Saltar a: navegación, buscar

Tarbosaurus bataar

Tarbosaurus Bataar
Información sobre la plantilla
Tarbosauru bataar.jpg
Uno de los depredador más terrible del Cretácico
Otros nombresTarbosaurus
Clasificación Científica
Reino:Animalia
Filo:Chordata
Clase:Sauropsida
Orden:Saurischia
Familia:Tyrannosauridae

Tarbosaurus, Su nombre viene del griego y significa reptil alarmante. Es un género representado por una única especie de dinosaurio terópodo tiranosáurido, que vivió a finales del Período Cretácico, hace aproximadamente 70 millones, en el Mastrichtiano, en lo que hoy es Asia. Tarbosaurus era un depredador bípedo grande, pesando más que una tonelada y equipado de docenas de grandes y agudos dientes. Tuvo un mecanismo de bloqueo único en su mandíbula inferior y el tamaño de los miembros superiores en relación con del cuerpo es el más pequeño de todos los tiránosauridos, con desproporcionados minúsculos brazos, de solo dos dedos.


Historia

El Tarbosaurus se descubrió durante una expedición al Desierto de Gobi en Mongolia en 1946, lo primero que se encontró fue un cráneo y algunas vértebras. En 1955 Evgeny Maleev, hizo la descripción del dinosaurio y ese mismo año se encontraron tres nuevos cráneos que ayudaron a la descripción del Tarbosaurus. A pesar de que al principio se pensó que eran tres especies diferentes, en 1965 se descubrió que eran Tarbosaurus solamente que tenían diferentes edades y por lo tanto variaban de tamaño. Después de la primera expedición muchas más expediciones continuaron hasta 1971, año en el que se encontraron muchos fósiles tanto de Tarbosaurus como de otros dinosaurios, las expediciones y los hallazgos continuaron hasta 1998, por este motivo tenemos más de 30 especímenes conocidos, de hecho es uno de los dinosaurios de los cuales se tiene más restos y por ello es uno de los dinosaurios que se han estudiado a mayor profundidad.

Hábitat

Tarbosaurus en su Hábitat

Tarbosaurus vivió en un terreno aluvial húmedo surcado por los canales de ríos. En este ambiente, era el superpredador en el extremo de la cadena alimentaria, cazando probablemente en otros dinosaurios grandes como el hadrosáurido Saurolophu o el saurópodo Nemegtosaurus. Tarbosaurus se representa muy bien en el expediente fósil, conocido por docenas de especímenes, incluyendo varios cráneos y esqueletos completos. Estos restos han permitido estudios científicos que se centran en su filogenia, mecánicos del cráneo, y estructura del cerebro.

Descripción

Tarbosaurus perteneció al grupo de los dinosaurios terópodos, es decir caminaba sobre sus dos pata traseras, como la mayoría de los dinosaurios carnívoros. Medía aproximadamente entre unos 8 a 12 mts. de largo, unos 5 mts de altura, no se ha calculado el peso de un Tarbosaurus adulto, aunque se calcula que posiblemente fuera menor al del Tyranosaurus, ya que muchos de sus huesos eran huecos. Al igual que el T-rex tenía una cabeza y un maxilar de gran tamaño y muy potente, sin embargo no eran tan pesados, ya que tenía grandes bolsas de aire. Tenía brazos delanteros muy cortos, tanto que prácticamente no le llegaban a la boca. Es probable que la forma de matar a sus presas fuera hiriéndolos gravemente y esperar a que murieran para comérselos.

Cráneo

El cráneo más largo de Tarbosaurus es de más de 1,3 metros de largo, más que los otros tiranosáuridos excepto Tyrannosaurus. El cráneo es alto, como el de Tyrannosaurus, pero no tan ancho, especialmente hacia la parte posterior. La falta de expansión de la parte trasera del cráneo de Tarbosaurus hace que los ojos no miren directamente hacia adelante, sugiriendo que no poseía el mismo campo de visión binocular de Tyrannosaurus. Grandes fenestras (aberturas) en el cráneo reducían su peso.

Dientes y mandíbula

Esqueleto Completo de Tarbosaurus

Entre 60 y 64 dientes se alineaban en sus mandíbulas, ligeramente más que en Tyrannosaurus pero menos que en los pequeños tiranosáuridos como Gorgosaurus y Alioramus. La mayoría de estos dientes tenían una sección de corte en forma oval, aunque los dientes del premaxilar en el extremo de la mandíbula superior tenían una sección en forma de D. Esta heterodoncia es característica de su familia. El diente más largo se encontraba en el maxilar, hueso que forma la mayor parte de la quijada superior que tenía una corona de más de 85 milímetros. En la mandíbula inferior, un borde de la superficie externa del hueso angular articula con la parte posterior del dentario, creando un mecanismo de trabado de la mandíbula inferior únicamente visto en Tarbosaurus y Alioramus. Otros tiranosáuridos carecieron este canto y tenían más flexibilidad en la mandíbula inferior.





¿Qué comía?

Tarbosaurus Cazando

El Tarbosaurus vivía en un ambiente muy húmedo, en donde había muchos [[canales y [[ríos. Era sin lugar a dudas el mayor carnívoro de la región y seguramente el más alto en la cadena alimenticia, probablemente se alimentaba de Sarulophus o Nomegtosaurus. Lo que lo hacía un carnívoro muy feroz eran sus dientes, tenía dientes muy poderosos y el hecho de que tuvieran diferentes posiciones y formas los hacía perfectos para clavarse en sus presas y no dejarlos ir, además tenía la ventaja de que cuando se desgastaban eran reemplazados por dientes nuevos.A pesar de que sus pequeños brazos no eran aptos para sostener nada, podía ayudarse de sus garras para terminar su trabajo. También se cree que podía correr bastante rápido, esto debido a la articulación de su tobillo y al hecho que tenía patas grandes y fuertes y una cola que balanceaba todo su peso y le permitía equilibrio mientras corría para alcanzar a sus presas.

¿Qué hace especial al Tarbosaurus?

El Tarbosaurus era peculiar por la enorme cantidad de dientes que podía llegar a tener, su mandíbula podía tener más dientes que cualquier otro Tiranosáurido, el número llegaba hasta 65 dientes lo que lo hacía tener una de las fauces más poderosas y espeluznantes de todos los dinosaurios Si a esto agregamos que sus dientes tenían la capacidad de volver a crecer cuando se desgastaban esto le daba toda una vida de cazador. Otra peculiaridad de sus dientes tenía formas y posiciones diferentes de manera que la fuerza de su mordida era tan grande que era imposible escaparse de ella. Su cabeza podía ser tan grande como un León o un Leopardo. Su arma más poderosa era su capacidad de cazar, no era un dinosaurio muy grande pero esto no le quitaba ninguna potencia o habilidad para ser un gran cazador.

¿Dónde más lo puedes encontrar?

El Tarbosaurus es comúnmente confundido con el Tiranosaurio Rex, por lo que no es muy común que sea retratado con características parecidas o en lugar del Tiranosaurio. En muchas páginas de internet se pueden encontrar interesantes comparaciones con el Tyranosaurus. También lo puedes ver en el documental de la BBC Paseando con Dinosaurios, en este documental La Garra del Tarbosaurus es de especial atención e incluso se le puede ver peleando con un Teryzinosaurus.

== Fuentes ==