Saltar a: navegación, buscar

Partido Nacionalsocialista Obrero Alemán

National Sozialistische Deutsche Arbeiterpartei
Partido Nacionalsocialista Obrero Alemán
Información sobre la plantilla
Logo-partidonazi.png
LíderAnton Drexler (19201921)
Adolf Hitler (19211945)
Martin Bormann (1945)
Fundación24 de febrero de 1920
Disolución7 de mayo de 1945
Ideología políticaFascismo
Nacionalsocialismo
Tradicionalismo
Pangermanismo
Anticomunismo
Antisemitismo, imperialismo
Homofobia
Populismo de derechas
Racismo
Antiparlamentarismo
Antiliberalismo.
Posición en el espectroExtrema derecha
SedeMúnich
Organización juvenilJuventudes Hitlerianas
PublicaciónVölkischer Beobachter
El partido Nazi fue un partido político que existió en Alemania entre los años 1919 y 1945. El nombre completo era Partido Nacional Socialista Obrero Alemán (Nationalsozialistische Deutsche Arbeiterpartei), cuya abreviación en alemán era "nazi". Originalmente llamado Partido Obrero Alemán, su nombre fue cambiado a Partido Nacional Socialista Obrero Alemán en 1920. De la mano de Adolfo Hitler, este partido político llegó al poder en Alemania en 1933.

En la plataforma del partido figuraba la integración cultural y territorial de la nación alemana como así también la recuperación económica y de los territorios usurpados a Alemania luego de la Gran Guerra por medio del "deshonroso e injusto" tratado de Versalles impuesto a Alemania por Inglaterra y Francia; y es justamente por este tratado que los alemanes se sintieron humillados y buscaron un nuevo dirigente con capacidad de conducción; es decir un Führer. Esta "estrella salvadora" se llamaba Adolf Hitler y era miembro del partido Nazi.

Historia

El Partido Nacional Socialista Obrero Alemán tuvo su origen en una filial del Comité Libre para la Paz de los Trabajadores Alemanes, creada en marzo de 1918 por Anton Drexler, cuando aún se luchaba en las trincheras de la Primera Guerra Mundial. Luego de la guerra, en 1919, Drexler fundó el Partido Obrero Alemán, cuyo nombre daba la impresión de ser un partido marxista más de los tantos que pululaban en Alemanía en aquella época. Sin embargo, no lo era.

En julio de 1919, como miembro de los Freikorps, grupos paramilitares de derecha, Hitler, el ex-cabo y veterano de las trincheras del Somme, fue infiltrado en las reuniones de este partido para detectar potenciales golpistas de extrema izquierda que pudieran tomar el poder por la fuerza. Sin embargo, quedó deleitado por los lineamientos que Drexler había impuesto en este oscuro nuevo partido: nacionalista, anti-marxista y anti-semita.

Hitler, líder supremo del partido

Poco después del mitin de febrero de 1920, el Partido Obrero Alemán pasó a denominarse Partido Nacionalsocialista Alemán del Trabajo. Esta nueva organización se fue desarrollando poco a poco, especialmente en Baviera. Sus miembros estaban convencidos del valor de la violencia como medio para alcanzar sus fines, por lo que no tardaron en crear las Sturm Abteilung (‘sección de asalto’) o SA, una fuerza que se encargó de proteger las reuniones del partido, provocar disturbios en los mítines de los demócratas liberales, socialistas, comunistas y sindicalistas, y perseguir a los judíos, sobre todo a los comerciantes. Estas actividades fueron realizadas con la colaboración de algunos de los oficiales del Ejército, particularmente Ernst Röhm.

Hitler fue elegido presidente con poderes ilimitados del partido en 1921. Ese mismo año, el movimiento adoptó como emblema una bandera con fondo rojo en cuyo centro había un círculo blanco con una cruz esvástica negra. En diciembre de 1920, Hitler había fundado el periódico Völkischer Beobachter, que pasó a ser el diario oficial de la organización. A medida que fue aumentando la influencia del KPD, fundado en 1919, el objetivo principal de la propaganda nacionalsocialista fue la denuncia del bolchevismo, al que consideraban una conspiración internacional de financieros judíos. Asimismo, proclamaron su desprecio por la democracia e hicieron campaña en favor de un régimen dictatorial.

Programa del Partido Obrero Alemán. 1920.

“1. Pedimos la unión de todos los alemanes para constituir una Gran Alemania fundada en el derecho de la independencia que tienen las naciones.

2. Pedimos para el pueblo alemán la igualdad de derechos en los tratados con las otras naciones y la abolición de los tratados de Versalles y de Saint-Germain.

3. Pedimos espacio y territorio para la alimentación de nuestro pueblo y para establecer nuestro exceso de población.

4. Nadie, salvo los miembros de la nación, podrá ser ciudadano del Estado. Nadie, salvo aquellos por cuyas venas circula sangre alemana, sea cual sea su credo religioso, podrá ser miembro de la nación. Por consiguiente, ningún judío será miembro de la nación.

8. Es preciso impedir toda la inmigración no alemana. Pedimos que se obligue a todo no ario llegado a Alemania a partir del 2 de agosto de 1914 a abandonar inmediatamente el territorio nacional.

11. Se abolirá todo ingreso no conseguido por medio del trabajo, así como la servidumbre impuesta por el interés.

13. Pedimos la nacionalización de todas las empresas que actualmente están en poder de los trusts.

14. Pedimos la participación en los beneficios de las grandes empresas.

15. Pedimos que se ponga en práctica un plan gradual de asistencia social a la vejez.

16. Pedimos la creación y el mantenimiento de una sana clase media […].

17. Pedimos una reforma agraria que sirva a nuestros intereses nacionales, la sanción de una ley que ordene la confiscación sin compensaciones de la tierra con propósitos comunales, la abolición del interés en el préstamo sobre las tierras y la prohibición de especular.

20. […] Exigimos que el Estado eduque a su cargo a los niños dotados de talento superior y los hijos de padres pobres, sean cuales sean la clase y la ocupación de éstos.

21. El Estado procurará elevar el nivel de la salud de la nación protegiendo a las madres y los niños, prohibiendo el trabajo infantil, aumentando la eficacia corporal mediante la gimnasia obligatoria y los deportes […].

22. Pedimos la abolición del ejército mercenario y la formación de un ejército nacional.

25. Para llevar a cabo todo lo precedente, pedimos la creación de una poderosa autoridad central del Estado: indiscutibles atribuciones del parlamento políticamente centralizado sobre toda la nación y sobre su organización […].
Fragmento de los 25 puntos del Programa del Partido Obrero Alemán (1920)[1]

Golpe de Estado de 1923 en Munich

El 8 de noviembre de 1923, Hitler, con 600 soldados de asalto, se dirigió a una cervecería de Munich en la que Gustav von Kahr, gobernador de Baviera que en octubre se había proclamado comisario general con poderes dictatoriales, estaba pronunciando un discurso. Apresó a Von Kahr y sus colaboradores y, alentado por el general Erich Ludendorff, declaró la formación de un nuevo gobierno nacional en nombre de Von Kahr. Éste, tras simular aceptar el cargo de regente de Baviera que Hitler le otorgó, fue liberado poco después y tomó medidas contra Hitler y Ludendorff.

El líder nazi y sus compañeros consiguieron huir el 9 de noviembre después de un pequeño altercado con la policía de Munich, de manera que el llamado putsch de Munich (o de la cervecería) fracasó. Hitler y Ludendorff fueron arrestados posteriormente. Este último fue absuelto, pero Hitler resultó condenado a cinco años de prisión y el partido fue ilegalizado. Durante su encarcelamiento, Hitler dictó Mein Kampf (Mi lucha) a Rudolf Hess. Esta obra, que más tarde desarrollaría su autor, era una declaración de la doctrina nacionalsocialista, que contenía además técnicas de propaganda y planes para la conquista de Alemania y, más tarde, de Europa. Mein Kampf se convirtió en el fundamento ideológico del nacionalsocialismo algunos años después.

Hitler fue puesto en libertad antes de un año. El partido nazi se hallaba prácticamente disuelto, debido en gran medida a que la mejora de las condiciones políticas del país había generado una atmósfera más propicia para las organizaciones políticas moderadas.

Propaganda del partido en la cual se exalta la capacidad del partido de proveer estabilidad a la sociedad alemana

Ascenso al poder

Aprovechando los problemas económicos, Gran Depresión, el Partido Nazi llega por fin al poder en el año 1933. Adolf Hitler es nombrado Canciller (Primer Ministro). Sectores de la marquesita, temerosas de un posible levantamiento comunista apoyaron al ascenso del Partido Nazi al poder.

Durante ese período se produce el gran incendio ocurrido en Reichstag (Parlamento Alemán), los comunistas son acusados de provocarlos. En represalia , el partido Comunista alemán es colocado fuera de la ley. Adolf Hitler persigue a sus opositores con Tropas de Choque (SA), Tropas de Asalto (SS), Policía Política (Gestapo) y establece la censura a la prensa.

Con la muerte del Presidente de Alemania, el General Hindenburg, en el año 1933, Adolf Hitler pasa a acumular los cargos de Presidente y Primer Ministro Alemán. Asume el titulo de Führer (líder, guía). Es así como Adolf Hitler inicia el llamado III Reich (Tercer Imperio Aleman). La primer gran manifestación antisemita ocurre en el año 1934 en "Noche de los cuchillos largos", donde se liquidó sangrientamente a los opositores políticos de Adolf Hitler, establecimientos comerciales y sinagogas fueron atacadas por milicias nazis, con la anuencia del gobierno Nazi.

Características básicas del partido

  • Racismo antisemita. Sólo podía ser considerado ciudadano alemán el que llevara sangre alemana, característica que se negaba que poseyeran los judíos.
  • Nacionalismo expansivo. Frente a la prohibición de los tratados de paz, se reivindicaba la unión de todos los alemanes en una “Gran Alemania”, es decir. el Anschluss con Austria, además de la posibilidad de anexionar zonas de mayoría demográfica germana en otras naciones, y se afirmaba el derecho a poseer suelo suficiente para un gran pueblo.
  • Control de la prensa y de la creación literaria y artística, con el argumento de que se “lucha contra la mentira política”. Corolario de este punto fue el monopolio de la información y de la “verdad” por el Partido.

Congresos del Partido

Los congresos nacionales de Núremberg (Reichsparteitage) fueron las concentraciones realizadas entre 1934 y 1938 por miembros del Partido Nacional Socialista Alemán de los Trabajadores (NSDAP) o nazi en el llamado Campo Zeppelín. Dichas concentraciones daban gran publicidad al régimen de la Alemania nazi, logrando reunir alrededor de 500.000 miembros del partido nazi en todo el periodo en que se celebraron dichos mítines.

Historia de los congresos

Cartel promocional del Congreso del Partido en 1938

Las primeras concentraciones organizadas por el partido se efectuaron en 1923 en Múnich y en 1926 en Weimar. Desde 1927 en adelante, Nuremberg fue el punto principal de reunión. Una de las razones por las que se seleccionó dicho lugar se debía a que se hallaba en el centro del Reich.

Después de 1933, los congresos se desarrollaban durante la primera mitad del mes de septiembre bajo el lema Reichsparteitage des deutschen Volkes ("Congreso nacional del partido del pueblo alemán"), lo cual daba a entender la solidaridad del pueblo de acuerdo a la ideología nazi.

Cada congreso realizado por los nazis entre 1933 y 1938 tenía un lema, el cual se relacionaba con eventos políticos de la época:

  • 1933 "Congreso de la victoria" (Reichsparteitag des Sieges) en referencia a la victoria del pueblo alemán ante el fracaso de la República de Weimar.
  • 1934 Inicialmente no tenía ningún lema, pero luego se le llamó "Congreso de la unidad y la fortaleza" (Reichsparteitag der Einheit und Stärke), "Congreso del poder" (Reichsparteitag der Macht) o "Congreso de la voluntad" (Reichsparteitag des Willens).
  • 1935 "Congreso de la libertad" (Reichsparteitag der Freiheit). El término "libertad" hace referencia al rearme de Alemania logrando la llamada "liberación" del Tratado de Versalles.
  • 1936 "Congreso del Honor" (Reichsparteitag der Ehre). La ocupación nazi de la desmilitarizada región de Renania, ante los ojos de Hitler, constituye la restauración del honor alemán.
  • 1937 "Congreso del trabajo" (Reichsparteitag der Arbeit), por la drástica reducción del desempleo desde el ascenso de Hitler al poder.
  • 1938 "Congreso de la Gran Alemania" (Reichsparteitag Großdeutschland), debido a la anexión de Austria al Tercer Reich, suceso conocido como Anschluss.
  • 1939 Este congreso tenía previsto el lema "Congreso de la paz" (Reichsparteitag des Friedens), pero se canceló a primera orden a causa de la planeada invasión de Alemania a Polonia.

Estructura

El partido Nazi tenía una estructura vertical y militarizada de fuerte militancia. Tenía dos grupos paramilitares, las SA (Sturmabteilung: destacamento de choque) y las SS (Schutzstaffel: pelotón de protección). El primero usaba uniforme marron y era un grupo de apriete e intimidación, y el segundo era la guardia personal de Hitler y del partido.

La mujer en el NSDAP

La mujer como tal también jugó un papel importante en el Partido Nazi; Hitler estaba preocupado por el continuo descenso de la natalidad germana y el alto número de fallecimientos infantiles por lo que promovió una Asociación de Mujeres del NSDAP con la finalidad de aumentar la reproducción aria y extremar los cuidados sociales e higiénicos durante la maternidad.

Extracto del discurso de Adolf Hitler a la Asociación de Mujeres del NSDAP en Septiembre de 1934:

La expresión "emancipación de las mujeres" fue creada por intelectuales judíos. Si el mundo del hombre pertenece al ámbito del Estado, su lucha, su entusiasmo por dedicar sus fuerzas al servicio de la comunidad, entonces podemos decir que el mundo de la mujer es un mundo más pequeño; porque el mundo de la mujer es su marido, su familia, sus hijos, su casa ¿Qué sucedería en el mundo más grande si no hubiese nadie cuidando del pequeño? El mundo grande no puede sobrevivir sin la estabilidad del pequeño. Creemos que las mujeres no deben interferir en el mundo del hombre. Creemos que lo natural es que los dos mundos sigan siendo distintos.

Referencias

  1. Texto del Programa del Partido Socialista Obrero Alemán

Fuentes