centroamericanos y del Caribe celebrados en La Habana en 1930, donde es el capitán del equipo cubano.

El 3 de marzo, en el juego frente a Costa Rica anota los dos primeros goles, lograndos dos en los siguientes encuentros, más tarde una lesión no le permite jugar el resto del torneo. El equipo que además formaban entre otros Ricardo Mas y Antero Valdés, derrotó con goles de López a Jamaica por 3-1 y a Honduras por 7-0.

Entre 1933 y 1934 juega la eliminatoria para el Campeonato Mundial de Italia, el 28 de enero de 1934, anota un gol de penal en la victoria cubana por 3-1 sobre Haití en partido jugado en la capital haitiana.

El 2 de febrero en el encuentro de vuelta, - también en Puerto Príncipe – anota el gol del empate 1-1, dos días después, en el partido de desempate, logra dos goles en la victoria cubana por 6-0.

El 4 de marzo en encuentro jugado en Ciudad de México, anota los dos goles cubanos en la derrota ante los loscales por 3-2. El 18 de marzo, logra el único gol cubano en la derrota 4-1 ante los mexicanos.

Durante la carrera deportiva jugó además partidos amistosos contra los clubes, Bellavista uruguayo, Vélez Sarsfield e Independiente Rivadavia, ambos argentinos, militando al lado de grandes figuras del fútbol cubano, como son los casos de Juan Ayra, Arturo Galcerán, Antero Valdés, Salvador Buroy, Héctor Socorro y Juan Tuñas.

Anécdota

Durante la eliminatoria oara la cita de Francia 1998, al enfrentar a Haití, cuando los cubanos, que habían derrotado a los haitianos por goleada en Trinidad y Tobago, visitaron Puerto Príncipepara el partido de vuelta pudieron ver entre los carteles de la muchedumbre que les avizoraba una derrota, uno muy curioso en el que se podía leer “Recuerden a Mario López” en clara referencia a los goles que el diminuto cubano les había marcado en aquella lejana eliminatoria.

Hasta la actualidad es el máximo goleador cubano en las rondas eliminatorias mundialistas con siete goles, seguido de Lester Moré con seis.

En 1938 participa con el club Centro Gallego en el torneo Centenario de la Ciudad de Cali celebrado en Colombia y gando por el club cubano.

Retiro y vida laboral

Durante los años como jugador tuvo que alternar esta labor con otros trabajos que le permitieran ganarse el sustento. Entre 1926 y 1930 trabajó en una papelería privada haciéndolo posteriormente en una fábrica de fundición de muebles metálicos y otros lugares.

Una lesión de rodilla lo alejó de los campos de juego y lo hizo convertirse en entrenador. Se desempeñó como tal en el club Centro Gallego rompiendo así una especie de barrera social impuesta por las sociedades españolas en el futbol.

Homenajes

En 1999 la exitosa carrera del cubano recibió el reconocimiento de la comunidad futbolística internacional al ser nombrado entre los mejores 30 jugadores de la CONCACAF de todos los tiempos.

En una votación organizada por la IFFHS (International Federation of Football History & Statistics) y que fue dominada claramente por el astro mexicano Hugo Sánchez con 107 votos, Mario logró ubicarse en el lugar 17 con 13 unidades.

Desde el 2002 funciona la escuela nacional de fútbol Mario López Alfonso, la cual radica en el Estadio Pedro Marrero y que alberga las diferentes selecciones nacionales cubanas de esta disciplina deportiva.

Fuente