Saltar a: navegación, buscar

Terrier tibetano

Terrier tibetano
Información  sobre la plantilla
Terriertibetano.jpg
País de OrigenBandera de la República Popular China ChinaBandera del Reino Unido Reino Unido
ClasificaciónPerro de compañía
Nombres alternativos
Tibetan terrier
Lhasa terrie
Tibet apso
Clasificación Científica
ReinoAnimalia
FiloChordata
ClaseMammalia
OrdenCarnívora
FamiliaCanidae
GénerosCanis
Apariencia física
TamañoMediano
Altura a la Cruzentre 36 y 40 Cm
Pesoentre 8 y 14 Kg
Estándar internacional
FCIGrupo 9 ,Sección 5

Terrier tibetano es una raza de perro que no pertenece realmente al grupo de los terrier. Su nombre tibetano es Dhoki Apso que significa: “perro guardián de pelo largo”.

Etimología

El nombre que recibe el Terrier tibetano se debe a un error o paradoja histórica. El desconocimiento de los miembros del Kennel Club of England que consideraban que los perros de talla pequeña eran Terriers, hizo que tanto el Terrier tibetano como el Lhasa Apso fueran clasificados como la misma raza el Lhasa Terrier.

En 1931 el Kennel Club of England considero el Tibetan Terrier como una raza aparte del Lhasa Terrier, este pasó luego a llamarse Lhasa Apso. Terrier viene de del latín terra (tierra, suelo) y hace referencia a los perros que cazan en la tierra. Los terriers de origen español se llaman ratoneros ya que cazan ratas y ratones. Esta función nunca fue realizada por los Terrier tibetanos o Lhasa Apso.

Historia

El Terrier tibetano proviene del Tibet como su nombre implica. Es un perro que tiene cerca de 2000 años de antigüedad y era considerado un Animal sagrado por los monjes budistas que proveía buena suerte. Estos perros eran criados en los monasterios, los cuales según la cultura budista-tibetana todos los perros de pelo largo (Apso) son portadores de las almas reencarnadas. Por tal motivo se prohibió la venta y sacrificio de estos perros.

Sólo se podía obtener uno como regalo o para agradecer un servicio prestado. Los monasterios también intercambiaban Terrier tibetanos con los nómadas.

Por su carácter amable con la familia los Terrier tibetanos se extendieron pronto como perros de compañía, siendo conocidos como “pequeñas personas”, y fueron rápidamente acogidos por los nómadas.

En 1920 la doctora británica Agnes Greig obtuvo como regalo su primer terrier tibetano luego de haber operado exitosamente a una mujer del Tíbet que tenía estos perros. Encantada con la raza consiguió más ejemplares y se dedicó a criar y difundir al terrier tibetano.

Los relatos de los viajes de Marco Polo (finales del siglo XIII) narran la existencia de perros en el Tíbet, que se asemejan a las razas conocidas actualmente.

En el año 1930 la raza fue reconocida por el Kennel Club indio y, para 1937, por el Kennel Club inglés. Actualmente esta raza es muy apreciada por quienes la conocen y disfrutan de la compañía de un terrier tibetano.

Características

Es un perro robusto, de cuerpo musculoso y fuerte, de perfil cuadrado y con una expresión que denota firmeza. La cabeza es una de las piezas fundamentales del Terrier tibetano. En la cabeza está encerrada la expresión de perro oriental, por ello esta es muy importante. La cabeza tiene una forma cuadrada desde arriba, aunque se va estrechando hacia la trufa. Los ojos son grandes y redondos, de color pardo oscuro y con los bordes de los párpados pigmentados en negro. Las orejas están insertadas muy arriba de la cabeza y las mantiene caídas.

El rabo tiene una longitud media y ha de estar altamente insertado y colgado sobre el lomo. El pelo largo y la doble capa es el distintivo de la raza. El subpelo ha de ser fino y lanoso. El pelo de cobertura es abundante pero ni sedoso ni lanoso. El pelo puede ser liso u ondulado pero nunca llegando a tirabuzón. Pueden ser de color: blanco, canela, gris, negro, hasta bicolor y tricolor. El único color que no está permitido es el chocolate o hígado. Pueden llegar a vivir de 12 a 15 años

Temperamento/Comportamiento

El Terrier tibetano es un perro inteligente, fiel y afectuoso. Excelente como perro de compañía que le gusta complacer a su amo. Posee una gran capacidad para aprender y es fácil de adiestrar aunque no responde a entrenamientos difíciles u órdenes agresivas. Es reservado con los extraños y no suele ser agresivo con otros perros. Puede llegar a ser problemático si tiene que quedarse solo por períodos prolongados o si no se le brinda el ejercicio suficiente.Suelen llevarse bien con las otras mascotas en el hogar.

Salud y cuidados

Entre las enfermedades esta raza es susceptible a: la atrofia progresiva de retina, la luxación de lentes intraoculares, las cataratas, la displasia de cadera y la luxación patelar.

El pelo debe cepillarse frecuentemente para mantenerse bello y saludable. Es importante darle un cuidado especial alrededor del año y medio, cuando se desarrolla el pelo adulto, porque crece con mucha rapidez. Sin embargo, la gran ventaja es que el terrier del Tíbet prácticamente no pierde pelo.

Para mantener esta raza en buenas condiciones físicas y mentales, hay que permitirle al menos un par de paseos activos durante el día y algunos minutos de juegos que le ayuden a quemar energías.

Medidas

Altura a la cruz:

  • Los machos va de 35,6 a 40,6 centímetros.
  • Las hembras son un poco más pequeñas.

Peso:

  • El peso ideal no está indicado en el estándar FCI de la raza, pero suele estar alrededor de los 10 kilogramos.

Véase También

Fuentes