Saltar a: navegación, buscar

Brigada de la Frontera

Brigada de la Frontera
Información sobre la plantilla
Brigadafrontera1.jpg
Unidad del Ejército Oriental para defender la frontera con el territorio ocupado por la Base Naval norteamericana
Fecha:19 de diciembre de 1958
Descripción:
La Brigada de la Frontera defiende el límite fronterizo con el territorio ocupado ilegalmente por la Base Naval norteamericana de Guantánamo, contra la voluntad expresa del pueblo cubano y en violación de las más elementales normas del derecho internacional.
País(es) involucrado(s)
Bandera de Cuba Cuba

Brigada de la Frontera. Unidad perteneciente al Ejército Oriental, defiende ese límite fronterizo con el territorio ocupado por la Base Naval norteamericana de Guantánamo, contra la voluntad expresa del pueblo cubano y en violación de las más elementales normas del derecho internacional.

Historia

Entrada Antigua de la Base Naval

A partir de 1959, con el triunfo de la Revolución Cubana, esta base naval de Estados Unidos, próxima al poblado de Caimanera, a unos 22 kilómetros de la ciudad de Guantánamo, devino en centro de agresiones y provocaciones contra la soberanía de la isla al refugiarse en ella centenares de contrarrevolucionarios algunos de los cuales fueron traídos al enclave con ese fin, encaminado a crear conflictos entre ambos países.

La custodia de la frontera con esa instalación la asumieron inicialmente el puesto de Caimanera y el sub puesto de Boquerón, con alrededor de cinco hombres cada uno, por lo cual no constituían una fuerza capaz de enfrentar la cada vez más creciente actividad anticubana generada en ella. Por tal razón, los miembros de la Asociación de Jóvenes Rebeldes de Guantánamo y Caimanera -en esta última es donde realmente está enclavada la base- las milicias populares y el personal de las oficinas del Movimiento Revolucionario 26 de Julio y del Partido Socialista Popular, se sumaron a los efectivos del Ejército Rebelde, a la Policía y el Departamento de Seguridad del Estado, para salvaguardar la soberanía del suelo patrio.

Para garantizar la defensa del perímetro de la frontera y evitar las entradas y salidas ilegales a la instalación yanqui, la dirección del país dispuso situar una compañía de tres pelotones en las zonas más próximas a ella, exactamente en Boquerón, Lechería y Tres Piedras, y batallones de infantería de milicias en la profundidad. Así surgió la llamada Compañía Especial, la cual cumplió su misión en condiciones en extremo duras, persistentes durante largo tiempo a causa de la deteriorada situación económica nacional, agravada por las medidas y presiones del gobierno de Estados Unidos; el hecho de que las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR se encontraran en proceso de formación y desarrollo; la inexistencia de abastecimiento bélico para garantizar el potencial defensivo, y el incesante y ascendente ritmo de las agresiones enemigas.

Teniendo en cuenta esa situación y con el debido derecho a proteger la integridad del territorio nacional, fue que el 9 de noviembre de 1961, en la Finca Vilorio, a 12 kilómetros de la ciudad de Guantánamo, se creó el Batallón de la Frontera, que a fines de 1960 había surgido como compañía especial de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR).

De Compañía a Brigada de la Frontera

El 9 de noviembre de 1961, los indeseables vecinos de la base se encontraron con la contrariedad de que las postas, hasta la noche antes ocupadas por milicianos, estaban cubiertas por personal de las FAR. Era el primer día de vida del Batallón de la Frontera, compuesto por ocho destacamentos: uno de Jefatura y uno especial para atender la puerta principal; los restantes, ubicados en Tres Piedras, Piedra Blanca, Capitolio, Lechería, Casa de Yarey y Boquerón, también con condiciones de vida en campaña.

A las tropas se les había explicado, como parte de su preparación las condiciones en que tendrían que cumplir la misión: vida en campaña, sin casas, hospitales, dormir en hamacas y vivir bajo los árboles. Durante algunos meses las condiciones se mantuvieron así para las tropas, las enfermedades más comunes, las fiebres infecciosas y afecciones intestinales a causa de la gran cantidad de mosquitos y la alimentación mal confeccionada, posteriormente fueron mejorando estas condiciones.

El personal utilizaba el enmascaramiento que cada zona le proporcionaba para realizar el servicio de guardia nocturno, la orden era no dejarse ver de noche. Los jefes de destacamentos y de pelotones realizaban unas rondas en ambos turnos, a medidas que fue aumentando el personal permitió ciertas mejorías en las condiciones del servicio de guardia.

La organización del Batallón fronterizo constituyó un paso cualitativo de avance en la defensa de la frontera, y en esencia funcionaba como una avanzada, una línea defensiva de primer orden. La creación del Batallón Fronterizo significó un fortalecimiento de la capacidad combativa en la zona limítrofe con la base naval. En aquellos momentos el país no contaba con un potencial económico que permitiera el desarrollo científico-técnico indispensable para la construcción militar. Por esas razones las condiciones de vida de los soldados fronterizos resultaron bastantes severas durante mucho tiempo. La vigilancia centraba su actividad fundamental por que las tareas colaterales como las relativas al deporte, cultura y recreación eran prácticamente irrealizables.

El 9 de noviembre pero de 1964, tres años más tarde, un nuevo cambio de estructura da paso a la actual Brigada de la Frontera que, al igual que las unidades precedentes no han escatimado esfuerzos ni sacrificios para cumplir la honrosa misión de salvaguardar la soberanía nacional. Al frente de la cual fue situado el comandante Demetrio Montseny Villa.

La Brigada Fronteriza quedó integrada por dos batallones de 5 compañías cada una, a los que se agregaron artillerías, antiaéreo y morteros. Su objetivo era mantener en la zona una fuerza capaz de responder a un posible golpe principal del ejército norteamericano. Muchos han sido los esfuerzos, triunfos, ejemplos de dignidad y disciplinas, valores de responsabilidad mantenidas por los heroicos combatientes de la frontera que han hecho realidad las palabras del entonces ministro de las FAR Raúl Castro en el acto de entrega a la Brigada la Bandera de Combate el 1ro de febrero de 1965 cuando dijo:

... si la Revolución Socialista Cubana es la vanguardia de la Revolución en América, esta unidad militar ocupa la trinchera de Punta de vanguardia del socialismo en este continente. ¡Esta unidad debe ser ejemplar entre ejemplares!...
Soldados de la Brigada de Frontera

Primera etapa 1961 - 1980

Este cuerpo armado es acreedor de numerosos reconocimientos instituidos por el Ministerio de las Fuerzas Armadas Revolucionarias (FAR), como la Orden Antonio Maceo y entre otros méritos figuran el Nombre de la Gloria Combativa José Maceo y la condición de Unidad Iniciadora de la Emulación Socialista en las Fuerzas Armadas Revolucionarias.

La Brigada de la Frontera la integran jóvenes combatientes de uno u otro sexo que cumplen aquí el Servicio Militar General, en el caso de las mujeres, de forma voluntaria en el territorio limítrofe con la Base Naval de Estados Unidos en Guantánamo y que fuera definida por el Comandante en Jefe Fidel Castro, como "un puñal clavado en el corazón de la tierra cubana".

En 1971 fue constituida la comisión cultural en cuyos planes de trabajo se plasmaban actividades dirigidas a la recreación del personal, entre ellos encuentros culturales, proyecciones de películas y visitas a museos y galerías de arte. En 1973 la Brigada participó en concurso de literatura por primera vez y obtuvo premio en poesía y cuento. De igual forma ha participado en festivales deportivos del Ejército Oriental, en el Festival nacional de las FAR obteniendo primeros lugares en varias modalidades.

Desde la creación de la brigada se estableció una estrecha coordinación con las organizaciones políticas y de masas de Guantánamo, Boquerón y Caimanera. A partir de 1976 fueron conveniados planes conjuntos con la UJC de centros civiles para realizar actividades con la población. No solo la población civil del oriente cubano ha sentido preocupación e interés por los combatientes fronterizos.

En mayo de 1980 ante la amenaza del pentágono y el gobierno de EE.UU. de efectuar maniobras militares en el caribe, mediante el desembarco de marines norteamericanos en la Base naval, el pueblo cubano en general se movilizó en gran marcha del pueblo combatiente.

Segunda etapa 1980 - 2011

El 9 de noviembre de 1986 en ocasión del XXV aniversario de su creación, la Brigada de la Frontera fue estimulada con la Orden Antonio Maceo la cual fue entregada en la Plaza de la Revolución Mariana Grajales por el Héroe de la República de Cuba, entonces el General de División Abelardo Colomé Ibarra. Con la práctica del Comandante en Jefe y el Ministro de las FAR de dar a la mujer participación activa en todas las tareas de la Revolución y muy especial en la defensa de la patria, en febrero de 1989 se incorporaron a la Brigada de la Frontera compañías femeninas del servicio militar voluntario. Primero en el Batallón del Este y al siguiente año se extendieron su presencia al del oeste.

Óptimas condiciones de vida

En la actualidad las condiciones de vida son otras, en las pequeñas unidades que integran la Brigada de la Frontera, Orden Antonio Maceo, se muestra el rigor con que se acata la disciplina militar, el respeto entre jefes y subordinados de las Fuerzas Armadas Revolucionarias, así como la responsabilidad con que se cumplen las misiones. Se tiene la percepción de los múltiples riesgos y exigencias que asumen cientos de combatientes, al custodiar el territorio libre de Cuba en el perímetro divisorio con la ilegal base naval yanqui. Pero si la defensa de la Patria los conmina a tan elevados retos, también les depara satisfacciones y alegrías que solo son posibles por el empeño de las FAR para garantizarles condiciones de vida óptimas.

Los soldados disponen de salas de televisión y video equipadas con reproductores de discos compactos y casetes, sala de juegos pasivos, de lectura, con títulos de la literatura universal y contemporánea, así como medios deportivos. Las féminas cuentan con una peluquería, una mujer aquí tiene todo para sentirse plena, desde el punto de vista material, por ejemplo, reciben pintura de uñas, cosméticos, perfume, lápiz labial y para las cejas, ropa interior.

Los dormitorios tienen aire acondicionado y ventiladores, los baños son impecables en cuanto a funcionabilidad y avituallamiento, poseen modernas lavadoras para mantener limpia la ropa. El servicio médico, que incluye salón de estomatología, tiene todas las posibilidades para asegurar la atención primaria de salud a los combatientes, y existe transporte para los pases reglamentarios. En el verano les brindan a los combatientes de esta unidad viajes a la playa y ríos aledaños, visitas a lugares históricos de Guantánamo, charlas con los trabajadores sociales, actividades dirigidas en Caimanera, y encuentros con agrupaciones artísticas de primer nivel de gira por el Guaso, entre otras propuestas recreativas que enriquecen la vida de rigores y emociones en la primera trinchera antiimperialista de Cuba.

A quienes han prestado y prestan servicio en esa especial unidad militar, les cabe la satisfacción de que esta sea considerada la punta de vanguardia del socialismo en el continente latinoamericano, como aseveró el en aquel entonces Ministro de las FAR, General de Ejército Raúl Castro Ruz, así como el orgullo de haber permanecido alertas, firmes y decididos, a escasos pasos del enemigo.

Hechos y agresiones del Imperialismo hacia el pueblo cubano

A partir del 1ro. de enero de 1959 Estados Unidos convirtió el territorio usurpado de la Base Naval de Guantánamo en foco permanente de amenaza, provocación y violación de la soberanía de Cuba, con el propósito de crearle dificultades al victorioso proceso revolucionario. Dicha Base siempre ha estado presente en los planes y operaciones concebidos por Washington para derrocar al Gobierno Revolucionario.

Desde 1959 a 1992 se produjeron aquí más de 13 000 provocaciones y violaciones procedentes del interior de la base norteamericana, que distintas generaciones de soldados fronterizos han debido enfrentar con el máximo de serenidad permaneciendo en sus puestos firmemente, sin devolver las agresiones, a fin de no provocar un pretexto que permita a Estados Unidos iniciar un conflicto bélico, lo que ha sido un viejo sueño imperial.

Agresiones provenientes de la Base Naval

  • Lanzamientos en territorio libre de materiales inflamables desde aviones procedentes de la Base.
  • Provocaciones de soldados norteamericanos, incluyendo insultos, lanzamientos de piedras, de latas con material inflamable y disparos con pistolas y armas automáticas.
  • Violación de las aguas jurisdiccionales de Cuba y del territorio cubano por embarcaciones y aeronaves militares norteamericanas procedentes de la Base.
  • Elaboración de planes de autoagresión en la Base para provocar una lucha armada en gran escala entre Cuba y Estados Unidos.
  • Inscripción de las frecuencias radiales utilizadas por la Base en el Registro Internacional de Frecuencias, dentro del espacio correspondiente a Cuba.
  • El 12 de enero de 1961, fue torturado bárbaramente por soldados yanquis en la Base Naval en Guantánamo, por el “delito” de ser revolucionario, el obrero Manuel Prieto Gómez, quien laboraba allí hacía más de 3 años.
  • El 15 de octubre de ese año, fue torturado y luego asesinado el obrero cubano Rubén López Sabariego.
  • El 24 de junio de 1962, fue asesinado por los soldados de la Base el pescador de Caimanera Rodolfo Rosell Salas.
  • Herido por disparos desde la base el 9 de junio de 1964 el soldado fronterizo José Ramírez Reyes.
  • Andrés Noel Larduct, soldado fronterizo, herido en estado grave por disparos desde la base, el 15 de junio de 1964.
  • Como consecuencia de esas agresiones fueron asesinados por disparos hechos desde allí los soldados Ramón López Peña, muerto el 19 de julio de 1964 y Luis Ramírez López, el 21 de mayo de 1966.
  • El 23 de febrero de 1965, resultó herido el soldado Berto Belén Ramírez, fotógrafo del Batallón de la Frontera, por disparo efectuado por soldados norteamericanos desde la ilegal base naval norteamericana en Guantánamo.
  • 1969, mayo 05, caen los combatientes Luis Campos, José R. Pérez Cutiño y Maximiliano Domínguez Domínguez y heridos otros 5 soldados de la Brigada de la Frontera, en Guantánamo, al enfrentar a un grupo terroristas encabezado por Amancio Mosqueda Fernández (Yarey) y Roberto Herrera Tito (Tico) quienes se infiltraron por Playa Macambo, municipio de San Antonio del Sur.
  • El 7 de diciembre de 1989, mientras el pueblo caimanerense rendía tributo a los mártires traídos desde Angola, dispararon a una de las postas cubanas quedando la prueba en los cristales rotos de la garita. Se produce un disparo hacia donde están los dos soldados cubanos que cubren una posta. Uno llama al otro a decirle algo y en el momento en que este vira la cara entra el proyectil y rompe el cristal, disparado por un francotirador de la Base.
Cristales rotos de la Garita
  • En el año 1994, con los acontecimientos de los balseros cubanos y haitianos se creó esta situación que obligó a la colaboración, y desde entonces hay absoluta tranquilidad aquí, que tanto ellos como nosotros apreciamos.
  • 1996, julio 08: Fue abordado en Santiago de Cuba el avión AN-2, matrícula CUT-1183, por un elemento contrarrevolucionario, el cual amenazando al piloto y a los pasajeros con una pistola lo secuestró y lo condujo a la ilegal Base Naval de Guantánamo. El avión, con sus pasajeros, regresó a Cuba. El terrorista se refugió en la base naval y posteriormente fue absuelto en el juicio que se le celebró por este hecho en los Estados Unidos.

La Base Naval de Guantánamo, no representa ya desde hace mucho, ninguna importancia para la Seguridad Nacional de Estados Unidos, pero el imperio la ha convertido hace algunos años, en un campo de concentración donde mantiene a centenares de prisioneros de la guerra de Afganistán, a los cuales se les aplica la tortura como método para la interrogación, una práctica que el presidente norteamericano George W. Bush legalizó desde octubre de 2006 y que también se lleva a cabo en la cárcel de ABU GHRAIB, en Iraq.

Cuba ha protestado insistentemente ante los organismos internacionales por el uso que se le viene dando ahora a esta parte de su territorio ilegalmente ocupado por Estados Unidos, mientras que la Brigada de la Frontera, creada hace 50 años se mantiene vigilante y firme frente a cualquier propósito agresivo norteamericano, enemigo al que tiene a solo un paso del invencible territorio cubano.

Agresiones al poblado de Boquerón a través de la Base Naval

En la década del 60 se cometieron una serie de provocaciones y de agresiones por parte de EU a través de la Base Naval a los miembros de la Brigada de la Frontera, al poblado de Caimanera y al poblado de Boquerón. Estas provocaciones fueron sumamente peligrosas para la población, la cual se mantuvo alerta ante estos hechos vandálicos cuando en varias ocasiones desde la garita de la Base Naval se efectuaron disparos indiscriminados sobre la población heroica de Boquerón a viviendas e instalaciones públicas.

Del año 1965 al año 1966 desde la Base Naval se efectuaron varios disparos los cuales en esta ocasión por poco le causan daños severos al barbero del poblado, en aquella época conocido por ¨ Matancita ¨. Este barbero estaba sentado fuera de su establecimiento o barbería cuando de momento un proyectil procedente de la Base Militar le pasó rozando la cabeza e incrustándose el proyectil en la pared de la barbería. Como consecuencias del hecho, el barbero se traslada a otro sitio a vivir.

El pueblo de Boquerón repudió esta acción agresiva que hubiera provocado una muerte más. Al imperialismo yanqui no le importa las consecuencias que se puedan derivar de estas acciones y días después de este hecho se lleva a cabo otra acción agresiva; en esta ocasión estaba la esposa del entonces portuario Vicente Street, tendiendo ropas en el patio de su casa cuando un proyectil procedente de la Base Naval se incrustó en una de las sábanas tendidas. Esto fue un peligro inminente para la vida de esta señora y de los demás moradores de esta vivienda que se encontraban por los alrededores y hubiese provocado la muerte de algunas personas, ya que los yanquis disparaban a ciegas, sin querer entender el peligro que esto significa, en sus mentes sólo está el afán de cometer acciones criminales para perjudicar a la población indefensa. Todo esto es una cadena de agresiones al poblado de Boquerón en aquellos tiempos, porque días después de este hecho agresivo a la casa de Street otro proyectil penetra en el armario de la casa de un ciudadano conocido por Katey, procedente también como los demás proyectiles de la Base Naval Yanqui instalada en contra de la voluntad del pueblo y que hubiese provocado la muerte de algunos moradores.

Las acciones agresivas mencionadas conducen a tomar una medida importante por parte del Gobierno cubano para así evitar muertes de civiles inocentes: la medida fue el traslado de los habitantes de Boquerón a un lugar más seguro, más lejano, para proteger las vidas de niños, ancianos, trabajadores y adultos en general.

El imperialismo no ha cesado en su empeño de agredir al pueblo cubano y en lugar de amedrentar y amilanar a ese heroico poblado se elevó aún más la firmeza revolucionaria y se profundizó el repudio y condena a los actos agresivos e insufribles del imperialismo, acciones como estas se unen a una cadena de agresiones y de provocaciones cometidas por el imperialismo yanqui desde esa porción de tierra ilegalmente ocupada.

¿Qué son estos hechos?, no son más que actos de terrorismo cometidos contra una población indefensa y constituyen una gran lista de más de 40 años de agresiones y de provocaciones de todo tipo.

El 24 de febrero del año 1973 es inaugurado el nuevo poblado de Boquerón, que a petición de sus pobladores y en especial del combatiente (ya fallecido) Luis Felipe Herrero se le nombra al poblado ¨ Mártires de la Frontera ¨. Con esta medida se protegió a todo un pueblo revolucionario y firme, seguro de las conquistas del socialismo.

50 aniversario

Acto celebrado el 9 de noviembre del 2011 al celebrarse el 50 aniversario de fundada la Brigada de la Frontera

Hace medio siglo, el nueve de noviembre de 1961, quedó constituido en la finca Vilorio, perteneciente al hoy municipio guantanamero de Niceto Pérez, un batallón de combatientes que con el correr de los años se convertiría en la Brigada de la Frontera Orden Antonio Maceo.Había surgido como compañía especial a fines de 1960, pues desde tan temprana fecha los círculos de poder de la nación norteña, intensificaron los planes subversivos para derrotar a la Revolución Cubana, encabezada por Fidel y Raúl, y a su radical y progresista gobierno popular.

Desde entonces los soldados de esta brigada han protagonizado la epopeya de proteger con sangre, entereza y gloria, la única frontera artificial de Cuba, serenos, sin responder a las más de 13 mil provocaciones del enemigo, parapetado del otro lado del perímetro fronterizo. Son ellos dignos seguidores y continuadores de los ideales de los mártires Ramón López Peña y Luis Ramírez López, asesinados por balas yanquis mientras cumplían la guardia de la Patria. Honran con su valor y ecuanimidad a su pueblo y a su Brigada, acreedora de la Orden Antonio Maceo, del Nombre de la Gloria Combativa José Maceo y de la condición de Unidad Iniciadora de la Emulación Socialista en las Fuerzas Armadas Revolucionarias.

Ejemplar entre ejemplares la denominó el General de Cuerpo de Ejército Raúl Castro Ruz, entonces Ministro de las FAR y hoy Primer Secretario del Partido Comunista de Cuba y Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros.

Estos jóvenes tienen el privilegio de salvaguardar el suelo patrio con la custodia de ese perímetro fronterizo, limítrofe con la ilegal base norteamericana y que el Comandante en Jefe Fidel Castro denominara

“un puñal clavado en el corazón de la tierra cubana”

El miembro del Buró Político, Héroe de la República de Cuba y ministro de las Fuerzas Armadas Revolucionarias, General de Cuerpo de Ejército Leopoldo Cintra Frías, presidió el acto político y revista militar por el aniversario 50 de la constitución de la Brigada de la Frontera, Orden Antonio Maceo, celebrado en la sede del Estado Mayor de esa unidad punta de vanguardia del socialismo en América.

El teniente coronel José Manuel Cuervo Calviño, segundo jefe de la Sección de Cuadros del Ejército Oriental, leyó una síntesis de la Orden de Condecoración a combatientes destacados y de licenciamiento por estímulo a jóvenes del Servicio Militar Activo.

En las conclusiones, el Jefe del Estado Mayor del Ejército Oriental, general de brigada José Keiser Ramírez, esbozó el surgimiento y la gloriosa trayectoria de la unidad, la que constituye cantera forjadora de combatientes con elevadas cualidades políticas, morales, revolucionarias y alta cultura general integral.

Fuentes