Saltar a: navegación, buscar

Lidia Torres Aja

Lidia Torres Aja
Información sobre la plantilla
Lidia Torres Aja, Doctora .jpg
Nacimiento2 de noviembre de 1945
Cruces,Bandera de Cuba Cuba
OcupaciónDoctora en medicina, cirujana

Lidia Torres Aja. Destacada doctora en medicina y cirujana, que ejerce su profesión en el Hospital Docente Clínico Quirúrgico “Dr. Gustavo Aldereguía Lima” de la provincia de Cienfuegos, alternando el ejercicio de su profesión con la práctica Evangélica, o sea, entre Esculapio y el Evangelio.

Síntesis biográfica

Nació el 2 de noviembre de 1945 en Cruces, Cienfuegos. En la calle Abreu, del barrio crucense de La Trocha, transcurrió su niñez, su escuela primaria fue la "Carlos Manuel de Céspedes", donde tuvo muy buenos maestros.

Escapó de su casa a los 15 años, pues los padres se oponían a su vocación religiosa y en La Habana se hizo Monja de Clausura, Carmelita Descalza en el Convento de Calle 13, entre 20 y 22, en El Vedado; donde estuvo nueve años, pero la salud no le acompañó para esa vida, y debió regresar.

Estudios

La capital fue luego el escenario de su carrera de medicina a los 23 años; el sexto curso lo hizo en Santa Clara. Ya hace siete lustros que egresó de allí. Posteriormente se hizo cirujana en el hospital villaclareño Celestino Hernández. La ubicación en Cienfuegos resultó casual.

La mastología fue al azar, pues de improviso llegó aquí a los dos días de graduada. En 1989 se inauguró en este territorio el Grupo Provincial y se dedicó a eso; así hizo una segunda especialidad, y para eso viajaba al Oncológico de La Habana, luego realizó su tesis en patología de mama.

Trayectoria laboral

Lidia Torres Aja, Monja

Tiene una dispensa en Roma para prescindir de ellos en Instituciones de Salud, sólo los lleva en actos religiosos.

Más tarde, la Hermana Catalina, de la Congregación Hijas Mínimas de María Inmaculada, que vivía en México, vino a Cruces para cuidar a su mamá enferma. Aunque se sentía parte de 'las carmelitas', accedió mediante ella a la agrupación, cuyo objetivo consistió en estar donde hiciera falta y así se puso a ayudar a niños, ancianos, enfermos. Hoy es una religiosa con votos perpetuos y se siente orgullosa de que el acto se hiciera en su patria, allí, monseñor Emilio Aranguren Echeverría, entonces Obispo de Cienfuegos, tuvo el detalle de presentar sus ropas de cirujana.

"No, pero sí entre la monja y la profesora, constituyen cosas de un pasado, ya hoy nuestro país aboga por el respeto a lo diverso".

El reverendo Pablo Odén Marichal, diputado a la Asamblea Nacional del Poder Popular y Secretario Ejecutivo del Consejo de Iglesias de Cuba, expresó hace poco al Periódico Trabajadores que cuando alguien se humaniza es por sus valores y puede conllevarlos en cualquier fila. Hay muchas razones para que desde todas las posiciones luchemos por la razón y la justicia, en contra de discriminaciones.

¿Qué amó primero, el decálogo de Esculapio o el Evangelio? "Creo que ambas vocaciones nacieron conmigo, no podría prescindir de ninguna de las dos".

Cienfuegos es la única provincia del país que pese a no tener mamógrafo, ha generalizado la atención primaria a las consultas de mama y se realizan incluso los ultrasonidos. Los casos con diagnósticos positivos se llevan a consulta multidisplinaria del Hospital Provincial Dr. Gustavo Aldereguía Lima. Ello posibilita que el 70 por ciento sean curables, por la precocidad del diagnóstico.

Lidia se siente satisfecha con los avances, porque Cuba y Cienfuegos no escapan al aumento de cáncer de mama, el carcinoma se detecta cada vez más. Expresa que sirve a Dios en sus enfermos, esa es su mayor felicidad. Es Master en Ciencia.

Reconocimientos

  • Miembro de Honor de la Sociedad Cubana de Cirugía.
  • Medalla por el Aniversario 80 de la Sociedad Cubana de Cirugía.
  • Reconocimientos por otros aportes relevantes.

Fuentes