Saltar a: navegación, buscar

Cubanos Salón de la Fama (Béisbol México)

Cubanos en el Salón de la Fama del béisbol mexicano
SalonFama.jpg
Salón de la Fama del béisbol
Fecha de comienzo:10 de marzo de 1973
Lugar:Ciudad de México, Bandera de los Estados Unidos Mexicanos México

Cubanos en el Salón de la Fama del béisbol mexicano. La Liga Mexicana de Béisbol es fundada en 1925 y desde el inicio de la década de 1930 los jugadores cubanos se hacen presentes en la pelota azteca, logrando destacarse, Martín Dihigo, Lázaro Salazar y Ramón Bragaña.


Los elegidos

El Salón de la Fama del Béisbol Profesional mexicano es inaugurado el 10 de marzo de 1973, en ese año son exaltados los primeros 22 jugadores, incluidos tres cubanos, que habían sido elegidos desde 1964, los cuales fueron elegidos en segunda votación por la Asociación de Cronistas de la Ciudad de México.

Martin Dihigo

Está considerado como el pelotero más completo de todos los tiempos en la pelota. Mexicana, era excelente pitcher, también buen bateador, tuvo el privilegio de ganar los títulos de bateo y pitcheo de la Liga Mexicana en 1938.

Lázaro Salazar

Está considerado el mejor manager de todos los tiempos, ganó siete títulos en el béisbol mexicano, marca que nadie ha logrado igualar, logra tres títulos consecutivos, 1947, 1948 y 1949, también inalcanzable hasta la actualidad.

Ramón Bragaña

Otros de los grandes del béisbol mexicano, durante varios años poseyó el récord de más triunfos en la Liga Mexicana de Béisbol, con 211, así como las 30 victorias en una temporada, se mantiene vigente en la actualidad

Agustín Bejerano

Caracterizado por la velocidad y habilidades en el corrido y robo, logra una marca de 313 bases robadas, vigente desde 1954 hasta 1984, cuando fue rota por Antonio Briones.

Roberto Ortiz

Juega durante siete temporadas en el béisbol mexicano, - Diablos Rojos de México, Tecolotes de Nuevo Laredo y Leones de Yucatán - considerado el bateador más poderoso de la década de 1940, logra el título de jonrones durante cuatro años consecutivos, marca aun vigente.

Agustín Verde

Experimentado manager, caracterizado por la combatividad y el tesón, logra los títulos de la liga en 1967 y 1938 dirigiendo a los Águilas de Veracruz, considerado uno de loe mejores directores del equipo porteño.


Santos Amaro

Jugador caracterizado por el juego agresivo, voluntad y la potencia y precisión del brazo al tirar, además durante 11 temporadas logra batear sobre los 300 de average, uno de los bateadores más consistentes del circuito veraniego.

Basilio "Brujo" Rosel

Lamentablemente la ctuaicón destacada de este pitcher cubano ocurre cuando todavía no se contabilizaban las estadísticas en el béisbol mexicano, en la década de 1930, pero logró excelentes faenas desde el montículo.

Mario Ariosa

Juega durante 17 campeonatos con el Águila de Veracruz, bateador consistente, logra average sobre los 300 durante 13 temporadas, 10 de ellas de forma consecutiva, además de ser excelente jugador de cuadro.

Adolfo Luque

Adolfo Luque como jugador había hecho historia en Ligas Mayores al convertirse en el primer lanzador latino en las Grandes Ligas. En 1923 tuvo una campaña sensacional con 27 triunfos y 8 derrotas jugando con el Cincinnati.

Apodado “Papa Montero”, el afamado pitcher estuvo 20 años en Grandes Ligas y 34 en el béisbol cubano. En México fue un manager notable llevando al campeonato a Mexicali en la Liga Arizona-Texas en 1950, en la Liga Mexicana obtuvo el bicampeonato con los Tecolotes de Nuevo Laredo en 1953 y 1954.

Lino Donoso

Pitcher de excepcional velocidad y control, llega México en 1950 invitado por Martín Dihigo, un año más tarde comenzó una historia sensacional al obtener el título de carreras limpias admitidas con 2.55 vistiendo la franela del Águila de Veracruz, equipo con el cual gana tres lideratos de ponches en forma consecutiva para imponer una marca en la Liga Mexicana de Béisbol, además, en 1957 fue campeón de ganados y perdidos (8-2) vistiendo la franela de los Tigres de México

Amado Maestri

Es el primer ampayer cubano que ingresó al Salón de la Fama, se distingue por la firmeza de las acciones, por el carácter templado y claridad en las decisiones y es recordado aquel histórico capítulo al expulsar del terreno al magnate Jorge Pasquel, cuando este era la mera ley en el circuito.

Armando Rodríguez

Extraordinario árbitro que se distingue por el profundo conocimiento y aplicación de las reglas de juego, lo centrado de los veredictos le dieron fama y supremacía sobre el resto de los árbitros, se inicia en Cuba en 1938, trabajando 42 años ininterrumpidos en verano e invierno.

Llegó a México en 1959, invitado por el Ing. Carlos Rubio Álvarez, en ese momento presidente de la Liga Mexicana, y durante 20 temporadas actuó para el circuito de verano.

También trabajó en otros países como Panamá, Nicaragua, Puerto Rico, República Dominicana, Venezuela y en Estados Unidos, en la Liga de la Costa del Pacifico, así como en dos temporadas en la Liga Americana. Además, participó en 16 Series del Caribe representando a Cuba y Venezuela y estuvo como instructor en Santander, España; y Milán, Italia.

René González

Llega béisbol mexicano 1947 vistiendo el uniforme de los Tuneros de San Luis, pero su consagración se dio en 1951 conquistando el liderato carreras impulsadas con 79, posteriormente gana el título de bateo durante tres años consecutivos, vistiendo el uniforme del Águila de Veracruz

En 1952 logra la triple corona de bateo con el equipo veracruzano, que incluye 370 de average, 21 jonrones y 84 carreras impulsadas.

En 1953 es campeón en carreras impulsadas con 63, al año siguiente obtiene el cetro jonronero con 21

Está considerado como uno de los mejores bateadores del béisbol mexicano de todos los tiempos, con 328 de average

Orestes Miñoso

Caracterizado por la agresividad en el juego, consistencia ofensiva, fortaleza del brazo y entrega en cada jugada.

Ya había brillado en la Liga Cubana antes de arribar a Ligas Mayores, es una de las mejores contrataciones de Alvaro Lebrija, presidente de los Charros de Jalisco, quien lo contrató para la Liga Mexicana gracias a las buenas relaciones con la organización de los Medias Blancas de Chicago. También juega para el Unión Laguna.

También destaca en la Liga Invernal del Pacífico con Naranjeros de Hermosillo y Venados de Mazatlán, equipo con el que obtuvo los títulos de bateo correspondientes a las temporadas de 1966-1967 y 1969-1970.

El debut en Ligas Mayores ocurre en 1949, con los Indios de Cleveland y dos años más tarde lo hace para el Chicago. En 17 temporadas en Ligas Mayores, batea para .298 de average, con 1963 hits, 336 dobles, 83 triples y 186 jonrones, además, anotó 1136 carreras, impulsa 1023 y 205 robos de base.

Luego tuvo dos breves apariciones con Chicago en las campañas de 1976 y 1980, convirtiéndose en el único jugador que participa en seis décadas diferentes.

Andrés Ayón

Destaca desde muy joven en el béisbol amateur, siendo firmado para el profesionalismo por Napoleón Reyes, scout de los Rojos de Cincinnati, en La Habana.

En 1964 llega a la Liga Mexicana con los Pericos de Puebla, juega durante 14 temporadas, en tres ocasiones obtiene más de 20 juegos ganados, finalizando con 169 triunfos y 98 derrotas y una efectividad de 3.15 carreras limpias

En tres ocasiones es campeón de ganados y perdidos, en 1964 con el Puebla, en 1967 con Jalisco y 1972 con Saltillo, en 1971 logra promedio de efectividad de 1.22 carreras limpias. El 30 de junio de 1972 lanza juego perfecto a los Sultanes de Monterrey.

Galería de imágenes

Lázaro Salazar
Roberto Ortiz
Basilio Brujo
Adolfo Luque
Martín Dihigo
Amado Maestri
Andrés Ayón
Orestes Miñoso

Véase también

Fuente