Saltar a: navegación, buscar

Nayarit

Estado Libre y Soberano de Nayarit
Información sobre la plantilla
Estado de México
<span/>
Bandera de Nayarit (México)
Bandera

Escudo de Nayarit (México)
Escudo

Mapa nayarit.jpg
EntidadEstado
 • PaísBandera de los Estados Unidos Mexicanos México
Estados.jpg
Nayarit (México). Es uno de los 31 estados que junto con el Distrito Federal conforman las 32 entidades federativas de México.

La capital del estado es Tepic. Limita al norte con los estados de Durango y Sinaloa, al este con los estados de Jalisco, Durango y Zacatecas, al sur con Jalisco y el Océano Pacífico y al oeste con el Océano Pacífico y Sinaloa.

Historia

Los hechos históricos más relevantes del estado de Nayarit se encuentran enmarcados en 5 periodos: La época Prehispánica, la época Virreinal, la de Independencia, del Cantón de Jalisco, del Distrito Militar y la del Estado Libre e Independiente.

Época prehispánica

En los remotos tiempos en que los primeros pobladores de América cruzaron el Estrecho de Behring, dieron lugar a diversos grupos sedentarios en su camino hacia el sur. En el territorio de lo que hoy es Nayarit se encuentran manifestaciones de aquellos pobladores ubicados cronológica y consecutivamente en tres periodos culturales: Los Concheros, la Tradición de Tumbas de Tiro y la Tradición Aztatlán.

En lo referente a los "Concheros", nombre otorgado por la explotación de los ambientes de costa estuarinos y porque al ir desarrollándose construyeron los primeros pueblos con el desecho de estos alimentos, la arqueóloga Gabriela Zepeda reseña que en la ensenada de Matanchén y San Blas, costa nayarita, comenzó la historia de estas tierras. Desde cerca de 2000 años a. C. hasta el año 1500 a. C., existió una asombrosa ocupación de pueblos que percibieron el mar como Dios benévolo y tormentoso. Fue también el origen de la experiencia artística de modelar y cocer el barro.

La "Tradición de Tumbas de Tiro" (500 a. C.- 500 d. C.) constituye un rasgo peculiar en el desarrollo prehispánico de México, aunque se encuentran formas análogas en otras regiones del continente. Las Tumbas de Tiro encontradas a la fecha en territorio nayarita, fueron excavadas en las afueras de los, centros de población de aquellas épocas en forma de pozo vertical, con una o dos cámaras en las que colocaban a sus muertos junto a diversos objetos cerámicos como esculturas humanas y de animales, también grandes cuencos en los que depositaban ofrendas fúnebres, mismas que reflejan el desarrollo alcanzado por esta tradición, con las particularidades de la región en que se han localizado.

"La Tradición Aztatlán", que se ubica cronológicamente del periodo que va del año 700 a. C. hasta la conquista, se ha definido como el momento cultural más mesoamericano del occidente de México, al compartir rasgos culturales toltecas y recibir influencias del centro del país.

Esta rica tradición se manifestó en sus variados y bellos complejos cerámicos y de piedra pulida, obsidiana y jade, tales como: puntas de flecha; e instrumentos humanos, de dioses y animales. El trabajo de metal impactó la actividad agrícola y la explotación ambiental, se fabricaron artefactos utilitarios y objetos ornamentales y suntuarios.

La arquitectura alcanzó su esplendor cuando aparecieron los juegos de pelota, con ellos se llevo a cabo la traza organizada de extensas plataformas, patios y plazas con pirámides de ciertas elevaciones, calzadas y caminos empedrados, escalinatas, grabados en piedra de adoramiento, columnas como soportes de pórticos; techados con vida, morillos, postes, palmas y zacate, utilización de pisos y paredes de adobe. Fue común el entierro en grandes ollas en donde los esqueletos yacen en posición sentada o extendida, acompañados de ofrendas fundamentalmente hechas de cerámica.

Ixtlán, que significa lugar dedicado al Dios del Viento, tuvo su apogeo como ciudad en "La Tradición Aztatlán", en una zona que se extendió en más de ochenta hectáreas. En la fase tardía que corresponde al periodo que va de 1110 d. C. al 1525, se encuentran expresiones artísticas como cerámicas lisas rojas de uso doméstico, cajetes y molcajetes trípodes con decoración blanca sobre rojo. En este mismo periodo se desarrollo la metalurgia utilizada para fundir objetos ornamentales, rituales e instrumentos bifaciales de obsidiana. Sobre laderas construyeron extensos terraceados, áreas de palacios, espacios de culto, casas del pueblo, lugares de labranza y talleres de talla de obsidiana.

Época Virreinal

En 1524, llegó a la región la expedición de Francisco Cortés de San Buenaventura e inició la conquista y evangelización en diversos puntos de la entidad. El 8 de mayo de 1530, Nuño Beltrán de Guzmán conquistó el territorio nayarita, a quien llamó "Conquista del Espíritu Santo de la Mayor España". El 25 de julio de 1532, se fundó la Nueva Galicia con su capital Santiago de Galicia de Compostela, cuya extensión abarcaba los hoy estados de Colima, Jalisco, Aguascalientes, Durango, Sinaloa, San Luis Potosí y Nayarit.

En 1536, Diego Pérez de la Torre fue el primer gobernador del reino. En 1538, se produjo la primera rebelión indígena en contra de los españoles. En 1722, se venció la última resistencia a la conquista española, los peninsulares lograron conquistar la Sierra de Álica de Nayarit.

En 1744 se fundó el primer puerto en el estado de Nayarit. Se abrió a la navegación marítima el Puerto de Matanchén, el cual desapareció en 1768. En este mismo año, el señor José de Gálvez, funda el Puerto de San Blas. En el periodo que va de 1768 a 1792 fué, sin duda la época de oro de la navegación del principal puerto de Nayarit. Del Puerto de San Blas salieron durante este lapso 7 expediciones de jesuitas y franciscanos para la conquista de las Californias, destacando la expedición de los 12 misioneros franciscanos quienes, encabezados por fray Junípero Serra, partieron del Puerto de San Blas en el “San Carlos” rumbo a Baja California y hacia Filipinas en 1779.

El Puerto de San Blas se distinguió como uno de los más importantes de México, en cuanto al comercio y la navegación con las regiones de Norteamérica, con las regiones del occidente de México y con el lejano y cercano oriente.

En enero de 1801 apareció el rumor por todo el territorio de Nayarit de la aparición de El Indio Mariano alias “Máscara de Oro”, líder natural indígena que buscaba la independencia y la autonomía del territorio respecto al yugo español, los propios españoles y los representantes de sus intereses en esta región se alarmaron y reprodujeron el rumor del Indio Mariano hasta la ciudad de Guadalajara y otras poblaciones de la zona.

Época de Independencia

El 23 de Noviembre de 1810, el cura José María Mercado de Ahualulco, Jalisco, se presentó en Tepic como representante del ejército libertador e independentista del cura Miguel Hidalgo y Costilla.

Consumada la independencia de México, en 1824, las pugnas entre centralistas y federalistas produjeron una situación social y política inestable. En Jalisco, mientras no se definía el Gobierno Federal, se conformó el primer Congreso Constituyente con 19 diputados, 17 de Jalisco y 2 de Nayarit, Ramón Ignacio Prisciliano Sánchez de Ahuacatlán y José Ignacio Cañedo de Compostela, Nayarit.

Séptimo Cantón de Jalisco

En 1825, el antiguo territorio de la Nueva Galicia se transformó, con el Congreso Constituyente de Jalisco, en Séptimo Cantón de Jalisco compuesto por 7 departamentos (Tepic, Acaponeta, Ahuacatlán, Sentispac, San Blas, Santa María del Oro y Compostela) y 14 municipios.

En 1835, terminó el primer periodo federalista e inició también el primer periodo centralista. El gobernador de Jalisco promulgó un decreto para suprimir los Ayuntamientos. De 7 Departamentos se pasó a 2 Partidos o Distritos (Tepic y Ahuacatlán), y de 14 municipios se pasó a 13 Pueblos.

La fábrica textil de Bellavista en el municipio de Tepic, se fundó en 1841 por el señor Eustaquio Barrón y Guillermo Forbes y en 1842 surgió el Ingenio Azucarero de la Hacienda de Puga.

En 1847, Juan Escutia, nativo de este estado, se distinguió junto con otros cadetes en la defensa de México en contra de la invasión norteamericana.

El 20 de septiembre de 1857, Manuel Lozada, “El Tigre de Álica”, junto a un grupo de indígenas Coras, asaltó la hacienda de Mojarras, municipio de Santa María del Oro. En 1858, Lozada se unió a los conservadores y se enfrentó a los liberales de la región; en 1860 Lozada se separó de los conservadores; el primero de febrero de 1862, se firmó el Tratado de Pochotitán en la ciudad de Tepic, entre el gobernador de Jalisco, Pedro Ogazón, y Manuel Lozada, “El Tigre de Álica”, a fin de pacificar el territorio de Nayarit. El 14 de enero de 1864, Lozada firmó un documento en donde reconoció al gobierno monárquico de Maximiliano de Habsburgo. Al triunfar la República, el 7 de agosto de 1867, se decretó que el Séptimo Cantón de Jalisco se transformaría en Distrito Militar de Tepic, dependiente del Distrito Federal.

Distrito Militar de Tepic

En 1870, por primera vez hizo erupción el volcán del Ceboruco y Lozada volvió a tomar las armas, convocando a los pobres y menesterosos a continuar la lucha por la independencia de Nayarit. En 1873, Lozada publicó su “Plan Libertador”, en él se observa a un Lozada más distante de los conservadores Barrón y Forbes y más cercano a los liberales Castaños. Ante la amenaza de que Lozada tomara Guadalajara, los hacendados de la época y las fuerzas gubernamentales decidieron enfrentar con todos sus recursos militares a “El Tigre de Álica” en la población La Mojonera, el día 28 de enero de 1873, desde esa fecha fue perseguido hasta ser asesinado el día 19 de julio del mismo año. Muerto Lozada, el porfirista Manuel González y el lozadeño Juan Lerma firmaron en Xalisco, Nayarit, la paz definitiva del Distrito Militar de Tepic, el día 12 de abril de 1880. En 1833, se estableció la fábrica de hilados y tejidos de Jauja.

En 1894 se produjo el primer movimiento obrero en la fábrica de Bellavista, organizado por las mujeres Francisca y Maclovia Quintero, Victoriana Arroyo, Adelina y Mariana Castañeda; en 1896, se levantó el movimiento obrero en la fábrica de Jauja y en 1905 los hermanos Pedro Gregorio y Enrique Elías llevaron a cabo un nuevo levantamiento obrero en la fábrica textil de Bellavista.En 1912, se inauguró el tramo de ferrocarril Tepic-Acaponeta, hecho que permitió un considerable desarrollo en el estado.

Estado Libre y Soberano de Nayarit

El 1º de mayo de 1917, el Distrito Militar de Tepic se transformó en Estado Libre y Soberano de Nayarit. El 5 de febrero de 1918 se firma la Constitución Política del Estado de Nayarit. En 1926, se terminó la vía del ferrocarril que une la ciudad de Tepic con Guadalajara.

Durante el periodo 1934-1937, se da fin al dominio de estructuras políticas, sociales, económicas y culturales de los latifundios en Nayarit.

De 1946 a 1951 se inició una nueva etapa de modernismo en la entidad. Para 1969 se fundó la Universidad Autónoma de Nayarit y en 1972 Instituto Tecnológico de Tepic.

En 1989 se constituyó el municipio número 20, Bahía de Banderas, localizado al sur del estado, colindando con el estado de Jalisco.

En el periodo de 1987 a 1993 se construyó la presa hidroeléctrica de Aguamilpa, el aeropuerto internacional de Tepic; las autopistas Plan de Barrancas y Tepic- Crucero de San Blas, se inauguraron los puentes del Filo sobre el río Acaponeta, el puente Huajicori sobre el río Las Cañas y el de Tuxpan sobre el río San Pedro.

De 1993 a 1999 se construyó la autopista Tepic-Guadalajara y se inauguró el puente Villa Hidalgo-La Presa-Santiago sobre el río Santiago.

Geografía

Nayarit está situado en la región occidente del territorio nacional, entre las siguientes coordenadas geográficas extremas: al norte 23º 05’; al sur 20º 36’ de latitud norte; al este 103º 43’, al oeste 105º 46’ de longitud oeste. Limita al norte con los estados de Durango y Sinaloa, al este con los estados de Jalisco, Durango y Zacatecas, al sur con Jalisco y el Océano Pacífico y al oeste con el Océano Pacífico y Sinaloa.

Clima

La entidad presenta variedad de climas, en donde las temperaturas más bajas son de clima templado y se registran al noroeste de la capital Tepic y el clima tropical se presenta en toda la costa del Pacífico, clasificándose de la siguiente forma: cálido subhúmedo, el 65% de la superficie estatal; semicálido subhúmedo el 33% y templado el 2%.

En la llanura costera se presentan lluvias de importancia durante gran parte del año, con precipitaciones que fluctúan entre los 900 y 1,500 mm anuales. Esto sucede en un 55% del territorio del estado, mientras que el 45% restante presenta un clima semicálido subhúmedo y templado. La temperatura media anual en la entidad es de 21 °C y la precipitación media anual es de 1,150 mm.

Flora y fauna

Flora nayarit.jpg

Respecto a la flora en su mayoría corresponde al grupo llamado sabana y bosque tropical, en este último predominan especies como el huanacaxtle, cedro, caoba, mangle, palmera y los amates. En la zona del altiplano prevalece la vegetación del tipo bosques mixtos de pino-encino y de otras variedades como el fresno y el nogal. En la zona serrana sobresalen las coníferas, vegetación de clima templado.

Las especies más comunes de la fauna son: Venado, jabalí, tigrillo, conejo, armadillo, tejón, mapache, paloma, chachalaca, patos silvestres, codorniz, zanates y tordos, entre otros muchos.

Desarrollo económico

Agricultura

Se aprovecha en el estado una superficie aproximada de 373,468 hectáreas. En los cultivos cíclicos se utiliza una superficie de 203,568 hectáreas que representan el 54.5 % del total sembrado, mientras que para cultivos perennes se dedican 169 900 hectáreas que representan el 45.5% restante de la superficie productiva estatal.

Los principales productos de la agricultura nayarita, de acuerdo a la cantidad de superficie sembrada y cosechada, son: maíz, 43 322 hectáreas; frijol, 63 834; sorgo, 54 629; tabaco, 2 562; y arroz, 6,071 hectáreas; otros cultivos también de gran importancia son: chile verde, sandía, cacahuate, jitomate y chile seco. Por parte de los cultivos perennes: la caña de azúcar, con 30 562 hectáreas; café 20,473; mango, 22 680; plátano, 6 863 y aguacate, con 2,278 hectáreas. La tasa de participación del producto interno agrícola estatal con respecto al nacional es del 2.56%.

La producción tiene un alto valor estatal y nacional. Los mercados de destino se localizan en Guadalajara y Ciudad de México, sobresalen por su calidad internacional el mango y el tabaco, siendo exportados a países de América y Europa, principalmente, aunque también se exporta en menor cantidad papaya, melón, aguacate, chile y otros.

Ganadería

Los inventarios ganaderos estatales en 2006 fueron de: 789 909 cabezas de bovinos, aportando el mayor valor de la producción estatal; porcinos, con 339 957 cabezas; caprino, 221 327. En aves se cuenta con 3 857 954 unidades. La participación de la ganadería en el P.I.B. nacional es del 1.24%.

Sivilcultura

Cuenta con una amplia variedad de especies maderables como pino, encino, cedro, caoba, amapa, huanacaxtle y otras, cuyo volumen de producción es de cerca de 200 mil metros cúbicos en rollo. Llas variedades que generan mayor valor económico son el pino y el encino, aunque la inmensa mayoría de este recurso se encuentra sub-aprovechado contando con un potencial de 150 mil hectáreas de uso forestal. Su participación en el P.I.B. nacional es del 1.62%.

Pesca

Nayarit cuenta con un litoral de 289 kilómetros de longitud y una plataforma continental de más de 16 mil kilómetros cuadrados, aguas estuarinas y lagunas con más de 900 kilómetros cuadrados y un gran embalse de 128 kilómetros cuadrados de la presa hidroeléctrica de Aguamilpa.

Las lagunas más importantes son las de Santa María del Oro, San Pedro Lagunillas y Tepetiltic; los esteros de San Blas son fuente importante de producción acuícola y pesquera, principalmente. En materia de infraestructura pesquera Nayarit cuenta con 2,283 embarcaciones para la captura de camarón y pescado por año, contando con gran producción en el renglón de la acuacultura.

La organización social para la explotación pesquera se encuentra estructurada a través de 75 sociedades cooperativas con una membresía de más de 5 mil socios, varias uniones ejidales pesqueras, uniones de pescadores, empresas privadas y escuelas tecnológicas y de ingenierías.

En los municipios de San Blas, Santiago Ixcuintla, Tecuala, Tuxpan y Rosamorada, se localizan importantes centros de producción y experimentación pesquera y acuícola, a través de granjas que aplican tecnología de punta en los cultivos de camarón y mojarra tilapia. Las especies más importantes son: Camarón, mojarra, huachinango, sierra, lisa, cazón, ostión, tiburón, bandera, robalo, carpa, pargo y corvina. La producción pesquera anual es alrededor de las 20 mil toneladas. La participación en el P.I.B. Nacional es de 2.40%.

Industria

En la industria manufacturera nayarita, el subsector más importante es el de productos alimenticios, bebidas y tabaco con el 92% del producto interno bruto manufacturero total. La tasa de participación de la industria manufacturera nayarita respecto a la nacional es de 0.67%.

Existen empresas manufactureras de productos agrícolas, alimentos y bebidas. La industria tabacalera es una de las más importantes, la producción anual rebasa las 27 mil toneladas, de las cuales se exportan poco más de 9 mil toneladas a países como Estados Unidos, Brasil, Inglaterra, Italia, Dinamarca, Bélgica, Alemania, Portugal, Israel, Japón, Turquía, Holanda, Australia, Austria, Suecia, Suiza, Rusia e Irlanda. El proceso industrial abarca el horneado, desvenado y fabricación de cigarrillos.

Destaca también la fabricación de azúcar, alcohol y derivados realizada por los ingenios El Molino y de Puga; que procesan aproximadamente 7.5 millones de toneladas, que produce una superficie de más de 22 mil hectáreas. La derrama económica por este renglón beneficia no sólo a los productores, sino a los ejidos que organizados trabajan en el cultivo y producción de caña de azúcar, realizando diversas obras de carácter social que han elevado la calidad de vida.

La industria extractiva se representa por la explotación de ramas de extracción y beneficios de minerales no metálicos y materiales pétreos como cantera y calizas, localizándose algunos centros con reservas probables en las zonas serranas en los municipios de Acaponeta, Huajicori, Tepic, Santiago, Compostela y Santa María del Oro, con un volumen de producción actual mayor a las 60 toneladas, procesadas por 17 unidades productoras.

Existen yacimientos explorados que muestran un gran potencial con reservas totales superiores a los 9 millones de toneladas de minerales metálicos, 60 millones de toneladas de calizas y otras también importantes como caolín y andesitas por mencionar algunas. La participación en el P.I.B. nacional es de 0.22%.

Comercio

El comercio se realiza por establecimientos que en 95.4% practican el menudeo y dan empleo al 84% de la población económicamente activa estatal ocupada en el sector. Los establecimientos de comercio al mayoreo apenas alcanzan el 4.54% del total de los establecimientos comerciales de la entidad y dan empleo al 16% de la población ocupada en el sector. Tepic, capital nayarita, absorbe el 38.9% de los comercios, siguiendo en importancia: Santiago Ixcuintla, Compostela, Bahía de Banderas, Tuxpan y en menor proporción Ixtlán del Río. La modernización del comercio se está dando con la instalación de grandes cadenas de tiendas de autoservicio nacionales. Existe un total de 12,484 establecimientos comerciales, de los cuales 567 son de comercio al mayoreo y 11,917 son de comercio al menudeo. La participación en el P.I.B. nacional es de 0.65%.

Servicios

Las actividades más importantes del sector servicios se encuentran estrechamente ligadas al turismo, a la producción agropecuaria, pesquera e industrial. El subsector de restaurantes y hoteles contribuye con el 42% de los ingresos brutos del sector, en importancia le siguen: el subsector de servicios profesionales, técnicos, especializados y personales con el 12.3%; el de servicios educativos, de investigación, médicos, de asistencia social y asociaciones civiles y religiosas con el 12.2% del total de los ingresos brutos; los servicios relacionados con la agricultura, la ganadería, construcción, transportes y financieros, alcanzan el 12%; y los servicios de reparación y mantenimiento con el 11.8%.

Desarrollo social

El estado tiene una gran riqueza arquitectónica legada por la época colonial, siglo XIX y principios del siglo XX. Construcciones estilo europeo, que se encuentran diseminadas en sus principales poblaciones. Destacan en Tepic, la Catedral y el Palacio de Gobierno, así como la exfábrica Textil de Bellavista, el exconvento de la Cruz, la Casa Fenelón, los puentes de San Cayetano y Jauja, el Rey Nayar y el Angel de la Independencia; en Compostela, la Iglesia en su cabecera municipal; en Santiago Ixcuintla su Iglesia; la Casa Aguirre, en Tuxpan; y en la localidad de Coamiles las huellas del pasado prehispánico, cinceladas en piedra.

Sobresalen los templos de los 20 municipios y las presidencias municipales de Tepic, Jala, Acaponeta y Santa María del Oro. Las ex–haciendas de Chilapa, San Cayetano, Sentispac, Pozo de Ibarra, el Conde, Miravalles, la Escondida, Puga, Mora, San José de Mojarras, Xalisco, Jauja y San Luis de Lozada, que representan, además de un testimonio histórico-cultural, un fascinante atractivo turístico.

Museos

Sobresalen La Casa-Museo de Juan Escutia; los museos de: Amado Nervo, Emilia Ortíz, de Los Cuatro Pueblos, el Aramara, el de Antropología e Historia y el de Mexcaltitán, en la Isla del mismo nombre.

Fiestas, danzas y tradiciones

Baile Típico

Nayarit cuenta con una diversidad de atractivos culturales, entre los que se encuentran: el folklore étnico Huichol y Cora; sobresalen la Semana Santa Cora, la Judea en Jala, el “Cambio de Varas” en la Casa Fuerte de El Nayar, que significa el cambio de poderes en los primeros días de cada año.

Las fiestas tradicionales son verdaderos puntos de concentración social, en su gran mayoría son de tipo religioso y se ven asociadas con exposiciones comerciales. Cada municipio o localidad cuenta con sus fiestas, danzas y tradiciones, de las más importantes en el estado son: La Feria Nacional de Tepic en el mes de marzo; la “Feria del Elote” o de La Purísima Concepción el día 15 de agosto en Jala y Xalisco; la Feria Abrileña de Tuxpan; la Feria de la Primavera en Santiago Ixcuintla; la veneración a la Virgen de la Candelaria el día 2 de febrero en Huajicori; así como de la Virgen de Guadalupe en el Santuario y en la iglesia del poblado de El Pichón en el municipio de Tepic.

En todas las manifestaciones religiosas católicas, el día de la festividad es precedido por expresiones populares de festejos, que muestran los jubileos por la pronta llegada de la celebración de la víspera y “el mero día” de las conmemoraciones. Éstas consisten de peregrinaciones con carros alegóricos y velas encendidas por parte de los fieles, acompañamiento de grupos de danzantes de atuendos y ritmos musicales prehispánicos, grupos de músicos que acompañan los cánticos de la gente y los fuegos artificiales, tanto en la procesión, al arribo a las iglesias, como en el momento cumbre de la celebración en el que se acostumbra realizar la quema del toro y el castillo.

También se celebran las fiestas patrias al igual que en todo el país, con jaripeos, música y bailes populares en la mayoría de las localidades rurales. En las zonas urbanas se organizan noches mexicanas, fiestas populares en las plazas públicas y en todos los comercios y centros de esparcimiento se cuenta con expresiones de ambiente festivo.

Música

En cuanto a la música, cada municipio tiene algunas peculiaridades musicales, en las que prevalecen las interpretadas por bandas tipo sinaloense, mariachis, rondallas, tríos, orquestas y conjuntos musicales.

Artesanías

Orgullo de los nayaritas son las artesanías de los Coras y Huicholes representadas por objetos de madera cubiertos con chaquira multicolor sobre cera, en diseños auténticamente indígenas, como máscaras, cabezas de animales salvajes, jícaras de coastecomate, serpientes y cuadros de imágenes de sus creencias religiosas prehispánicas, estos en estambre multicolor adherido con cera, y gran cantidad de accesorios personales como collares, pulseras, dijes y anillos.

Es de destacarse, por la perfección de sus diseños, la elaboración de los trajes Huicholes que incluyen el sombrero, ambos con gran riqueza de accesorios y decorados que pueden ser adquiridos por el turismo. Esta producción artesanal despierta la admiración entre la población mestiza y los visitantes, a la vez que es el principal orgullo de los nayaritas.

Otras manifestaciones artesanales producto del mestizaje son la elaboración de muebles tradicionales de madera y palma en el municipio de Jala, la alfarería en Ixtlán del Río, la cerámica azul en Ahuacatlán ó el tallado artístico de la roca en la comunidad de Yago en Santiago Ixcuintla, muestra del ingenio y creatividad de los nayaritas.

Gastronomía

El estado posee una rica variedad de platillos con base en los productos que con más bondad se generan. De los productos del mar, la población consume camarón, pescado, ostión y pulpo, preferentemente. En menor medida almeja, langosta, calamar, cayo perla y cayo de hacha. Los alimentos que prefiere la población son: el jugo de camarón, cebiche de camarón y camarón seco, ostión al natural, en su jugo o zarandeado, pescado zarandeado, frito o en cebiche y pulpo cocido. Acompañados todos con verduras y cerveza. La cocina de mariscos ha enriquecido los platillos que en la entidad se preparan, permitiendo así una gran diversidad de recetas. Sin embargo, la mayor parte de la población los consume de manera natural.

De los productos de la ganadería la carne zarandeada, asada con carbón vegetal, caldo de res; puerquito al horno, carnitas y chicharrón, birria de res, chivo y borrego y pollos asados y rostizados, son algunos de los platillos preferidos por los nayaritas.

Turismo

Zona Turística

Sus recursos naturales sitúan a Nayarit como una entidad privilegiada, de exuberante vegetación y paisajes de belleza extraordinaria, sus litorales, de 289 kilómetros de longitud, se conforman de playas, esteros, islas, lagos, montañas, lagunas y manantiales. Además, las etnias Cora y Huichol, con su producción artesanal y sus fiestas tradicionales, son una invitación permanente para el turismo.

Destaca la zona turística de Nuevo Vallarta, ubicada en el municipio de Bahía de Banderas, que acompaña la belleza de sus recursos naturales con la infraestructura hotelera y de comunicaciones formando un atractivo turístico de importancia internacional; la zona costa sur es poseedora de una vasta región de litoral con playas de gran belleza como: Punta de Mita, Destiladeras, La Cruz de Huanacaxtle, Sayulita y San Francisco.

Por su parte, Compostela cuenta con recursos turísticos importantes, sobresalen los atractivos de Rincón de Guayabitos, Lo de Marcos, Chacala, Chacalilla, La Peñita y otras; todos estos centros tienen infraestructura restaurantera y de trailerpark, en menor medida hotelera, exceptuando a Rincón de Guayabitos que cuenta con amplia infraestructura hotelera, bares y discotecas. En el norte de la entidad, en los municipios de Tecuala y Santiago se encuentran las playas de El Novillero (considerada la más grande del país), las playas de Los Corchos y El Sesteo. Las playas del Rey, el Borrego, Islitas y la Bahía de Matanchén en el municipio de San Blas. Además de los paseos-balneario La Tovara y El Cocodrilario.

Las lagunas de Santa María del Oro, Tepetiltic y San Pedro, en San Pedro Lagunillas; en el municipio de Tepic La Presa Hidroeléctrica de Aguamilpa, con pesca y paseos. Todas con extraordinarios paisajes y escenarios que son ideales para practicar deportes acuáticos como: esquí, vela, remo y pesca.

Fuentes