Saltar a: navegación, buscar

RMS Lusitania

Para otros usos de este término, véase Lusitania_(desambiguación).
Para otros usos de este término, véase RMS_(desambiguación).
RMS Lusitania
Información sobre la plantilla
Lusitania 1907.jpg
La embarcación el 13 de septiembre de 1907
Historial Bandera del Reino Unido
Astillero John Brown & Co. Ltd, Clydebank
Tipo Transatlántico
Puesta en grada 16 de junio de 1904
Botado 7 de junio de 1906
Destino Torpedeado por el submarino alemán SM U-20 el 7 de mayo de 1915 y hundido.
Características generales
Desplazamiento 31.550 TRB / 9.1445 TRN
Eslora 239,88 m
Manga 26,52 m
Propulsión Cuatro hélices de tripalaspalas
Cuatro turbinas de vapor Parsons. 25 calderas.
Potencia 76.000 CV
Velocidad 25 nudos (46 km/h)
Tripulación 850
Capacidad 2198 pasajeros

El RMS Lusitania fue un lujoso barco de pasajeros británico de la Cunard Line, cuyo hundimiento en 1915 fue una de las causas de la entrada de los Estados Unidos en la Primera Guerra Mundial.[1]

Características

El RMS Lusitania y el RMS Mauretania eran barcos gemelos y pertenecían a la naviera británica Cunard Line. Ambos barcos fueron los más usados para trasladar pasajeros entre Estados Unidos y Europa.

El RMS Lusitania contaba con 239m de eslora, 31.550t de tonelaje y una manga de 26m. Podía desarrollar una velocidad máxima de 25-26 nudos; fue botado en junio de 1906 en Glasgow. Fue equipado con el máximo lujo posible para la época tanto en primera como en segunda clase, convirtiéndose en un referente que desafiaba a las otras navieras de la competencia.

El Lusitania era un navío de líneas elegantes, estaba dotado de cuatro chimeneas, turbinas y cuatro propulsores. Poseía suficiente cantidad de botes salvavidas, de acuerdo con la normativa de la época. Era además el más moderno de su época con 17,5 compartimientos estancos, detectores de incendios, control eléctrico de botes salvavidas y una potente central de T.S.H.

Se diferenciaba del RMS Mauretania por poseer 1.500 t más de desplazamiento, tener tumbonas de cubierta, ventiladores cilíndricos (en vez de los tradicionales) y un castillo de proa más corto.

Era capaz de transportar 2.198 pasajeros distribuidos en sus diferentes clases. Tal fue su éxito que la competidora White Star Line diseñó el interior de lujo de sus barcos de línea tales como el RMS Titanic y RMS Olympic basándose en el lujo interior de este barco.

Hundimiento

El 7 de mayo de 1915, el RMS Lusitania fue torpedeado a las 14:00 horas por el submarino alemán U-20 frente al viejo faro de Old Kinsale frente a las costas irlandesas causando la muerte de más de 1.198 pasajeros incluidos 100 niños y 234 norteamericanos. Su hundimiento fue probablemente una de las causas por la que EE.UU entró en la primera guerra mundial dos años más tarde.

Los restos del Lusitania

El buque se hundió a más de 96 metros de profundidad. Quedó sobre su quilla levemente inclinado a estribor, prácticamente entero. Allí permaneció por muchos años. Durante la baja marea, a los pescadores locales les era posible divisar las sombras de sus mástiles. Cuando por fin la tecnología permitió sumergirse a mayores profundidades, el Lusitania ya se había desmoronado sobre su costado de estribor. El gobierno inglés siempre interpuso una multitud de obstáculos para bucear el pecio, y a menudo lo usó como objetivo para prácticas de tiro de torpedos, siendo ésta una de las causas de su mal estado. Robert Ballard, conocido oceanógrafo descubridor del RMS Titanic, realizó en 1990 un informe del barco en su tumba.

En ese reportaje se pudo ver que en 1970 se le extrajeron las hélices. Además del avanzado deterioro general, se pudo observar también que el fondo de la proa casi no existe, habiendo evidencias de una gran explosión desde adentro hacia afuera. Es imposible que este daño haya sido causado por un torpedo alemán de esa época, tipo G de baja penetración. Hoy en día se puede ver al siniestrado barco consumiéndose rápidamente, producto de las agitadas y oxidantes aguas irlandesas, casi totalmente achaflanado sobre su costado de estribor. Esto es debido a la calidad del hierro empleado en su construcción. Sus chimeneas yacen derruidas en el fondo. Solo la proa permanece erguida, enfilada a Queenstown, el puerto adonde nunca llegó.

Referencias

Fuentes