Saltar a: navegación, buscar

Valentín Gómez Farías

Valentín Gómez Farías
Información sobre la plantilla
Valentín Gómez Farías.jpg
Presidente de los Estados Unidos Mexicanos
Presidente de los Estados Unidos Mexicanos
1 de abril de 1833 - 16 de mayo de 1833
PredecesorManuel Gómez Pedraza
SucesorAntonio López de Santa Ana
3 de junio de 1833 - 18 de junio de 1833
PredecesorAntonio López de Santa Ana
SucesorAntonio López de Santa Ana
15 de diciembre de 1833 - 24 de abril de 1834
PredecesorAntonio López de Santa Ana
SucesorAntonio López de Santa Ana
24 de diciembre de 1846 - 21 de marzo de 1847
PredecesorJosé Mariano Salas
SucesorAntonio López de Santa Ana
Datos Personales
NombreJosé María Valentín Gómez Farías
Nacimiento14 de febrero de 1781
Guadalajara, Bandera de los Estados Unidos Mexicanos México
Fallecimiento5 de julio de 1858
Ciudad de México, Bandera de los Estados Unidos Mexicanos México
Alma materUniversidad de Guadalajara
OcupaciónMédico
Partido políticoPartido Liberal
CónyugeIsabel López
PadreJosé Lugardo Gómez de la Vara
MadreMaría Josefa Martínez y Farías

Valentín Gómez Farías. Médico y político mexicano que se desempeñó como Presidente de México en cinco ocasiones, catedrático de la Universidad de Guadalajara, fue precursor del liberalismo y acudió a las Cortes españolas que se reunieron en Cádiz en 1812 para deliberar sobre el texto de la Constitución Política de la Monarquía Española.

Síntesis biográfica

Nació el 14 de febrero de 1781, en la ciudad de Guadalajara, México. Fue hijo del comerciante José Lugardo Gómez de la Vara, español peninsular, y María Josefa Martínez y Farías. Se matriculó en el Seminario de Guadalajara, en 1800, institución que se caracterizaba en esa época, como otras de su tipo, por la presencia de ideas de liberalismo político entre los profesores, por influencia de la entonces reciente Revolución Francesa. Más tarde estudió medicina en la Universidad de Guadalajara, graduándose en 1807 y luego trabajando como profesor. Después ejerció su profesión en Aguascalientes.

Trayectoria

Al estallar la guerra de Independencia, organizó y financió un batallón con el que combatió a los españoles.

Fue senador por Jalisco de 1825 a 1830, después secretario de Relaciones Exteriores durante el gobierno de Manuel Gómez Pedraza del 2 de febrero al 31 de marzo de 1833, siendo luego elegido vicepresidente en ese mismo año y como tal sustituyó al Presidente de la República en cuatro ocasiones. Durante estos interinatos, Gómez Farías enfrentó conflictos del clero y los centralistas conservadores, así como una epidemia de cólera que causó muertes por decenas de miles. Mientras tanto, una convención de colonos en Texas redactaron peticiones al gobierno mexicano para abolir la prohibición de entrada de angloamericanos al territorio, títulos para los ilegales y la separación de Texas de Coahuila.

En enero de 1833 durante difíciles momentos, Stephen F. Austin viajó a la Ciudad de México para realizar la solicitud de los colonos texanos, al no ser atendido redactó una carta al gobierno de Coahuila, y éste a Gómez Farías, quien furioso, lo mandó aprehender. Cuando Santa Ana tomó de nueva cuenta la presidencia liberó a Austin, aunque permaneció arraigado hasta mediados de 1835 en la capital.

Gómez Farías estuvo afiliado a las logias masónicas, y con apoyo de éstas, promovió la primera Reforma en 1833 mediante la cual los bienes de los descendientes de Cortés pasaron a poder de la nación y se destinaron a las tareas educativas, fueron secularizadas las misiones de California, se confiscaron las posesiones de los misioneros filipinos, se pusieron en subasta los bienes que detentaban los misioneros de San Camilo, los diezmos pasaron a ser voluntarios, desapareció la obligatoriedad civil de los votos eclesiásticos, se prohibió al clero vender los bienes que se encontraran en su poder, fue suprimida la censura de prensa en materia religiosa, la pena de muerte por delitos políticos quedó abolida, se creó la Dirección General de Instrucción Pública para el Distrito Federal y Territorios de la Federación, la cual quedaba encargada de regir la educación y administrar las rentas destinadas a este objeto, así como custodiar los monumentos históricos y antigüedades, abrir nuevas escuelas públicas, impulsar el sistema lancasteriano de enseñanza y vigilar el funcionamiento de los colegios a cargo de particulares; fueron cerrados el Colegio de Santa María de Todos los Santos y la Universidad de México, se decretó el establecimiento de la Biblioteca Nacional y la apertura de seis centros especializados de educación superior; se ordenó al representante de México ante el Papa que pidiera la disminución de los días festivos y el Congreso resolvió que el Patronato, institución que durante siglos había dado a la corona española la atribución de nombrar curas, obispos y arzobispos, era un derecho de la nación.

Los anteriores cambios durante el último interinato provocó una oleada de indignación entre los conservadores que exigieron a Santa Anna su regreso y éste mediante una asonada, provocó la disolución del Congreso y exilió a Gómez Farías. Habiendo regresado en 1838 dos años después se unió al levantamiento del general José de Urrea que al ser derrotado le obliga a viajar por Estados Unidos, volvió en 1845 y unos años después con la soldadesca estadounidense en territorio mexicano, el Congreso le vuelve a designar como vicepresidente siendo presidente Santa Anna.

Las Siete Leyes fueron derogadas y se restauró la Constitución de 1824, de esta forma el país regresó de forma efímera al sistema federalista. El congreso se instaló formalmente el 6 de diciembre de 1846. De nueva cuenta asume el interinato debido a que Santa Anna dejó la presidencia para asumir el control directo de las tropas en la guerra contra el invasor. Gómez Farías convencido reformista y liberal pretendió financiar la guerra con los bienes de la iglesia lo que provocó en la Ciudad de México un motín (alentado por el clero) conocido como "Rebelión de los Polkos". Santa Anna que combatía en el norte regresó precipitadamente y destituyó a Gómez Farías; posteriormente como diputado se opondría al Tratado de Guadalupe Hidalgo pactado con los invasores.

En 1852 es derrotado en su contienda por la presidencia de la república. En 1853, Santa Anna volvió al poder e instauró el corto período conocido como Dictadura de Santa Anna. En 1855, Gómez Farías es elegido presidente de la Junta de Representantes del Plan de Ayutla, mediante la cual se pudo derrocar al régimen santannista. En 1856, fue electo diputado por Jalisco al Congreso y poco más tarde, elegido presidente del mismo. Este fue el Congreso que elaboró la Constitución de 1857.

El 5 de febrero de 1857, Valentín Gómez Farías, en el sitio de honor como Presidente de la Cámara, vio con gran satisfacción que su trabajo, sus exilio y fatigas, no habían sido en vano: ese día se firmó la Constitución Federal de los Estados Unidos Mexicanos de 1857. Presidió el acto de la proclamación arrodillado delante del evangelio, juró fidelidad al documento y fue el primero en firmarlo, acto seguido, cien diputados prestaron el juramento y depositaron el volumen en las manos de Ignacio Comonfort.

Muerte

Murió el 5 de julio de 1858. Al fallecer, la iglesia le negó cristiana sepultura y su cuerpo tuvo que ser sepultado en la huerta de la casa de su hija en Mixcoac. Las pugnas entre conservadores y liberales continuaron, mediante la promulgación del Plan de Tacubaya que hicieron los conservadores, se desencadenó la Guerra de Reforma. Desafortunadamente, Gómez Farías no sobrevivió para ver en 1867 el logro de la república restaurada. En julio de 1933, sus restos fueron trasladados a la Rotonda de las Personas Ilustres.

Goméz Farías fue uno de los grandes Maestros como lo fue Benito Juárez de la logia de corriente yorkina; exactamente su periodo de Gran Maestro fue de 1846-1847, por la logia México tiene las leyes de Reforma.

Fuente