Saltar a: navegación, buscar

Moxibustión

Moxibustión
Información sobre la plantilla
Moxibustion 3.jpg
Concepto:La moxibustión es una terapia que se basa en la estimulación de puntos de la acupuntura por medio del calor. En la medicina tradicional china, la moxibustión es utilizada en los pacientes con una condición de vacío energético, estancamiento o frío. De hecho se considera, que la moxa promueva una mejor circulación sanguínea y de la energía vital, combatiendo de esta manera las causas de la enfermedad.

La moxibustión. Es una práctica de la medicina oriental. Es un tratamiento que utiliza los mismos puntos que la acupuntura, pero a diferencia de ésta, utiliza el calor como herramienta para aliviar tensiones. El calor es transmitido al quemar una hierba denominada "moxa" obtenida de la planta conocida con el nombre de Artemisa (Artemisia vulgaris).

Técnicas de la moxibustión

Existen dos tipos de técnicas que pueden ser utilizadas en este tratamiento.

  1. Moxibustión directa: consiste en colocar sobre el punto de acupuntura, un cono de moxa del tamaño de un grano. Esto es encendido y colocado por el terapeuta sobre la piel del paciente y se retira antes de que pueda quemarlo. Se experimenta una confortable sensación de calor que penetra profundamente en la piel.
  2. Moxibustión indirecta: Se trata de calentar los puntos de acupuntura desde una cierta distancia. Una manera de hacerlo es quemando uno de los conos de moxa sobre la cabeza de una aguja de acupuntura insertada en determinados puntos, de esta manera se transmite el calor a través de ella.
  3. Otra forma es utilizando la moxa envasada en forma de cigarrillos o habanos. Estos se encienden y se pasan a una cierta distancia de la piel.

Estas técnicas tienen como fin estimular los puntos conocidos en la acupuntura para estimular el flujo del Qi o energía vital, buscando de generar un bienestar para el paciente.
En general, la moxibustión tiene aproximadamente la misma eficacia que la acupuntura, pero hay estudios que indican que la moxibustión tiene efectos mucho más amplios y potentes.

Tipos de moxibustión.

Hay diferentes modos de aplicar la Moxibustión: La Moxibustión con puros. En este método se usa la planta de artemisa prensada en forma de puro. Se enciende un extremo y se dirige a determinadas zonas del cuerpo dejando un espacio de unos 4cms entre la piel y el puro. Se pueden usar directamente sobre la piel o sobre láminas de jengibre o ajo.
Moxibustión con Reionki. En este método se utilizan los Reionkis que son Instrumentos formados por un tubo interior donde va alojada la barra de artemisa y uno exterior que se aplica sobre el cuerpo para introducir el calor a través de la piel.
La Moxibustión con conos. Se realiza utilizando la planta de artemisa prensada en forma de pequeños conos que se colocan sobre determinados puntos de acupuntura y se encienden para transmitir el calor de la brasa al cuerpo del paciente.
La Moxibustión con agujas templadas. Consiste en insertar una bolita de artemisa sobre un extremo de la aguja de acupuntura y pinchar con el otro extremo sobre el punto a tratar. Al encender la artemisa el calor se transmite al cuerpo a través de la aguja.

Efectos de la moxibustión

  1. Mejora la circulación sanguínea y linfática. Al estimular los puntos de acupuntura con calor, los impulsos provocados por las terminales nerviosas de la piel causan la dilatación de los capilares incrementándose la circulación en todo el cuerpo. Las personas que sufren de problemas de circulación en las extremidades pueden obtener un gran beneficio de este tratamiento.
  2. Tiene una mayor efectividad a la hora de aliviar dolencias crónicas.
  3. Es un tratamiento más seguro que la acupuntura, ha sido utilizado como remedio popular durante siglos en Asia, utilizándose como terapia en el hogar.
  4. Los tratamientos con moxa pueden utilizarse no solo para aliviar dolencias especificas sino también para mantener una buena salud.

Conceptualización

La moxibustión es la hermana inseparable de la aguja (acupuntura). La primera aporta energía, calor, aviva los estancamientos de energía que puedan existir en el cuerpo y la segunda aporta una regulación mágica en los cuatro niveles: físico, mental, emocional y espiritual.
La palabra acupuntura en chino utiliza dos caracteres: uno significa aguja o acupuntura y el otro moxibustión. Por lo tanto los dos procedimientos médicos forman parte inseparable de esta rama de la Medicina China. Sin embargo la moxibustión no sólo puede ser utilizada por un terapeuta de medicina china, sino que también tiene su aplicación en la autoterapia que cualquier persona puede utilizar y cuyos efectos no se deben menospreciar, ya que junto al Chi Kung terapéutico (o Qi Gong) va a favorecer en una mejor regulación y un mayor estímulo del Chi, previniendo alteraciones en el sistema energético, así como ayudando en multitud de problemas, como es el caso del dolor en las articulaciones, también aumentando las defensas del cuerpo y estimulando tu energía vital.
El nombre de esta técnica deriva del término japonés mogusa. La mogusa es una especie de lana que se obtiene de moler las hojas de una planta conocida como Artemisa Vulgaris. Esta “lana” se utiliza para la elaboración de una especie de puros o pequeños conos que al quemarse producen un calor más o menos uniforme, no hacen chispas y su combustión es relativamente lenta. A la combustión de la mogusa los médicos occidentales le llamaron Moxibustión.

Aplicación de moxibustión

Aplicación de la moxibustión

Este es un tipo de terapia que consiste en aplicar calor en varias partes del cuerpo para restablecer y equilibrar el flujo energético del organismo.
Es una disciplina, muy popular en China y Japón, donde generalmente se combina con Acupuntura, y de la que se obtienen excelentes resultados en los tratamientos para combatir malestares crónicos, como la artritis, y aliviar dolores de diferentes tipos.
Para realizar la moxibustión, lo ideal es ponerse tumbado en la cama o en un sofá. Esta técnica se aplica en la parte anterior del cuerpo sobre tres puntos de un canal muy importante llamado "Rem Jaique el cual nace en el perineo y asciende hasta la cabeza y llega hasta el labio inferior. Los puntos a "moxar "están juntos desde el ombligo hacia abajo en una distancia de uno, dos y tres dedos (contados en la línea central desde el ombligo hacia abajo). Así, el puro se coloca a tres o cuatro centímetros de altura de esos puntos, hasta que la piel empiece a enrojecerse; esta será la señal que indica que se ha calentado bien la zona (no debemos quemar nunca la piel).
En la espalda apoyar nuestras manos en las caderas con los pulgares puestos hacia la zona lumbar, los dos puntos donde caen los pulgares a ambos lados de la columna -aproximadamente a dos dedos del pico de la vertebra 2ª lumbar- son los puntos a moxar en la espalda. Dichos puntos son muy importantes ya que dan energía al riñón, órgano fundamental donde- según esta medicina- reside la energía vital más importante del ser humano.
A un nivel local la Moxibustión ayuda en:

  1. Trastornos en las articulaciones (como la artrosis o la artritis)
  2. Trastornos derivados del frío o la humedad (rigidez lumbar)

A un nivel más amplio la Moxibustión ayuda a:

  1. Estimular el yang interno del cuerpo (fatiga)
  2. Regular el sistema digestivo (nauseas, digestiones pesadas)
  3. Regular el sistema reproductor femenino (trastornos en la menstruación)
  4. Regular el ki de bazo (cansancio permanente, fatiga de brazos y piernas, necesidad de dormir)
  5. Mayor producción de glóbulos blancos, glóbulos rojos y hemoglobina.
  6. Mejora en el tiempo de coagulación y capacidad de generación de anticuerpos.

Origen e historia de la Moxibustión

Artemisia vulgaris. Planta de la cual proviene la Moxa

La formación y el desarrollo de la Moxibustión cuentan con un largo periodo histórico. Tuvo su origen después de que el fuego entrara en la vida del hombre. Es muy posible que cuando calentaban sus cuerpos descubrieran accidentalmente alivio o desaparición de enfermedades al aplicar calor en determinadas partes del cuerpo. Después fueron buscando maneras de aplicar el calor sobre el cuerpo y descubrieron que la planta de la artemisa molida y prensada tenia una alto poder de concentración de calor y de cauterización.
Uno de los primeros tratados escritos en el que aparece la Moxibustión es el Huangdi nei jing o libro clásico de la medicina interna escrito entre los años 475 A.C. y el 221 D.C. Posteriormente aparecerían otros escritos entre los que destaca el manual ilustrado de puntos de acupuntura y Moxibustión escrito en el año 1026 D.C.
Hoy en día gracias a la difusión de la medicina tradicional china la Moxibustión se utiliza con frecuencia en todo occidente y en multitud de países del mundo. Es un método sencillo, sin efectos nocivos y que puede ser utilizado a nivel local por cualquier persona siguiendo unos sencillos consejos.

La planta de la Altamisa

En América, los pueblos originarios tenían a la altamisa como una planta sagrada, y como una panacea. Los europeos colocaban briznas de altamisa bajo sus almohadas para provocar sueños y la hierba tenía remembranzas con la práctica de magia en los tiempos anglosajones. Sus hojas eran curadas, secadas y trituradas en un mortero. La fibra obtenida de esta planta es de color amarillo y al ser tamizada se separa el vellón de la moxa, de los tallos. Su principio más destacado es su aceite, cuyo olor es agradable y aromático y cuyo gusto es amargo.

Véase también

Fuentes