Saltar a: navegación, buscar

Ocultismo

Ocultismo
Información sobre la plantilla
Ocultismo.jpg
Concepto:Doctrina mística sobre la existencia de fuerzas misteriosas del más allá, con las cuales personas escogidas pueden establecer contacto.

El ocultismo es el estudio y la práctica de diversas creencias y prácticas misteriosas de carácter dogmático, que antiguamente se llamaban «ciencias ocultas», tales como la alquimia, la magia, la nigromancia, la astrología, el horóscopo, la cábala, la adivinación, el espiritismo, la brujería, el vudú, la santería, el macumba, la lectura de manos, la lectura de hojas de , el uso de la tabla uiya, el uso de las cartas de tarot, y un sinfín de cosas más, que en la antigüedad pretendían dominar los secretos del universo. Estas prácticas también pretendían desarrollar poderes latentes en el ser humano.

La palabra «oculto» proviene de la palabra latina occultus y lleva la idea de cosas escondidas, secretas y misteriosas.

Características

  • Lo oculto trata con cosas secretas o escondidas.
  • Lo oculto trata con operaciones o eventos los cuales parecen depender de poderes humanos que van más allá de los cinco sentidos.
  • Lo oculto trata con lo sobrenatural, la presencia de fuerzas angélicas o demoníacas.

La tabla ouiya

Es un instrumento para comunicarse con los espíritus de los muertos. Comúnmente es una tabla con las letra del alfabeto pintado y palabras sencillas como: "Si" o "No". Se usa con un marcador o puente que se mueve bajo la mano del médium deletreando las respuestas a las preguntas que se hagan a cierto espíritu. Muchas veces se introduce la tabla en una actividad social como un juego.

El ocultismo en la Biblia

Los escritores de la Biblia (en el I milenio a. n. e.) indudablemente creían que el ocultismo y sus doctrinas eran reales y producían efectos en el mundo real (algo que en la actualidad ha demostrado no ser cierto).[1][2]

Cuando entres a la tierra que Jehová tu Dios te da, no aprenderás a hacer según las abominaciones de aquellas naciones.
No sea hallado en ti quien haga pasar a su hijo o a su hija por el fuego, ni quien practique adivinación, ni agorero, ni sortílego, ni hechicero, ni encantador, ni adivino, ni mago, ni quien consulte a los muertos.
Porque es abominación para con Jehová cualquiera que hace estas cosas, y por estas abominaciones Jehová tu Dios echa estas naciones de delante de ti.
Perfecto serás delante de Jehová tu Dios.
porque estas naciones que vas a heredar, a agoreros y a adivinos oyen; mas a ti no te ha permitido esto Jehová tu Dios.
Y pasó a su hijo por fuego, y se dio a observar los tiempos, y fue agorero, e instituyó encantadores y adivinos, multiplicando así el hacer lo malo ante los ojos de Jehová, para provocarlo a ira.
Asimismo muchos de los que habían practicado la magia trajeron los libros y los quemaron delante de todos; y hecha la cuenta de su precio, hallaron que era cincuenta mil piezas de plata.

Fuentes

  • «Ocultismo», artículo publicado en el sitio web católico acientífico Corazones.
  • «Ocultismo», artículo publicado en el sitio web Wikipedia]