Saltar a: navegación, buscar

Ramón Leocadio Bonachea

José Ramón Leocadio Bonachea
Información sobre la plantilla
Ramón Leocadio Bonachea.jpg
General de División del Ejército Libertador que no respetó el Pacto del Zanjón y continuó la lucha.
NombreJosé Ramón Leocadio Bonachea
Nacimiento9 de diciembre de 1845
Santa Clara, Las Villas, Bandera de Cuba Cuba
Fallecimiento7 de marzo de 1885
Castillo del Morro, Santiago de Cuba, Bandera de Cuba Cuba
Causa de la muerteFusilamiento
NacionalidadCubana
CiudadaníaCubana

José Ramón Leocadio Bonachea Hernández. General de División del Ejército Libertador cuabano. Patriota que perseveró en la lucha armada con posterioridad al Pacto del Zanjón. Protagonizó la Protesta de Hornos de Cal.

Sus primeras acciones en la lucha independentista

Siendo muy joven aún, por un incidente con militares españoles fue enviado a casa de un amigo abogado en Puerto Príncipe, donde el ambiente parecía más remansado, y sin embargo era un hervidero de separatistas. Se inició en la masonería en la logia Tínima, junto a Ignacio Agramonte, en la cual el Venerable Maestro era Salvador Cisneros Betancourt.

Participó en el levantamiento armado de los camagüeyanos el 4 de noviembre de 1868 y recibió el grado de Teniente en reconocimiento a su trabajo en la etapa de preparación del pronunciamiento y por la actitud mostrada en el ataque a Guáimaro, bajo el mando de Augusto Arango, con quien combatió también en Ceja de Bonilla, el 28 de noviembre.

Bajo las órdenes del General de Brigada Angel del Castillo combatió en Sabana Nueva el 20 de junio de 1869 y Pitajones el 13 de agosto de 1869. Tuvo una actuación destacada en el ataque a Puerto Príncipe el 20 de julio de 1869) y en el combate de Minas de Juan Rodríguez del 1 de enero de 1870), dirigidos por los mayores generales Ignacio Agramonte y Thomas Jordan, respectivamente. En 1873 tomó parte en varias acciones en la provincia de Las Villas.

Su participación en el primer intento de Invasión a Occidente

A comienzos de 1874, con grado de Comandante, figuró entre los seleccionados por el mayor general Máximo Gómez para emprender la Invasión a Occidente.

Combatió en Naranjo - Mojacasabe el 10 de febrero de 1874 y del 15 al 19 de marzo de 1874 en Las Guásimas.

En 1875 participó en los combates de Camaguán, Chambas celebrados el 5 de enero de 1875, Marroquín el 26 de enero de 1875, Jatibonico el 4 de febrero de 1875 y Ciego de Avila. En 1876 intervino en los ataques a Ciego de Avila el 29 de abril y a Morón el 20 de julio, así como en el combate de Nuevas de Jobosí del 18 de noviembre de 1876, éste último bajo las órdenes del mayor general Carlos Roloff.

Continuador de la lucha independentista

El 10 de febrero de 1878 rechaza el Pacto del Zanjón y su respuesta fue el establecimiento de un centro de operaciones a ambos lados de la Trocha de Júcaro a Morón, que abarcaba las regiones de Remedios, Sancti Spíritus, Trinidad, Morón y Ciego de Avila. Se dice que cruzó la trocha en 13 ocasiones. En esa etapa alcanzó el grado de Teniente Coronel y Coronel.

Prolongó la guerra durante 14 meses después de la capitulación de los cubanos. Durante ese tiempo realizó varias acciones en la región, entre ellas: Morón, hacienda El Rubio, Ciego Potrero, Vereda del Caballo y potrero La Ceiba, en las que con menos de 100 hombres mantuvo a una gran cantidad de españoles en su persecución.

El 10 de noviembre de 1878, el mayor general Calixto García, quien se encontraba en Nueva York al frente del Comité Revolucionario Cubano, le confirió el grado de General de Brigada. Lo vino a recibir en otro momento, pues hombres como el general Maestre le interceptaban la correspondencia.

El 14 de febrero de 1879 fue sorprendido por el enemigo en un punto entre Cabaiguán y Nazareno, donde sufrió grandes pérdidas. Después de este encuentro su situación era prácticamente insostenible, por lo que a instancias de los patriotas cubanos que se encontraban en el exterior, aceptó salir de Cuba.

Protesta de Hornos de Cal o Protesta de Jarao

El 15 de abril de 1879 redactó un manifiesto donde afirmaba que abandonaba las armas sin acogerse a ningún pacto. Esta acción pasó a la historia como la Protesta de Hornos de Cal o Protesta de Jarao, lugar donde se llevó a cabo, a 22 km al sudeste de Sancti Spíritus.

Lo único que aceptó de España fue que le proporcionara el medio para marchar hacia Jamaica, lo cual hizo ese mismo día por Tunas de Zaza, junto con sus principales seguidores.

Ascenso a General de División

El 7 de julio de 1879, en la ciudad de Nueva York, recibió el diploma de General de División que le otorgó el Comité Revolucionario Cubano, convirtiéndose en el único jefe militar de la Guerra del 68 que obtuvo ese grado. El Consejo de Gobierno lo validaría en Ciego Potrero, el 4 de noviembre de 1895, cuando acordó reconocer los grados otorgados con motivo de los movimientos de 1878 a 1895. A pesar de sus múltiples empeños para llegar a Cuba durante la Guerra Chiquita no pudo lograrlo.

Regreso a Cuba y muerte

No le fue posible organizar una expedición a Cuba durante la Guerra Chiquita, como era su propósito, ni Calixto lo pudo recoger en Jamaica en su expedición de la Goleta Hattie Haskel.

Convencido de que existían condiciones para reiniciar la lucha, partió de Montego Bay, Jamaica, el 29 de noviembre de 1884, junto con 14 expedicionarios, en la Goleta El Roncador, con el propósito de desembarcar entre Júcaro y el Río Jatibonico, en la costa sur de la provincia de Camagüey.

El 2 de diciembre de 1884 llegaron frente al bajo de Las Coloradas, en Niquero, Oriente. Cuando se encontraban localizando el lugar apropiado para el desembarco fueron sorprendidos por una de las naves que las autoridades españolas habían lanzado en su búsqueda.

Después de verse obligados a lanzar el armamento y demás pertrechos al mar, fueron capturados el día 3 de diciembre. Un consejo de guerra español condenó a muerte por fusilamiento a Bonachea y a cuatro de sus compañeros. La sentencia fue ejecutada el 7 de marzo de 1885, en los fosos del castillo del Morro de Santiago de Cuba.

Fuente

  • Diccionario Enciclopédico de Historia Militar de Cuba. Primera Parte (1510-1898). Tomo I. Biografías, Ediciones Verde Olivo, Ciudad de La Habana, 2004.